Páginas

domingo, 29 de julio de 2012

Pálida como la luna, Mary Higgins Clark

Hoy os traigo otro libro para el recuerdo, o mejor dicho, uno que se quedó en mi memoria tras leerlo y de una manera clara, como si lo hubieran impreso en ella.
Cuando era adolescente, los libros llegaban a mí de dos maneras: o bien los cogía de la biblioteca, o me acercaba a las ferias del libro antiguo y compraba al por mayor. En una de estas compras, acabé con el primer libro que leí de Mary Higgins Clark, Pálida como la luna. Siendo éste quién abriría la veda de busca y captura de todos los libros de esta autora.
Años más tarde, una conocida forera, me mandó varios libros de regalo, y coincidió en mandarme este libro de nuevo. Así que volví a releerlo.
Hoy, para hacer la reseña, empecé a releer por encima para poner en claras las ideas que tenía de ella, y cual ha sido mi asombro, que me ha embebido la trama y hasta que no lo he terminado, no he parado. Hay libros que no importa las veces que lo hayas leído, siempre atrapan. Y este es uno de ellos.

Esta es la edición que yo tengo, pero aún sigue en el mercado con otra editorial.

Se dice que Mary Higgins Clark es la autora que ha cogido el testigo directamente de la mano de Agatha Christie, siendo la nueva maestra del suspense. Y bueno, en algunas novelas les doy la razón, pero tengo que confesar, que otras son infumables. Eso es lo bueno de los verdaderos seguidores literarios, aunque nos encanté un autor, sabemos aceptar que tiene malas obras.
Mary nació en 1927 y aun sigue con nosotros, o por lo menos, no he encontrado nada que diga lo contrario. Desde pequeña llevó las letras en la sangre, incluso a los siete años, escribía con pasión en su diario. En muchos momentos duros en su vida, la escritura le sirvió para coger algo de dinero para su familia, pero tuvo que esperar hasta 1974, para que le reconocieran lanzándola a la fama. Muchos de sus libros han sido traducidos a casi todos los idiomas. La novela que le llevó a la cima ha sido reeditada hace poco, ¿Donde están los niños?.

Pálida como la luna es una novela de suspense policial, aunque personalmente diría que roza el terror. No en vano, habla de uno de los miedos o pesadillas más reconocidos de la humanidad: que nos entierren vivos por accidente. Y ese es el inicio de esta novela: Maggie, nuestra protagonista, se despierta enterrada viva, aunque claro, por lo poco que recuerda, no es un accidente por lo que ha llegado ahí.

Ese miedo, el ser enterrados vivos, nos persigue desde los inicios de la humanidad. Ya en la época victoriana, se enterraban a los fallecidos poniéndoles una cuerda alrededor de la muñeca. El otro extremo de la cuerda, estaba en la superficie unida a una campana. Si el muerto se despertaba en el interior del ataúd, no tenía más que mover la mano para que la campana avisara al guarda de que se había cometido una aterradora equivocación.
Pero.. ¿Qué ocurriría si al despertar te encontraras con un cordel atado a tu muñeca, la movieras con fuerza pero no escucharas nada? Sí, alguien ha quitado el badajo de la campana, no sirve para nada el movimiento, nadie va a escucharte.... Lo dicho aterrador.

Esa es la primera página de la novela, como para no intrigarnos y atraparnos. Una novela que no deja ningún defecto humano por enseñar. La avaricia, los celos y envidias, el poder, la arrogancia.... Todos ellos son protagonistas de nuestro libro.
Una trama que no solo engancha sino que atenaza a cada página que vas leyendo. Una historia que nos lleva del presente al pasado, y nos va contando cómo llegó allí Maggie. Asesinatos, campanillas, ataúdes, ancianas y pretendientes. Porque Maggie tiene que ir eligiendo sus compañías y no todas van a ser bienvenidas.

¿Os atrevéis a conocer a Maggie y su entorno? ¿Sobrevivirá?¿Se cogerá al asesino? No lo penséis, tenéis que leerlo, sobre todo si os gustan los libros de suspense policíaco. Toda una maestra de la intriga.


sábado, 28 de julio de 2012

Última parada: la casa de muñeca, Miguel Aguerralde

No es normal verme a mi buceando en el género de terror, pero hay novelas que te llaman la atención y que no puedes dejar pasar. Así que aquí vengo, a hablaros de Ultima parada, la casa de muñecas. Una novela que llego a mi, al acudir a una charla de terror en la feria del libro de Sevilla de este año.
Entre los componentes de la mesa, estaba el autor, Miguel Aguerralde, quien nos presento su nueva novela. 




Miguel Aguerralde es madrileño de nacimiento, aunque lleva mucho tiempo viviendo en las Islas Canarias. Es maestro de profesión, y lleva el gusanillo de la escritura en la sangre. Ha escrito con ésta cuatro novelas, y ha participado en numerosas antologías de relatos. 




Lo primero que llama la atención de la novela, es la portada. Impactante y muy inquietante. Y también traviesa, puesto que al cogerla en las manos, no sabes como abrir el libro. Pones a la chica de lado, boca arriba, y al final, debes ponerla boca abajo para poder abrirlo como Dios manda
Eso si, no me gusta la maquetación. Los márgenes están mal ajustados, llegando, las palabras, a meterse dentro de donde se unen las paginas. Es decir, tienes que abrir mucho el libro, para leer la frase completa. Y yo soy una psicótica con los libros. Los cuido con mimo. Cuando termino de leer uno, parece nuevo, como si lo acabara de comprar, y no me gusta tener que abrirlo tanto. 


Ultima parada, la casa de muñecas no solo tiene una portada impactante, sino también un título que sorprende. No hay que esperar mucho para poder entender el por qué del titulo, se desvela en los primeros capítulos, o por lo menos, se va dejando ver conforme vamos avanzando en la trama, y le viene como anillo al dedo. Ambos dos, la portada y el título. 


La novela esta ambientada en la ciudad de Las Palmas, ¡Qué mejor que ambientarla en un lugar conocido del autor!, y tengo que confesar que la hace parecer verdaderamente aterradora. ;)


Como ya he comentado, pertenece al genero de terror, aunque también tiene características del género policíaco puesto que nos encontramos ante un aterrador asesino en serie, y Matt es el inspector encargado del caso aunque de manera indirecta. 
Matt es el inspector del departamento de desaparecidos, y desde hace unos años, son muchos los isleños que han ido desapareciendo sin dejar rastro. Una cosa lleva a la otra, y se tiene que ver las caras con este espeluznante personaje.


Matt es el típico antihéroe, ese personaje que a priori es alcohólico, padre soltero, y un desastre para las relaciones de pareja. Sin embargo, poco a poco te vas dando cuenta, que a pesar de eso, es un buen trabajador y padre, que se toma tanto los casos, como a su hija muy en serio, pero que la vida no le ha tratado bien.
De su mano vamos conociendo la ciudad, la forma de trabajar de estos policías, y los avances de la investigación.
Del asesino sabemos casi todo. Al principio solo somos testigos de lo que le hace a las víctimas, luego el por qué de esas atrocidades, y por ultimo su nombre y su profesión. Pero todo eso en muy pocos capítulos, puesto que la importancia de la trama no es quien es el asesino, sino como llegar a el en el mínimo tiempo posible.


Esta narrado en tercera persona omnisciente, y estamos inmerso tanto en la vida de Matt como en la del asesino. Sabemos mas que la propia policía, dando eso una cercanía atroz al caso, sintiendote un personaje más de la novela.Tiene una estructura no homogénea. Te puedes encontrar capítulos con 3 paginas, otros con una sola frase, aunque la gran mayoría son cortos, dándole dinamismo a la trama, y atrapando irremediablemente. Es una historia que va a contrarreloj, y te ves embebida en las páginas sin poder ni respirar.
Eso si, no apta para lectores sensibles. Miguel es un maestro de la descripción, y no tiene tapujos a la hora de describirte las torturas y los asesinatos. Ademas, juega con tus sentimientos puesto que te hace empatizar con la víctima, conociendo su nombre, su vida, sus miedos, sintiendo su terror, y cuando más en conexión con ella estas, acaba con su vida. A pesar de ser personajes efímeros, pone mucho trabajo y dedicación en ellos, y sufres con cada una de las pérdidas. Y llega un momento que te preguntas: ¿Sobrevivirá alguna?


Me recuerda, esta forma de escribir, a un autor muy conocido del genero de Terror, Dean Koontz, otro que me ponía los pelos como escarpias y el estomago boca abajo. Porque sí, Miguel es tan descriptivo que salpica. Recuerdo que en la charla de la feria del libro le preguntaron de donde sacaba la inspiración, las ideas... Ahora entiendo la pregunta, jajajajajajaja. La próxima vez que lo vea, cogeré por la acera contraria. Que noooo, que es broma, que es un cielo de persona. Tuve la oportunidad de hablar un buen rato con el, y es encantador y cercano.


Una novela policíaca terrorífica, que te hace ir a contrarreloj y dejarte enganchada entre sus páginas. Pero recordad coger un impermeable antes de poneos a leer, que salpica y mucho. Y los sensibles a la sangre, abstenerse no vayan a desmayarse mientras toman el autobús o andan por la calle leyendo, que la vamos a liar. ;) 
Y tampoco olvidéis pasar por la página web de la novela:


http://ultimaparadalacasademunecas.jimdo.com/


O por el blog del escritor:


http://miguelaguerralde.blogspot.com.es/

jueves, 26 de julio de 2012

Iniciativas interesantes

A principio de año os comentaba las iniciativas de otros blogs literarios que daba cierta vidilla a esto de la literatura, las reseñas, las lecturas. Y hablo los maratones de lecturas, los desafíos y los retos... Sí, esos que yo no voy cumpliendo, sí, pues eso...
Pues ahora vengo a hablaros, o mejor dicho, dejaros el enlace, a otra iniciativa que me ha llamado poderosamente la atención: el apadrinar blogs.

Todo el que lleva un blog adelante, sabe lo difícil que es conseguir que alguien te lea, y sobre todo, que vuelva a visitarte o que te comente. Así que encontrarte con iniciativas que promueven el conocer otros blog, el que te conozcan y te sigan, es algo maravilloso. Fue a través del blog de Tatty como me enteré, pero en realidad, la idea sale de otros dos blogs: Detrás del libros, y Leyendo entre letras. No conozco mejor forma de explicarlo que dejaros el enlace donde ellas misma nos hacen llegar las bases y el origen de la idea.

http://leyendoentreletras.blogspot.com.es/2012/05/club-apadrina-un-blog.html


Quisiera desde aquí darles un aplauso a todos aquell@s que siguen ideando y creando nuevas formas de hacer de "Bloguer" un mundo diferente y divertido. 

lunes, 23 de julio de 2012

¿Cómo enterarte de las actualizaciones?

Hoy quisiera preguntaros algo a todos aquellos que visitáis blogs... ¿Cómo hacéis para estar al día de las actualizaciones de los blogs a los que seguís?

Cuando empecé en esto,  agregaba todos los blogs que me gustaban a favoritos, y todos los días me iba pasando, uno a uno, viendo si había o no actualizaciones.
Más tarde, me bajé un programita al escritorio de Windows que me iba actualizando, a tiempo real, los blogs que seguía. Creo que se llamaba algo así como blogsline...pero no me hagáis mucho caso, que hace 5 años de eso...
Y por último, descubrí gracias a una amiga el Google reader y es el que llevo desde entonces. Voy añadiendo los blogs que me interesan, y cuando entro en la página del reader, están todas las actualizaciones.

Claro que si tardas mucho en poder pasarte, se te va acumulando y cuando llegas y ves 101 actualizaciones, te entran ganas de llorar...
No hay nada como un poco de tiempo libre y paciencia, para ponerse al día..

Pues eso, que me gustaría saber cual es vuestra forma de bloguear. ;)

domingo, 22 de julio de 2012

El caballero oscuro: La leyenda renace

Ayer tocó cine, después de mucho, y decidimos ir a ver Batman, la nueva que cierra la trilogía del Caballero oscuro.  Había leído muchas críticas, algunas poniéndola por las nubes, otros renegando de ella. Así que íbamos con la mente abierta, para poder tomar nuestra propia opinión.


Antes de nada deciros que no pondré ni un spoiler. No me gusta reventar las películas a nadie, así que podéis seguir leyendo tranquilos. Simplemente os voy a dejar aquí escrito, mi impresión, cómo salí del cine.

Si pensáis ir a verla, primero tenéis que buscar un cine cómodo... ¿Por qué? Pues porque dura dos horas y media, y si estás engurruñado como una alcayata durante todo ese tiempo, puede que tengan que llamar una grúa para levantarte cuando termine la película... Así que buscad comodidad!
Otra cosa importante antes de ir al cine ahora en verano...LLEVAD UNA MANTA!! Madredelamarhermoso, qué frío pasé! El aire acondicionado a tope y yo con carámbanos en las narices...
Además, no se si será en todos los cines, pero en el que fuimos nosotros, pusieron un intermedio de 10 minutillos donde la gente aprovechó para salir a vaciar la vejiga o para hacerse con más avituallamiento.

La película ante todo es PREVISIBLE, muy previsible. Entretiene, de eso no hay duda, y a mi no me disgustó del todo. Pero desde los primeros 15 minutos, ya sabía, a ciencia cierta, cómo iba a terminar.  Se ve venir a leguas. Igual que se ve venir quién es el malo. ¿En qué estaría pensando Batman? Si es que...

En fin, no está mal, pero sí ha bajado la calidad de las dos anteriores. He disfrutado, he soltado adrenalina, he visto como volaba la sangre y la saliva, he corrido como ellos, y en alguna ocasión he soltado un: VENGA YA!! Pero bueno, disfruté, que era para lo que iba al cine.

sábado, 21 de julio de 2012

Sangre fría, Douglas Preston y Lincoln Child


Bueno, pues tras unas cuantas reivindicaciones chorras, os traigo la nueva novela de otros de mis autores favoritos: Preston y Child, o mejor dicho, Douglas Preston y Lincoln Child. Son coautores, sí, y escriben juntos a pesar de la distancia; les separa tan “solo” 3000 kms, así que para mí tiene mucho mérito. Hace poco os hablaba de ellos en el libro de Venganza.


Sangre fría, es la 11ª novela de la serie de Pendergast, y nos encontramos ante otra de esas novelas inclasificables. 
¿En qué género meteríamos esta novela? Buffs, pues tiene de todo; y no es algo puntual de este libro, sino que ocurre igual en toda la serie:

Pendergast es un agente especial del FBI, así que todo el mundo correría a clasificarlo como policíaco, pero no lo clasifiquemos todavía, que este agente es  algo “especial” (valga la redundancia). De vez en cuando, siguiendo la evolución de este personaje en la serie, puedes llegar a encontrar ciertas similitudes con Sherlock Holmes, pero muy sutiles, ¿eh? Es un personaje excéntrico, como toda la familia Pendergast, egocéntrico, arrogante y prepotente. No solo llama la atención su forma de ser y de resolver los enigmas, sino que también llama la atención su físico: alto, espigado, albino y va siempre vestido con trajes negro.  Pero eso sí, es el rey del disfraz, nunca lo reconocerán.
También podríamos encuadrarlo dentro del género fantástico paranormal, puesto que estos autores tienden a sorprendernos con algún elemento característico, sobre todo si nos leemos la serie completa. Algunas cosas no se si las metería en fantasía o en ciencia ficción, pero vamos, no os sorprendáis con ellas, que la que avisa no es traidora. :p
Juega con los sentimientos de los lectores de forma magistral, creando ambientes cercanos al terror, y aunque no es algo que predomine, hay que tenerlo en cuenta. No en vano, nada más empezar la novela nos encontramos huyendo en un páramo, lleno de arenas movedizas, rodeados de una especie de niebla juguetona, que nada tiene que envidiarle al terror gótico.
Y por supuesto, vivimos, en la piel de los personajes, mil aventuras que nos llevan de un lugar a otro sin dejarnos apenas respirar.

Una vez conociendo los gustos y la vida de los autores, podemos determinar que parte pertenece a cada uno.
Sabemos que Preston es el enamorado de la ciencia, así que aporta toda la parte científica; estuvo trabajando muchos años en un museo, siendo este uno de los lugares más utilizados por estos autores para desarrollar la trama; y es periodista, apareciendo este mundillo muy a menudo en toda la serie.
Child es el que aporta el granito del terror, de lo paranormal y del mundo de la informática, también muy presente en toda la novela y la serie.

Como ya he comentado, son 11 los libros editados en España de esta serie. Parece que en diciembre, saldrá el número 12, y que dará cierre a esta trilogía. Sí, habéis leído bien. Dentro de la serie, los autores engloban alguno de los libros en trilogías otros en dos, continuación uno de otro... Trilogías tenemos dos: la de Diógenes y la de Helen. Sangre fría pertenece a la trilogía de Helen, en concreto es la segunda de los tres libros.
Intentaré explicároslo poniendo la lista de libros:

El idolo perdido (The Relic)
El relicario (segunda parte de la novela anterior)
Los asesinatos de Manhattan (cierra el tema de las dos novelas anteriores, aunque puede leerse de manera individual)
Naturaleza muerta
La mano del diablo (primera novela de la trilogía Diógenes)
La danza de la muerte
El libro de los muertos
El círculo oscuro
La danza del cementerio
Pantano de sangre (primera novela de la trilogía Helen)
Sangre fría

Así que recomiendo leerlos en orden, o por lo menos, con las trilogías tenerlo en cuenta.
La serie comparten los mismos personajes, vamos viendo la evolución de estos, y aunque alguno de ellos puedan leerse de manera individual, sí pueden jorobarte el final de alguna de las anteriores. Lo dicho, yo recomiendo leerlo en orden.

La primera novela fue un experimento de los dos autores y se nota. Ahí, aunque sale Pendergast, no es el protagonista, no en vano, cuando fue llevado al cine, con muy mala adaptación todo hay que decirlo (malísima película), no introdujeron a este personaje en ella.
De todas maneras, estos autores no tienen mucho cariño a sus personajes. Nunca  sabes qué van a hacer con ellos. Pueden cargarse al protagonista, volverte a traer a uno que abandonaste en la tercera novela de la serie, revivir alguno que supuestamente mataron… Vamos, que nos van sorprendiendo a lo largo de la serie. Con cada una de las novelas nos sacan algo nuevo, algo sorprendente, y estás con el alma en vilo, esperando a ver que hacen los autores con los personajes. Además sirve de “chascarrillo” para los seguidores. No es la primera vez que he comentado con amigos míos, fans de estos autores, la muerte o el revivir de determinados personajes. Incluso quedando la frase de: “eres como una mosca cojonera, o como fulanitadetal, que no hay quien la mate”…. :p

En este caso, nos encontramos de nuevo con Corrie, personaje que salió en Naturaleza Muerta; con
D´Agosta, uno de los más fieles de la serie; con la capitana Hayward; el cuñado de Pendergast; Constance… Personajes que nos deleitaron en antiguas novelas y que agradeces que vuelvan a salir. Es como reencontrarte con un viejo amigo. 
Sangre fría comienza poco después de la anterior novela, y vamos dando saltos entre Escocia y Estados Unidos.

Son novelas adictivas, no puedes parar de leer, e impactantes. Muy, muy descriptivas. Estás viendo lo que están haciendo los personajes en todo momento, llegando a escuchar hasta los crujidos, los pasos, incluso salpicando en algunas escenas.

Tiene, a mi modo de ver,  una estructura algo caótica, no sé si deciros si es convergente o dispersa, porque cada capítulo es un personaje diferente, un lugar diferente, y en esta novela no llegan a converger, pero claro, es una trilogía, estoy casi segura que nos lo cerrarán en la última entrega. Pero sí, a priori y sin tener en cuenta la trilogía, es caótica. Son muchas piezas por encajar en el puzzle, y hay algunas que me he quedado con ellas en las manos, a la espera de su lugar de anclaje.

Eso es uno de los puntos negativos que hoy diré de esta novela. Hay una parte, en la que no sé si me he perdido por no leer más lento, es decir, un fallo de comprensión, si ha sido fallo de los autores, o de los traductores, pero hay una escena en la que he notado un salto. ¿Nos lo explicarán en la próxima? Para aquellos que la hayais leído, me refiero a Emma Grolier. ¿De dónde sale la explicación? ¿Cómo llega a ella? Quedo la espera de vuestra solución.

Está narrado en tercera persona, pero en este caso no es omnisciente, solo somos testigos de la acción, no de lo que piensan los personajes, sobre todo en el caso de Pendergast: casi nunca sabemos de sus pensamientos, de su estado anímico. Aunque en estas últimas novelas, lo están humanizando, dejando la perfección a un lado, menos mal.

Adictivos, sorprendentes, espeluznantes, impactantes… así son estos autores, y a quien le guste la aventura, lo policíaco, a quien le guste viajar por nuevos géneros y nuevas ideas, que no pierda la ocasión de conocer a Pendergast y a sus amigos. En orden, eso sí, para entenderlo todo. Y esta novela, es una de las mejores de la serie, con ese final atroz, que nos deja suspirando por la siguiente, intranquilos, anhelantes.


¿Construyendo o destruyendo?

Hace mucho, cuando empecé a dar mi opinión sobre los libros que leía, dije que no me consideraba "reseñista", ni entendida de la materia; que simplemente escribía lo que pensaba del libro, de la manera más objetiva que pudiera encontrar dentro de mi subjetividad.
Llevo 5 años metida de cabeza en el mundillo literario y virtual. Empecé a participar en foros literarios, en blogs, a conocer a escritores, a seguirlos de cerca, a ir a presentaciones, conferencias y demás... Tengo que confesar que hay cosas de las que he sido testigo que no me han gustado nada, pero como vivimos en una sociedad, lo he ido aceptando.

Sin embargo, hoy me toca hacer una pequeña reivindicación, diferente a la anterior. Por favor, sigo leyendo críticas a libros totalmente destructivas que hace daño hasta leerlas. Respetemos el trabajo de los demás, hagamos críticas más constructivas, menos dañinas.

Todos sabemos del poder de las palabras. Seguro que más de uno, nos hemos sentido heridos con comentarios emitidos por compañeros de colegio, familia, amigos o conocidos. Las palabras hunden o te hacen llegar al cielo; hay que saber como utilizarlas.
En el caso que alguno haya tenido la suerte de no haber sido víctima de las palabras, le dejo este ejemplo en modo de cuento o fábula:

http://www.unmundodebrotes.com/2012/02/las-ranas-y-el-hoyo/

Ante todo, pienso que deberíamos tener en cuenta el trabajo que cuesta escribir un libro. Hay veces que son años de una persona invertidos en esas 250 o 300 páginas. ¿Quiénes somos para destruir ese trabajo? Puede que para nosotros no tenga la calidad necesaria, pero ha sido una inversión de tiempo, trabajo, cariño....

Las críticas destructivas no aportan nada ni a quien las emite, ni a quien las recibe, solo aportan dolor, llegando incluso a molestar a aquellos que, sin tener nada que ver, son testigos bien escuchándolas, o bien leyéndolas.

A la hora de criticar o dar la opinión de algún tema en concreto, deberíamos tener RESPETO hacia las personas que nos van a leer. No señalando solo los errores, sino buscando lo destacable de esa novela. Imaginaros que no encontramos nada bueno.... pues, no se... el nombre de un personaje, la imaginación del autor en crear o ambientar la trama... Y si fuera verdad que no tiene nada que resaltar, buscar una manera sensible, empática de decirlo.
Hay que saber escoger las palabras, el tono, hablando siempre desde el aprecio, nunca con desprecio ni sentando cátedra. Puedes conocer mucho sobre la materia, pero nadie es más que nadie. No puedes tirar por los suelos el trabajo de otra persona, solo valorarlo, insistiendo, una y otra vez, que es tu opinión. Son muchas las expresiones que dulcifican una crítica, y que acentúan esa opinión personal: Pienso que; creo que; bajo mi punto de vista; según mi opinión; tengo la impresión.....

Las críticas deberían servir para mejorar el rendimiento o la actitud de la otra persona; deben motivar a superarse, no hundir despreciando al autor.
Y siempre recordando que lo que a ti no te gusta, puede encantar a otra persona, puesto que para gustos, los colores. 
Y conste en acta que no estoy diciendo que no se critique a los libros, sino que se haga desde el respeto, la empatía y la sensibilidad.

Pesadillas blogueras: NO a la verificación de las palabras

Hoy vengo apoyando la moción de Albanta: NO a la verificación de las palabras. Tengo que confesar y confieso, que hace muy poco que he quitado esa opción; venía predeterminada en mi plantilla y no se me había ocurrido quitarla. Pero sí, me uno a ese grito lanzado desde Adivina quién lee, para que logremos quitar ese gran obstáculo de blogger.

Últimamente me falta tiempo libre por todos lados. Creo que me estoy convirtiendo tan paranoica como los de la película In time.


Tiempo libre que tengo, tiempo que me lanzo de cabeza a postear o a comentar en los blogs. Eso significa que voy con la hora pegada al cogote, atacada de los nervios, y claro, una lee las entradas, le da a comentar, sigue las instrucciones y... Mierda! Palabra de verificación!!

Entre los nervios y la dislexia... error, vuelva a intentarlo.... Entre que una es miope... ¿ahí que pone, 44 o 4A?  error, vuelva a intentarlo.... De repente un palabro de 5 consonantes y ni una vocal.... error, vuelva a intentarlo... Mira!!!!! No soy ningún robot de esos raros!! Soy humana!! Y como tal, soy una calamidad y no doy con las palabritas dichosas!!!! Por favor, quiero comentar!!!!! :(

En fin... una pesadilla. Si no sabéis si la tenéis o no, incluida en vuestro blog. Os pongo el enlace al blog de Albanta que lo explica de lujo:

http://adivinaquienlee.blogspot.com.es/2012/07/no-la-verficacion-de-palabras.html#comment-form


viernes, 20 de julio de 2012

Víctima de las reseñas!!


Ea, lo habéis conseguido... ¿estáis contentas? :(
Todas aquellas que habéis reseñado Cincuenta sombras de Grey con tantas ganas, habéis hecho que sucumba al vicio. Yo, que caigo en la tentación sin ayuda de nadie, ayer me compré el libro en el Vips. Ya no puedo ni ir a comer sin pecar... Esto es un infierno!! :p
El caso es que me he hecho con la novela, así que cuando la lea, ya os diré si mereció la pena o no, o si tengo que matar a más de una "reseñista".  ;)
Besos a tod@s y gracias por pasar por aquí, y por compartir vuestras ideas, vuestros gustos en vuestros rinconcitos. Hace que conozca nuevos autores, nuevos géneros, nuevas ideas.... Gracias.

domingo, 15 de julio de 2012

La ciudad de los ojos grises, Félix G. Modroño


¿Cómo explicaríais a un no lector, la pasión por la lectura? Muchas veces me he encontrado con amigos o conocidos, que me han mirado con cara de asombro al decirles que apenas veo televisión. Prefiero vivir las aventuras a través de los libros. Me dejo transportar a su interior, sintiendo todo lo que sienten los personajes. La película se desarrolla en mi cabeza sin necesidad de sufrir interrupciones por anuncios ni demás. Claro que hay libros, y libros; autores y autores. No ocurre con todos igual.

Hoy os traigo una novela que me ha transportado  a otra época, a otro lugar, y lo ha hecho de manera magistral. Os hablo de La ciudad de los ojos grises, de Félix G. Modroño.
Conocí a Félix en una feria del libro de Málaga hace algunos años. Me hice con La sangre de los crucificados, y desde entonces no he podido desengancharme ni de este autor, ni de su protagonista estrella, Fernando de Zúñiga. Me bebí aquella historia, y corrí en busca de Muerte dulce para seguir disfrutando de la época y los personajes.
Volví a encontrarme a Félix en otra feria del libro, en este caso fue la de Sevilla de este año, y se me iluminó la mirada cuando me comentó que había sacado nueva novela. En realidad, tengo que confesar, que me entristeció que no fuera protagonizada por Fernando, pero me alegré mucho al enterarme de esas buenas nuevas.

Pero vuelvo a caer rendida a los pies de este autor; La ciudad de los ojos grises ha vuelto a atraparme desde el principio y me ha hecho disfrutar tanto o más, que las dos novelas anteriores. Aunque me estoy adelantando, así que empiezo por el principio, que es como deben empezar todas las historias. ;)

La ciudad de los ojos grises es una novela difícil de clasificar. ¿Por qué? Porque tiene de TODO en su interior y ninguna característica sobresale por encima de las demás.
Es una novela histórica, puesto que está ambientada en el 1914; estamos a caballo entre Bilbao y Paris. Nos encontramos en la primera Nochebuena de la Primera Guerra mundial, en Paris. Europa central estaba siendo invadida por los alemanes, y Paris estaba defendiéndose con uñas y dientes. Alfredo, nuestro protagonista, se entera por los periódicos de una mala noticia, y ahí empieza su viaje. Un viaje no solo físico, la vuelta a Bilbao tras muchos años fuera, sino un viaje también en el tiempo. Vamos saltando, a través de los recuerdos de Alfredo, siendo testigos de los cambios acontecidos en Bilbao, en el plano tanto monumental, como cultural y político, encontrándonos con personajes reales de aquella época, y sucesos de aquel entonces. Un gran trabajo de documentación por parte del autor.

Además, podría también clasificarse como novela de suspense. Nos vemos inmersos en un caso policial sin igual. Debemos seguir a Alfredo y a Fernando en sus investigaciones para aclarar aquello que tanto les preocupa. ¿Fue un accidente? No, no os voy a contar nada más, tendréis que leer la novela para saber algo de lo que hablo. A través de las pesquisas, vamos siendo testigos de todos esos cambios que os he comentado anteriormente.
Además, también tiene mucho de novela romántica: primer amor, amor de juventud, y de no tan jóvenes. Es puro sentimiento. Sentimos la emoción de los primeros pasos, la amargura de un final, el dolor del rechazo, el cariño, la impotencia… Las relaciones entre los distintos personajes y cómo evolucionan cada uno de ellos. Debo confesar que se me han saltado las lágrimas en muchos momentos, Félix transmite de tal manera que va directo al corazón.

Como ya he comentado antes, una de las primeras cosas que alabo es el trabajo de documentación del autor. Inserta en la historia sucesos reales, personajes reales, llegando incluso a describirnos bares, restaurantes y hoteles, como si  el propio autor hubiera estado allí. Teniendo en cuenta que se ambienta en 1914, lo veo algo complicado. :p

Siempre me ha gustado cotillear en la mente de los autores. Es cierto que es imposible hacerlo si el autor no se encuentra entre nosotros, como por ejemplo los clásicos, pero en este caso es muy fácil.  Félix es una persona muy cercana, y es un bloguero de pro, llevando para adelante muchos blogs diferentes. No sé si conocéis el blog de la novela:


Allí el autor nos cuenta casi todo los secretos, desde como escogió el nombre del protagonista, que por cierto es una persona real; la música escogida; fotografías de la época; presentaciones; entrevistas y mil cosas más. No hay que perdérselo.

Los personajes están muy conseguidos, son reales, cada uno posee sus ideales,  unas virtudes, también con sus defectos, con su pasado a las espaldas, se nota que están muy trabajados. Hasta el pescadero, que tan solo sale un segundo, eres capaz de dibujarlo en tu mente. No solo están descritos físicamente, sino que va dando pinceladas de su personalidad, llegando por completo al lector. Además, lo hace de manera suave, sencilla, sin hastiar ni cansar. No son de grandes descripciones seguidas, sino que va dejando pistas a lo largo de toda la novela.
Alfredo va recordando su infancia, su juventud, y vamos viendo evolucionar a los distintos personajes. A través de él, vemos como van creciendo, las decisiones que van tomando, las dificultades con las que se van encontrando… Lo dicho, personajes muy conseguidos.

Incluso, esta novela podría tratarse como costumbrista. Bilbao es un personaje más, vamos viendo también su evolución a lo largo del tiempo, sus costumbres, la cultura, la política, y Félix nos lo hace llegar de manera amena, sin apenas darnos cuenta. Eso es otra de las cosas que más admiro de él: su forma de narrar.
Casi todos los que me leéis sabéis de mi ligera animadversión hacia lo histórico, costumbrista. Se me hace pesado las largas descripciones, cuando el autor vuelca sus conocimientos en la novela sin miramientos, como si fuera una enciclopedia, haciendo que la acción decaiga, parando la trama y entrecortando al lector.
No te sientes así en ningún momento con este autor. Félix lo va añadiendo a pequeñas dosis, a pequeñas pinceladas, haciendo de Bilbao, como ya he dicho, otro personaje más. Esto es extrapolable a sus libros anteriores.

Es una novela totalmente redonda. Aunque la trama principal es el caso policial, Alfredo tiene otros problemas en mente, otros recuerdos a los que buscarles solución, y algunas cosas se le irán complicando a lo largo de la historia. Vamos a ser testigos de un gran descubrimiento, y no sé por qué, es una de las cosas que descubrí antes de que el autor nos lo desvelara.

El final es de infarto, lágrimas y desasosiego, eso me produjo leer las últimas palabras, pero le dio esa redondez de la que os he hablando anteriormente. El epílogo es especial, es uno de los que he leído con más deleite. Aporta cosas que desconoces, añade el último empuje a la evolución de los personajes, y te da otra visión más acongojante de la trama. Imprescindible.
Es una novela maravillosa, endulza y amarga al mismo tiempo, puesto que va alternando recuerdos buenos y otros no tanto; atrapa desde el primer párrafo; tiene suspense, amor, muerte, huídas, guerras, vivencias familiares, monumentos, historia… Completa, muy completa y muy, muy recomendable.



lunes, 9 de julio de 2012

La bahía de la escocesa, Nieves Hidalgo


Tras muchos días, incluso meses en barbecho, por fin puedo traeros una novedad, y… ¡Qué novedad! La nueva novela de Nieves Hidalgo, la primera parte de la trilogía de Los Gresham, La bahía de la escocesa.

Aunque está encuadrada dentro de la novela romántica histórica, Nieves siempre nos sorprende añadiendo algunas características de otros subgéneros, en este caso de suspense. Así que a los que nos gusta el suspense romántico, como es mi caso, y los que disfrutan con lo histórico, nos deja muy satisfechos.

La novela se sitúa a caballo entre América e Inglaterra en el año 1820. Estamos a las puertas de la época grandiosa de Inglaterra, la era victoriana o el siglo XIX. Se le llama victoriana por el reinado de la Reina Victoria que comenzó en el 1837 y finalizó en el 1901, quien impulsó a Inglaterra abriéndola al mundo y a los cambios.
Pero en este caso, los cambios aun no han llegado. Seguimos inmersos en una sociedad con mucha diferencia entre sus clases sociales. Pasamos de la zona más pobre e inmunda, donde el hambre arrecia y la higiene escasea, a las mansiones, castillos y haciendas de los nobles, con sus fiestas lujosas. Incluso dentro de la nobleza, hay diferencias. No es lo mismo un conde a un barón, o a un marqués. Todos tienen su jerarquía. Solo se alcanza esos títulos nobiliarios heredándolos.  Y aquí comienza las envidias, los celos, la ambición, las venganzas… Un caldo de cultivo ideal para todo tipo de novelas, y La bahía de la escocesa no iba a ser menos.

Los Gresham son tres hermanos que provienen de una familia de rancio abolengo. Tenemos a Christopher, el mayor, el conde de Braystone; Darel, 3 años menor, Barón de Winter; y James, el pequeño, que ya ha volado del nido paternal, buscándose un piso de soltero.
Como cualquier trilogía que se precie, Nieves nos irá desarrollando la vida de estos tres hermanos, en tres novelas diferentes.  Esta, es la historia de Christopher Gresham .

Es una novela de estructura convergente, vamos conociendo a los distintos personajes, y vamos siendo testigos de cómo se van reuniendo en la trama principal. Como bien he comentado al principio, estamos a caballo entre Nueva York e Inglaterra. Nuestra protagonista, Kimberly, es americana, y debido a un triste suceso, debe hacer lo que nunca quiso hacer: viajar a Inglaterra.

Lo que más llama la atención, e incluso podría decirse que es un personaje secundario aunque no sea un personaje como tal, es la confrontación. Es lo que más peso tiene en la novela, las confrontaciones. Nos encontramos ante culturas y costumbres diferentes: la cultura alocada de los americanos, más liberal, frente a la encorsetada Inglaterra. Además, nos encontramos algún que otro roce político entre ellos.

Como bien sabemos, América fue descubierta por Colón, pero luego, fue conquistada no solo por los españoles, sino por ingleses, franceses, portugueses y hasta holandeses. América era un conjunto de colonias, las más numerosas las inglesas. Esto acabó con la Guerra de la Independencia y su famosa declaración.
Pero en aquella época, aun les dolía a los ingleses la pérdida de las “colonias” como ellos les llamaban, así que más de un “tirito” le lanzan a nuestra protagonista.

Además de esta confrontación cultural y costumbrista, tenemos la lucha de titanes entre las personalidades de los protagonistas. Personajes muy conseguidos, como nos tiene habituados Nieves Hidalgo, y no solo estos, sino también los secundarios. Hay veces que tienes ganas de seguir conociendo a ese personaje que tan solo sale una vez, pero que te ha perfilado con tanto esmero.
Así que nos encontramos con Kimberly, una mujer americana rebelde, valiente, muy tenaz y cabezota, orgullosa, pizpireta, contestona… que choca fuertemente con todo aquello que se busca en una mujer inglesa. Además, claro, de gran belleza, como buena novela romántica, salvo las chick-lit, todas las protas son maravillosas de la muerte. Eso sí, Nieves siempre les da una personalidad fuerte, que luchan por lo que quieren, que no se dejan amilanar por el entorno, llegándose incluso a disfrazar de hombres para conseguirlo. No solo nos encontramos esta característica en esta novela, sino que fuimos testigo en Orgullo Sajón, y en Amaneceres cautivos.
¿Y qué decir de los hombres? Pues sí, Chris nos enamora a todas, porque tiene ese toque de chico malo, atractivo, guapo, temerario, algo engreído, estirado y por supuesto honorable y rico. Lo dicho, una lucha de titanes.

Estas confrontaciones, estas diferencias culturales y costumbristas dan lugar a situaciones hilarantes, donde no puedes parar de reír, sobre todo gracias al gran Mortimer. En serio, es un personaje secundario, pero es indispensable y fantástico. Junto con Julius, hacen otro de los grandes tándemes de la novela. Otro tándem o mejor dicho trío, son las tías o abuelas de los personajes. Y por supuesto los hermanos y el amigo.

Divertida y dinámica, con mucha acción, sin olvidar sus puntos románticos y por supuesto, mucho suspense: investigaciones, muertes, persecuciones, secuestros, ataques sorpresas…  Teniendo todo tipo de tensión.  
Una novela que me ha conquistado, dejándome intrigada y con ganas de más. Ahora toca esperar a la segunda, que el pequeño avance que nos ha dejado Nieves en las últimas páginas, nos ha dejado con la miel en los labios. Recomendable 100%


domingo, 1 de julio de 2012

Agnes Cecilia, María Gripe


Hoy vengo a hablar de otro de esos libros que formaron parte de mi juventud. Tampoco recuerdo como llegó a mí; supongo que me lo regalarían, pero el caso es que me impactó y no sabéis de qué manera. Fue mi primer libro paranormal, de esos que mientras los lees se te ponen los pelos como escarpias. El libro en cuestión es Agnes Cecilia, de María Gripe.
Lo primero que me impresionó fue la portada, tenía una muñeca en ella, una de esas con la carita blanca, me daba un repelús... ¡Para qué contaros! A lo largo del tiempo ha sido reeditada y han ido cambiando las portadas;  a cual más inquietante… Desde luego, conseguían ponerme nerviosa nada más que viéndolas.


Tiene un inicio impactante, sorprendente, para nada a lo que nos tenían acostumbrados por aquella época a los adolescentes.
Agnes Cecilia es un libro encuadrado dentro de la literatura juvenil, pero con mucho de novela de misterio o suspense. Claro que también tiene mucha carga paranormal, así que podemos decir que es uno de los libros más completos que tuve la oportunidad de leer por aquella época.

Fue escrita en 1981 aunque a España no llegaría hasta 1985, en la época dorada de esta escritora internacionalmente hablando.

No sé si habréis leído alguna novela de María Gripe, pero fue la autora juvenil más conocida en España por la época de los 80 y 90.
María nació cerca de Estocolmo, Suecia, en el 1923. (¿Veis? Fuimos invadidos anteriormente por los autores suecos antes del boom de Millenium y compañía.  :p ) Se llamaba en realidad Maja Stina Walter, y escribió a lo largo de su vida casi 40 libros, traducidos muchos de ellos, a 30 idiomas. Se casó con un pintor e ilustrador, Harald Gripe, quien ilustró sus libros, y tuvieron una niña, Camilla Gripe, quien también se ha dedicado a escribir libros para niños.


María era profesora y adoraba contarle cuentos a su hija. Siempre tuvo una visión de la educación y de los jóvenes, diferente a como se veía por aquel entonces. Así que decidió compartir esos cuentos con otros niños, y los publicó. Debuta como escritora en 1954, pero no llega a ser conocida hasta 1960. Pasó por diferentes géneros: cuentos infantiles, novelas juveniles de fantasía, de misterio, aunque con los que más éxito tuvo, fue con el realismo  o  novelas juveniles contemporáneas de aquella época.

Tenía el don de escribir sobre temas serios y dolorosos de tal forma que los hacía cotidianos; hacía pensar a los jóvenes, los hacía madurar de forma amena y cercana. Era la reina en meterse en el mundo de los niños y de sus emociones. Les hablaba de la muerte, de la soledad, de la amistad, de la autoestima, de la familia, de la adopción…. Siempre de manera directa y sencilla, atrapándolos desde el primer párrafo
Agnes Cecilia no es una excepción. En ella se habla de la soledad, del desarraigo familiar, de la adopción, de la importancia de la familia y el sentimiento de pertenencia… Y sobre todo de las mentiras piadosas, esas que los adultos le damos a los niños para suavizar la realidad, que normalmente, tiende a complicarla más.

Esos elementos paranormales de los que antes os hablaba, parece que los tomó prestado de autores a los que seguía con devoción: Edgar Allan Poe, Charlotte y Emily Bronte…. Es una de las características de los libros de María Gripe, sobre todo de los últimos, siempre tienen elementos que sorprenden y atrapan al lector. Y otra cosa con la que juega mucho, es con la luminosidad y las sombras.
María murió con 83, en el 2007, no sin antes recibir uno de los premios más alabados por los escritores infantiles/juveniles: la medalla Hans Christian Andersen.

Nada más empezar la novela Agnes Cecilia, nos encontramos una cita de Schopenhauer, una moralina que se deja entrever durante toda la novela:
“Cada ser humano debe verse a sí mismo como un ser necesario”.

La protagonista, Nora, tiene un pasado difícil a sus espaldas, y lo sobrelleva como puede. Adoptada por unos familiares lejanos, empieza a tener algunas experiencias difíciles de explicar, y nosotros somos testigos de ellas a lo largo de toda la novela. Vamos a palpar las emociones de los diferentes personajes: miedo, abandono, desarraigo, soledad, tristeza, compasión….
Tiene una estructura sencilla, con un vocabulario acorde a la edad para la que está escrita. Usa pausas utilizando puntos suspensivos, o bien dejando un espacio entre párrafos. Es muy dinámica y fácil de leer. Yo misma lo he releído en una tarde, porque intentando recordar ciertas partes, terminé enganchándome de nuevo.

Es una búsqueda por parte de la protagonista para desvelar ciertos secretos que le tenían vedados. Esas mentiras piadosas de las que antes hablaba.

Fue llevada al cine en Suecia en el 1991 consiguiendo el premio Guldbagge a mejor director y fotografía.

Una novela que recomiendo encarecidamente a los jóvenes que les gusta el género de suspense, y a los no tan jóvenes, que no han dejado el Síndrome de Peter Pan de lado.