Páginas

miércoles, 27 de julio de 2011

Matar a un ruiseñor


"Es buena, te gustará". Eso es lo que me contestaron al preguntar por la película Matar a un ruiseñor
Era la  que echaban en el cine de verano este lunes, y quería ir sabiendo que me encontraría. El caso es que leí la sinopsis y me quedé un poco preocupada. Nunca me han gustado las películas de juicios, se me hacen eternas. Sin embargo, esta es.. maravillosa!! Es dura pero tierna a la vez, con mucha moraleja, directa y franca. Es entrañable pero amarga. Y con frases que te hacen pensar. Como muestra, os dejo esta:


"Nunca conoces realmente a una persona hasta que no has llevado sus zapatos y has caminado con ellos"
La relación de los niños con el padre, la forma de educarlos, de hacerles pensar... Te deja impresionada. Igual que cuando en el juicio, defiende a su cliente. Es una película que te hace reaccionar, no deja impasible. No puedes dejar de pensar en la injusticia, en la valentía de ese abogado, en el despertar de los niños en el tema del racismo, la violencia y la mentira. 


Un amigo comentó antes de empezar la película, que sería conveniente que se pusiera en clase a los niños, y estoy totalmente de acuerdo con él. 

Es una película de una dureza considerable, pero vista por los ojos de la inocencia de unos niños. Esos niños que tienen que madurar, y ver el grado de maldad que tienen ciertos humanos. 

"Hijo mio, hay muchas cosas feas en el mundo, me gustaría que no las vieras, pero no es posible"

La película en sí me ha enamorado, pero hay varias escenas que lograron que entregara el corazón: una de ellas, es la que está representado con la última foto, cuando Atticus está protegiendo la puerta de la cárcel y los niños llegan para ayudarle. Maravillosa escena, sin palabras.

Una película que merece la pena ver y disfrutar. Por favor, no os la perdáis!

martes, 26 de julio de 2011

Traiciones, Nora Roberts

Ya perdí la cuenta de los libros que llevo leídos de Nora Roberts. Digamos que de las autoras extranjeras, es mi favorita en el género romántico, puesto que no es la típica que se centra en la relación de los protagonistas (salvo en las trilogías y sagas), sino que lo suele complicar con dosis altas de suspense, paranormal, fantasía….
Es curioso que con todas las reseñas que llevo escritas de esta autora, nunca haya hablado de ella. Quienes me conocen y saben de mi adoración hacia esta autora, suelen “picarme” insistiendo en que es imposible que sea tan prolífica, que debe tener un “negro” que le escribe, o como se diría en inglés: ghostwritter, escritor fantasma. El caso es que he descubierto muchas cosas de Nora Roberts leyendo sus novelas, pero me ha asombrado su biografía.

Nora Roberts es el pseudónimo de Eleanor Marie Robertson, nacida en 1950, descendientes de irlandeses, escritora prolífica y madre de dos críos. Nunca escribió de niña, aunque inventaba historia y mentiras que su madre creía a “pie juntillas”.
Empezó a escribir en una nevada, mientras cuidaba a sus hijos pequeños, y desde ese momento, no ha parado.
Según Nora, ser escritor requiere disciplina: “ Si piensas que sentándote a esperar, harán que las musas aparezcan sobre tus hombros, estás equivocado.” Ella escribe 8 horas diarias haga sol, lluvia, sea laborable, fiesta, vacaciones….. Al principio fue rechazada en multitud de ocasiones, hasta que una editorial le dio la oportunidad. El éxito le vino en 1985. Desde entonces es una de las autoras románticas más consagradas.

Aparte de hablaros de la autora, hoy he venido con otro libro suyo bajo el brazo, Traiciones. Fue editada en 1995, pero yo desconocía su existencia. Es lo bueno que tienen los autores prolíficos, que entre las nuevas novelas y las que llevan escritas, nunca dejas de leerlos.

Traiciones es una historia perfecta, redonda, de esas que enganchan. No en vano, comienza con una frase impactante contiendo estas tres palabras: carta, buzón y muerta.
Pertenece al subgénero de suspense y como siempre lo borda.
Esta vez, Nora nos encuadra la novela en un verdadero oasis, el mundo de los caballos. Con destreza, detalle y entusiasmo, nos describe todo ese mundillo: desde el nacimiento de estos, el entrenamiento, los  cuidados que necesitan, las carreras, las apuestas.. Un mundo impresionante y apasionante, por lo menos para mí.

Todo eso lo hace de la mano de unos personajes sublimes, cada uno con una historia propia, muy conseguidos e intrigantes. Todos tienen protagonismo en la novela; los secundarios apenas lo parecen, y atrapan todos ellos desde el principio.
La protagonista es Kelsey, una chica cuya vida se viene abajo por culpa de su divorcio y por la llegada de una carta especial. Esa carta hará que descubra sus orígenes y su futuro. Descubrirá cual es su vocación, el amor de su vida, y el poder de la familia.

Sí, una vez más, la familia es uno de los pilares básicos de la trama. Familias rotas, familias unidas, otras donde falta la madre, otras donde el padre originó dolor y furia… Además, aquí tiene mucha importancia, las de gran abolengo, esas donde se debe preservar el buen nombre de la familia, el apellido y el honor.
También se deja entrever el problema del alcohol, del juego, de la ambición y las envidias, dándole oscuridad a una trama de maravillosos paisajes, bien descritos y luminosos, que enamoran al lector.

Novela de fácil lectura, dinámica, amena y tierna. Con grandes dosis de intriga, de lágrimas en ocasiones y de pasión en otras. Una novela que enamora por los personajes, el entorno y los caballos. Nora, una vez más, no defrauda.

domingo, 17 de julio de 2011

El valle de las sombras, Jerónimo Tristante

Una vez más tengo que quitarme el sombrero y postrarme a los pies de Jerónimo Tristante por su última novela, El valle de las sombras. No solo por haberme encandilado con la historia, sino por haberme sorprendido.
Tengo que confesar que al principio, no terminaba de atraerme el tema de la novela. No me suelen gustar los temas políticos ni bélicos salvo honrosas excepciones. Pero tanto amigos que habían leído el libro, como el propio autor en las presentaciones, me avisaron que aunque el entorno era político, no primaba eso en la historia. Y cuánta razón tuvieron!!

La trama transcurre en lo que hoy conocemos como el Valle de los caídos, aunque por aquel entonces, fuera solo una montaña de granito, con un paisaje maravilloso. Nos situamos al final de la guerra civil, con la decisión de Franco, de convertir aquel oasis en un recuerdo a los caídos en la guerra. Al ver como las obras se enlentecían por la dureza del paisaje, decidieron usar como mano de obra a los reclusos. Y en este entorno nos sitúa Jerónimo para desarrollar la historia.

Lo primero que tengo que alabar, es el trabajo de documentación del autor. Jerónimo es un narrador de primera, detallista sin resultar cargante, que transporta al lector a distintas épocas con solo chasquear los dedos. Las descripciones son tales, que al leer estas viviendo aquello que él narra. Te encuentras allí, como un personaje más, picando piedras, luchando cara a cara con el enemigo, o paseando por aquellos idílicos paisajes.
Se nota que se embebe de la historia para luego transmitírnosla sin parecer que ha volcado la enciclopedia en la novela.
Y todo eso lo hace de manera objetiva, sin ponerse al lado de ningún bando. Él es el mero narrador, no toma partido.

Acostumbrada a las novelas policíacas o negras de Tristante, esperaba encontrar algo de eso en El valle de las sombras, y aunque no me ha defraudado, y algo de eso hay, no es lo principal de la trama.
Lo más importante de la novela no es el asesinato, ni la siguiente investigación, sino la vida de ambos protagonistas y la relación que se establece entre ellos. Es un canto a la amistad, a la confianza y al afán de superación.
Es una historia cruda, dura y dolorosa, sin embargo, conforme sigues leyendo, vas calmándote gracias a esa calidez que desprende la relación entre ambos personajes, esa amistad naciente, y el cariño que se va instaurando entre ellos.

Cada una de las historias de los personajes es sobrecogedora, tanto de los protagonistas, como de los secundarios, y se te encoge el alma en muchas ocasiones.
Es una novela fácil de leer, dinámica y amena. Hay acción, asesinatos, tiros, amor traiciones, todo lo que uno puede desear para quedar enganchado desde las primeras páginas.
Una vez más, Jerónimo Tristante lo ha conseguido. Ha creado una novela impactante, que atrapa al lector y aunque sigo siendo seguidora de Víctor Ross y su entorno, me encanta encontrarme con estas historias que me emocionan y sobrecogen a partes iguales. Muy recomendable.

sábado, 16 de julio de 2011

Toda una vida, Susan Wiggs


Toda una vida es la séptima novela de la serie The Lakeside Chronicles escrita por Susan Wiggs. Estas novelas, están encuadradas dentro del género romántico contemporáneo, aunque algunas de ellas, tienen muchas características del subgénero sentimental.
Son novelas que te dejan con un sabor de boca dulce, donde la ternura y el amor, sobresale de las páginas inundando al lector conforme lo va leyendo.

La serie, tiene como protagonista a la familia Bellamy y su entorno, pero con esta novela descubrimos una parte oculta de esta familia que poco a poco nos va conquistando el corazón.
George Bellamy sabe que su final está cerca, no solo tiene en su contra la edad, sino una enfermedad grave que le está quitando minutos y horas de su vida. Decide ponerse al día, y llevar a cabo todo aquello que tenía pendiente. Sus deseos están escritos en una lista, y una a una, quiere ir tachando lo que le queda por vivir. Pero debido a su enfermedad, no puede hacerlo solo, y contrata a Claire Turner como enfermera. Pero no es una chica normal, lleva en sus espaldas un secreto, y no hace más que huir de un lado a otro. Pero alguien cortará esa huída, Ross Bellamy, el nieto de George que pondrá toda su alma para que su abuelo vuelva al hospital.

Es una novela de superación, de amor, ternura, cariño y amistad. Un libro que nos hace regresar al campamento del lago, un lugar idílico donde enamorarse y disfrutar.
Vamos viajando al pasado y al presente con los protagonistas.  La tristeza nos atenaza de vez en cuando el corazón, para ser liberado luego con la ternura y el amor.
Una novela para disfrutar de una buena tarde de lectura porque se lee a muy buena velocidad, en cuanto vienes a darte cuenta, estás leyendo el final, con lágrimas en los ojos. Muy recomendable. 

viernes, 15 de julio de 2011

Predestinados, Josephine Angelini


Hoy os traigo una nueva reseña, Predestinados, de Josephine Angelini, pero tendréis que entrar en la página de un buen amigo, Josephb Macgregor. Si alguien sabe hacer buenas reseñas, es él. Es el maestro de las palabras, comunica como nadie sus impresiones y nos abre los ojos a nuevos libros y géneros. Antes, participaba asiduamente en su blog, reseñando algunos libros. Cambió de página, y abrió Mundo Macgregoriano donde deja sus opiniones y conocimientos. Una vez más, me ha dado la oportunidad de participar temporalmente en su rinconcito. Predestinados es el libro que hoy nos atañe y aquí os dejo con él:

http://thebronkus.wordpress.com/2011/07/15/nueva-resena-macgregoriana-por-violeta-jimenez-predestinados/

viernes, 1 de julio de 2011

Nuevas adquisiciones


Estos son mis últimas adquisiciones. Algunos han sido legados para su posteriores reseñas (gracias, Josephb); otro ha sido regalado (gracias Jerom), y el otro comprado (aunque aun no pagado, prometo ponerme a ello pronto) y firmado por el propio autor. A esos hay que añadir otros 30 que tengo en la estantería sin leer.. y ya no hablamos de los ebooks, eh?? En fin... se me hace la boca agua y no se con cual empezar... Mmmmm... dejaré a Tristante para cuando tenga más tranquilidad, que se que me embebe y no me permito ni comer siquiera por no separarme del libro, y empezaré por un palomitero...