Páginas

domingo, 26 de febrero de 2012

Sagas, series, personajes inter-relacionados y cameos.


Llevo un par de días haciéndome una pregunta tonta: ¿Qué hace que nos enganchemos a una saga o una serie de libros? ¿Son los personajes? ¿La trama?...
Personalmente pienso que es un conjunto de cosas. Veamos, la trama tiene que ser importante para enganchar al lector, pero creo que aquí, el quid de la cuestión, serían los personajes. Deben ser atrayentes, profundos, impactantes, para que quieras seguir leyendo sobre ellos en una siguiente entrega.

Para mí, hay una sutil diferencia entre saga y serie, por lo menos, bajo mi punto de vista. Siempre he considerado que Saga se definía al conjunto de libros que tenían como protagonistas, personajes de una misma familia, con distintas generaciones, o bien personajes de una misma comunidad.
Mientras que serie, es una sucesión de libros con un orden cronológico u otro tipo de orden lógico, que tiene una unidad narrativa independiente, pero que comparten los mismos personajes.

Encontramos series y sagas en muchos géneros literarios, pero quizás, en los que más presencia tengan, sean en el género fantástico, en el policíaco y en el romántico. ¿Quién no conoce El señor de los anillos? Para mí, como es una comunidad, le llamaría Saga sin duda alguna. Dentro de la fantasía, los libros de Anita Blake, para mí serían serie.
Dentro del policíaco, la mayoría son series, puesto que tenemos unos mismos protagonistas con diferentes casos policíacos.

Y en romántico es ya incontable.
Hay autoras que no pueden evitarlo, y hasta no ver casados a todos los personajes de una misma familia, no paran. Así tenemos la saga de los Malory de Johanna Lindsey; los Montgomery de Jude Deveraux; los MacGregor de Nora Roberts
Por ser una comunidad, me vienen a la mente dos sagas, la de Sherrilyn Kenyon con Los cazadores oscuros y J.R. Ward, con La hermandad de la Daga negra
Y series hay miles y  miles por cada autora dentro de este género.

Pero hay autores que van un poco más allá de estas dos acepciones, y son los personajes inter-relacionados. A ver, intento explicarme. La reina de esta tercera opción, es Karen Rose. Esta autora adora a sus personajes, se enamora de cada uno de ellos, y aunque sean secundarios, les coge tanto cariño, que los retoma en libros posteriores para desarrollar su vida. No puede considerarse serie, porque no son sucesivos, tienen una relación, sí, pero no son una sucesión… En realidad, lo que es, una locura, una tortura para sus lectores.  Para explicarme mejor, os dejo un pequeño croquis que hizo la propia autora para que los lectores supiéramos la relación entre sus novelas…

Y por último, los cameos. Son muchos los autores, que introducen personajes suyos en otras novelas, provocando una reacción en el lector, sobre todos los fieles seguidores, que seguro que cogerán el guiño y lo apreciarán.

El problema que le encuentro a esto de las sagas, series, personajes inter-relacionados  y cameos, son las editoriales. Normalmente, salvo honrosa excepciones, son autores extranjeros aquellos a los que seguimos, y claro, la editorial coge una novela, le da igual el número que sea, y la traduce. Luego, si no tiene el éxito que ellos quieren, deja de editarlas, o bien, no lo hacen en el orden que deben… Así que ahí te ves, volviéndote loca, leyendo una serie de libros sin orden cierto, o una saga saltándote números.
En el caso de Karen Rose, no es muy significativo, hasta llegar a la trilogía Vartanian, que ahí sí que tienes que leértelos seguidos, pero el resto, pues… a esperar que lleguen a España, o a desempolvar tu inglés dormido, o bien, a rezar porque alguna alma cándida con grandes conocimientos de inglés, quiera compartir ese conocimiento con los demás.

¿Seguís muchas series o sagas? ¿Qué os atraen de ellas? ¿Sois capaces de descubrir los guiños y los cameos inesperados de algunos autores?

7 comentarios:

  1. Ah!! Me encantan estas entradas de Violeta!!

    Yo también soy más de sagas que de series y con las posbilidades de la ciencia ficción, tenemos un montón.

    Por ejemplo la saga de los robots y de fundación de Asimov que están conectadas habiendo 25.000 años de diferencia! Y eso sin contar los cameos que hay con otros libros como con "El fin de la Eternidad"!!

    Por otro lado tenemos Dune, que podría ser una mezcla de saga y serie. Tiene de saga porque es necesario haberse leído los libros anteriores para comprender determinados conceptos, pero es serie porque las historias que ocurren 30 generaciones después de lo primero, poco tienen que ver con el Dune original!!!

    Y se me ocurren más, como las de Miles Vorkosigan, Rama, etc. pero no voy a hablar de lo que no he leído! ;)

    ResponderEliminar
  2. Ves? Dentro de la Ci-Fi, desconocía ejemplos.. pero. ¿Cómo voy a conocerlos si no leo CiFi, jajajajajjaajaja.

    Gracias por pasarte y por tus comentarios...

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Como bien sabes, Vio, yo le doy a tó, tantos géneros como series, sagas y comunidades. De hecho, me da miedo engancharme a libros que no son únicos porque hasta que no termino con el último no paro y, si no está publicado, ME MUERO DE LA IMPACIENCIA.

    ResponderEliminar
  4. En eso somos igualitas, jajajajajajajjajja

    ResponderEliminar
  5. Eso es lo peor, comenzar un libro extranjero y descubrir que forma parte de una saga o serie, descubres que no era el 1º, que te has espoileado alguno que iba antes y acabas liada del todo.

    Además de la odisea que supone encontrar la saga completa publicada...

    ResponderEliminar
  6. Jajajajaja, exacto, guapa... Eso mismito!!! :D

    Besotes

    ResponderEliminar
  7. Me encantan los cameos. En las novelas que he escrito, siempre hay una referencia o intervención de alguno de los personajes que está en otra; es muy divertido.

    ResponderEliminar