Páginas

martes, 17 de abril de 2012

Cazadores oscuros & Hermanos de la Daga negra


Hace algún tiempo os hablaba de la moda en la literatura, y dentro de esta, destacaba a los vampiros. 

Todo el mundo conoce a los vampiros, protagonistas del género de terror, cuyo “padre literario”, quitando las leyendas existentes de hace siglos, fue Bram Stoker en 1897. Solo con pronunciar el nombre de Drácula, más de uno temblábamos de miedo, y agarrábamos el crucifijo como si nos fuera la vida en ello. (No, no miradme así, que todo tiene una explicación). La primera vez que vi UN TROZO de la película de Drácula, tenía 4 años. Tras unos 20 o 30 minutos de película, me subieron, para dormir, a un tercer piso de una casa muy, muy antigua, y me dejaron sola en una camita, algo oxidada puesto que hacía bastante ruido, cuya cabecera estaba adornada por un crucifijo de plata en una cadena.
Recuerdo haber pasado la mitad de la noche mirando la ventana, agarrando el crucifijo con la manita y temblando de miedo, pensando que Drácula iba a entrar por allí. Como veis, siempre he tenido aprensión a las películas de terror…

Luego, en 1977 llegó Anne Rice con su Entrevista con el vampiro, y fue llevado al cine teniendo como protagonista a Brad Pitt y Antonio Bandera entre ellos… No, esa peli no me dio miedo, la verdad, pero sí que me enganché a las historias de vampiros.
De esos vampiros terroríficos, algo menos con Anne Rice, pasamos hace unos pocos años al género romántico, y sí, siempre han tenido un deje erótico, pero romántico, romántico…. Si os preguntara, seguro que me diríais que la culpable de este salto al género romántico paranormal, fue Stephenie Meyer, y quizás aquí en España os daría la razón. Sin embargo, hay autoras que llevaron a este personaje terrorífico a la literatura romántica antes que Meyer… Una que resaltaría por ser de las primeras que se conoce, es L.J. Smith, en 1991, que fue la que inició la veda de vampiros en instituto y amores prohibidos. Aunque ninguno llegaría tanto a los lectores, como los vampiros crepusculares y reflectantes de S. Meyer

Sin embargo son dos autoras, las que se reparten el éxito dentro del subgénero romántico paranormal: Sherrilyn Kenyon y J.R. Ward. Es decir, que hay un pequeño pique entre Cazadores oscuros y La Hermandad de la Daga negra. Eso sí, la balanza se inclina sin remedio a S. Kenyon y sí, lo confieso, soy de cazadores oscuros más que de hermanos de la Daga negra.

Sherrilyn Kenyon
J.R. Ward












Hoy quería enfrentaros a estas dos autoras para que conocierais un poco de sus obras, aunque de los cazadores oscuros os he ido hablando a lo largo de los años. Pero hoy vamos a verlos combatir contra otros vampiros peligrosos y eróticos como son los de la Hermandad.

Empezamos enfrentando a las propias autoras, y curiosamente comparten curiosidades: Ambas poseen una edad parecida, Sherrilyn Kenyon tiene 47 años, mientras J.R. Ward 43 años. Ambas escriben paranormal y contemporánea, y usan pseudónimos. Sherrilyn escribe como Kinley Macgregor en la romántica histórica, y el verdadero nombre de J.R. Ward es Jessica Bird, nombre que usa para la novela contemporánea.
La primera en adentrarse en la paranormal romántica fue Sherrilyn, con Placeres en la noche, en 2002. J.R. escribió su primera novela de la Hermandad, en 2005.

Sin embargo tienen más diferencias que similitudes, aunque ambas hayan creado un mundo donde vampiros y humanos conviven, aunque sin que estos últimos lo sepan.

J.R. Ward ha construido un mundo oscuro, tenebroso donde podemos encontrar tres personajes distintos: los humanos, los vampiros y los restrictores (humanos sin almas). Estos vampiros son diferentes a los que nos tenían acostumbrados en el pasado. Estos no beben sangre de humanos, sino que se alimentan entre ellos. Por encima de ellos está su creadora, podemos llamarla así, que es La virgen escribana, y ella posee como unas sacerdotisas que son quienes alimentan a los nobles y los hermanos, hasta que encuentran a su media naranja. Sin embargo, los restrictores, cuyo jefe es Omega, están acabando con los vampiros, y estos son defendidos por la Hermandad: seis vampiros guerreros que luchan mano a mano contra ellos.
Esta Hermandad de la Daga negra, consta de 11 libros, traducidos al español 10 de ellos.
Son novelas de alto contenido erótico, muy alto, y narrado de forma directa, sin romanticismo. Podemos decir que esta serie es más erótica que romántica. Es un mundo, como ya he comentado, oscuro, tenebroso, lleno de dramatismo, muerte, opresión, sangre y sexo, mucho sexo.  
Además, Ward se salta una de las premisas de la novela romántica, el final feliz. Sí, lo tiene, pero a su forma. Hay algunas novelas con la que terminas con el alma atenazada, porque no es el final feliz que tú esperabas.

1º - Amante Oscuro
2º - Amante Eterno
3º - Amante Despierto
4º - Amante Confeso
5º - Amante Desatado
6º - Amante consagrado
7º - La guía secreta de la Hermandad de la Daga Negra
8º - Amante vengado
9º - Amante mío
10º - Amante liberada
11º - Lover Reborn

Personalmente, me entretengo con esta serie, pero me cuesta ponerme a ello. Es decir, no corro por leer las novelas, aunque cuando me pongo, me dejan atrapada entre sus páginas. Encuentro algunos puntos negativos que, al principio, hizo que me atragantara con sus historias. La autora llama macho y hembra a todo ser que aparece en la novela, y me resulta muy chocante. Os pongo un ejemplo:
“ Apareció un macho de metro noventa en la puerta, moreno… bla bla bla… “
Otra cosa que me aburre soberanamente, es la vida de los restrictores. Es más, suelo saltarme esa parte. Para hacerlo más ameno, la autora incluyó a un hermano traidor entre sus filas.. pero ni aun así.


Sherrilyn Kenyon construyó un mundo más amplio, diverso, divertido y atrayente. En este mundo existen muchos seres, entre los que nos encontramos los humanos, pero somos ciegos y sordos a lo que pasa a nuestro alrededor.
Todo empezó con los dioses griegos, personajes más que  influyentes en este mundo. Zeus creó al hombre, y Apolo a los apólitas (hijos de Apolo). El problema es que los apólitas decidieron acabar con los humanos, y en su lucha, cayó una de las amantes de Apolo, y este los condenó a no poder caminar bajo el sol, a tener colmillos, a alimentarse de sangre de otro apolita, y a morir a los 27 años. Además, la muerte de estos es agónica y dolorosa, así que tienen dos soluciones para evitarla: o se suicidan el día antes de su 27 cumpleaños, o se convierten en Daimon cogiendo el alma de los humanos. Estas almas no son longevas y deben matar muchos humanos para poder sobrevivir.
Para evitar que acaben con los humanos, Artemisia crea los Cazadores oscuros, unos hombres sin alma que se convierten en inmortales, y que tienen la misma apariencia que los vampiros. Estos hombres han sufrido en su vida anterior tanto, que a su muerte piden un último deseo, el de venganza. A cambio de ese deseo, se convierten en Cazadores. Deben matar a los Daimon antes que las almas de los humanos expiren en su interior.
No solo tenemos Daimon, Apolitas, Cazadores oscuros y dioses… Tenemos mil y un seres malignos, que son combatidos por la pirámide protectora como la llama la autora:

1          1. Cazadores oscuros o Dark Hunters
            2.Guardianes de los sueños o Dream Hunters, que luchan contra aquellos que absorben la energía a través de los sueños.    
            3. Los cazadores Arcadios y Katagarios, que protegen de los asesinos.

Y estos tres son los protagonistas de las 30 novelas que componen la saga de Cazadores Oscuros.

1º - Un amante de ensueño
2º - Dragonswan
3º - Placeres de la noche
4º - El abrazo de la noche
5º - Phantom lover
6º - Bailando con el diablo
7º - El beso de la noche
8º - El juego de la noche
9º - Winter born
10º - Disfruta de la noche
11º - Pecados de la noche
12º - Second chances
13º - Desnuda la noche
14º - La cara oscura de la luna
15º - A hard day's Night-Searcher
16º - Amor al primer mordisco - Hasta que la muerte nos separe
17º - Fear the darkness
18º - El cazador de sueños
19º - El diablo puede llorar
20º - La luna de la medianoche
21º - Atrapando un sueño
22º - Aquerón
23º - El silencio de la noche
24º - Shadow of the Moon
25º - Dream Warrior
26º - Bad moon rising
27º - No Mercy
28º - Retribution
29º - The Guardian
30º - Time Untime

A diferencia de J.R., Sherrilyn escribe con un humor irónico-sarcástico que hace las delicias de sus lectores. Tiene también alto contenido erótico, pero siempre hay ternura, dulzura, y risas, muchas risas. Los personajes lo han pasado mal en sus vidas anteriores, y hay partes tristes, pero siempre resalta más el humor. Puedes acabar a carcajadas en el tren, en casa o en el trabajo, así que hay que mirar antes quien hay alrededor.
Además, no van en grupos, suelen combatir a solas, puesto que cuando están juntos, se debilitan sus poderes... Ah! que no lo he dicho!!! Tienen poderes! Cada uno posee algo que lo caracteriza...

Son novelas que atrapan, enganchan y no dejan respirar al lector una vez comienza la serie. Es divertida y muy entretenida, aunque algunas, sobre todo de los Dream-hunters, cojean un poco. Pero bueno, siempre entretienen.

El éxito ha seguido a S. Kenyon desde el principio, no solo tiene novelas, sino que también hay comics, y ahora van a llevar un spin off de la saga, al cine.
Somos muchas las lectoras que estamos atrapadas en la red de los cazadores. Son libros muy recomendables… Así que personalmente, ganan estos sobre la Hermandad. Aunque una vez que no encontramos novedades sobre la mesa de Kenyon, recurrimos a Ward para quitarnos el gusanillo.

En fin, dos mujeres de armas tomar, que se han convertido en autoras con miles de fans, que le siguen a cada paso que dan y que esperan con ganas sus siguientes novelas. 

7 comentarios:

  1. Pues yo de momento no me he aventurado con los vampiros, no he leído ni siquiera Drácula y de momento es un tema que no me atrae demasiado
    besos

    ResponderEliminar
  2. Pues si algún día le das una oportunidad, recuerda escoger a Sherrilyn Kenyon... Ya verás como te gusta.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Sólo he leído a Sherrilyn Kenyon, y la verdad es que me gustó, aunque sólo leí tres o cuatro libros de la saga.

    Tengo pendiente leer algo de J. R. Ward ^^

    ResponderEliminar
  4. Tú ya sabes que soy kenyonista hasta la médula. Por mis Dark hunters MA-TO

    ResponderEliminar
  5. Jajajajaajajaja, muy bueno, Leonita!


    Animate a conocer a Ward....aunque no abandones a Sherrilyn que te dará mejores momentos.

    ResponderEliminar
  6. concuerdo en que los Dream Hunters cojean :O esos los los libros que cuando termino con un Were o un Dark Hunter y me toca un Dream para seguir el orden pienso: ahhhhhh ni modo y tengo q leerlos pero a veces aburren!!
    me encanta la HDN ya lei el ultimo y me gusto mas que el de Payne...

    ResponderEliminar
  7. Pues yo si me voy con Ward, por que la trama no da tantos rodeos y no se hace pesada en leer, solo algunas partes de los restrictores, que en eso si concuerdo, pero incluidos estos últimos hay momentos en los que deseo que hable desde la perspertiva antagónica. Considero que trabaja mejor el dejarte enganchada a la historia sin hacerla pesada. Con Sherrilyn lo menos que he durado leyendo un libro son 6 días y con Ward 17 horas, por que no pude parar hasta terminar!!!

    ResponderEliminar