Páginas

miércoles, 11 de enero de 2012

Fragmento: desamor

Alguien dijo alguna vez que en el momento en que te paras a pensar si quieres a alguien, ya has dejado de quererle para siempre.
Carlos Ruiz Zafón, La sombra del viento

6 comentarios:

  1. Muy bonita frase del, hasta ahora, mejor libro de la saga de Zafón.
    Besos y gracias por rescatarla, no sólo hay cementerios de libros en ese volumen.

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que descubrí verdaderas joyas releyendo el libro.
    Un beso muy grande, guapa!

    ResponderEliminar
  3. ¿Quiere decir que en el momento en que te paras a pensar si odias a alguien ya has dejado de odiarlo? o más aún ¿Implica que en el momento en que te paras a pensar en alguien ya lo has dejado?
    ¡Qué cosas más raras tiene el lenguaje!

    Sr. Nimo

    ResponderEliminar
  4. Realmente, piensas en ello porque quieres reafirmar tu idea :)

    ResponderEliminar
  5. ¿ 2 + 2 = 77 ?

    Mr. Nimo

    ResponderEliminar
  6. Jajajajajjaja, el señor Nimo me hace siempre pensar.

    No, con el verbo odiar no se cumple la premisa.
    Cuando tu te preguntas si realmente quieres a esa persona, ya estás dudando, ya has dejado de quererle. Cuando amas a alguien, jamás te planteas si lo quieres o no, es cuando dejas de hacerlo.

    Con el odio, pues, es diferente. Es curioso, creo que una persona normal nunca odia. El odio es propio de los fanáticos, pero nosotros... Puede que no nos caiga bien esa persona, que le guardemos rencor por algo que nos haya hecho, que no lo consideremos buena persona, que sea intratable, pero odiar? No, odiar es difícil. Y no te sueles plantear si odias o no odias a alguien. Así que ahí no se cumple la premisa.

    jajajajajja. Y no me hagas pensar que dicen que perjudica seriamente la salud!!!!

    Besos a los dos!

    ResponderEliminar