Páginas

martes, 14 de febrero de 2012

Debe ser amor, Rachel Gibson



Hay ciertas novelas que pasan por tu vida sin penas y sin glorias, simplemente haciéndote pasar un buen rato. Es el caso de la novela que os traigo hoy, Debe ser amor de Rachel Gibson.
Llegó a mí como regalo, y fue muy bien acogido por mi parte. De esta autora solo había leído una novela, y aunque no me había disgustado, no había vuelto a buscar nada suyo por las librerías.
Quizás me ocurra que al ser chick-lit, y no llevarme muy bien con este subgénero, pues…. No, no lo habría conseguido por mí misma. Pero como era un regalo, le di una oportunidad. No está mal, como ya he dicho, te hace pasar un buen momento, pero vamos, que no es nada del otro mundo.

La portada es la típica portada chick-lit: colores pasteles: celeste, amarillos y naranjas claros. Una chica en una cama, con las sábanas hasta los ojos, en pleno éxtasis. En fin, sin comentarios.

El caso es que es un chick-lit de suspense, hay un caso policial, en el que el protagonista es el policía, y la protagonista la “víctima”, y lo pongo entre comillas porque hay que descubrir si es así, o está inculpada en el caso.
Además de las portadas, tiene los tópicos típicos de la novela chick-lit. Una chica alocada, patosa en ciertos momentos, con relaciones sentimentales anteriores a cual más rara. Tiene decidido que no sirve para mantener una relación con un hombre normal, pero se encuentra de bruces con el tío más maravilloso del mundo. Este, es nuestro policía. Alto, rudo, fuerte, maravillosamente guapo… Vamos, de esos que no existen… :p

Empiezan una relación de amor-odio, en este caso atracción-odio, y hay un gran tira y afloja. Evidentemente, terminan aflojando del todo, pero vamos, eso no es ningún spoiler, eh???

Otra de las características de este tipo de subgénero son las familias respectivas de cada uno de los protagonistas. La de la chica, igual que ella: locas, raras, extravagantes. Y los de él, numerosa y bulliciosa. Un componente familiar que me encanta es el loro Sam, creo que es el más entrañable del todo.

En fin, una novela chick-lit de suspense que te hace sonreír en determinados momentos y pasar un rato entretenido.  No tiene mucho más donde escarbar.


6 comentarios:

  1. A mí es un género que me gusta bastante, sobre todo para pasar un buen rato y me ha sorprendido bastante que sea de suspense, de los libros que he leído chick lit nunca había visto ninguno parecido, solo por eso creo que le daré una oportunidad
    besos

    ResponderEliminar
  2. Pues ya me cuentas, Tatty.. Es simplón, eh??? No te esperes gran cosa...
    Besotes

    ResponderEliminar
  3. Huy que me lo he leído!
    Me dijeron que era una maravilla y me quedé pinchada al leerlo porque le vi poquísima "chicha". Menos mal que no he sido la única!!
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Muy cierto lo que dices, hay novelas que ni son buenas ni son malas, sólo hacen pasar un buen rato y después casi las olvidamos.

    ResponderEliminar
  5. @mientrasleo

    Sí, es una novela para pasar el rato, nada de maravilla... entretenida sin más.
    Besotes

    ResponderEliminar
  6. @Luigi Castelli

    Yo sin el casi, Luigi, se me olvidan. Tanto, que incluso he llegado a comprar dos veces la misma novela...
    Como dice un amigo, eso es que el que hizo la reseña es un artista. :p

    Un placer verle por este rinconcito.
    Saludos

    ResponderEliminar