Páginas

miércoles, 8 de septiembre de 2021

Cuando pase la tormenta - Lucía de Vicente

Conocí a Lucía de Vicente gracias al Club de las tulipanes, una serie de 4 libros románticos escrito a dos manos, Lucía y Marion S. Lee. A Marion ya la conocía y sabía de su forma de escribir, pero a Lucía no. Y ha sido un gran descubrimiento. 

La autora:

Lucía estudió periodismo y ha trabajado como directora y propietaria de prensa Orvi Reportajes; ha dirigido el suplemento del periódico semanal La Razón; ha escrito para Lecturas, Semana, Diez minutos; ha colaborado con la revista Hola durante muchísimo tiempo... Y todo lo dejó para ser correctora y coaching literaria, impartiendo cursos de comunicación escrita y técnicas narrativas para prestigiosas empresas e instituciones españolas.

Como ya comenté, conocí a la autora gracias a Promesas de sal y limón (El club de las Tulipanes 1) y De puntillas y a destiempo (El club de las Tulipanes 3). Como salí encantada, fui buscando su bibliografía y llegué a esta que os traigo hoy para reseñar, Cuando pase la tormenta.

La novela:

Es una novela romántica contemporánea con tintes de suspense y llena de aventuras. Fue editado por primera vez en 2011, y reeditado en el 2015.  Lo que más me ha sorprendido al leerla, es que Lucía es una especia de vidente, algo así como Julio Verne con sus novelas (todo lo que escribió se llegó a cumplir) Pues con Lucía pasa algo por el estilo.
Toda la historia gira entorno a una información que llega a manos de uno de los personajes secundarios que es el que maneja los hilos para que empiece la historia. Una información que por desgracia es actualidad ahora mismo. Algo que ha dado mucho que hablar en este último año y medio, siendo origen de multitud de teorías cospiranoicas. 

Pero no voy a desvelar nada porque es importante ir descubriéndolo conforme vamos leyendo. 

La historia empieza presentándonos en el prólogo los diferentes personajes. Personajes que están muy trabajados y conseguidos. No solo los protagonistas, sino también los secundarios. Todos ellos están vivos, hablan por si mismos, y es como si estuvieras sintiéndolos junto a ti. A algunos los abrazarías con gusto, otros correrías en dirección contraría si los vieras. Porque los malos son de armas tomar. 

Los protas, como buena novela romántica, son una pareja: Mary y David. Luego, también con mucho peso, tenemos a los padres, Thomas y Jonathan, el cual conoceremos gracias a su diario. 

El libro transcurre entre dos lugares, Londres y Kenya, siendo esta última casi un personaje secundario más, al que conocemos de la mano de los protagonistas. Tengo que alabar el trabajo de documentación de la autora. No se si habrá estado allí alguna vez, pero es como si hubiera vivido allí. Esa manera de describirnos el entorno, los animales, la vida aborigen... Una pasada. 

Al principio los personajes están dispersos por el Mundo, e irán convergiendo en la historia hasta llegar a un punto donde la historia se hace lineal.
Nos harán vivir aventuras y desventuras en un paraje inhóspito, lleno de sobresaltos en cada esquina. Porque como buen libro que es, no tenemos un solo malo, sino que tenemos que ir de puntillas,  intentando reconocer quienes son y donde los encontraremos. 

A Mary la contratan para hacer un reportaje en Kenya, y tendrá que hacer un safari fotográfico para su revista. Pero detrás hay mucho más que eso. No lo hará sola, David será quien la guíe por la Sabana Africana. 

Celos, envidias, amor, dulzura, pesadillas, miedos, superación, conocimiento de uno mismo, aceptación, futuro, pasado, presente... Un batiburrillo maravilloso que llenan las páginas de emociones y situaciones que hacen que el lector esté pegado a ellas sin remedio. 

Cuando terminas la historia, cuando al final cierras el libro, sientes como un vacío, como si estuvieras en un duelo porque alguien allegado se ha ido. Varias semanas tardé en leer otra novela. Y otras más en hacer la reseña. 

Muy recomendable para vivir aventuras, disfrutar, emocionarte y soñar en un paraíso indiscutible al que tengo muchas ganas de ir alguna vez en mi vida: la sabana Africana. 

domingo, 29 de agosto de 2021

Voces de color canela - Lola Cabrillana

Hace mucho, pero que mucho tiempo que no me paso por aquí. Desde que fui madre, el mundo del libro fue difuminándose de mi día a día. Si conseguía leer, no tenía ni fuerzas ni ganas de reseñarlo. He disfrutado de muchos libros, muchos, pero mi mente se centraba en la familia, el trabajo y algunas redes sociales, olvidando este rincón y las ganas de disfrutar, deshilvanando libros e historias. Quizás no he leído tanto como estaba acostumbrada, pero eran libros muy escogidos y disfrutados. 

Hace unas semanas volví a mi blog de madre, donde dejo cosas de nuestro día a día, y hoy quiero empezar a escribir aquí de nuevo. Mis reseñas no son de libros actuales, o por lo menos no suelen serlo. Y lo hago desde el desconocimiento de como escribir un libro, es decir, que soy una simple lectora que comparto mi pasión por la lectura, mis gustos y mis ideas. 

He querido abrir la veda de reseñas con este libro tan especial, Voces de color canela, por Lola Cabrillana. 

La autora:

Conocía a Lola en Twitter, ese infame lugar que todo el mundo pone a caldo y que tanta buena gente me ha dado a mí. Porque sí, como red social, Twitter deja mucho que desear, ya que hay mucho trol suelto, pero encuentras verdaderos tesoros que aportan mucho a tu vida. Lola es una de esos tesoros que intentas dejar cerca de ti.  

La descubrí como maestra que es, luego me enamoraron sus historias, su familia, su modo de ver la vida, de comunicar, de sentir.. Descubrí que su familia tiene un corazón muy grande, pero muy grande. Y la seguí de cerca, casi como acosadora, viviendo a flor de piel todo lo que ella iba narrando. 

El libro:

Hace relativamente poco sacó su primera novela al mercado, y me faltó tiempo para hacerme con ella. Sabía como narraba, así que no me iba a defraudar. Y así ha sido. Voces de color canela me ha sorprendido, me ha hecho sufrir, reír y me ha emocionado conforme iba pasando sus páginas y llegando al final. Ese final que no quería que llegara, pero que me tenía enganchada sin remedio. 

Es una historia convergente. Al principio te descoloca al no saber por donde saldrá la autora. Luego lo vas descubriendo conforme vas leyendo y pasando las hojas. 

Está dividido en dos partes: 

- La primera,  10 capítulos donde esas voces canelas dejan su testimonio atravesándonos el alma y el corazón. Nos cuentan las dificultades o alegrías que tuvieron en algún momento de sus vidas. 

- La segunda nos narra el por qué de esas historias, uniendo esos testimonios con pequeños hilos que van uniéndose para terminar enlazados en una gran madeja que es la amistad y la fuerza de esta para salir adelante en la vida. 

Está narrada en primera persona pero va saltando de personaje en personaje; son esos, voces que nos van trasladando el problema que han sufrido, el dolor o la alegría que les han llevado a ser como son. 

Es una novela adictiva, emotiva, triste y alegre al mismo tiempo. Te hace soltar lágrimas de impotencia al mismo tiempo que carcajadas. Te ayuda a abrir la mente, a conocer otra forma de ver la vida, a enriquecerte con lo diferente, y a aprender que todos sufrimos, disfrutamos y lloramos.

Muy recomendable para dejarse llevar, aprender y emocionarse. Hay que dejar un hueco en nuestros corazones para enamorarnos de estas bellas personas tanto por fuera como por dentro. 


miércoles, 4 de septiembre de 2019

Lo que dio el verano

Hace unos meses, pasé por aquí comentando que tenía gana de volver a Blogger pero sin necesidad de reseñar nada. Que leía muy, muy poquito. Apenas. Como tenía otro blog más familiar, pensé en acudir a ese para desbarrar y pregonar nuestras locura familiares. Y eso he hecho. Hoy vengo para resumiros mi verano en el blog Dos más en la familia:

Pedí disculpas también por la desconexión tan grande que tuve en ambos blogs, y lo plasmé en la siguiente entrada: Volviendo a las andadas

Evidentemente os cuento las batallitas caseras con una niña de 3 años y casi 9 meses. Las trastadas que me hace, lo que suelta por esa boquita, y lo que me hace reír o llorar. Aquí tenéis ejemplos:

Mi hija y la música

Silencio, se masca la tragedia

Maleta, Tetris y sudores

De moto a copiloto en 1 segundo

Viajes, senderismos, hoteles y excursiones para ir con mascotas y/o niños:

Isla mágica con niños

Senderismo por el río Majaceite

La ciudad de los niños, Jerez de la Frontera

Evenia Zoraida Garden

Pensamientos, razonamientos, desbarres varios de esta que os está escribiendo:

Desde que soy madre

Si éramos pocos... aficiones 

Reto finalizado y otros propósitos

Consejos para nuestras mascotas:

Golpes de calor en perros

Reseña de libros infantiles:

Vivan las uñas de colores - Alicia Acosta y Luis Amavisca

Iniciando a la lectura. Las letras

Por supuesto, ya me conocéis, y también he dado ideas de manualidades tanto para divertirnos como para aprender:

Jugar aprendiendo I

Jugar aprendiendo II

Manualidades: Barco Pirata

Y por último, una colaboración de un bloguero que nos hizo reír bastante:

La trastada de los primos


Me encantaría que os pasarais por allí. Os echo mucho de menos. Días sueltos me voy pasando por vuestros rinconcitos pero me faltan horas en el día.

Espero que estéis todos bien.

Besotes





miércoles, 19 de junio de 2019

Pasando a saludar



Madre mía, cómo pasa el tiempo! Si fue ayer cuando dije que intentaría pasarme más. Pero es que no había manera.

Me ha vuelto a entrar el gusanillo por el mundo blogger, pero no estoy preparada aun para volver a las reseñas. Soy madre y esposa a tiempo completo, veterinaria a tiempo parcial, y me apetece algo más, contar cosas de mí día a día que ponerme a reseñar libros. Estoy leyendo muchísimo menos. Vamos, apenas. Cuando me da, me leo un libro en dos días, pero me cuesta muchísimo ponerme.  Así que quizás me veáis más por el otro blog: DOS MÁS EN LA FAMILIA
También me encontraréis por el Instagram de Nilo: @nilosoyyo .

Saludos y un beso a los que aun os pasáis por aquí.

martes, 14 de agosto de 2018

Cambios y más cambios, resumiendo.

Hola!! Me da cosita incluso pasarme a saludar del tiempo que hace que no escribo por estos lares. Antes de nada, lo sientooooo. A algunas os tengo en Instagram, Twitter o Facebook y os sigo de cerca, pero no me da la vida para Blogger. Muy mal, lo se, pero es que ha habido ciertos cambios en mi alocada vida. 

Hola, pasaba por aquí y.... 

Por lo pronto, el 1 de julio comencé a trabajar de nuevo en una clínica veterinaria. Estoy de media jornada para poder conciliar y esas cosas, con mi vida familiar. Por ver a mi niña de vez en cuando, vamos. Así que la niña, el marido, el perro, trabajar, hacer de comer, la casa, y hacer disfraces.
Sí, habéis leído bien. Nuria sigue en su guarde (no cierran en verano) porque con esto mi vuelta a la rutina laboral no hay manera. Todos los viernes hay fiesta de disfraces, y ellos ponen la temática. El año pasado, la temática era normal: piratas, indios, egipcios... pero este... este año es para nota.

Empezamos bien, de egipcios. Así que con goma eva confeccionamos un disfraz bien chulo. El siguiente de super héroe. Vivaaaa... aquí dejamos volar la imaginación, y la goma eva funcionó de lujo. Además descubrimos los tutú de los chinos, mano de santo. A 2 euros y ya tenemos medio disfraz.  El siguiente nos tocaba de Prehistoria pero con suerte nos fuimos a la playa, jajajjaa. La siguiente Comida saludable, la vestimos de zanahoria, siempre con tutú, goma eva y cartulina. Y para la semana pasada le tocaba de Fantasía. Aquí llegó Campanilla. Con su tutú y su varita mágica.  Esta semana toca Medieval, la semana que viene Planeta sostenible, y la siguiente Ciencia divertida. Deseadnos suerte, jajajjaja.

Por lo pronto lo llevamos bien. Yo soy la de las ideas, compro los materiales, se lo explico a mi marido, el dibuja, recortamos, yo pego y alé hop!! Disfraz hecho!! Y encima después lo reutilizo y se lo pongo al perro. Sí, soy así de... de... sincalificativo. Si os gustan los perros pasaros por el instagram de Nilo: @nilosoyyo

Ya hice mi examen de B2 de inglés.... también sin calificativos. No creo que lo haya aprobado. El listening que es de lo que mejor se me daba, ha sido penoso por el lugar donde estábamos. Reverberaba y no había manera. En fin... 

Y claro, los fines de semana nos vamos a la playa, nos ponemos a remojo en la piscina, o hacemos loquesea para mantener ocupada a la peque.  

Leer cuentos estoy leyendo muchísimos, pero novelas... pocas o muy pocas. A ver si hago resumen pero tristísimo oigan. 

Espero que esteis todas bien. Pasadme vuestras redes sociales para seguiros, porque al menos os leo por allí. Prometo intentar pasarme por aquí, pero no me lo tengáis en cuenta, eh?? Que os echo de menos. 


domingo, 24 de junio de 2018

The wonderfur wizard of Oz

Hoy os traigo un tesoro que he encontrado del cual me he enamorado, porque... es maravillosoooo!! La primera excusa para hacerme con él fue Nuria, pero seamos sinceros, era para mí. Así que luego dije, de perdidos al río. Para mí, mi tesoroooo. Y ahora cuando Nuria intenta acercarse voy corriendo a salvarlo de sus manos por lo que pudiera pasar. Porque aunque Nuria es muy cuidadosa, pues.... miedo me da.

Está en inglés, síp.. así que vi bien que me sirviera para estudiar el B2... Otra excusa buena, eh?

Pero en realidad el libro no necesita excusas, es una maravilla y punto.

Como es pop-up os dejo, por primera vez, un vídeo hecho por mí. No, no tiene sonido. Odio escucharme así que.. en fin.. que eso, que os dejo el vídeo para que lo veáis.


lunes, 11 de junio de 2018

Duda comentarios

Hola a todos.
Siento salirme de todo a lo que os tengo acostumbrados pero entre que estoy más pedida que el barco del arroz por motivos de falta de tiempo, y que encima no recibo las notificaciones de vuestros comentarios, ya mi despiste es para nota y aumentando. Supongo que tiene que ver con los cambios en la ley de protección de datos, pero... ¿Hay alguna manera de volver a colocar las cosas como antes y seguir recibiendo las notificaciones cuando llegan comentarios? Decidme que sí por favoooorrrrrr!!! ¿Qué hago??????