Páginas

miércoles, 15 de agosto de 2012

Brave, indomable

No soy de las que van al cine el día del estreno, suelo esperar alrededor de 1 semana o 15 días para disfrutar de la película sin aglomeraciones, sin niños gritando, sin largas esperas en la fila de las taquillas... Pero esta vez he hecho una excepción. El día 10 de agosto estrenaban Brave, y yo fui a verla el 11, rodeada de chiquillos chicos que para la edad que tenían (algunos no llegaban ni a los 3 añitos) se portaron estupendamente. La entrada la compré por Internet, la primera vez que hacia uso de ese servicio, y me evité las esperas.

Había visto el trailer de la película pero no sabía que iba a encontrarme. Conocía el nombre de la protagonista, Mérida, que por cierto, me encanta; pero nada más. Y la verdad es que salí sorprendida.
Por primera vez, nos encontramos a una princesa Disney de armas tomar, que lucha contra su destino y las tradiciones.

Brave se ambienta en las tierras altas de Escocia, donde el Rey Fergus y la reina Elinor, intentan sacar adelante un reino algo inestable. En realidad, quien lleva los pantalones en el reino, es Elinor mas que el rey, y ella se empeña en pasar ese legado a su hija Mérida. El problema viene cuando Merida se niega rotundamente a seguir las tradiciones, a convertirse en aquello para lo que fue engendrada, y pone todo patas arriba para luchar contra su destino. No está sola. Nos encontramos con sus hermanos trillizos: Harris, Hubert y Hamish, hiperactivos, inteligentes y verdaderamente traviesos; no puede faltar una bruja y sus hechizos; y los animales.
En Disney siempre hay animales que coprotagonizan las historias junto a sus amos, como es el caso del mono en Aladin; el camaleón en Enredados; el dragoncito de Mulan; el mapache de Pocahontas; el cangrejo de la Sirenita... En fin.... Pues en esta película nos encontramos a Angus, el caballo de Merida, y los osos.

Es una película tierna, donde ensalzan la familia y las relaciones entre los miembros de estas; además de esa lucha en contra de las tradiciones y destinos.
No deja indiferente, aunque personalmente me gusta mas Enredados que esta, por ejemplo. Brave es una película mas seria, a pesar que también tiene momentos divertidos, pero es diferente. Sí, Disney esta cambiando, evolucionando, y Brave es una muestra de ello. Aunque eso si, le queda mucho por recorrer aun.


Ah, por cierto. NO OS LEVANTÉIS DEL ASIENTO. Parece que tiene escenas extras. Yo, como tonta, me las perdí. :(
¿Habéis visto la peli? ¿Os ha gustado?


PD: Me acaban de corregir: Esta película es de Pixar.

viernes, 10 de agosto de 2012

Dos extraños, Sandra Brown

Cuando una novela se me atraganta, me cuesta volver a retomar el ritmo de lectura, es más, ninguna de las novelas que cojo, suele lograr engancharme. No sé, es una reacción extraña, pero no es la primera vez que me ocurre.
Tras el bache de Cincuenta sombras de Grey, lo intenté con Stephen King y El cementerio de animales... Pero tampoco lograba engancharme. Necesitaba algo de fácil lectura, rápido, que me hiciera volver a conectar con el ritmo de lectura.

Así que miré mi estantería y tenía una novelita pequeña que encontré en una librería de viejo, que me llamó la atención.
Me gusta mucho Sandra Brown escribiendo, y aunque sabía que esta novela no tendría la misma calidad de las que he leído anteriormente, le di una oportunidad.
El objetivo lo cubrió, es decir, me enganchó, me dio un ritmo de lectura adecuado y me distrajo, pero... no es nada del otro mundo.

Dos extraños es una novela que escribió la autora con pseudónimo en Estados Unidos, así que ni ella misma lo veía con la misma calidad. Su verdadero título es Two Alone, que tiene más relación con la trama, aunque en español tampoco está mal.

Rusty Carlson es una de las supervivientes de una accidente de avión. Al principio piensa que solo ha sobrevivido ella, pero luego descubre, que el hombre que está al otro lado del pasillo, gime con insistencia. ¡Está vivo! ¡No está sola!
Este es el inicio del viaje de Rusty y de Cooper, un veterano del Vietnam que se encuentra ante su peor pesadilla: perdido en una montaña a punto de que se inicie el invierno, con nieve, y con una rubia tonta, de cuerpazo impresionante, pero con cerebro de mosquito. Él ha salido de peores que esta, pero siempre ha estado solo. Ahora, no solo le toca sobrevivir, sino cargar con ella. Eso sí, nada es lo que parece: Rusty puede aparentar ser una cosa, y puede sorprendernos con otra.

NO es una novela de acción, es decir, no ocurre mucho más de lo del principio. Lo único que tienen que conseguir es sobrevivir hasta que vengan a buscarlos, pero no cuentan con los obstáculos que se van encontrando por el camino. No solo los que les pone la Naturaleza, sino los que les pone la raza humana. Sobrevivir a toda costa pero sin caer en la tentación.

Quizás, la importancia de esta pequeña novelita es la madurez, la evolución de los personajes principales (porque apenas tiene secundarios), la forma de pensar, la forma de crecer como personas. No se, se salvaría por esa parte. Y por supuesto, que es fácil y dinámica de leer. Vamos, que esta novela es de las que yo llamo "palomiteras", como las películas de Antena 3 por la tarde. Atrapan y entretienen... poco más.


sábado, 4 de agosto de 2012

Abandono.

No suelo ser de las que dejo los libros a la mitad, porque siempre tiendo a encontrarles cosas buenas que me enganchan, que hacen que sea positivo seguir adelante. Pero siempre hay alguno con los que me salto la regla. Cincuenta sombras de Grey es uno de ellos.

Se que hay muchas que habéis salido contentas con la lectura, que os ha gustado, atrapado y habéis disfrutado... Pero yo no soy una de ellas. Por eso, tengo que dejarlo a menos de la mitad.

Encuentro insufrible a los protagonistas, demasiado sosos para mi gusto. Y no me gusta la manera de escribir de la autora. Me ocurre lo mismo con Federico Moccia, y se parecen bastante en la estructura: abundantes frases cortas, sin apenas subordinadas, que hace que se lean de forma rápida, pero que a mí me irrita, especialmente.

Además, me carga mucho la primera persona como narración, y sobre todo si está escrito en forma de diario, en presente. No puedo, es superior a mis fuerzas. :(

Puedo entender que a muchas os guste, porque es un tema interesante, pero quizás no esté contado de la manera que a mí me atraería. Así que con el dolor de mi corazón, lo dejo. Estar en vacaciones, intentando leer algo que no me atrapa, es pecado capital :p. Pero no descarto cogerlo en otro momento, porque esto de la lectura es como la vida: hay una lectura para cada momento de la vida. Lo que no te gusta ahora, puede que dentro de unos meses o años, te encandile. Ya os diré.