Páginas

lunes, 11 de junio de 2018

Duda comentarios

Hola a todos.
Siento salirme de todo a lo que os tengo acostumbrados pero entre que estoy más pedida que el barco del arroz por motivos de falta de tiempo, y que encima no recibo las notificaciones de vuestros comentarios, ya mi despiste es para nota y aumentando. Supongo que tiene que ver con los cambios en la ley de protección de datos, pero... ¿Hay alguna manera de volver a colocar las cosas como antes y seguir recibiendo las notificaciones cuando llegan comentarios? Decidme que sí por favoooorrrrrr!!! ¿Qué hago??????


jueves, 7 de junio de 2018

Veterinaria en una guardería II

Hola a todos! Lo se, lo se, os tengo abandonados! Si es que no me da la vida ni para respirar, pero como me pedisteis en otra entrada, aquí os traigo lo que hecho para la guarde este año.

El año pasado tuve el primer contacto con el mundo de profesiones y guardería. Los padres escogíamos un día y nos presentábamos en la clase a explicar nuestra profesión. Este fue el resultado por aquellos días.

Este año estuve pensando qué hacer que no fuera lo mismo. Es verdad que el año pasado eran muy pequeños y que no se habrían acordado de nada y podría repetir, pero decidí armarme de valor y hacer algo más "educativo". Los 2-3 años son los años de los miedos. Empezando por la oscuridad, el lobo, las brujas y monstruos y terminando por algo tan real como los perros. Así que me decidí a explicarles qué son las mascotas, fijándome en los perros como algo particular.


Me puse en contacto con los padres de los pequeños y les pedí, a aquellos que tuvieran mascotas, fotos de ellos con sus animales e hice un póster. Y con eso empecé. Explicándoles qué eran las mascotas, y preguntándoles cómo se llamaban sus amigos peludos o plumosos.

Después, con fotos les fui presentando los distintos tipos de mascotas: perros, gatos, pájaros, hamsters, tortugas, conejos.. hurones... Más tarde y siempre con fotos, me centré en el perro y les estuve explicando las partes del cuerpo del perro: cuales son las orejas, la nariz, la cola...

Y me metí en el famoso mundo de las emociones. Hay veces que los perros muerden a los niños porque estos no saben reconocer si están enfadados, asustados, tristes o contentos. Así que con fotos y audio, le fui indicando las diferencias.


Luego les expliqué cómo acercarse a los perros, preguntando siempre a los dueños, viendo si tienen el lazo amarillo de no tocar, cómo acariciarlos, y donde NO tocarlos. Cómo jugar con ellos y como no hacerlo. Además, hice un vídeo de cómo mi hija interactuaba con Nilo, vídeo que les encantó por cierto, jajajjaja.

Más tarde les expliqué que es un veterinario y los cuidados básicos a los perros.


Y por último, cogí un póster que tenía de las razas de perros y jugamos a encontrar de qué raza eran cada uno de los personajes de la Patrulla canina. Juego que les flipó.

Pero con lo que realmente disfrutaron fue con el colofón, Nilo. Lo trajimos a la guardería y uno a uno fueron acariciándolo, jugando con la pelota a tirarla y que la trajera, y a cepillarlo. Nilo es un bendito y se lo pasó genial con los peques. Y estos, sin miedos, pudieron jugar con Nilo.


De regalito, hice unos perritos de fieltro para que cada uno tuviera su propia mascota. Hice para los niños y las profesoras, 32 perritos en total.
Me ha encantado la experiencia de este año. Disfruté mucho y vi que ellos aprovecharon la charla.

jueves, 24 de mayo de 2018

Y a ti te prometo la luna - Marion S. Lee

Acabo de encontrar un pequeño huequito en toda la locura de rutina diaria y vengo a comentaros otro de esos libros cuya historia se quedan con nosotros mucho tiempo. Y no es otra, que la nueva novela de Marion S. Lee.


Y a ti te prometo la luna es la tercera novela que tiene esta autora en el mercado. Debutó con Sueña conmigo, llegó a mi con Hasta que tu llegaste, y hoy nos trae esta novela que puede decirse que tiende un lazo de unión con las anteriores.

Hablamos de una novela romántica contemporánea. Y  una de las razones por las que me encanta esta autora, es por la forma que tiene de enamorar a los dos protagonistas. Muchas son las que juegan con ese amor a primera vista, ese aquí te pillo, aquí te mato y nos casamos. Marion, por ahora, NO nos presenta nada de esto. Sí que hay aquí te pillo y aquí te mato, jajaja, pero no se casan al día siguiente. Trabaja la relación de sus personajes, nos hace acompañar a los personajes por el inicio, desarrollo y final de la relación, sintiéndonos parte de ellos. Es como una amiga que te cuenta cómo le está yendo la cosa a nivel sentimental, y tu estás ahí, escuchando, dándole consejos y viviendo de cerca esos sentimientos.

Porque sentimientos tiene para repartir. Vivimos desazón, alegría, amor, ternura, pasión, amistad, dolor, tensión, preocupación, liberación.. Es una amalgama de sentimientos que tras la lectura se transforma en algo que no se olvida fácilmente.

Como os he comentado, Y a ti te prometo la luna, es un nexo de unión entre las dos novelas que tiene la autora en el mercado, pero NO es una serie. Digamos que es un guiño a sus seguidores. Se puede leer individualmente y no te pierdes nada. Pero si te gusta su forma de escribir, terminarás cayendo en sus redes y leyendo las tres. Porque Jack, el protagonista, es el personaje secundario de Sueña conmigo, y Charlotte, la prota, lo es de Hasta que tu llegaste

Una de las cosas que más me maravilla de las autoras, es la capacidad estructural que tienen, y me explico: Y a ti te prometo la luna, ocurre al mismo tiempo que Hasta que tu llegaste, pero son novelas independientes. Pero ahí están los personajes: que viven cada uno su "vida" al mismo tiempo en dos novelas diferentes pero con nexos de unión. ¿Cómo lo hacen estas autoras para no cometer ningún fallo? En serio, deben tener un tablón cual CSI o Sin Rastro, apuntando cada una de las cosas que van sucediendo para no perderse nada y no meter la pata en algo importante. Y aquí está llevado de forma magistral.

Otro de los puntos fuertes de Marion, son los personajes secundarios. Maravillosos, vivos, reales... tanto que te enamoras y te cuesta no tener una historia para cada uno de ellos. De ahí a que le pidamos una y otra vez, que aparezcan en otras novelas y los haga protagonistas.  En este caso tenemos a Stella y Laverne, y como no, a los niños. Esos que le da un punto dulce y tierno a la novela, pasando por un momento tenso y doloroso.

Porque sí, no es todo bonito y dulce, sentimental y tierno, hay momentos tensos, donde lo pasas mal porque no sabes cómo acabará la cosa. Vives con desazón las decisiones de los protagonistas; con esperanza de que todo se arregle, y como buena novela romántica, el final es acorde con lo que se espera.

Y a ti te prometo la luna, es una novela romántica de las que se disfruta con una sonrisa, se vive con el sentimiento a flor de piel, con la que disfrutamos con los personajes, y a la que guardamos en lo más hondo de nuestro recuerdo. Deja impronta.
Deseosa de tener otra novela de esta autora en mis manos.



viernes, 18 de mayo de 2018

Perdida, pero volveré



Hola! Estoy aquí, perdón, perdón. Estoy perdida, lo se, pero es que no me da la vida para tantas cosas que llevo a cuestas.
¿Os acordáis el año pasado por estas fechas que en la guardería de Nuria era el mes de las profesiones? Pues este año otra vez. Voy de visita a explicar mi profesión, aunque esta vez, como son más grandecitos, voy a intentar "educar" en el conocimiento de las mascotas. Así que me he embarcado de nuevo en manualidades varias (cosiendo sobre todo), en imágenes para que lo entiendan, vídeos... En fin.. Que no paro.

Además, estudiando inglés y dando los últimos retoques al curso de Fotografía.
Prometo volver con más fuerza cuando retome la rutina. Mientras, espero que todo os vaya bien y que vuestras lecturas sean de las disfrutar y de las que nos transportan.

Besotes!!!

miércoles, 25 de abril de 2018

Día del libro


Estas han sido nuestras adquisiciones para el día del libro. Se ve a leguas quien ha salido ganando, ¿eh? ¿Cuales han sido las vuestras?

martes, 24 de abril de 2018

Caperucita roja – Christian Guibbaud

Buenos días de martes. ¿Qué tal ha empezado la semana? Por aquí bien, así que no nos podemos quejar. 


Hoy os traigo otro de los clásicos. Sí, ya sé que dije que los clásicos no entraban dentro de mis gustos para leer a Nuria, pero tras haber hecho un curso sobre literatura en niños, me han abierto los ojos al poder y objetivo de los cuentos clásicos. Algún día os hablaré de esto porque es muy interesante.

El caso es que durante un tiempo estuve buscando el cuento perfecto de Caperucita. Y la verdad, aún no he encontrado aquel que me enamorara como hizo el de Los tres cerditos que os traje, cuento preferido de Nuria. Pero este se acercó mucho, así que se vino para casa. Y aunque el amor que le tiene a los Tres cerditos es inigualable, Caperucita roja también ha entrado en su corazoncito.


Este cuento tiene texturas y es interactivo, bueno, algo más interactivo que los cuentos tradicionales. La cestita se puede tocar, el lobo tiene pelo, se tira de la anilla, se abre la puerta, se tocan las orejas, los ojos del lobo se mueven, y la boca del lobo da mucho, mucho miedo porque es pop-up, jajajajja. Pero a Nuria le encanta. Eso sí, confesar que el primer día que se lo conté, el momento: “abuelita, abuelita, que dientes tan grandes tienes… para comerte mejor” (hecho con voces y con intención) hizo que Nuria llorara de miedo, ejem… Pero eso fue la primera vez, luego ya lo cuenta ella, y se ríe a carcajadas.

Una de las cosas que aún me cuesta aceptar son los finales de los clásicos:

Nuria es una niña muy sensible, ya os habréis dado cuenta al leer el párrafo anterior cuando la hice llorar de miedo. Ella si hay algo, por ejemplo en Pocoyó, que le de miedo (mira que es difícil encontrar algo de miedo en esos dibujitos), no lo quiere seguir viendo. Empieza a decir: mamá no, no quiero, mamá quita


Al ser un cuento que se ha pasado de generación en generación de manera oral, tenemos unos finales muy alternativos. Esos que pasaban de boca en boca eran  cruentos y despiadados. Incluso aquel que llevó Perrault a la manera escrita tenía un final algo uffs… cruel, por llamarlo de alguna manera. Los Hermanos Grimm lo suavizaron un poco metiendo a un personaje nuevo, el leñador, a pesar de eso seguía siendo algo traumático y complejo de explicar a una niña de 2 años.  A ver cómo le cuento yo a Nuria, que el lobo se come a Caperucita y a la abuela, luego el cazador abría en canal al lobo, sacaba a las dos impolutas, hacía que Caperucita buscara piedras y se las metió en el estómago y lo cosió. Este se levantó, rodó por la ladera y murió. JO-DER. Traumatizo a la niña, vamos. 

En realidad ese final no lo descubrí hasta que vi la película que hace unos años llevaron a la gran pantalla. Ese bodrio, lo siento, no tiene otro nombre, que tuve que tragarme por principio, puesto que había pagado la entrada. Así que yo era de las engañadas por los finales edulcorados.

Esta caperucita roja tiene un final edulcorado o lavado: la abuela está en el armario, Caperucita sale corriendo de la casa, el leñador la encuentra, pelea con el lobo y ata a este a un árbol, dejándolo allí esperando su destino… Y del lobo… nunca más se supo. Bueno, algo más light, sí que es.

Y ¿qué contaros de la moraleja? Que yo cuando pequeña debía ser muy torpe, porque no saqué nada de lo que querían que sacara. El tema sexual, mira usted, no salió por ninguna parte. Ahora como adulta, sí le puedo sacar punta al tema, pero cuando pequeños…..

Así pues, deciros que este libro es un inicio muy bueno para los peques de la casa al mundo de los clásicos. Se enfrentan a otro tipo de lobo, un lobo más astuto que el de los tres cerditos, con más iniciativa, y algo más peligroso. Además lo hace con textura, siendo más interactivo y ameno.  Muy recomendable. 

jueves, 19 de abril de 2018

La chica invisible - Blue Jeans



Me va a resultar algo complicado reseñar esta novela, y no porque no me haya gustado, porque en realidad sí, sino porque ya no estoy muy acostumbrada a leer novela juvenil o para adolescente y estoy demasiado oxidada.

Conocía a Blue Jeans de oídas, bueno también de vista, no solo de alguna revista o periódico, sino que había sido testigo de las laaaaargas colas de adolescentes en las ferias del libro. Conocía como había empezado y por supuesto me sonaba Canciones para Paula. Pero nunca había leído nada suyo. Me echaba para atrás que fuera romántico, a pesar de ser una romántica empedernida y de leerme todo lo que caiga en mis manos sobre este género. Pero el caso es que lo de romántico adolescente es algo que me echa para atrás. Hace mucho tiempo que dejé las hormonas adolescentes aparcadas, aunque de vez en cuando tenga yo también una salida de esas porque la que tuvo retuvo, ejem…

El caso es que me sorprendió ver a este autor haciéndose publicidad en Operación Triunfo. Es verdad que está muy unido a este formato desde sus inicios, puesto que como periodista siguió con su propio dinero a todos los triunfitos (dicho con cariño) de la primera temporada, pero me sorprendió. Y más cuando dijo que iba a sacar su primera novela de suspense, aunque adolescente, puesto que se ambientaba en un instituto.
Así que cuando lo vi en los grandes almacenes, no lo dudé y lo compré. Y he tardado menos de 3 días en leérmelo a pesar de ser gordito.

Es una lectura amena, dinámica y muy, muy fácil de leer. Se nota a leguas que es para adolescente, no solo porque transcurre en un instituto sino por la forma de estar narrado, todo lo que acontece, la forma de solucionarlo..
Lo primero que me llamó la atención fue el marketing, porque el libro no lo encontrábamos directamente en los stands sino que se vendía a parte, en una especie de columna, imitando a un casillero de instituto. Y ¿qué queréis que os diga? Me hizo gracia.

Además del libro, viene una especie de cuadernillo en blanco cuyo inicio es una carta de Blue Jeans a sus lectores, a su ejército azul como él los llama. Es una carta que llega al lector, sensible, un agradecimiento en toda regla a los que le siguen desde el inicio. Y el cuadernillo se puede usar como diario.

La historia es entretenida, está bien tejida y desarrollada. Quizás, al ser para el público que es, me resulta un poco ñoña, y me ha dejado quizás algo fría, aunque tengo que confesar que ese final me ha dejado muerta y con ganas de saber más.

También me ha parecido que es un poco irreal, aunque… ¿qué novela no lo es? Pero la relación de Julia con sus padres y el caso se me hace imposible de creer.
Los personajes están muy bien cuidados y aunque algunos pasan de puntillas y no ahonda mucho, otros son creíbles y te hacen reaccionar, bien a su favor o bien en contra. Y son muchos los que pueden ser el asesino, creando el suspense y las ganas de saber del lector.

En fin, hace mucho que no leía novela juvenil y ha sido una buena forma de volver porque me ha tenido atrapada y queriendo saber más. En conjunto me ha resultado una lectura positiva, pero salvo por saber a qué venía ese final, no creo que vuelva a intentar nada de este autor. Y conste en acta que escribe bien, es solo que me coge algo mayor.