Páginas

sábado, 3 de marzo de 2012

¿Frikismo o locura?


Fue un 15 de febrero de 2007 cuando descubrí lo que era, realmente, la literatura. No, no es que aprendiera leer a esa edad, no miradme así, que fui precoz para eso; sino que descubrí  un mundo diferente al que yo conocía, gracias a Internet. 

Empecé a leer muy pequeña, y para mí fue como encontrar mil maneras de correr aventuras, de reír, de pasarlo bien, y de llorar en ocasiones, porque menudo dramones he leído… Pero siempre me sentía con necesidad de contarlo, de vivirlo con otras personas, y en mi entorno, la lectura no era un pasatiempo normal. Mi madre leía, claro, pero no a mis velocidades, así que no podía comentarlo con nadie.

Hasta que un 15 de febrero, me regalaron Internet y puse en el buscador: foro de libros. Y ocurrió el milagro. No solo pude compartir mis opiniones de los libros, sino que descubrí muchísimas personas que compartían mi pasión; conocí a muchas de ellas; enriquecí mi lista de autores, de novelas, de géneros… Era infinito!!! Y sí, empecé a conocer autores españoles que empezaban a despuntar, que tenían un sueño, y que luchaban para conseguirlo. Descubrí que había presentaciones de libros, donde podías interactuar con el autor, y además, jornadas literarias, conferencias, mesas redonda, BLOGS!!… En serio, un mundo maravilloso se abrió ante mis ojos.

Una de las cosas que más me impactó, fue la primera dedicatoria que conseguí. ¡¡Me habían dedicado el libro a mí!! ¡¡Dios!! En fin, sí, chorradas, pero por aquel entonces era… era… mágico. Y no tan “por aquel entonces”, que ahora me gusta más una dedicatoria, que a un tonto un lápiz.
¿Os acordáis de pequeño con los cromos? : Nooo, me falta esteeee. Yo tengo ese repe!!! Pues chispa más o menos, ocurre en el mundo de las dedicatorias.

Desde entonces y hasta ahora, siempre voy a las presentaciones con mi librito bajo el brazo, esperando esa rúbrica, esas palabras. Algunas te llegan al alma porque es un amigo el que te las escribe; otras son impersonales, pero para ti, valen un potosí.

Esta mañana he estado recordando todas las dedicatorias que tengo. Sí, recuerdo muchas, y no, no son pocos los libros que tengo firmados. Y más que me quedan por firmar….
Si esta mañana hablaba con un amigo sobre las dedicatorias, esta tarde otro amigo ha puesto una preciosa en su facebook. Hoy es el día del recuerdo, de las dedicatorias.
Yo os dejo aquí una de mis favoritas:

Primera parte de la dedicatoria

Segunda parte.

Y vosotros, ¿ coleccionáis dedicatorias? ¿Cuál es vuestra favorita? Y la primera que os dedicaron, ¿qué novela era?

12 comentarios:

  1. Jooo que bonito :)!!!
    Para nada frikismo, es lo mejor que pueda haber. Ojalá yo tuviera tantas dedicatorias en libros, le da tanto valor, es algo tan sentimental.

    Pues mi primera dedicatoria fue justamente en un libro que gané en un concurso del foro: Mi planeta de Chocolate de Manuel Cortés Blanco. Me escribió una dedicatoria preciosa y guardo este libro con un cariño muy especial. Te la escribo un trocito más o menos de memoria :

    "... siempre que tengas que escoger una opción que sea la que tenga chocolate..."

    Lo más curioso de todo es que soy una fanática del chocolate :p

    Preciosa la entrada
    un beso guapaaa :)!

    ResponderEliminar
  2. Cuando empiezas a coleccionar algo, siempre hay un principio, así que a ponerse a conseguir dedicatorias como loca, guapa!!! Basta con que estés conectada a este mundillo, que vayas a las presentaciones, a las ferias del libro.. Paciencia y tiempo, eso hace que tengas una laaarga lista de libros dedicados.

    Oohh, que chula también tu dedicatoria!!! Compartimos dos pasiones, la lectura y el chocolateeeee!!! Jajajajajjaja

    Un beso, y muchas gracias por pasarte por aquí!!

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que tengo muchos libros dedicados y los guardo con especial cariño. De hecho, si se diese la ocasión (que lo dudo), en que tuviese que desprenderme de mis libros, te aseguro que guardaría precisamente los que tienen dedicatoria, porque en ella reside parte del alma de su autor.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Kayena, esta mañana iba pensando lo mismo. Tengo demasiados libros, ya apenas me queda espacio para uno más, pero me cuesta desprenderme de ellos.
    Y como bien dices, esos que están dedicados, sería impensables de deshacerme de ellos. Son especiales.

    Gracias por pasarte por aquí. Un beso

    ResponderEliminar
  5. Sólamente tengo dedicado un libro que el autor vino al colegio a dar una charla. Se llamaba "No es un crimen enamorarse" y la verdad que estaba muy entretenido :D

    ResponderEliminar
  6. ¿Solo uno? Eso debe cambiar!! Ya estás yendo a todas las presentaciones habidas por haber, y comprando el libro :p

    ResponderEliminar
  7. @Violeta

    Ya! Pero es lo que te comenté, que como casi todo es ebook, ¿que le digo? ¿me puedes firmar en una servilleta? xDDDD

    ResponderEliminar
  8. Es que en estos casos, no hay ebook que valga, el libro de toda la vida, con sus paginitas, su olorcillo a nuevo.. Ainsss...

    ResponderEliminar
  9. Exacto!! Por que salir de la presentación con el libro firmado, y no pasar por caja.. está feo, la verdad.. Pero vamos, que a más de uno le ha pasado. Tuvo que volver corriendo cuando se dio cuenta (no pitó el detector), y comprar el libro alegando despiste supremo. Los dependientes se reían a carcajadas y le dieron hasta las gracias...
    Hay gente buena por el mundo. Y despistada!!! :p

    ResponderEliminar
  10. ¡Aquí otra que colecciona dedicatorias! :)

    ¡La que tú has puesto es preciosa!

    Recuerdo mis primeras dedicatorias... eran unas jornadas literarias en Málaga (en las que tú también estabas, por cierto :P) a las que fui con una mochila cargada de libros para que me dedicasen... No sé decir cuál fue primero, pero todas me hicieron muchísima ilusión!
    Y las he seguido coleccionando a partir de ahí ;)

    Preciosa la entrada, un beso!!

    ResponderEliminar