Páginas

viernes, 23 de febrero de 2018

Rincón de lectura


El otro día os enseñé como había quedado la biblioteca de Nuria. pero en nuestra casa, no se queda ahí la cosa, ¡también tenemos nuestro rincón de lectura!

Normalmente durante el día los libros los leemos en la planta baja, en el salón, donde está la biblioteca y donde ella puede elegir el libro y ponerse al leerlo en el lugar que quiere.


Pero por la tarde, antes de cenar, escogemos algunos libros (hoy han sido 11) subimos las escaleras, y nos vamos a su habitación. Allí nos metemos en el rincón de lectura, con los cojines y la mantita, y poniendo en la puerta los libros, vamos cogiendo uno a uno hasta leerlos todos.
Al principio ella escucha embelesada; poco a poco va escogiendo ella los libros; y por último me da uno a mí, otro se lo queda ella y dice: Este de mamá, este de Nuria, y se pone a "leer" sola.

Me encantan estos momentitos juntas.


Yo no tenía un solo rincón de lectura, tenía muchos. Pero tengo que confesar que donde más leía era en el baño. Allí mi madre me dejaba "tranquila" y me quedaba casi una hora leyendo página tras páginas. Ahora ya elijo el sofá o la cama, o incluso la mesa del despacho. Cualquier sitio es bueno.

¿Y vosotros, tenéis o teníais un rinconcito de lectura? ¿Donde leíais de pequeños?

8 comentarios:

  1. Hola!! qué buenos momentos pasaréis juntas compartiendo una afición tan bonita. Cuando era pequeña mis rincones de lectura eran cualquier sitio y ahora igual: mientras espero el autobus, durante el trayecto, haciendo cola, etc, etc. Besos!

    ResponderEliminar
  2. Estos momentitos se disfrutan tanto! Confieso que yo también leía mucho en el baño. Es el sitio donde siempre te dejan más tranquila. Ahora ya en cualquier sitio me pongo a leer, en el sofá, en la cama, en el parque...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Cuando mi hijo era pequeño le teníamos puesto en el suelo del dormitorio de los juegos lo mismo que tiene Nuria, jeje. Yo no he compartido ratos de lectura con él porque siempre ha sido un niño al que no le gustan los libros.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Jooo, qué lugar tan bonito para leer y especialmente, para estar tiempo juntas.
    Una chulada.
    Yo de momento me conformo con mi chaiselongue, pero.. conste que me gustaría ponerme un sillón junto a la estantería para leer al ladito de la ventana. Para ello solo tengo que engañar a mi marido para que cambiemos la mesa y pongamos una más pequeña, que parece que comamos 20 en casa, jajja.
    BEsos.

    ResponderEliminar
  5. Ya veo que tanto la mami como la niña han estado de peluqueria. Que genial es tener un rinconcito así donde poder leer todos los días. Si Nuria no es adicta a la lectura no será por falta de motivación. A mi me gusta leer sobre todo en la cama, en el sofá también se está bien, pero me distraigo con lo que pasa alrededor.
    Un besote!

    ResponderEliminar
  6. Me encanta, me habría fascinado tener algo así de niña *.*

    ResponderEliminar
  7. Mi roncón de lectura suele ser el sofá, pero más en la cama, por la noche, calentita entre mis mantas jeje
    Precioso ese espacio de libros y sueños ;)
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  8. Leo de noche, sin ningún ruido. Me molesta cualquier sonido, me gusta concentrarme y leer tranquilamente. Sin melodía que perturbe mi atención.

    ¡SALUDOS!

    ResponderEliminar