Páginas

miércoles, 22 de marzo de 2017

El silencio de la ciudad blanca – Eva Gª Sáenz de Urturi



No hay nada mejor que investigar un libro, una vez leído, para hacer una reseña.
Soy de esas lectoras que apenas lee las sinopsis de los libros para evitar que me los chafen ya que últimamente en las sinopsis ponen demasiada información para mi gusto.
Así que buscando en Internet sobre la novela y la autora, he descubierto que es la primera parte de una trilogía, y atención: la segunda parte sale el 4 de abril!! Los ritos del agua. Así que tengo que confesar que estoy muy ilusionada por poder reencontrarme de nuevo con los protagonistas de esta historia.

Eva García Sáenz de Urturi es una escritora nacida en Vitoria, Alava, madre de dos niños, que empezó sus andanzas por la literatura de la mano de La Saga de los longevos allá por el 2012. Y puntualizo lo de madre de dos niños porque es lo primero que me ha llamado la atención de ella. Eva se documentaba para escribir La Saga de los Longevos  por la noche, cuando dejaba a los niños descansando. Y yo, que solo tengo una hija, caigo rendida a las diez de la noche cual gallinita, sin poder levantar los párpados para leer una sola línea. Así que para mí tiene un mérito inmenso. Pero no solo eso, sino que después de documentarse; de lograr escribir la novela, no encontró editorial que lo publicara así que se autopublicó en Amazon. Fue un verdadero fenómeno literario.
Tengo que decir, que admiro a Eva no solo por ser capaz de conciliar su trabajo con su vida familiar; por lograr sus metas y hacerlo con sobresaliente, sino porque, para mí, es una gran escritora y a lo largo de la reseña iré explicando las razones.


El silencio de la Ciudad blanca, como ya he comentado, es la primera parte de una trilogía, y la englobamos dentro de la novela negra.
Está ambientada en la ciudad natal de la autora y personalmente considero que Vitoria (y sus alrededores) es una protagonista más. Eva nos hace viajar gracias a sus descripciones. Se notan las horas de trabajo y documentación tanto histórica, costumbrista y mitológicas… y todo eso de manera amena, suave, y haciendo disfrutar. Tiene el don de abducir al lector y transportarlo hasta donde está pasando la acción. Me he sentido como si estuviera acompañando a los protagonistas durante todo el trayecto. He visitado monumentos, he vivido las fiestas de la ciudad, he corrido por sus calles… digamos que me ha hecho vivir la historia desde el principio.



Es una novela amena, dinámica y muy adictiva. Ya desde la primera página sabemos el final. Sí, el lector sufre un shock nada más empezar y eso es lo que hace que te quedes pegado a las páginas sin remedio.
Está dividida en dos tiempos: el actual o contemporáneo, 2016, y el pasado, 1969. Ambos convergentes, ya que van desarrollándose todas las historias, avanzando en el tiempo, hasta completar todo el puzzle con las piezas que nos va dejando la autora.
Es curioso porque a lo largo de la novela no solo viajas al lugar donde transcurre la acción, sino que también vas viajando en el tiempo. Saltas hacia atrás, al 1969, vuelves al presente, y de golpe al futuro, puesto que te habla de todo lo que le ha pasado. Es… vertiginoso.

Está narrada en primera persona, salvo los saltos al pasado que alterna entre primera y tercera persona. Ese uso de la primera persona da cercanía; lo haces tuyo, participas en la acción, eres uno de ellos. Sufres y reaccionas a sus problemas, y disfrutas con cada paso hacia delante en el caso. Claro que no solo se debe a la forma de narrar, que es sublime, sino que nos encontramos ante personajes muy conseguidos, tanto  los principales como los secundarios, e incluso los que solo salen de refilón, puesto que todos tienen vida propia. Me gustaría poder preguntarle a la autora si todos ellos están basados en alguien que conoce, porque de verdad que parecen vivos.
Los protagonistas son una pareja de inspectores que podríamos calificar como antihéroes. No son perfectos, tienen muchos problemas que los hacen ser peculiares, diferentes, pero eso sí,  son los mejores en su terreno: Unai está especializado en perfiles criminales, mientras que Estibaliz se centra en la victimología. Son un tándem, pero uno un tanto desbocado porque no les gusta seguir las normas.

La trama es espeluznante pero siempre narrado con elegancia, sutilmente, no se recrea en los asesinatos, aunque sí los describe haciéndote sentir allí. Por lo que he leído, la autora se hizo dos cursos en una academia de policía para poder ser fiel a la realidad sin caer en lo gore y desagradable. Tengo que decir que lo ha conseguido.
Nos hace ir pensando y descartando asesinos por cada capítulo que leemos, aunque confieso que descubrí al asesino llegando al último tercio de la novela. No la relación con los demás protagonista, pero sí quién era.
Y por supuesto resaltar el FINAL! Qué final madre mía. Muy acorde con la novela, no defrauda, y desde que sé que tiene continuación, más extasiada me ha dejado.

La novela me ha durado un suspiro; un maravilloso suspiro que ha sabido a poco. Me he sentido dentro de una de estas películas negras, que te hacen estar con el corazón encogido a todas horas y mirando por encima del hombro. No en vano, están pensando en llevarlo a la gran pantalla. Deseando estoy. 


Así que tengo dos asignaturas pendientes: leerme la continuación: Los Ritos del agua y ver la película en cuanto salga.
Muy, muy recomendable.

10 comentarios:

  1. Muy buena reseña Violeta, has vuelto al blog por la puerta grande!!!
    Y me has dejado con muchas ganas de leer la novela, la pongo en mi lista. Gracias guapa!!! ��

    ResponderEliminar
  2. hola! sabes como tentar! asesinatos pero nada morbosos, sutilezas, hum. que bueno, vimos otras reseñas pero la tuya nos impresiono mas y mejor. saludosbuhos!

    ResponderEliminar
  3. @Carmen

    A ti por pasar por este rinconcito. Muchísimas gracias.

    Besotes

    ResponderEliminar
  4. @Buho Evanescente
    Espero que si os lo leéis, os guste.
    Un saludo!!!

    ResponderEliminar
  5. Entre tus comentarios y los de Rosa, ya no me queda otra que empezar esta novela! Aunque sea trilogia, es una historia cerrada? Por que no me gusta eso de quedarme con las ganas :s
    Besotes!

    ResponderEliminar
  6. @Ali Momentos de Evasion
    Totalmente cerrada. Lo que deja un poco al aire, y no es molesto, es la situación de los protagonistas.
    Espero que te guste.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. En mi caso, y pese a que disfruté de la lectura, está claro que no me entusiasmó tanto como a ti.
    Ahora he visto que está próxima la segunda entrega, miraremos cómo sigue
    Besos

    ResponderEliminar
  8. @Mientras Leo

    A ver... que me he quedado con ganas de saber de los protas.

    Besos

    ResponderEliminar