Páginas

martes, 1 de enero de 2013

Las ovejas de Glennkill, Leonie Swann


Empiezo enero con el reto de 12 meses, 12 libros. Son muchos los libros que están esperando su turno en la estantería, y que por h o por b, vuelven al final de la lista de pendientes, sin llegar nunca a caer en mis manos.

En Navidades me apetecía leer algo divertido, fresco, y recordé una novela que me regaló, hace dos o tres años, una amiga. Se titula Las ovejas de Glennkill, de Leonie Swann. Una novela muy diferente de todas las que he leído hasta ahora.
Recuerdo que cuando leí la sinopsis, miré a mi amiga con mala cara, y ella me dijo: “tiene buena pinta, y salen animales”. Ahora tengo que darle las gracias porque sin ella no habría conocido a estas ovejas parlanchinas.

De todos es sabido, que las ovejas son los animales más tontos sobre la Tierra. No, no me lo he inventado, es una realidad que corre por mi mundo, la veterinaria. La oveja es un animal tonto por naturaleza: se asusta con mucha facilidad, siguen al rebaño sin mirar por donde van, así que pueden caerse por un precipicio o darse contra una pared si la primera de ellas lo hace… En fin, eso, tontas de remate.
Así que me sorprendió que la autora escogiera este animal para protagonizar su libro, una novela policíaca. Porque sí, es una novela policíaca de todas, todas. Hay un asesinato (tranquilos, sale en la primera frase, no he desvelado nada), y deben encontrar al asesino. Pero no lo hace un detective, ni un inspector, ni un policía, ni tan siquiera un periodista, nop… Lo tienen que averiguar las ovejas.


Así que nos encontramos ante una novela que puede ser clasificada dentro del misterio o policíaca, pero que a la vez es fantástica porque no veo yo a unas ovejas ejerciendo de investigadores.  ;)
Es fresca y divertida, aunque es un humor algo más cercano al inglés, que al nuestro, la verdad. Eso sí, la autora es alemana. Leonie nació en 1975, en Alemania, y no conocemos su verdadero nombre, puesto que es un pseudónimo.  Eso sí, sabemos que estudió Filosofía, Psicología, y literatura inglesa.
Ha publicado dos libros:
  • Las ovejas de Glennkill, en 2005, traducidos a 15 idiomas, y editados, aquí en España, por la editorial Salamandra en 2007
  • ¡Qué viene el lobo!, en 2012, editada por Salamandra en noviembre del 2012.


Tiene muchos guiños a la literatura inglesa, sobre todo en los nombres de los personajes: Tenemos a Miss Marple, Othello, Melmoth, y un guiño en toda regla a Conan Doyle, pero tendréis que leerlo para saber dónde.
Otro de esos guiños, es el Dramatis Oves de la primera página, un recuerdo al Dramatis Personae que suelen utilizar muchos escritores en sus novelas, como Agatha Christie.

Es una novela de enredos, porque nos ponemos en la mente de unas ovejas, con sus dudas, sus pensamientos, las sensaciones y sus preguntas y deliberaciones. Y claro, aunque entiendan a los humanos, hay ciertos términos que se les escapa. Así que llegas a reír a carcajadas con algunas de sus conclusiones. Eso sí, tanto las dudas de las ovejas, como las nuestras, se verán aclaradas al final.

Aun así, aunque todo se aclare al final, me cuesta encontrar una estructura clara. Evidentemente es convergente, pero también es dispersa, porque los personajes no dejan de salir hasta la última página. Cuando crees que ya están todos presentados, ploff! Aparece otro que le añade una pizca de saborcillo a la historia.
Son capítulos más o menos larguitos, de unas 14 páginas, con una letra pequeñita. Vamos, que tiene substancia.
Hay un equilibrio entre el diálogo y la narración, aunque quizás se desmarque hacia el primero.
Está narrado en tercera persona, aunque es más observadora que omnisciente, porque aunque nos comentan como están las ovejas, nunca sabemos más que ellas, vamos descubriendo las cosas conforme lo van haciendo ellas.
Y a pesar que los personajes son animales, la autora ha sido capaz de darnos pinceladas muy precisas de cómo son cada una de ellas, como si fueran reales, muy conseguidas.
En el rebaño de ovejas, encontramos protagonistas, y ovejas secundarias, algo más planas o planas del todo. Pero Miss Marple, Mopple, Othello y Melmoth son los protagonistas. George también sale a menudo, aunque nunca esté presente. ;)

Novela divertida, cómica y amena para pasar el rato, y muy conseguida. No he podido evitar salir corriendo para comprarme la segunda parte, así que dentro de nada, os traeré la continuación de estas ovejas contestonas y valientes. ¿Alguien se anima a darle una oportunidad?

4 comentarios:

  1. pues es una novela muy curiosa, no la conocía pero no entra mucho en mi estilo, creo que no me animaré
    besos!

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja, tranquila. Con todas las novelas que hay en el mundo...
    Un beso muy grande!

    ResponderEliminar
  3. A mí me parecieron super graciosas, un libro muy entretenido =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  4. Yo me había quedado con este título después de leer en algún sitio una breve reseña.. y aún me ha gustado más de lo que esperaba. Personajes inolvidables, un pequeño trasfondo humano/filosófico/psicológico (la humanidad desde el mundo animal) enredado en humor y una obra muy original. La recomiendo, especialmente si te gustan las novelas con un punto de vista diferente, que te puedan hacer pensar y reir al mismo tiempo.. y también para aquellos que les guste una novela detectivesca y/o entretenida.

    ResponderEliminar