Páginas

jueves, 18 de enero de 2018

Los tres cerditos - Xosé Ballesteros y Marco Somá


Hoy os traigo el libro favorito de mi pitufa. Nuria tiene ya 25 meses, 2 años y un mes para aquellos que se pierdan con los meses. No, no es ironía ni nada,  yo aun me pierdo, para que mentiros. Cuando te quedas embarazada, empiezas a hablar por semanas; luego cuando nace, por meses... y no, no llevaba bien ni una cosa ni la otra.  En fin, a lo que íbamos, el libro.

No soy muy de clásicos, la verdad. Desde que Nuria llegó al mundo, los evité a toda costa. No me gustan, siempre encuentro algo que me chirría y que me echa para atrás. Os pongo como ejemplo El patito feo: bajo mi punto de vista, más que enseñar a que todo el mundo es diferente y que la belleza está en el interior, enseña que hasta que no eres un cisne, nadie te quiere. Sí, lo se, me lo tomo muy a la tremenda pero.. nada, me sigue chirriando. Sin embargo está claro que a los niños les apasiona y me tengo que inclinar ante ellos y darles el hueco que se merecen.

Este es el caso de esta joya. Porque sí, aunque no me gusten los clásicos tengo que confesar que me he enamorado de este libro, a base de leerlo una y otra vez en bucle. Su frase favorita tras terminar el libro es: "otra vez". Y es algo que me encanta escuchar. Eso sí, hasta que llega la tercera vez y estás deseando que el lobo se queme el culo y no vuelva más, nunca jamás.

Dicen que cuando los niños repiten una y otra vez un libro o una película, es porque hay algo que están madurando, que aun no entienden, que les apasiona, que les aterra o divierte. No se en qué punto estamos con Los tres cerditos, si hay algo que no logra entender, si está madurando algo, o le aterra el lobo pero es masoca, jajjaja, pero después de hablar con mamis de otros compañeros de guardería, parece que este libro es el favorito de la clase.


Es un libro con unas ilustraciones muy cuidadas. Son bonitas, luminosas, coloridas y además con muchos detalles. Antes solo pasábamos por las páginas de puntillas e íbamos al cogollo de la acción. Pero ahora nos llevamos mucho tiempo por página descubriendo cada esquinita, describiendo cada uno de los seres que aparecen en el cuento, e incorporándolos a la historia. Suerte que tengo inventiva y voy añadiendo personajes al asunto. Aunque me tendríais que ver quemando neuronas pensando: "A ver como narices meto yo al caracol este en la historia". Pero es divertido, salvo cuando llegas a la tercera vez que lees el libro: te vas comiendo partes, te saltas personajes,  y ella diciendo, noooo, así noooo.  En fin..

Otra cosa que he descubierto de los clásicos es que cada libro es diferente, tienen otro final, o lo cuentan de otra manera. Le leí durante una jornada en el hospital, Los tres cerditos en otra edición y se me cabreó como una mona chica. Así que nunca más. Si no es la edición kalandraka, no toco los tres cerditos.

Además, los cuentos dan mucho juego para teatralizarlos. Ahora que ha estado malita, hemos hecho manualidades y hemos creado un teatro de Los tres cerditos. Pero claro, hay un problema, ella ya no quiere que sea como el libro, ella ya inventa y desarrolla la historia de otra manera. Mete en la casita a los 4 personajes, o bien los pone haciendo el trenecito, en fin.. lo vive.

Lo recomiendo muchísimo, merece la pena a pesar de ser clásico, jajajjaja. No se me enfaden, eh?

Y vosotros, ¿sois de clásicos? ¿cual de ellos os gusta y cual os repele?

10 comentarios:

  1. ¡Hola! ^^
    No veas lo que me gustaba de pequeña el cuento de "Los tres cerditos", así que no me extraña que sea el que más éxito tiene entre los peques. También es uno de mis favoritos. La verdad es que soy muy fan de los clásicos, porque es lo que he vivido durante mi infancia. Estas Navidades le regalé un libro a mi sobrino en el que salen todos los animales, y cuando le preguntó que hace el cerdito respondía: Oink, oink, jaja. Está para comérselo *.*

    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Me gustaban esos libros cuando era pequeña los leia me dormia leyendo
    me ha gustado tu blog
    Y mucho....
    abrazo desde Miami

    ResponderEliminar
  3. No me extraña que a tu pitufina le guste tanto este cuento, es muy entrañable, y con las manualidades lo pasáis pipa.
    Me gusta de vez en cuando leer cuentos. HAce un tiempo leí (que puedes echar un vistazo en mi blog) "Los tres cerditos y el lobo", narrado desde la perspectiva del lobo. No para tu niña para ahora, sino para más adelante, es super interesante.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Joe, que edición más bonita *.*
    Me encantan las fotos de tu peque :)

    ResponderEliminar
  5. A mi me encantan los cuentos clásicos, se los leía a mi hijo cuando era pequeño y disfrutaba. Lo que no hacía eran manualidades, soy una negada para esto. Besos, reina

    ResponderEliminar
  6. Dentro de poco te va a estar contando los cuentos ella a ti, no te preocupes, entonces la podras chinchar diciendo que se le olvidan partes :P Yo siempre he sido muy de clasicos, de pequeñas tampoco le encuentras un gran sentido y de mayor... pues me parecen que tienen su razon de ser, o al menos su idea (de acuerdo con los tiempos en los que se escribió, jeje)
    Un besote enorme!

    ResponderEliminar
  7. Ay qué mona que reinventa ella la historia.
    Yo les leía muchísimos cuentos, algunos clásicos y la mayoría de otro estilo y con el patito feo siempre pensé como tú, de hecho mi hija lo llamaba el patito guapo porque decía que era guapo siempre y que había que quererle, sufría la pobre, jejeje, y a día de hoy dice que es un cuento traumatizante. En cambio hay otros clásicos que leíamos en modo bucle como Ali Babá y los 40 ladrones, El gato con botas, Hansel y Gretel(vaya padres que los abandonan, eso sí que es trauma).
    Besos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. La edición es preciosa, me la apunto para regalo. Gracias. Besinos.

    ResponderEliminar
  9. Hola preciosa!
    A mí nena le encantaba, también repetia y otra vez jajaja no se la de veces que se lo he leído, es preciosa esta edición y bueno las manualidades que habéis hecho estan fantástica, la verdad que disfrutan bastante.

    −Fantasy Violet−
    Besotes! ♥ 

    ResponderEliminar
  10. Me encanta el toque personal que le has dado a esta reseña, Violeta. Me gustó especialmente esa reflexión sobre los cuentos clásicos, que encantan a los peques, pero que no dejan de tener un cierto tufillo a anticuado por alguno de sus valores. Es algo en lo que pienso cuando doy clase a los pitufines de 4 años, ¿pero cómo decirles que no a leerles su cuento favorito?
    Muy chula también la idea de las manualidades, tomo nota que me gusta la idea.
    Un besote.

    ResponderEliminar