Páginas

sábado, 21 de julio de 2012

¿Construyendo o destruyendo?

Hace mucho, cuando empecé a dar mi opinión sobre los libros que leía, dije que no me consideraba "reseñista", ni entendida de la materia; que simplemente escribía lo que pensaba del libro, de la manera más objetiva que pudiera encontrar dentro de mi subjetividad.
Llevo 5 años metida de cabeza en el mundillo literario y virtual. Empecé a participar en foros literarios, en blogs, a conocer a escritores, a seguirlos de cerca, a ir a presentaciones, conferencias y demás... Tengo que confesar que hay cosas de las que he sido testigo que no me han gustado nada, pero como vivimos en una sociedad, lo he ido aceptando.

Sin embargo, hoy me toca hacer una pequeña reivindicación, diferente a la anterior. Por favor, sigo leyendo críticas a libros totalmente destructivas que hace daño hasta leerlas. Respetemos el trabajo de los demás, hagamos críticas más constructivas, menos dañinas.

Todos sabemos del poder de las palabras. Seguro que más de uno, nos hemos sentido heridos con comentarios emitidos por compañeros de colegio, familia, amigos o conocidos. Las palabras hunden o te hacen llegar al cielo; hay que saber como utilizarlas.
En el caso que alguno haya tenido la suerte de no haber sido víctima de las palabras, le dejo este ejemplo en modo de cuento o fábula:

http://www.unmundodebrotes.com/2012/02/las-ranas-y-el-hoyo/

Ante todo, pienso que deberíamos tener en cuenta el trabajo que cuesta escribir un libro. Hay veces que son años de una persona invertidos en esas 250 o 300 páginas. ¿Quiénes somos para destruir ese trabajo? Puede que para nosotros no tenga la calidad necesaria, pero ha sido una inversión de tiempo, trabajo, cariño....

Las críticas destructivas no aportan nada ni a quien las emite, ni a quien las recibe, solo aportan dolor, llegando incluso a molestar a aquellos que, sin tener nada que ver, son testigos bien escuchándolas, o bien leyéndolas.

A la hora de criticar o dar la opinión de algún tema en concreto, deberíamos tener RESPETO hacia las personas que nos van a leer. No señalando solo los errores, sino buscando lo destacable de esa novela. Imaginaros que no encontramos nada bueno.... pues, no se... el nombre de un personaje, la imaginación del autor en crear o ambientar la trama... Y si fuera verdad que no tiene nada que resaltar, buscar una manera sensible, empática de decirlo.
Hay que saber escoger las palabras, el tono, hablando siempre desde el aprecio, nunca con desprecio ni sentando cátedra. Puedes conocer mucho sobre la materia, pero nadie es más que nadie. No puedes tirar por los suelos el trabajo de otra persona, solo valorarlo, insistiendo, una y otra vez, que es tu opinión. Son muchas las expresiones que dulcifican una crítica, y que acentúan esa opinión personal: Pienso que; creo que; bajo mi punto de vista; según mi opinión; tengo la impresión.....

Las críticas deberían servir para mejorar el rendimiento o la actitud de la otra persona; deben motivar a superarse, no hundir despreciando al autor.
Y siempre recordando que lo que a ti no te gusta, puede encantar a otra persona, puesto que para gustos, los colores. 
Y conste en acta que no estoy diciendo que no se critique a los libros, sino que se haga desde el respeto, la empatía y la sensibilidad.

5 comentarios:

  1. Muy buena entrada, estoy harta de ver como gente menosprecia el trabajo de escritores simplemente porque no le ha "divertido" el libro. Un libro no es sólo diversión, hay que tener en cuenta más factores, y siempre hay que intentar decir las cosas de la mejor manera posible para no herir la sensibilidad de nadie.

    Trata a los demás como quieres que te traten a tí ^^

    ResponderEliminar
  2. Pues tienes mucha razón. Debemos aprender a realizar criticas constructivas aunque creo que la mayoría lo intentamos o por lo menos lo hacemos con el máximo respeto posible aunque a veces se te vaya la mano.

    ResponderEliminar
  3. Sí, las que reseñamos a menudo, solemos respetar mucho la labor del escritor, aunque con algún libro se nos vaya la mano. Pero hay veces que por mucho que lo intentes no hay por donde coger las novelas. En ese caso, he aprendido a no reseñarlas. ;)

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Estoy totalmente de acuerdo contigo, las críticas negativas tienen que ser razonadas para que cada uno pueda decidir si también sería un punto negativo para él o no. A mí no me gusta leer críticas que atacan a los autores o hablan mal, creo que lo que a uno no le gusta o convence no tiene que ser general, a ti te puede gustar un libro y a mí no y viceversa, hay que respetar el trabajo de todos
    besos

    ResponderEliminar