Páginas

sábado, 12 de enero de 2013

Una canción casi olvidada, Katherine Webb


Hay novelas que te embrujan, que te absorben, que no puedes dejar de leer porque quieres saber más y más. Cuando las terminas, rezas para que el autor vuelva a escribir, con tanto arte, la siguiente. Eso es lo que me ocurrió con El legado de Katherine Webb. Cuando me enteré que había salido su nueva novela, y aun yo no había terminado la primera, me sentí feliz. Al menos, no tendría que esperar mucho para tener las historias de esta mujer, de nuevo en mis manos. Los Reyes hicieron el resto. Les mandé la carta, y en cuanto lo tuve, empecé su lectura.

Hoy vengo a presentaros Una canción casi olvidada de Katherine Webb, una novela de difícil clasificación, porque aunque se cuadraría dentro de Narrativa contemporánea, nos encontramos  mucho de misterio, de amor, de suspense, aventuras, intriga…

No voy a desvelar nada de la historia porque merece la pena que la vayáis viviendo página a página. Es un dulce, un caramelo, y hay que disfrutarlo lentamente. Así que hablaré de manera global, sin spoilers ni nada por el estilo. Además que sería difícil contaros todo lo que ocurre porque es libro muy completo.
Me asombra la mente de la autora, cómo ha podido llegar a urdir esta trama, y realmente me da miedo pensar que pueda llegar a ser real. Escalofríos me entran…

Es una novela compleja. Imaginaros una madeja de lana: sacamos el primer cabo y empezamos a tirar, a tirar, a tirar… Así es realmente Una canción casi olvidada. Intentas encontrarle el hilo, pero es la autora la que te va ayudando a desliar la madeja.
Al principio juega un poco con el lector. Te presenta al protagonista, y no te sientes nada atraído hacia él. Somos testigos de sus penurias y pensamos que estamos ante el tipo de protagonista antihéroe. Pero no, eso es solo el primer capítulo, luego nos damos cuenta que no tiene nada que ver con él, que él es la pieza que nos va a servir para tirar del hilo.

Esta novela comparte muchas características con El legado: nos volvemos a encontrar con varias historias dentro de un mismo libro, con distintas épocas. Una de ella es la transcurrida entre 1937-1939, justo en el inicio de la Segunda Guerra Mundial; y otra de las épocas, es la actualidad. Vamos viajando al pasado de la mano de una de las protagonistas, nos metemos en su mente, y a través de ella, vamos viviendo todo lo que ella vivió.
Seguimos siendo más que espectadores, puesto que sabemos más que el resto de personajes, y aun así, nunca llegamos a desentrañar la historia antes que ellos. Debemos esperar a llegar al final, para tener todas las piezas colocadas y entenderlo todo.

Otra de las características con el libro anterior, es que nunca nos atrevemos a juzgar a los personajes. Vas viendo sus acciones, sus decisiones, pero les vas cogiendo tanta estima, que eres incapaz de juzgarles y odiarles.
Evolucionan a lo largo de toda la historia, no hay ningún personaje plano, están tremendamente bien conseguidos, aunque salgan una sola vez mencionados. Son personajes que enamoran, que atrapan, y junto con la trama y el paisaje, termina por crear una novela redonda e impactante.


La mayor parte de la historia, transcurre en Dorset, sudoeste de Inglaterra, en un pequeño pueblecito costero, perdido de la mano de Dios, situado sobre la cresta jurásica que es con el nombre con el que se le conoce a aquella costa. Al pueblo lo llama, Blacknowle. Aunque no es el único terreno donde se moverán nuestros personajes; cambiamos incluso de países.

Tal como en el primer libro,  nos encontramos con familias perfectas, otras no tan perfectas y otras verdaderamente rotas; siendo uno de los pilares básicos de la trama: la familia.
Otros de los pilares: El amor y el desamor; la obsesión; las mentiras. El amor aparece no solo en la historia pasada, sino en la actualidad también aparece como protagonista velado.
La autora vuelve a absorbernos con capítulos largos, aunque dinámicos, amenos e intrigantes; con una narración en tercera persona, de forma omnisciente, conociendo todos los sentimientos y pensamientos de los personajes, o por lo menos, todo lo que ellos quieren que sepamos.
Prevalece la narración frente al diálogo, pero en ningún momento sientes que sea una trama lenta, al revés, vas volando sobre las páginas, bebiéndotelas, queriendo saber más y más, queriendo llegar al final, ese final impactante que te deja con la boca abierta.

Secretos, mentiras, celos, envidias, anhelos, deseos, obsesión… todo lo que hace que estemos pegados a las páginas desde el primer párrafo. Una novela que aun teniendo 552 páginas, te dura un suspiro muy a tu pesar. Ahora me toca esperar a una siguiente novela de esta autora. Espero que no nos deje abandonados mucho tiempo. No dejéis pasar esta novela, en serio. Si buena era El legado, esta es magistral.



8 comentarios:

  1. He pasado de puntillas por tu reseña porque estoy leyendo el libro ahora mismo y para que no me haga interferencias jaja. Pero por encima he visto que te ha gustado, incluso más que El legado, así que espero disfrutarla mucho. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Esperaré tus comentarios, Emma. Y sí, me ha gustado más que El legado, y pensé que eso iba a ser difícil. ;)
    Besotes

    ResponderEliminar
  3. Me alegro de que también te haya gustado esta, yo la tengo esperando en la estantería así que no tardaré en ponerme con ella
    besos

    ResponderEliminar
  4. Menuda reseña más entusiasta, y con la comparaciónq ue haces con El legado... se torna imprescindible. Ya tengo algo que comprar en mis visitas libreras semanales
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Acabo de leer El legado y me ha gustado mucho así que esta también caerá.

    ResponderEliminar
  6. Apuntadas quedan ambos títulos. Sí son de misterio e intriga me gustarán seguro. :)

    ResponderEliminar
  7. Tengo muchas ganas de leer a esta autora, a ver cuándo cae por casa... Tengo fichado uno en bolsillo ya =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias por pasaros por este rinconcito.
    Espero que los que le deis una oportunidad, os guste tanto o más que a mí.
    Un beso a todos!

    ResponderEliminar