Páginas

domingo, 12 de mayo de 2013

Días de lluvia, Angeles Ibirika


Hay novelas que pasan por nuestras retinas y al día siguiente se olvidan; entretienen, solo eso, puro entretenimiento.  Mientras otras se te clavan en el alma, se anclan en tu mente, en tu corazón, y te dejan un bello sabor de boca que recordar durante muchos, muchos días. Un ejemplo de este ultimo tipo de novelas, son las escritas por Angeles Ibirika. Son cuatro las que hemos podido disfrutar por ahora, pero hay dos que son mis favoritas: la primera, Entre sueños, y la última, Días de lluvias. Y de esta vengo a hablaros hoy.



Días de lluvia es la cuarta novela escrita por Angeles Ibirika. La clasificamos dentro del género romántico sentimental, porque es eso, puro sentimiento. Desde las primeras páginas una garra te atenaza el corazón, y te hace suya. Es una novela que te atrapa desde el primer párrafo, porque siempre, siempre, quieres saber. Quieres saber qué le lleva a la puerta de ese lugar tan odiado por el protagonista; qué le hizo salir de allí con tantas prisas y no querer volver; qué ocurrió para que acabara así… En fin.. secretos. Secretos que vamos conociendo mientras avanzamos en la trama.

Es una novela intimista. Conocemos TODO de los personajes, pero a su debido tiempo. Vamos colándonos en sus cabezas, en sus corazones, en sus almas. Y nos vamos enamorando de ellos y de su entorno.
Porque una de las cosas que más caracteriza a Ángeles escribiendo, es que no solo nos enamoran los personajes, sino el lugar donde transcurre la historia. Nos enamoró con el Valle del Roncal en la primera novela; Bilbao en la segunda; Manhattan y Cristal Lake en la tercera; y ahora es Bermeo quien se instala en nuestras retinas.
Bermeo es un personaje secundario, que Ángeles nos va describiendo con mucho mimo y cariño. Cada calle, cada plaza, cada granito de arena de la playa. Nos describe no solo lo monumental, sino también sus habitantes. Descubrimos el Bermeo marinero, aquel que lleva el salitre como sangre en las venas; el pueblo que sobrevive gracias a la pesca.  Y todo eso sin apenas darnos cuenta. Nos va dando pequeñas pinceladas a lo largo de toda la novela, y tras varios capítulos, ya hemos caído en las redes del lugar.

A diferencia de otros autores, Ángeles se centra en un número pequeño de personajes, pero lo conocemos todo de ellos. Son personajes vivos, pasionales, con su presente y su pasado a cuestas. Redondos, sufridos, reales. Y todo ello aunque salga simplemente una vez. Hay un personaje en la novela secundario, verdaderamente secundario, puesto que solo sale de refilón, que me transmitió infinita ternura. Y es una señora mayor que pasa por la tienda para comprar algo. Tan solo sale un segundo, pero… no sé…

En la novela se habla de amor, de relaciones familiares, del orgullo que impide avanzar y de sentirse orgulloso de alguien; del cariño; de la paciencia; del saber esperar; de saber perdonar; del remordimiento, la culpabilidad, el rencor, el odio, y de cómo ir cerrando puertas para seguir avanzando en la vida e ir disfrutando de ella.
La presencia de la Naturaleza y de los animales es otra de las características de Ángeles  Ya nos sorprendió con la granja y la fabricación del queso en la primera novela;  los animales, los perros… Aquí no es diferente. Son dos los “protagonistas”: Pintxo, un golden retriever  y Miki, un gato.

Es una historia de superación: vemos cómo van evolucionando los personajes, cómo van madurando y creciendo, y somos testigos de cómo van alcanzando lo que veían tan difícil, la felicidad.

Siempre he dicho que para describir tanta sensibilidad, tanto sentimiento, la autora debe poseer todo eso a mansalva. Y Ángeles no me ha decepcionado. El mismo día en el que la autora  presentaba la novela a la prensa en Bermeo, tuvo lugar el incendio más dantesco que se ha dado en el casco antiguo. Ha dejado a muchos vecinos en la calle, sin nada. Ángeles donará el 100% de los beneficios que Días de lluvia vaya a aportarle en este año, a los afectados. Tiene un corazón de oro, ya os lo digo yo.

Una novela impresionantemente emotiva, tierna y sensible; y una autora maravillosa que sabe llevarnos de la mano por unos lugares impresionantes. No os lo podéis perder.

7 comentarios:

  1. No he leído nada de esta autora pero creo que este libro podría gustarme, disfruto con las novelas de tono intimista y parece que esta merece la pena
    besos

    ResponderEliminar
  2. No conozco a la autora, me suena, sí, pero no he leído nada suyo. Me parece, por lo que nos cuentas, que es quizá demasiado sentimental e intenso para mi gusto...
    Besos,

    ResponderEliminar
  3. Pues todavía no he leído nada de esta autora. La tengo pendiente.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Animaros, seguro que no os defrauda.
    Un abrazo enorme, y gracias por pasaros por este rinconcito.
    Besotes

    ResponderEliminar
  5. No he leído nada de la autora, creo que probaré con este libro. Espero que me atrape

    ResponderEliminar
  6. Lo he leido y me ha gustado mucho. Una novela con mucho enfasis en las emociones de los personajes. La recomiendo.

    ResponderEliminar
  7. A mi me encanta Ángeles Ibirika, leí "Antes y después de odiarte y donde siempre es otoño" y me encantaron, espero que Días de lluvia también me quede en la retina... tal cual como dices en la reseña... tengo muchas expectativas en este libro :D

    ResponderEliminar