Páginas

jueves, 30 de marzo de 2017

De visita a la biblioteca

Durante una amplia época de mi vida fui visitante activa de la biblioteca; podríamos decir que vivía allí. Leía muchísimo, cuando digo muchísimo, digo muchísimo. Tengo una agendita por ahí apuntada, pero creo recordar que hubo un mes que llegué a los 40 y pico libros. Como podéis imaginar, no hacía otra cosa que leer. Bueno sí, dormir, comer y ayudar un poco en casa, pero poco más. A esa velocidad, me hubiera quedado pobre al instante (en este caso mi padre) si hubiera comprado cada uno de esos libros. Por eso decidí ir a la biblioteca.


Era el lugar en el que más me gustaba estar. Pasaba por cada una de las estanterías con deleite, leía y releía los títulos pensando cual escogería la siguiente vez porque para ese día ya estaba cargada de libros. Era como entrar en la cueva de Alibabá llena de tesoros. Conocía a los bibliotecarios, a otros ratoncillos de biblioteca como yo…. Guardo muy buenos recuerdos de aquella época.

Luego llegaron las responsabilidades: Estudios, trabajo, familia, marido, casa, perro y niña. Apenas había tiempo para la lectura, y tampoco para ir a la biblioteca, así que empecé a comprar…. De manera compulsiva, todo hay que decirlo. Así tengo mi salón, que parece una biblioteca en sí.

Por motivos ajenos a mí, ahora tengo más tiempo libre no solo para dedicar a mi niña, sino para estudiar, y para volver a mi vicio, la lectura. A pesar de tener muchos libros pendientes, sigo buscando y queriendo leer más y más.


Tengo la suerte de contar con una biblioteca que se implica con sus usuarios, una biblioteca activa: Club de lecturas, jornadas literarias, cuenta cuentos… vamos, totalmente dinámica, y va con su tiempo puesto que tienen Facebook, blogs, página web…  Y una de las cosas que más llaman la atención, es la sala infantil-juvenil. Alucinante.



Como os comenté el otro día, me gustaría que Nuria sintiera la misma pasión que yo por la lectura. Así que el otro día fuimos a visitar la Biblioteca por primera vez con ella. Como es muy chiquita aun, no la llevé al cuenta-cuento… todo caerá. Pero tendríais que haberla visto disfrutar. Cogía un libro, se sentaba, se levantaba, lo dejaba… cogía otro, se sentaba, se levantaba… lo volvía a dejar. Así por lo menos diez veces seguidas. Luego cotilleó toda la Bebeteca, y estuvo jugando con los sillones otro buen ratito.
Fue una experiencia positiva. Ya tiene su carnet de biblioteca y ha sacado ya dos libros de la colección De la cuna a la Luna que os hablé el otro día: Zapato y Pajarita. 


Y vosotros, ¿Sois usuario de Biblioteca? ¿Lo habéis sido alguna vez?¿Lleváis vuestros niños pequeños, sobrinos, nietos a la biblio?

10 comentarios:

  1. Mi mejor vicio es sin duda los libros , me encantan!!! Por cierto el libro que estas leyendo actualmente pinta muy bien!!!

    ResponderEliminar
  2. @Estoy entre paginas

    Pues la verdad es que me está gustando, aunque agobiando a partes iguales. Ya os contaré en la reseña cuando lo termine.

    Muchas gracias por pasarte por este rinconcito.

    ResponderEliminar
  3. No hay mes en que no me deje caer por alguna biblioteca. Tengo la gran suerte de vivir cerca de una y no muy lejos de otras dos, así que el catálogo a mi disposición es muy variado. ¿Qué seríamos nosotros sin estos maravillos paraísos de letras?

    Un besito.

    ResponderEliminar
  4. @Xavier Beltrán

    Nosotros tenemos 2, una en el centro del pueblo, y otro en las afueras. Cuando sale una novedad hay que correr literalmente para cogerla. Sobre todo de Suspense y Romántica hay tortas.
    Así que no me importaría que hubiera otra más cerca.

    Muchas gracias por pasarte, Xavi.

    Besotes

    ResponderEliminar
  5. Las bibliotecas son lo mejor :) ultimamente le estoy sacando un monton de partido a las de aqui, tienen un sistema de prestamo entre bibliotecas que funciona a la perfeccion (y online) y lo estoy usando muchisimo! Trabajar al lado de una tambien ayuda, cada vez que tengo un ratito me escapo a la biblio. Y tambien tiene una zona de niños bastante grande!
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. @Ali Momentos de Evasion

    Guau, que envidia trabajar al lado de una! Y ya si trabajas en una ni te cuento, jajajaja.
    Tienen algún libro en español? Aquí sí que hay un parte donde hay libros en otros idiomas, sobre todo inglés y francés.

    Un beso enorme, guapa. Te echo de menos!

    ResponderEliminar
  7. @Violeta

    Sí! Tienen una coleccion bastante decente de libros en español, y tambien italiano, frances, aleman, polaco... y también chino, arabe, japonés y urdú! Es una biblioteca bastante internacional :P
    A ver si charlamos un poquito este finde!
    Besotes!

    ResponderEliminar
  8. La verdad es que las bibliotecas son geniales. Y confieso que soy una mirona de la forma que tienen los pequeños lectores de interacturar con los libros.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Hola! Yo antes era mucho más usuaria de la biblioteca, más que nada porque muchas veces, por falta de tiempo, si lo cogiera de la biblioteca no me daría tiempo a terminarlo. Pero recuerdo la época en la que iba con mucho cariño, ya que yo también pasé muy buenos momentos en ella y sobre todo descubrí muchísimos libros que no conocía.
    Besos!

    ResponderEliminar
  10. @Mi tarde junto a un libro

    Yo he sacado un libro que tengo que devolver en una semana y no se yo si me dará tiempo!!!

    Pero qué me gustan las bibliotecas!!!

    ResponderEliminar