Páginas

miércoles, 8 de septiembre de 2021

Cuando pase la tormenta - Lucía de Vicente

Conocí a Lucía de Vicente gracias al Club de las tulipanes, una serie de 4 libros románticos escrito a dos manos, Lucía y Marion S. Lee. A Marion ya la conocía y sabía de su forma de escribir, pero a Lucía no. Y ha sido un gran descubrimiento. 

La autora:

Lucía estudió periodismo y ha trabajado como directora y propietaria de prensa Orvi Reportajes; ha dirigido el suplemento del periódico semanal La Razón; ha escrito para Lecturas, Semana, Diez minutos; ha colaborado con la revista Hola durante muchísimo tiempo... Y todo lo dejó para ser correctora y coaching literaria, impartiendo cursos de comunicación escrita y técnicas narrativas para prestigiosas empresas e instituciones españolas.

Como ya comenté, conocí a la autora gracias a Promesas de sal y limón (El club de las Tulipanes 1) y De puntillas y a destiempo (El club de las Tulipanes 3). Como salí encantada, fui buscando su bibliografía y llegué a esta que os traigo hoy para reseñar, Cuando pase la tormenta.

La novela:

Es una novela romántica contemporánea con tintes de suspense y llena de aventuras. Fue editado por primera vez en 2011, y reeditado en el 2015.  Lo que más me ha sorprendido al leerla, es que Lucía es una especia de vidente, algo así como Julio Verne con sus novelas (todo lo que escribió se llegó a cumplir) Pues con Lucía pasa algo por el estilo.
Toda la historia gira entorno a una información que llega a manos de uno de los personajes secundarios que es el que maneja los hilos para que empiece la historia. Una información que por desgracia es actualidad ahora mismo. Algo que ha dado mucho que hablar en este último año y medio, siendo origen de multitud de teorías cospiranoicas. 

Pero no voy a desvelar nada porque es importante ir descubriéndolo conforme vamos leyendo. 

La historia empieza presentándonos en el prólogo los diferentes personajes. Personajes que están muy trabajados y conseguidos. No solo los protagonistas, sino también los secundarios. Todos ellos están vivos, hablan por si mismos, y es como si estuvieras sintiéndolos junto a ti. A algunos los abrazarías con gusto, otros correrías en dirección contraría si los vieras. Porque los malos son de armas tomar. 

Los protas, como buena novela romántica, son una pareja: Mary y David. Luego, también con mucho peso, tenemos a los padres, Thomas y Jonathan, el cual conoceremos gracias a su diario. 

El libro transcurre entre dos lugares, Londres y Kenya, siendo esta última casi un personaje secundario más, al que conocemos de la mano de los protagonistas. Tengo que alabar el trabajo de documentación de la autora. No se si habrá estado allí alguna vez, pero es como si hubiera vivido allí. Esa manera de describirnos el entorno, los animales, la vida aborigen... Una pasada. 

Al principio los personajes están dispersos por el Mundo, e irán convergiendo en la historia hasta llegar a un punto donde la historia se hace lineal.
Nos harán vivir aventuras y desventuras en un paraje inhóspito, lleno de sobresaltos en cada esquina. Porque como buen libro que es, no tenemos un solo malo, sino que tenemos que ir de puntillas,  intentando reconocer quienes son y donde los encontraremos. 

A Mary la contratan para hacer un reportaje en Kenya, y tendrá que hacer un safari fotográfico para su revista. Pero detrás hay mucho más que eso. No lo hará sola, David será quien la guíe por la Sabana Africana. 

Celos, envidias, amor, dulzura, pesadillas, miedos, superación, conocimiento de uno mismo, aceptación, futuro, pasado, presente... Un batiburrillo maravilloso que llenan las páginas de emociones y situaciones que hacen que el lector esté pegado a ellas sin remedio. 

Cuando terminas la historia, cuando al final cierras el libro, sientes como un vacío, como si estuvieras en un duelo porque alguien allegado se ha ido. Varias semanas tardé en leer otra novela. Y otras más en hacer la reseña. 

Muy recomendable para vivir aventuras, disfrutar, emocionarte y soñar en un paraíso indiscutible al que tengo muchas ganas de ir alguna vez en mi vida: la sabana Africana. 

3 comentarios:

  1. Hola.
    Pues apuntado, aunque creo que necesitaré varias vidas para leer todos los libros que quiero, jejejeje.
    Feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso me pasa a mí... Necesito más horas en el día y con menos cansancio encima

      Eliminar
  2. ¡Hola!
    No conocía esta novela, pero me gusta lo que cuentas de ella. Que los personajes estén tan bien definidos me gusta, y ya que la ambientación sea tan maravillosa...Me has convencido para que lo apunte como futura lectura jaja
    ¡Besotes!

    ResponderEliminar