Páginas

lunes, 20 de febrero de 2012

Letal como un solo de Charlie Parker, Javier Márquez Sánchez


Estamos acostumbrados a encontrarnos novelas negras escritos por nórdicos o bien estadounidenses, pero hoy os traigo algo diferente. Aunque esté ambientada en Estados Unidos, está hecha “made in Spain”, por uno de nuestros autores nóveles en vertiginoso ascenso, Javier Márquez Sánchez. Y sí, vengo a hablaros de Letal como un solo de Charlie Parker, su última novela.

El autor:

Sois muchos los que habéis comentado que no conocíais a este autor, así que voy a intentar acercaros un poco a él.
Nació en 1978 y ya desde pequeño despuntaba maneras hacia el mundillo literario, digamos que llevaba el arte en las venas en mucha de sus vertientes; ya veréis, un poco más tarde, por qué lo digo.
Desde pequeño tuvo a grandes referentes en su vida, y no fueron otros que su propia familia. De sus abuelos y sus padres, heredó el amor por los libros, por la música y el cine. Gracias a la gran biblioteca de su abuelo, empezó desde bien pequeño a disfrutar de grandes clásicos, y de autores que nada tenían que ver con la literatura infantil. Desde Hemingway, Bukowski … a…Verne, Asimov o Chandler.
Sus películas favoritas iban desde el lejano Oeste a las de los Hermanos Marx, pasando por todos los clásicos… Y si habláramos de música nos saldríamos de los márgenes impuestos por Blogger porque le gustan todos los palos, desde el flamenco, hasta el country.  
Foto realizada por Laura Muñoz.
Ya desde pequeño le gustaba contar historias, y tardó poco en plasmarlo en papel. El caso es que no deja que ese papel llegue a manos de ávidos lectores… Una pena, porque sería divertido descubrir sus inicios.
Como llevaba las letras en la sangre, decidió dedicarse al periodismo y en eso anda ahora. Durante 10 años estuvo trabajando para Cambio 16 como subdirector, y ahora es jefe de cierre de la edición española de la revista Esquire. Además, colabora en diversas publicaciones, sobre todo de contenidos musicales.
A lo que me refería antes con eso de llevar el arte en las venas, es que no solo es periodista y escritor, sino que también es guionista, y ahora se inicia, tímidamente, como cantautor.

Es autor de muchas biografías, pero la más conocida es, Rat-pack, Viviendo a su manera. La primera novela que editó fue La fiesta de Orfeo en 2009; le siguió Los rebeldes de Crow  en 2010; y la novela que hoy tenemos entre manos: Letal como un solo de Charlie Parker. Si queréis conocer algo más de él, no dudéis en pasar por su página web: El rincón de Javier Márquez Sánchez o su blog personal:  Al otro lado del río y entre los árboles.


La novela:

Letal como un solo de Charlie Parker, como ya he comentado al inicio de esta reseña, está clasificada dentro de la novela negra. La mayor parte de la trama transcurre en Las Vegas, 1955, en un ambiente oscuro de casinos, mafia, alcohol, drogas y mujeres.
Las Vegas, 1955
Lo primero que llama la atención, es la portada y el título. Para lo último, tendréis que esperar a leer la novela para comprenderlo, y creedme, todo tiene su explicación. Lo de la portada… sin palabras. Es magnífica y le va como anillo al dedo. En ella encontramos resumido, de manera magistral, el libro completo. 
La estructura también es sorprendente. Los capítulos no tienen numeración, sino que tienen un título que resume la acción que va a tener lugar en él. Suelen ser frases impactantes que llaman la atención al lector, provocando que se quede atrapado al instante en la lectura. Un ejemplo lo tenemos en lo que, en otras novelas, podríamos llamar prólogo; aquí se resume con una sola frase: Un mal día para morir… ¿Es o no es impactante? Pues así con cada uno de los capítulos.
Estos se componen de unas 10 o 12 páginas como media, así que tienen la medida exacta para no resultar densos, ni demasiado cortos.

Está narrado en primera persona por el propio protagonista, Eddie Bennett, alias el figura. No es una novela lineal al uso (aunque la trama principal pueda decirse que sí lo es) puesto que Eddie, en 1998, nos cuenta un hecho que tuvo lugar en su vida, y nos hace viajar a Las Vegas de 1955.


De la novela resaltaría dos cosas: los cameos con personajes de carne y hueso, a los que tanto conocemos: Frank Sinatra, Dean Martin, John Wayne…que por cierto al final del libro el autor aclara cuales son reales. Y la magnífica ambientación que tiene.
De  Javier Márquez valoro su forma de narrar: hace que nos imaginemos la novela como si de una película se tratara. Estás “viendo” el libro en vez de leerlo. Tiene tal capacidad de descripción, que logras visualizar las escenas. Además, se nota el  gran trabajo de documentación; parece que el mismo autor haya estado en esa parte del mundo, en esa época. Lo describe de manera tan detallista, que es como si estuvieras en esos hoteles glamurosos, ante esos personajes deslumbrantes y tan llenos de carisma.


He estado buscando alguna entrevista del autor, tras la publicación de esta novela, pero no he encontrado ninguna, es verdad que lleva desde el 6 de febrero en el mercado, pero me gustaría saber cómo se ha encontrado el autor escribiendo esta novela. Me refiero a si se ha sentido cómodo, si le ha gustado… Y hago esta pregunta porque me parece que se lo ha debido pasar como los indios, puesto que todos los gustos del autor están plasmados en la novela. Desde los actores, la música, los cantantes, las bebidas, la época… me daba la impresión de estar viendo al autor como el protagonista.

Solo le pongo dos pequeños “peros” a la novela.
Uno de ellos resulta de la utilización de la primera persona como narrador. Al estar narrado de esa manera, solo se tiene la información basada en la propia visión del protagonista. Estamos viendo lo que él quiere enseñarnos, lo que él quiere contarnos. Así que te quedas con ganas de más. De saber más cosas de Eddie y de todos los personajes que aparecen en la trama.

El otro “pero” es algo que me ha tenido enfurruñada durante toda la novela. Me entraban ganas de darle un buen puntapié en el trasero a más de un personaje; y se los quería dar al personaje y no al autor, por dos razones: me pilla un poco lejos para dárselo, y que él no tiene la culpa realmente. 
En la época en la que está ambientada la novela, a la mujer se le tenía como un simple objeto de decoración. Solo servían para ser olvidadas en caso de ser poco agraciadas, o para ser observadas y degustadas en el caso de ser monas. Es más, los personajes de esta novela, usan a la mujer como simples “kleenex”. Para no acordarse, no se acuerdan ni de sus nombres… En fin… Hay una mujer que resalta en la novela, que lucha por salir de ese círculo vicioso, aunque se lo hacen pasar mal, y al menos te desquitas un poco.

Sin embargo mi cariño se ha quedado con otro personaje. Uno que solo sale un par de veces, pero era la sensatez dentro de una vida de excesos. Ese personaje es Louis. Para mí, uno de los mejores.

Letal como un solo de Charlie Parker es una novela ágil, entretenida, de esas que enganchan desde el principio. Disfrutas de la acción, de los golpes, las balas cual película del Oeste… No podía faltar el alcohol, el sexo, la sangre, la muerte, el deseo… y por supuesto, La Mafia.
Si estáis dispuestos a leer una buena historia, coged un copa de vino o un vaso de Whisky, poneros un Cd de Frank Sinatra o Dean Martin, y dejaros llevar por la historia de Eddie Bennet. Espero que disfruten.  

9 comentarios:

  1. Lo leeremos gustosamente, invita a ello.

    Spartan

    ResponderEliminar
  2. Creo que voy a probar, aunque sin el whisky porque no me gusta nada :)
    Me gustó mucho "Rat Pack" y tu crítica ha hecho que esta me llame la atención.
    Muy buena critica por cierto y completita...
    Besos guapa!!

    ResponderEliminar
  3. Ya me había fijado en él pero estaba esperando a leer alguna reseña, creo que me has convencido, tiene una pinta estupenda y me apetece descubrir todo lo que cuentas, intentaré buscarlo
    besos

    ResponderEliminar
  4. ¡Eh, muchísimas gracias por la excelente reseña! Celebro que haya gustado la lectura, y no tea pures por saber más sobre Eddie, pues si todo va bien, espero poder narrar nuevos casos y, con ellos, dar más pinceladas sobre la vida del personaje.

    Me han hecho ya un par de entrevistas pero, efectivamente, aún están pendiente de publicación, espero que pronto. Pero respondiendo a tu curiosidad sí que te diré que disfruté como un enano con esta novela, igual que con las anteriores. Creo que sería incapaz de sentarme a escribir si no disfrutase tanto.

    Una vez más... ¡Gracias!

    ResponderEliminar
  5. Pues ya me diréis que tal cuando le hinquéis el diente!! :)

    Muchísimas gracias a todos por pasaros por este rinconcito.
    Mil besos

    ResponderEliminar
  6. Me pierde la novela negra y esta no la he leído.. tendré que buscarla.
    Besos y gran reseña

    ResponderEliminar
  7. Muy buena entrada, ¡con esa reseña a ver quién se resiste a leer la novela! ;)
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias por pasaros por aquí. Mil besos!!!!

    ResponderEliminar