Páginas

sábado, 21 de julio de 2012

Sangre fría, Douglas Preston y Lincoln Child


Bueno, pues tras unas cuantas reivindicaciones chorras, os traigo la nueva novela de otros de mis autores favoritos: Preston y Child, o mejor dicho, Douglas Preston y Lincoln Child. Son coautores, sí, y escriben juntos a pesar de la distancia; les separa tan “solo” 3000 kms, así que para mí tiene mucho mérito. Hace poco os hablaba de ellos en el libro de Venganza.


Sangre fría, es la 11ª novela de la serie de Pendergast, y nos encontramos ante otra de esas novelas inclasificables. 
¿En qué género meteríamos esta novela? Buffs, pues tiene de todo; y no es algo puntual de este libro, sino que ocurre igual en toda la serie:

Pendergast es un agente especial del FBI, así que todo el mundo correría a clasificarlo como policíaco, pero no lo clasifiquemos todavía, que este agente es  algo “especial” (valga la redundancia). De vez en cuando, siguiendo la evolución de este personaje en la serie, puedes llegar a encontrar ciertas similitudes con Sherlock Holmes, pero muy sutiles, ¿eh? Es un personaje excéntrico, como toda la familia Pendergast, egocéntrico, arrogante y prepotente. No solo llama la atención su forma de ser y de resolver los enigmas, sino que también llama la atención su físico: alto, espigado, albino y va siempre vestido con trajes negro.  Pero eso sí, es el rey del disfraz, nunca lo reconocerán.
También podríamos encuadrarlo dentro del género fantástico paranormal, puesto que estos autores tienden a sorprendernos con algún elemento característico, sobre todo si nos leemos la serie completa. Algunas cosas no se si las metería en fantasía o en ciencia ficción, pero vamos, no os sorprendáis con ellas, que la que avisa no es traidora. :p
Juega con los sentimientos de los lectores de forma magistral, creando ambientes cercanos al terror, y aunque no es algo que predomine, hay que tenerlo en cuenta. No en vano, nada más empezar la novela nos encontramos huyendo en un páramo, lleno de arenas movedizas, rodeados de una especie de niebla juguetona, que nada tiene que envidiarle al terror gótico.
Y por supuesto, vivimos, en la piel de los personajes, mil aventuras que nos llevan de un lugar a otro sin dejarnos apenas respirar.

Una vez conociendo los gustos y la vida de los autores, podemos determinar que parte pertenece a cada uno.
Sabemos que Preston es el enamorado de la ciencia, así que aporta toda la parte científica; estuvo trabajando muchos años en un museo, siendo este uno de los lugares más utilizados por estos autores para desarrollar la trama; y es periodista, apareciendo este mundillo muy a menudo en toda la serie.
Child es el que aporta el granito del terror, de lo paranormal y del mundo de la informática, también muy presente en toda la novela y la serie.

Como ya he comentado, son 11 los libros editados en España de esta serie. Parece que en diciembre, saldrá el número 12, y que dará cierre a esta trilogía. Sí, habéis leído bien. Dentro de la serie, los autores engloban alguno de los libros en trilogías otros en dos, continuación uno de otro... Trilogías tenemos dos: la de Diógenes y la de Helen. Sangre fría pertenece a la trilogía de Helen, en concreto es la segunda de los tres libros.
Intentaré explicároslo poniendo la lista de libros:

El idolo perdido (The Relic)
El relicario (segunda parte de la novela anterior)
Los asesinatos de Manhattan (cierra el tema de las dos novelas anteriores, aunque puede leerse de manera individual)
Naturaleza muerta
La mano del diablo (primera novela de la trilogía Diógenes)
La danza de la muerte
El libro de los muertos
El círculo oscuro
La danza del cementerio
Pantano de sangre (primera novela de la trilogía Helen)
Sangre fría

Así que recomiendo leerlos en orden, o por lo menos, con las trilogías tenerlo en cuenta.
La serie comparten los mismos personajes, vamos viendo la evolución de estos, y aunque alguno de ellos puedan leerse de manera individual, sí pueden jorobarte el final de alguna de las anteriores. Lo dicho, yo recomiendo leerlo en orden.

La primera novela fue un experimento de los dos autores y se nota. Ahí, aunque sale Pendergast, no es el protagonista, no en vano, cuando fue llevado al cine, con muy mala adaptación todo hay que decirlo (malísima película), no introdujeron a este personaje en ella.
De todas maneras, estos autores no tienen mucho cariño a sus personajes. Nunca  sabes qué van a hacer con ellos. Pueden cargarse al protagonista, volverte a traer a uno que abandonaste en la tercera novela de la serie, revivir alguno que supuestamente mataron… Vamos, que nos van sorprendiendo a lo largo de la serie. Con cada una de las novelas nos sacan algo nuevo, algo sorprendente, y estás con el alma en vilo, esperando a ver que hacen los autores con los personajes. Además sirve de “chascarrillo” para los seguidores. No es la primera vez que he comentado con amigos míos, fans de estos autores, la muerte o el revivir de determinados personajes. Incluso quedando la frase de: “eres como una mosca cojonera, o como fulanitadetal, que no hay quien la mate”…. :p

En este caso, nos encontramos de nuevo con Corrie, personaje que salió en Naturaleza Muerta; con
D´Agosta, uno de los más fieles de la serie; con la capitana Hayward; el cuñado de Pendergast; Constance… Personajes que nos deleitaron en antiguas novelas y que agradeces que vuelvan a salir. Es como reencontrarte con un viejo amigo. 
Sangre fría comienza poco después de la anterior novela, y vamos dando saltos entre Escocia y Estados Unidos.

Son novelas adictivas, no puedes parar de leer, e impactantes. Muy, muy descriptivas. Estás viendo lo que están haciendo los personajes en todo momento, llegando a escuchar hasta los crujidos, los pasos, incluso salpicando en algunas escenas.

Tiene, a mi modo de ver,  una estructura algo caótica, no sé si deciros si es convergente o dispersa, porque cada capítulo es un personaje diferente, un lugar diferente, y en esta novela no llegan a converger, pero claro, es una trilogía, estoy casi segura que nos lo cerrarán en la última entrega. Pero sí, a priori y sin tener en cuenta la trilogía, es caótica. Son muchas piezas por encajar en el puzzle, y hay algunas que me he quedado con ellas en las manos, a la espera de su lugar de anclaje.

Eso es uno de los puntos negativos que hoy diré de esta novela. Hay una parte, en la que no sé si me he perdido por no leer más lento, es decir, un fallo de comprensión, si ha sido fallo de los autores, o de los traductores, pero hay una escena en la que he notado un salto. ¿Nos lo explicarán en la próxima? Para aquellos que la hayais leído, me refiero a Emma Grolier. ¿De dónde sale la explicación? ¿Cómo llega a ella? Quedo la espera de vuestra solución.

Está narrado en tercera persona, pero en este caso no es omnisciente, solo somos testigos de la acción, no de lo que piensan los personajes, sobre todo en el caso de Pendergast: casi nunca sabemos de sus pensamientos, de su estado anímico. Aunque en estas últimas novelas, lo están humanizando, dejando la perfección a un lado, menos mal.

Adictivos, sorprendentes, espeluznantes, impactantes… así son estos autores, y a quien le guste la aventura, lo policíaco, a quien le guste viajar por nuevos géneros y nuevas ideas, que no pierda la ocasión de conocer a Pendergast y a sus amigos. En orden, eso sí, para entenderlo todo. Y esta novela, es una de las mejores de la serie, con ese final atroz, que nos deja suspirando por la siguiente, intranquilos, anhelantes.


8 comentarios:

  1. Acabo de enterarme de que es una especie de saga xDD y he leído ya tres... ais... qué desastre xD

    Besotes

    ResponderEliminar
  2. ESta novela no es para mí y si encima pertenece a una serie menos todavía.

    ResponderEliminar
  3. Jajajajajjaa...bueno Shorby, ahora vuelves a coger el orden y no pasa nada..
    De todos modos, estos autores tienen otras cinco novelas que son conclusas y no tienen a Pendergast como protagonista.

    Con la de novelas que hay, Albanta!!! Ya habrá otras mil por esta que no te gusta.
    Un beso a las dos!

    ResponderEliminar
  4. Me gustan mucho estos dos autores, todos los libros tienen muy buena pinta, este no lo he leído pero si me cruzo con él sin duda le daré una oportunidad
    besos

    ResponderEliminar
  5. Me encantó, si te digoq ue me pirra Pendergast....
    Y eso que he leído su nuevo personaje y también me ha gustado, no creas.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Jajajajaja, a mí también aunque es muuucho más flojito el nuevo. Pendergast es el no va más.

    ResponderEliminar
  7. Pues a mi me parece que utiliza la misma argumentación que en algún libro pasado de la saga diogenes. Tan tonta es Constance que se deja engañar dos veces de la misma forma? Es incoherente.

    ResponderEliminar