Páginas

martes, 24 de abril de 2012

Grupo 7


La elección cinematográfica de la semana pasada fue debido a la conjunción de un par de cosas: los planetas, el tarot y… que nooo, que es bromaaaa, era para comprobar si estabais leyendo. :p Había escuchado buenas críticas de la película, no solo por profesionales, sino amigos que habían ido a verla. Además, hay que apoyar un poco más nuestro cine español, y por supuesto, también influía que estuviera ambientada en Sevilla. Y sí, la elegida fue Grupo 7.


No sé si habéis escuchado hablar de ella; las adolescentes seguro, porque uno de los actores estrella es Mario Casas, y este hombre mueve montañas… Pero vamos, aunque actúa bien, todo hay que decirlo, hay otros actores que me llegaron más en esta historia.

Está ambientada en los años previos a la Expo 92, cuando empieza su construcción, y Sevilla no solo necesita un cambio en infraestructuras para dar cabida a tan inmenso evento, sino también un lavado de cara de otras cosas que andan por el centro de la ciudad: la droga. Parece ser que por aquel entonces, había tráfico de droga por el centro de Sevilla, evidentemente hablamos de tráfico de drogas en pequeña escala, es decir pequeños trapicheos que enturbiaba los planes de los mandamases para Sevilla del 92.
Para terminar con esto, ponen a un grupo de policía secreta a luchar contra ese tráfico a baja escala, pero no es cualquier grupo, es el grupo 7. Y tengo que confesar una cosa: me llevé todo la película preguntándome por qué le llaman grupo 7, cuando los componentes son 4, pero seguro que se debe al distrito o algo así, y no lo cogí en la película.


El caso es que este grupo se dedica solo y exclusivamente a acabar con la droga, claro que no utiliza unos métodos muy clásicos, la verdad, digamos que incluso rozan los métodos poco éticos, pero… consiguen lo que quieren los mandamases. Así que nos encontramos ante una película que nos explica la corrupción policial desde el punto de vista de estos. ¿Qué importa utilizar unos métodos poco ortodoxos si se consiguen los objetivos? Esa es la repuesta que tenemos que buscar dentro de nosotros mismos.

Es una película que atrapa desde las primeras escenas puesto que hay acción, tiros, detenciones, golpes y sangre desde el inicio. Y aunque vas viendo los métodos que utilizan, la forma de comportarse…. No puedes evitar terminar apreciando a estos cuatro policías aunque no comulgues con su manera de hacer las cosas… Claro que todo tiene su cara y su cruz, y lo que sube baja, y.. vamos, que todos reciben parte de su merecido.

Hay varias cosas que tengo que destacar de la película: el papelón de los secundarios, sobre todo tengo que romper una lanza a favor de la actriz que hace de “La Caoba”, creo que se llama Estefanía de los Santos, aunque no he conseguido ninguna foto de ella; del policía gordito, Joaquin Nuñez, que lo clava; del malo malísimo, un aplauso enorme para él…. Además la ambientación de la película, gran ovación y me pongo a sus pies. Aunque esté hecha en 2011 es una película ochentera totalmente: los coches, la manera de vestir, la televisión, la radio, el entorno… muy, muy cuidado, un 10!!!
Y algo que me emocionó muchísimo, la construcción de la Expo 92. Vamos viendo, según van pasando los años, como va avanzando la construcción de esta exposición universal, y casi se me caen las lagrimitas cuando llegó la hora de la inauguración.

Es una película de recuerdos, puesto que te acuerdas tanto de cómo ibas vestido, hasta del teléfono que tenías encima de la mesilla; del presentador de turno del telediario de aquel entonces…. Tantos y tantos recuerdos!!

Eso sí, mi punto negativo está en el deje andaluz.  No todos ellos son andaluces, y cuando quieren transmitirlo, llegan a hacerlo demasiado forzado, y apenas se les entiende lo que dicen. En concreto Mario Casas parece que tenga una papa en la boca, y es difícil llegar a entender qué está diciendo en ese momento. Pero bueno, con un poco de maña, se puede llegar a traducir. :p
Una película entretenida e ideal para rememorar épocas pasadas. 

9 comentarios:

  1. Yo le tengo un miedo a las películas españolas...

    Suelen meter la pata por algún lado y acabo saliendo del cine sintiendo que podría haberme gastado el dinero en algo mejor...

    ResponderEliminar
  2. Mujer, hay veces que sorprenden para bien... Aunque claro, depende de tus gustos... Si llega a verla en algún momento, ya me dices si te gusta o no.

    ResponderEliminar
  3. Me pasa como a Alba, tengo poca fé en el cine español. Y la cosa es que esta ya me he quedado mirando el cartela la puerta del cine un par de veces... así que tiene toda la pinta de caer.
    Si voy a verla ya vengo y te comento.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Besos, guapa... Y acuérdate de llevar un traductor!!! :p

    ResponderEliminar
  5. No suelo ver mucho cine español y menos en el cine, no conocía la película pero sí que tiene buena pinta, me ha llamado la atención
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Violeta, coincido con muchos de los puntos que reflejas, el protagonista es el más flojo, el policía de barba para mí es el mejor, me gustan mucho los papeles contenidos que resultan expresivos, también está muy logrado el personaje de la Caoba.

    ResponderEliminar
  7. Espero que le den algun premio a estos secundarios..... Son los mejores de la peli. Gracias por pasarte, Pablo.


    Un beso mu grande, Tatty.

    ResponderEliminar
  8. A mi me echa para atrás que participe Mario Casas. El pobre tiene la misma expresividad que una piedra. La veré pero dudo que sea en el cine

    ResponderEliminar
  9. Con lo que nos gusta recordar épocas pasadas, en plan abuelo cebolletas, seguro que disfrutas con esta película, Leonita. Además, Mario Casas logra transmitir algo más que una piedra, claro.. si llegas a entenderle, jajajajjajaja. Que no mujer, que no está tan mal.. Aquí hace de malote, y bueno, está pasable... Eso sí, los secundarios le dan mil vueltas.

    Besos

    ResponderEliminar