Páginas

lunes, 13 de febrero de 2012

Muerte en las nubes, Agatha Christie


Hacía tiempo que no leía a la tía Agatha y la semana pasada tocó el siguiente libro de la colección. La estoy leyendo conforme fueron editadas, así que seguro que en una de estas, me llevo una sorpresa (que lea antes lo que no tenía que haber leído). Esta vez tocaba leer: Muerte en las nubes, y evidentemente, cuando me refiero a tía Agatha, quiero decir, Agatha Christie. Llevo leyéndola tantos años, que es como si fuera de la familia.

Todo el mundo se queja de lo tramposa que puede llegar a ser esta mujer escribiendo novela policíaca, pero tengo que confesar que no hay nadie como ella.  Es única e irrepetible. Me encanta escribiendo esta mujer.

Muerte en las nubes fue editada en 1935, y fue la primera que se publicó en América en Dodd Mead and comany.
Como todas las novelas de Agatha, tenemos en las primeras páginas, la relación de personajes, y en este caso, un mapa del avión. Porque sí, un asesinato tiene lugar en esta novela, no puede ser menos, y para rizar el rizo, Agatha lo lleva a cabo delante de las propias y dormidas narices de nuestro gran detective Poirot, en un avión.
Así que ya tenemos centrada la trama: un asesinato, en primera clase de un avión comercial, delante de las narices de Hercules Poirot. ¿Quién es el asesino? ¿Cómo ha muerto? Pues esas dos preguntas debe contestar Poirot, usando sus células grises.

Por lo pronto, y es algo lógico y coherente, tiene que haber sido uno de los pasajeros de primera del avión. Eso no tiene más spoiler que la propia lógica. Pero claro, aquí deja de servir la lógica puesto que como bien dicen por ahí, Agatha es una tramposa de mucho cuidado.

Vamos conociendo a los personajes en los primeros capítulos, gracias a la investigación. Agatha es de las autoras que nos da una sobredosis importante de descripciones justo al principio. Por eso es necesario, tener el glosario de personajes al inicio del libro, para no perderse por la mitad de la novela. Porque otra cosa que tiene es que nunca repite.
Uno de los casos que más recuerdo de Agatha Christie y que más me gustó, es Asesinato en el Orient Express. Tiene muchas similitudes con esta. Es verdad que aquel tiene un final apoteósico, y que no hay ninguna comparable, pero también ocurre en un transporte público, cerrado y con un número en concreto de sospechosos.

Agatha nació en los últimos años de la época victoriana, y comparte multitud de características con escritores de aquella época.
Lo primero que encontramos es el reflejo de la sociedad jerárquica de aquella época: los aristócratas, los nuevos ricos, y los trabajadores. En ese mismo avión hay distintos personajes clasificables dentro de cada uno de estos estratos de la sociedad. Sin embargo, todo el mundo sospecha del más pobre, o digámoslo mejor, del que carece de título nobiliario, y su profesión se acerca mucho al pueblo: en este caso, un escritor que aparece en la novela, que dicen es el alter ego de la escritora. Aparentemente compartían ciertas  manías. Os dejo el párrafo donde se ve perfectamente este desdén por las clases bajas:

Mister Clancy era para los periodistas un personaje de menor cuantía, inferior en varios grados a un aristócrata.

Y esto hablando sólo de la primera clase, puesto que en segunda, están los sirvientes, que en condiciones normales, ni viajan en avión, sino que los desplaza en tren. En fin… la diferencia entre las clases sociales de las que ya hemos hablado repetitivamente.

Como último apunte, para no seguir desvelando nada más de la trama, comentar que Agatha Christie no tenía en mucha estima a Arthur Conan Doyle y su personaje sublime Sherlock Holmes. En la página 141, tenemos un comentario que no deja lugar a dudas:

¡Ah!-exclamó míster Clancy- Pero ha de saber usted que tengo mis métodos, Watson. Perdóneme si le llamo Watson. No lo hago con ánimo de ofenderle. Y es muy interesante. Personalmente, pienso que se sobrevaloran en demasía las historia de Sherlock Holmes. Las falacias…. , las asombrosas falacias que hay en esas historias…. Pero, ¿Qué estaba diciendo?

Love is in the air….. En fin, otra novela sublime de esta autora que siempre me deja a la altura del betún cuando intento descubrir al asesino. Desde luego, mis células grises son muy diferentes de las de Hercules Poirot.

5 comentarios:

  1. Me encantan los libros de Agatha Christie, he leído un montón y esta en concreto no me suena así que supongo que se me ha pasado, tendré que revisar porque si es de Poirot la tengo que tener en casa
    besos

    ResponderEliminar
  2. Jajajajaja, por eso mismo voy leyendola en orden de como la sacaron en la colección, para no perderme ninguna.
    Besotes, guapa.

    ResponderEliminar
  3. Cómo me gusta esta mujer!!
    He leído unos cuantos y no me ha defraudado con ninguno! =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  4. A mí, de todos los que llevo leído, solo uno me decepcionó: Muerte bajo el sol.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  5. Tengo una vieja edición de esta novela. Fue la primera que leí de la autora.

    ResponderEliminar