Páginas

lunes, 30 de mayo de 2011

Cadena de maldiciones

Hay dos cosa que se tiene que tener claro con Internet:
La primera donde parar. Empiezas buscando algo que te interesa, y cuando vienes a darte cuenta, han pasado dos horas, y apenas tienes información de lo que querías, pero sí te han salido cuatro temas más, igual de interesantes, que buscar… Este es mi caso. Yo estaba leyendo Morir a los 27, me interesó la muerte de Lennon y su asesino, que me llevó a la maldición del libro, y que me ha traído al tema de hoy.
Segundo, puede haber mucha información sobre lo que andas buscando, pero… ¿Quién te dice que es verídico? Es difícil de constatar esa veracidad, sobre todo si los temas son antiguos.

El tema que os traigo hoy, es de esos, de los difíciles de constatar, pero sí intrigantes e interesantes. Así que no me lo tengáis en cuenta, puesto que todo aquello que he encontrado por Internet, NO ha sido constatado.

Estoy pensando si la maldición es como la energía, si no se destruye pero sí se transforma… ¿Por qué digo esto? Pues ya veréis, ya.

Recordáis que os conté el otro día, que al Guardián entre el centeno, se le consideraba libro maldito, por ser lectura de cabecera de ciertos asesinos. Uno de ellos, tal como os conté, era Mark David Chapman. Este hombre, asesinó a sangre fría y por la espalda, al internacionalmente conocido, ex componente de los Beatles, John Lennon. Fue asesinado a las puertas de su edificio, el llamado Dakota, localizado en la esquina de la calle 72 con Central Park. Se le denominó Dakota porque cuando fue construido, allá por el 1880-1884, el lugar estaba situado en las afueras de Manhattan, un lugar poco habitado e inhóspito; tan lejano como el territorio Dakota.

Bueno pues, he aquí la primera sorpresa, es un edificio maldito y además, encantado. Desde que empezó a construirse, han sido vistos varios espectros/fantasmas por sus apartamentos. El primero que apareció parece ser un joven o niño, y fueron los trabajadores de la construcción los primeros en verlo. Además de este joven, también ha sido vista, una mujer vestida de época.
Fantasmas, ruidos, malos olores….

Desde su construcción, ha sido habitado por multitud de famosos. Haciendo un mal resumen, tenemos a Lauren Bacall, Judy Garlan, John Lennon hasta su muerte, ahora sigue viviendo ahí su esposa, Yoko Ono…. Incluso existen personajes de ficción que viven en este famoso edificio; entre ellos nos encontramos al agente Pendergast, de la serie de Preston y Child.

Pero también otros que han removido la leyenda negra que corre por los pasillos de este edificio. Se dice que entre estas paredes, también vivió Aleister Crowley, en el siglo XX, especialista en la magia negra. Se dice que utilizaba su casa para esos menesteres.
Boris Karloff, actor de cine de terror, también fue inclino de este edificio y parece ser que era muy dado a hacer espiritismo. Como guinda al pastel, puede ser que también morara en estos apartamentos Gerald Brosseau Gadner, el sumo sacerdote de la brujería wicca inglesa, que se dedicó a realizar sus rituales mágicos en la zona.

Se dice que Roman Polanski, se inspiró en este brujo para darle vida a la película “La semilla del diablo” (Rosemary´s baby), basado en una novela de igual título, escrita por Ira Levin. Esta película fue rodada en el exterior del edificio Dakota, usando otros interiores, puesto que estaba prohibido rodar dentro. La maldición del edificio pasó también a la película, convirtiéndola en maldita a su vez.
Así que tenemos, por orden cronológico, un edificio maldito, una película maldita, un asesinato que corrobora la maldición de este edificio (el de Lennon), y un libro maldito que pudo llevar al asesinato…. Uff! Ya me perdí.

Pero hablemos de la maldición de esta película de terror. La semilla del diablo (1968), está dirigida por Roman Polanski y protagonizada por Mia Farrow. No solo pensaban que estaba maldita por el edificio donde había sido rodado, sino por las consecuencias que tuvo después. Supongo que todos vosotros habéis visto la película, y no sé si os dejaría la mitad de acongojada que a mí, pero por si acaso, os dejo la sinopsis sacada de FilmAffinity:

Los Woodhouse son un matrimonio neoyorkino que se muda a un edificio situado frente a Central Park. Según un amigo de la pareja, sobre la casa pesa una maldición. Una vez instalados, se hacen amigos de Minnie y Roman Castevet, unos vecinos que los colman de atenciones. Ante la perspectiva de un buen futuro, los Woodhouse deciden tener un hijo, y Rosemary se queda embarazada, aunque lo único que recuerda es haber hecho el amor con una extraña criatura que le ha dejado el cuerpo lleno de marcas. Con el paso del tiempo, Rosemary comienza a sospechar que algo extraño ocurre con su embarazo.

Parece ser que durante la grabación, Mia tuvo un ataque de nervios que fue achacado a la tensión de la película, aunque tiempo después, se descubrió que Frank Sinatra, había roto con ella durante el rodaje. Así que esto no pudo ser debido a la maldición, pero sí lo que meses después aconteció. La embarazada esposa de Polanski, que tuvo una breve aparición en la película como amiga de la protagonista, fue asesinada a manos de la secta “La familia” de Charles Manson, a ella, y a todos los invitados que tenían en ese momento en su casa. Además, cuentan que tanto el productor, como el compositor de la música, sufrieron problemas de salud. Bueno, en el caso del compositor, murió de un accidente, despeñándose por un barranco…

domingo, 29 de mayo de 2011

A Campoamor, una escultura literaria.

Hoy inauguro otra sección dentro de este blog caótico. Y son los detalles viajeros. Aquellas estatuas, pinturas, carteles, monumentos... que me encuentro en mi vagar por el mundo, que tengan algo que ver con la literatura. Hoy os traigo una escultura que ofrece una especie de atracción sobre mi persona. Cada vez que paso por aquella placita, me quedo embobada mirando la escultura.

Está dedicada a Clara Campoamor, defensora de los derechos de la mujer y principal impulsora del sufragio universal, 1931.

El otro día iba cargada con la cámara y le saqué algunas fotos para compartirlas.






Me encantan los detalles.....

sábado, 28 de mayo de 2011

Libros malditos

Fuente de imagen 
Cuando lees un libro, hay determinados párrafos con los que puedes sentirte aludido, como si estuvieran dirigidos a ti, como si el destino te estuviera mandando una señal. Es evidente que esas impresiones vienen fundadas por el deseo del lector de encontrar una salida a algún problema, un consuelo o una directriz a seguir en un camino determinado. La mayor parte de los lectores, cogen ese párrafo, lo anotan en una libreta, lo atesoran como algo único y siguen sin darle mayor importancia. Ha sido un guiño, una llamada de tu subconsciente, un momento de reflexión. Pero… ¿Qué pasa si ese lector, por algún trastorno o problema, no es como la mayoría y se llega a obsesionar con el libro?

Existen en la historia, numerosos libros que han sido considerados malditos por pertenecer a la lista de libros de cabecera de ciertos asesinos.

Uno de los más conocidos, es El guardián entre el centeno, de J. D. Salinger. Empezó a calificarse como maldito cuando fue encontrado en manos de Mark David Chapman, asesino del conocido John Lennon.
Chapman fue diagnosticado tras el asesinato, como sociópata, esquizofrénico, con delirios de grandeza. Disparó cinco veces contra Lennon, y cuatro de los cinco disparos hicieron diana en el cuerpo del cantante. Tras los disparos, Mark se sentó en la acera esperando a que llegara la policía, y amenizó esos momentos con un libro que llevaba: El guardián entre el centeno. Cuando fue detenido, llegó a decir: Estoy seguro que la mayor parte de mí, es Holden Caulfield, protagonista del libro. En la otra parte, debo ser el diablo.

Años más tarde, este mismo libro fue encontrado en el hotel donde se alojaba John Hinkley Jr, quien estaba obsesionado con Jodie Foster, y quiso asesinar a Ronald Reagan para demostrarle su amor. Todo quedó en intento, pero llegó a decir que la novela de Salinger era su favorita.

La obsesión de Robert John Bardo era Rebecca Schaeffer, estrella televisiva y actriz. Un día, celoso por sus devaneos televisivos con algunos actores por exigencias del guión, llamó a su puerta, le pidió un autógrafo y le disparó causándole la muerte. Entre sus lecturas favoritas, El guardián entre el centeno.

Otro libro que recibe esta calificación, es Forastero en tierra extraña de Robert Heinlein. Esta novela fue considerada como “Biblia” por Charles Manson, fundador y líder de la secta denominada “La familia”. Manson se consideraba como la reencarnación de Jesucristo, y fue el conspirador de multitud de asesinatos, entre ellos la mujer de Roman Polanski, llevados a cabo por sus acólitos.

American Psycho, escrita por Easton Ellis, fue libro de cabecera del asesino en serie canadiense más peligroso, Paul Bernardo, quien junto a su esposa, Karla Homolka, violó, asesinó, y descuartizó a numerosas mujeres.

¿Dónde está el peligro: en el libro o en la mente del asesino? Evidentemente, es una pregunta con fácil respuesta. ¿Cuántas personas han leído Salinger y su guardián? ¿Todos se han convertido en asesinos?

 Fuentes:
http://www.psicofxp.com/articulos/literatura-historieta/425524-que-leen-los-asesinos.html
http://www.abc.es/20100917/cultura-musica/john-lennon-201009170022.html

martes, 24 de mayo de 2011

Brumas, Nieves Hidalgo

Ya sabéis que tengo dos puntos débiles dentro de la literatura: las novelas de misterio/aventuras/negra, y las románticas. Es verdad que soy lectora “todo terreno”, pero estos dos géneros son mis niños bonitos.


Hoy vengo a hablaros de Brumas, una novela romántica encuadrada dentro del subgénero histórico, escrita por Nieves Hidalgo. Como ya comenté en otra ocasión, Nieves es una escritora muy completa, es decir, que aunque clasifiquemos Brumas como novela histórica, podemos encontrarnos características de otros subgéneros en su interior; en este caso suspense romántico.

Brumas nos sitúa en la sombría época victoriana, donde la oscuridad y pobreza de ciertas clases sociales, chocaba con la suntuosidad de la nobleza y clases altas. Pasamos de grandes bailes y presentaciones en sociedad, a humildes casas o fanganosos garitos de difícil calificación. Y todo eso guiados por la hábil mano de Nieves Hidalgo.
Además, también entre sus páginas podemos descubrir el pobre papel de la mujer por aquel entonces. Supeditada al padre, la mujer solo tenía unos claros objetivos: mantenerse hermosa para poder casarse, saber gobernar una casa, y aprender las labores básicas para agradar a su futuro marido, como bordar o tocar el piano. De las manos del padre, pasaba a las del marido, y su función variaba a la de engendrar hijos, y ser una mujer florero para poder ser exhibida.
Suerte que ciertas mujeres empezaron a moverse para conseguir ser alguien en la sociedad: poder votar, divorciarse o criar a sus hijos en el caso de separación. Nieves lo refleja en la novela, con la existencia de un club específico de mujeres en Londres, llamado LadyMask, cuya promotora es uno de los personajes secundarios más llamativos, Amalia. Confieso que no me caía bien al principio :p

Una de las características de esta autora es su capacidad de descripción. Con un exquisito vocabulario, logra trasladarnos a los diferentes paisajes y escenas de las que se componen la novela. Brumas me ha parecido un libro muy vivo, fácilmente imaginable gracias a ese poder de descripción. Me  ha gustado esa manera de enfrentar la luz con la oscuridad. Ella, la protagonista, representa la luz, los colores, la alegría… mientras nuestro protagonista masculino representa la oscuridad, la sobriedad, la tristeza. Vamos viendo, a lo largo de la novela, cómo se van haciendo luminosas esas zonas sombrías, y como el color va llenando las páginas de la novela.

Otro de los platos fuertes de la autora, son los personajes, y con esta novela no iba a ser menos. Son personajes reales, conseguidos, vivos. No solo los protagonistas, sino también los secundarios. Te metes tanto en la historia que te sientes parte de ellos, les coges cariño, quieres seguir conociendo sus historias, su evolución. Y esto me lleva a una pregunta: ¿Habrá una segunda parte? Ruego encarecidamente a la autora a que sea así, puesto que hay muchos frentes abiertos que me tienen en ascuas: Tina y Sean, la duquesa y el abuelo, el hermano del duque…. NO NOS PUEDES DEJAR ASÍ!!

Como sería eterno describir a todos los personajes, y os aburriríais de leer, voy a centrarme en los dos protagonistas: Lea y Cliff. Pura dinamita
Lea es la clásica escocesa pelirroja, con fuerte carácter, cabezota e independiente, que lucha a capa y espada, contra ese papel que hemos dicho tiene la mujer en la época victoriana. Y viene a caer en brazos de Cliff, un estirado y sombrío inglés, frío como el témpano (o eso quiere hacernos creer), con una reputación de mujeriego y apodado el Diablo.
No lo he podido evitar, y a pesar de las diferencias culturales, Lea me ha recordado a Maureen O´Hara en la película de “El hombre tranquilo”.

El suspense nos llega con la primera página, justo en el prólogo y no nos abandona en toda la novela. Desgraciadamente, tengo que confesar que no supe ver quién era la oveja negra en esta novela. Yo desconfiaba de alguien que da un giro de 180º al final. Así que mi gozo en un pozo. Sigo en mis trece: no sirvo para Poirot. Eso sí….MENUDO FINAL!! Tenso y angustiante a partes iguales.

Me ha encantado. Es una novela tierna, inquietante, sorprendente, dulce y muy sensual en algunas escenas. Recomendable 100%. Nieves nunca defrauda.

lunes, 23 de mayo de 2011

Agradeciendo que es gerundio.

Hoy me he levantado más “moñas” de lo normal, más sensible y tontona, y ha aparecido esta entrada. No tenédmelo en cuenta, vale? Pero con esto de la feria del libro y eso, pues… en fin.. eso! que no me lo tengáis muy en cuenta.

¿Se es consciente cuando un hecho os está cambiando la vida? No, no me refiero a un cambio radical, de esos que todos anhelamos como que nos toque la lotería, sino más bien a decisiones que hacen que se abra ante ti una nueva ventana, unas perspectivas antes desconocidas y que te brindan algo especial a tu rutinaria vida. Personalmente no fui consciente de lo que iba a descubrir con tan solo poner “foro literatura” en el google.

Mi única afición era la lectura, siempre he sido de las que se bebían los libros en tiempo record y luego se quedaba con las ganas de comentarlo con los demás, puesto que mis amigos no han compartido nunca ese vicio. Mi madre también es lectora, pero va leeenta en comparación a mí. Internet me abrió al mundo de la literatura. Encontré un foro donde compartir mis impresiones, donde conocer nuevos autores, nuevos títulos, nuevas formas de pensar, editoriales, géneros nuevos… El foro me llevó a otros foros, a otros blogs, al facebook….Un mundo desconocido y enorme se abrió antes mis ojos.

A parte de maravillosos amigos, que como bien diría Michael Ende: esa es otra historia y debe ser contada en otra ocasión; este nuevo mundo me ha descubierto a los autores españoles. Leía, sí señor, pero la mayor parte de los escritores a los que seguía, eran extranjeros. El foro me acercó a las jornadas literarias, a los encuentros literarios, a las quedadas literarias, y fui descubriendo autores totalmente nuevos que fueron haciéndose con parte de mi corazón lector. Ahora sigo a más escritores españoles que extranjeros, y gracias a ellos, no solo leo títulos y géneros diferentes, sino que he ido conociendo el largo y costoso proceso de escribir un libro.

He tenido la suerte de contar con la confianza de algunos de estos escritores, y he seguido de cerca la evolución de sus criaturas. Dios, ¡qué difícil es! Les viene una idea a la cabeza, o un personaje nace por generación espontánea, o una musa le sopla en el oído un secreto, y son capaces de darle forma hasta construir un mundo imaginario:
Una trama con su introducción, nudo y desenlace; unos protagonistas reales y vividos, que bien pueden ser de otra dimensión, planeta o mundo virtual, unas hadas diferentes, un detective en la época victoriana, o unos jóvenes luchando contra el mal. En sus mentes crean la historia, luego la desdoblan en pequeños trocitos creando un esquema en capítulos; que luego, con paciencia e imaginación, van rellenando con las aventuras y desventuras de los protagonistas.

Siempre he dicho que los escritores son magos. Logran hacernos viajar a otros lugares sin salir de la habitación, nos hacen vivir aventuras, reaccionamos a las historias que nos cuentan, soltamos adrenalina gracias a su forma de narrar. Y también nos hacen sentir: lloramos, reímos, amamos, odiamos, gracias a ellos. Sí, la literatura es un arte, y los escritores unos artistas.

Tras haber desgranado la historia, haberla recompuesto en un libro, deben pelearse para conseguir una editorial que le de forma para llegar hasta nosotros. Luego se esperan para la portada, la sinopsis, el lanzamiento al mercado, la distribución, las presentaciones, las firmas de libros…. No sé cómo no tienen agujeros negros en vez de úlceras de estómago. Yo que soy una simple lectora, acabo sin uñas y sin pelos por la espera. Ellos que son sus “niños”, sus criaturas… uffs… ¡¡Sin palabras!!


Me hace gracia aquellos que no están muy metidos en esto de la literatura, cuando me dicen aquello de: ¿y tú que lees tanto, cómo es que no escribes un libro? Les miro, sonrío y les respondo siempre lo mismo: Un escritor nace, no se hace.
Ellos poseen los genes desde bien pequeños, creaban historias a base de dibujos cuando no sabían leer; con sus primeras palabras aprendidas creaban cuentos nuevos; y cuanto más palabras aprendían, más relatos e historias escribían…
No, no poseo esos genes. Mi imaginación solo da para transformar sus palabras en escenarios reales y vivir las aventuras que quieren transmitirnos. Soy lectora, no escritora.

Desde aquí quiero dar las gracias, a todos esos autores que me hacen soñar y desconectar de la rutina, sonreír y llorar con sus palabras, vivir aventuras sin moverme del sillón. Gracias por compartir vuestro tiempo escribiendo esas maravillosas historias, por contestar a los mails, por las firmas de libros, por posar con paciencia ante las cámaras sin perder la sonrisa. En definitiva, mil gracias.

Pd: Todas las fotitos son de aquellos escritores que he conocido a lo largo de estos cuatro años, tres meses y siete días. Conozco a más escritores que se han ido convirtiendo en amigos,  pero por timidez, falta de tiempo y olvido, no poseo una instantánea con ellos. Me pondré a ello en próximas jornadas literarias. ;) Hay otros que conozco virtualmente, pero aun no he tenido la suerte de conocerlos en persona. Me desquitaré achuchándolos en el momento que coincida con ellos. 

domingo, 22 de mayo de 2011

Feria del libro de Sevilla 2011


A pesar que durante la semana, todos estuvimos mirando el cielo con incertidumbre, el tiempo se ha portado y tanto sábado como domingo, ha lucido el sol en Sevilla. Tiempo ideal para disfrutar de la feria del libro, con sus casetas, sus libros y los autores firmando.

Años anteriores, la feria se situaba entre dos plazas: la plaza Nueva y la plaza de San Francisco. Todos los años había problema con las librerías, puesto que todas querían estar situadas en la plaza Nueva. Este año, así ha sido, todos situados en el mismo sitio, pero evidentemente, no todas las librerías cabían, y ahora había protestas por haberse quedado fuera… en fin…
De todas maneras se ha notado la crisis, hay numerosas ausencias de librerías, y la que más nos duele es la librería La Araña. Inés, se te ha echado de menos!

El sábado fue un día de mucho movimiento, tanto de adultos como de pequeños. Es una de las cosas que más me gustan de esta feria, realizan muchísimas actividades para los niños: cuenta cuentos, dibujos, firma de libros…. Aquel autor que más cola de lectores tenía para firmar, era Gerónimo Stilton. Al pobre no le dijeron que para firmar en Sevilla, un sábado de mayo casi junio, a las 14 horas, debería de traerse un bañadorcito para no asarse. Dios!! El calor que debía estar pasando el pobre….

Pero aunque estamos en crisis, y se nota, los sevillanos no han defraudado y muchos se marchaban a casa cargaditos de libros. En mi caso solo llevaba uno.

El fin de semana que viene, tocará otra visita para saludar a otros amigos:

Sábado 28 de Mayo:

12.00 a 13.30 horas. STAND nº 38 LIBRERÍA LA NUEVA: “El talismán cósmico”, editorial Hydra. José Ángel Muriel.

A las 12h, Stand nº 21 Sensei comic. Firma de ejemplares por Pepe Carrasco

Domingo 29 de Mayo:
               
12.00 a 13.30 Stand 38. Librería La Nueva, Superhéroe por sorpresa, editorial Hydra, Pepe Carrasco



Entre dos aguas, Rosa Ribas

Hoy os traigo una nueva reseña: una novela encuadrada en el género policíaco con una protagonista muy peculiar, Cornelia Weber-Tejedor. Se titula Entre dos aguas y está escrita por Rosa Ribas, una autora catalana, afincada en Alemania desde hace tiempo.
Un amigo, conociendo mis gustos literarios, me aconsejó que le diera una oportunidad, y la verdad es que he quedado gratamente sorprendida.

Esta novela es la primera de la serie de Cornelia Weber-Tejedor, compuesta, por ahora, por tres libros: Entre dos aguas, Con anuncio y En caída libre.
Rosa Ribas tiene una forma de narrar que te va envolviendo en la historia poco a poco, hasta hacerte sentir parte de su equipo de investigación. Tiene mucha facilidad para la descripción, sin hacerla ardua ni trabajosa, además destila un humor sarcástico que te hace sonreír entre líneas, aun a pesar que habla de asesinatos y otras desgracias sociales.

Cornelia, hija de una emigrante gallega y un alemán, es la Comisaria del departamento de homicidios del Polizeiprësidium de Fráncfort y es la que lleva el caso de Marcelino Soto, que ha sido encontrado muerto en el río Meno.
Una de las cosas que más me ha sorprendido de la novela, es la protagonista. Estoy acostumbrada a que en las novelas policíacas, quien lleve la voz cantante, sea el hombre. Es cierto que existen otras protagonistas femeninas, pero siempre son forenses o CSI, pocas llegan a ser policías o detectives. Pero he aquí una comisaria que tiene a su cargo a un grupo de investigación peculiar: un policía de Frontera que pide sea incluido dentro del grupo, y un subcomisario con algún secreto guardado, que desaparece a la primera de cambio.

Es la típica detective antihéroe, es decir, no es perfecta; tiene multitud de problemas personales con los que luchar, pero es buena en su profesión. Hipocondríaca, con un físico difícil de olvidar por su estatura y su nariz torcida, su mitad española, problemas de pareja… Todo eso la hace especial y diferente.

Rosa describe como nadie el sentimiento de los emigrantes españoles en Alemania. Me he preguntado, mientras leía la novela, si de ahí viene el título: Entre dos aguas. Cornelia es mitad española, mitad alemana, aunque nació allí en Alemania. Sin embargo, para los alemanes ella es extranjera, y los españoles la miran con escepticismo porque parece muy alemana. Es como si le faltara su sitio, como si estuviera entre dos aguas. Así también se siente otra de las protagonistas, la mujer de la víctima.
Describe el problema que tienen de comunicación cuando llegan por primera vez al país, como se sienten en el trabajo, en la familia… Es un reflejo muy fidedigno de los sentimientos de los emigrantes en otros países.

También se habla de otros muchos problemas que sufren los emigrantes, como es la búsqueda de trabajo, los obstáculos que se encuentran, los sin papeles, el racismo dentro de los propios emigrantes, los diferentes status sociales….

Una novela amena, dinámica, diferente, con un caso policial que atrapa, y unos personajes singulares que te hacen querer seguir leyendo sobre ellos. Es el primer libro de Rosa Ribas que leo, pero no será el último. Recomendable.

lunes, 16 de mayo de 2011

Desde hoy, a la venta: Los rebeldes de Crow

Bueno, pues ya se han puesto en marcha las maquinarias: Los rebeldes de Crow está ya a la venta. Espero que las distribuidoras se pongan las pilas, y no deje una librería sin visitar.
Aquí os dejo, mientras tanto, el booktrailer para abrir apetito. Yo ya tengo un agujero por estómago; a ver si lo relleno el sábado, aprovechando que estará el autor firmando en la feria del libro de Sevilla.

domingo, 15 de mayo de 2011

Feria del libro de Sevilla 2011

Como otro año más, llega para los amantes de la literatura, una cita indispensable para conocer autores y novedades, la feria del libro. Empezará el jueves 19 de Mayo, y terminará el lunes 30, coincidiendo que es día de fiesta en Sevilla, por ser el patrón San Fernando. Doce días llenos de conferencias, presentaciones y firmas de libros por autores por todos conocidos. Este año, la feria estará dedicada a José Saramago, un homenaje merecidísimo, cuando se cumple casi un año de su fallecimiento.

La feria será inaugurada por María Dueñas, autora de Tiempo entre costuras, el jueves a las 19.30h en la Carpa, y a partir de ahí, muchos serán los autores conocidos que se pasarán por nuestra ciudad para que lleguemos a conocerlos más de cerca.

A diferencia de otras ferias, no tenemos el listado de autores por caseta (pone que en breve podremos consultar esa información) que van a venir a firmar, así que si alguien sabe la hora y el lugar de la firma de escritores a los que siguen, que lo vaya diciendo, y lo vamos editando…

Por lo pronto, de autores amigos, sabemos que Javier Márquez firmará el sábado 21, de 12 a 13.30 en la caseta de la librería La nueva. Será el primer contacto con su nueva novela, Los rebeldes de Crow.

viernes, 13 de mayo de 2011

La canción de Annie, Catherine Anderson

Estoy cada vez más convencida, que la elección de una buena portada, y de una buena sinopsis, es algo crucial para la novela y el autor. Hay determinadas ocasiones, que el interior: la trama, la forma de narrar, los personajes… son magníficos, pero lo que hay en el exterior no le hace justicia. Algo así ha pasado con la novela que os traigo hoy para reseñar.

Llegué a ella gracias a Autoras en la sombra, una de las webs más completa que existe. Antes, nada más que se centraban en la novela romántica, poco a poco han ido abriéndose a otros géneros y autores. Los lectores y participantes de esta web, escogen las 10 mejores novelas en el año, y eso llevan haciendo desde 2006. Entre ellas, en la posición 6ª del 2010, estaba La canción de Annie, escrita por Catherine Anderson.

Me había encontrado con esta novela en varias ocasiones, pero la portada me echaba para atrás. ¿Por qué? Pues simplemente porque parecía enteramente una novela Chick-lit, y este es el subgénero que menos me llama la atención de la novela romántica. Una portada con colores pasteles, con una muñeca dibujada, y algún elemento feminista en ella, en este caso las flores. Para poder compararla, os pongo aquí otras portadas de este subgénero.
 











Cuando me la encontré en la lista de las 10 mejores, fui a leerme la sinopsis, y me di cuenta que no tenía nada que ver con el chick-lit, y me pareció un dramón de espanto…. Pero.. estaba de acuerdo con ellas en otras novelas de la lista… ¿Por qué no darle una oportunidad? Dicho y hecho, y.. Cuánto me alegro de habérsela dado!! Me habría perdido una gran historia.
 Alex se queda horrorizado al descubrir que su hermano ha forzado a una muchacha indefensa. Atormentado por la culpa, Alex se casa con ella y pretende criar al hijo que lleva en su vientre. Al poco tiempo de la boda, Alex descubre que Annie, la hija «boba» de un juez local, no sufre ninguna discapacidad mental, sino que padece sordera. Mientras Alex aprende a comunicarse con Annie, despierta una parte inexplorada de la muchacha y le descubre el mundo del amor.
Es cierto que el principio es triste y muy duro, pero luego se transforma en puro sentimiento, ternura y mucha dulzura. Es una novela con moraleja, pero apenas te das cuenta de ello, solo vas absorbiendo las palabras, las historias, los personajes… Y qué personajes!! Bien cuidados y creados.
La canción de Annie se podría clasificar, sin echar cuenta a portada ni sinopsis, en novela romántica histórica, porque está ambientada en una época anterior a la nuestra. Pero como el lector está tan centrado en la trama, en la vida de los personajes… apenas se da cuenta de ese detalle, sino fuera por carruajes, caballos, la inexistencia de las nuevas tecnologías y la presencia del machismo tan típico de entonces. Si fuera contemporánea, se asemejaría más al subgénero sentimental, donde priman los sentimientos por encima de todo.

Esta autora no usa un vocabulario rico ni cuidado, pero narra de manera especial, puesto que al mismo tiempo que lees, vas creando en tu mente una película, te ves viviendo la historia al lado de los personajes, eres uno de ellos y vas emocionándote por momentos.

Como ya he comentado, tiene moraleja, y si lees con cuidado y te impregnas de los sentimientos que la autora intenta transmitir, puedes sacar muchas cosas en claro, dejándote con un maravilloso sabor de boca.


Empezamos viviendo “en nuestras carnes” (puesto que desde el principio atrapa) la maldad, la cobardía y el “borreguismo” del ser humano, definiendo a ese “palabro” como la incapacidad de una persona de tomar sus propias decisiones sin seguir al líder de turno, y desoyendo lo que su ética y moral le dicta.
Tras vivir esos momentos, descubrimos los malos tratos por la codicia y la ambición. Querer aparentar algo para conseguir un objetivo en concreto, llevándose por delante aquello por lo que en realidad debería luchar.

Pero a partir de ahí, empezamos a descubrir lo que puede llegar a conseguirse con bondad, paciencia, amor, cariño, confianza… Somos testigos de la lucha por sí mismos y por los demás; y del esfuerzo por mejorar. Y lo más importante: la comunicación. Cuando dos personas quieren entenderse, no hace falta que hablen el mismo idioma.

No dejéis pasar la oportunidad de emocionaros y vivir esta historia tan tierna y dulce. Es un libro que se merece una reseña mejor, más técnica, más detallada, pero estos días no doy más de mí. Quizás recupere la reseña más adelante, pero no quería dejar pasar la ocasión para recomendárosla.

lunes, 9 de mayo de 2011

El circo de los malditos - L.K. Hamilton

El circo de los malditos, es la tercera de una larga serie de 19 libros, escritos por L.K. Hamilton, de los cuales, solo están traducidos al español, tres. La serie está protagonizada por Anita Blake, y supongo que la mayoría, diciendo este nombre, ya sabéis a quién me refiero.
Hay quienes lo clasifican dentro del género de terror, pero personalmente, lo encuadraría más dentro de lo fantástico paranormal.

La serie de Anita Blake, fue iniciada en el 1994 con Placeres prohibidos. ¿Por qué os doy este dato? Pues para que no creáis que L.K. Hamilton, se unió al boom vampírico de Crepúsculo, no, no, no. Es anterior a este boom; pero sí, los vampiros son parte protagonista en esta serie. Ellos y todos los monstruos habidos y por haber.
Ha tenido un éxito internacional de grandes dimensiones. No solo han sido traducidos a otros idiomas, sino que además, Marvel llevó las tres primeras novelas al mundo del comic. Y se hablaba el año pasado, que Hamilton había vendido los derechos para hacer una película, siempre que ella estuviera de coproductora. Aun no se sabe nada de esa película o serie televisiva, estamos a la espera, pero el éxito de esta autora es algo innegable.

Anita Blake, para aquellos que no la conozcáis, es una reanimadora de zombies, ejecutora de vampiros y ayudante de la policía, actuando como experta en todo aquello que se salga de la normalidad. Nosotros la llamaríamos cazavampiros, una especie de Buffy pero más sangrienta. El caso es que Anita vive en el mundo hipotético donde no solo existen los vampiros, sino que estos están reconocidos y legalizados, teniendo sus derechos como cualquier ciudadano más. Bueno, todos no, aun no pueden votar. Si alguno de estos vampiros llega a matar a un humano, se le sentencia a muerte, y es Anita quien los mata.
También se sabe de la existencia de los zombies, y cuando un muerto deja algo sin terminar, como es una herencia o algo por el estilo, es Anita la que los levanta de sus tumbas, para preguntarles y dejar todo cerrado.
Pero no solo de vampiros y de zombies está el mundo lleno, hay otras muchas criaturas que andan por nuestras calles, conviviendo con nosotros, pasando desapercibidos. Aunque no para todos. Anita, aparte de todo lo que os he contado, es nigromante, es decir que controla la muerte, zombies y vampiros, poseyendo una mayor resistencia a los poderes de estos últimos, y pudiendo detectar a los cambiaformas (hombres lobos, mujeres serpiente, y un largo etc.).

Todo así explicado puede sonar caótico, y realmente lo es, pero un caos espeluznante, trepidante y adictivo.

A Anita la llaman La ejecutora, por la cantidad de vampiros que ha llegado a matar, siempre por sentencia de muerte, o bien para defenderse. A pesar de su corta estatura, todo el mundo la teme, no solo a sus aptitudes con las armas, las que por cierto siempre lleva a cuestas, sino por su lengua afilada y directa. Sarcástica, cabezota y valiente, no deja títere con cabeza en este mundo de locos.

Los vampiros no son esos niños bobalicones que nos trajo Stephenie Meyer, sino algo más parecido a los de Bram Stoker. Los poderes de estos cambian según su edad, pero no resisten la luz del sol, las cruces de plata les quema, igual que al agua bendita, y según su edad, pueden morir con las balas de plata.

Aparte de ser adictivas, hay algo en estas novelas que la hacen especiales, y es la velocidad. No os podéis imaginar a la velocidad que se desarrolla la acción en estas novelas. Desde el principio empieza a ocurrir cosas, y desde ahí, va cuesta abajo y sin frenos. No puedes ni respirar entre página y página, por miedo a que algo se te escape. Personalmente acabo agotada. En serio, no miradme así que aun no me he vuelto loca:

Imaginaros a una chavala de 24 años, bajita (1,60), morena, de ojos casi negros y pálida. Apenas come, no duerme, pasa muchísimo calor debido a que para esconder las armas debe tener siempre cazadoras que las oculten, haga sol o llueva. No tiene amigos, o los que tiene son muy raros, y para eso necesitaría explicarme y terminaría spoileando alguno de los tres libros, así que os insto a que leáis las novelas para descubrirlo.
En este libro en concreto, son cinco grupos diferentes de personajes, los que van tras ellas para matarla, torturarla o hacerla sierva. Así que cuando la pobre logra escaparse de un grupo, llega otro y debe seguir luchando para sobrevivir. Así eternamente. Copiando literalmente de un párrafo: fui apuñalada, golpeada, tiroteada, estrangulada y mordida por un vampiro, en cuatro meses. Para atestiguarlo: las cicatrices que lleva. Imaginaros en qué estado deja al lector. Yo no sé Anita, pero yo necesito ir a un SPA cada vez que termino la lectura de alguno de sus libros. :p

Pero me encantan. Es la típica novela que te atrapa, no te deja respirar y cuanto menos pensar; te hace vivir mil situaciones al límite, soltando toda la adrenalina mientras lees; desconectas de la rutina y tu mundo real… Una pasada!
Evidentemente no busquéis calidad literaria, que no la hay. Se basa fundamentalmente en el diálogo, que es lo que le da esa velocidad vertiginosa. Es sangrienta, casi gore, y muy descriptiva, con lo que, sensibles abstenerse. Pero es divertida, entretenida y salvajemente rápida. Tiene su pizquita de tensión sexual, que por lo visto aumenta en el sexto libro… ya veremos.. En fin… aquel que quiera un libro palomitero, trepidante, buscando olvidarse del mundo. Que no lo dude. Anita Blake for ever!!!

domingo, 8 de mayo de 2011

Entre Spin off anda el juego

El otro día os hablé del nuevo spin off que quieren hacer de Bones, no? The Finder... que raro me sigue sonando. Aún no se si ha tenido éxito o no, si han empezado a hacer la serie, o si llegará aquí a España. Pero ha llegado o va a llegar, un spin off de otra de las series de las que soy seguidora: Mentes criminales.

Parece ser que no soy la única que se siente abducida por esta serie, porque ya va por la sexta temporada y subiendo. Pero curiosamente, en la quinta temporada, en el 18º capítulo, tiene lugar la presentación de este Spin Off: Mentes criminales, conducta sospechosa. Sí, así se titula la nueva serie. Tuvieron más tiento que con Bones, y el protagonismo de este capítulo en concreto, está dividido al 50% entre los personajes de siempre, y los nuevos.

Todo el mundo conoce Mentes Criminales, no? Un grupo de agentes especiales del FBI que se dedican a hacer perfiles psicológicos a criminales, para predecir cual va a ser su siguiente movimiento y poder capturarlos a tiempo. Bueno, pues parece ser, que Mentes Criminales, conducta sospechosa, es otra Unidad de Análisis de conducta, con unos agentes con un poco más de libertad en lo que a legalidad se refiere. Eso es lo que he leído por ahí, porque tanto en el capítulo de presentación, como en el primero de la temporada, están siempre dentro de la legalidad. 
Eso sí, son muy distintos en personalidades y físicos se refiere. Son más emocionales, menos fríos. Su forma de vestir es más impersonal, no tan estrictos. Van más allá de la implicación meramente profesional, digamos que se meten más en el caso por eso del aumento de la emotividad y empatía.  Todo eso por lo poco que he podido vislumbrar de lo que llevo visto. Todo es susceptible de cambiar en próximos episodios.
Además, casi todos los personajes de la serie raíz, son monos o atractivos en cierta manera. Aquí se fijan menos en su físico y  más en sus cualidades. Tenemos a Sam Cooper, el jefe; un británico con unas cualidades muy interesantes, como ser un magnifico francotirador; un agente que ha estado en la cárcel por haber asesinado a un pederasta y otras dos chicas más.Pero... fijaros en las fotos... Hay un personaje en común... Exacto!!  Penélope, la fantástica informática que todo lo consigue. Me encanta este personaje. 


En fin, tras ver el capítulo de presentación, y el inicio de la primera temporada, no me desagrada del todo. Es verdad que nos ha faltado la típica reunión con la policía para dar el perfil y que ha sido Penélope la que ha descifrado casi todo, pero.... Está entretenida. Eso sí, como la original, ninguna. ;)

jueves, 5 de mayo de 2011

Muy pronto a la venta: El valle de las sombras

Y por último, más me vale no enamorarme de más libros hasta que pase una buena temporada, El valle de las sombras del maestro Jerónimo Tristante.



El tiempo apremia en ese paraje de la sierra de Madrid llamado Cuelgamuros. Francisco Franco quiere construir allí un gran mausoleo donde enterrar a los caídos, tiene prisa por terminarlo y para acelerar las obras, echa mano de presos republicanos. Así llega al valle José Antonio Tornell, un antiguo policía de la Repú- blica. Al poco de estar allí, Roberto Alemán, héroe del ejército falangista, es enviado para que investigue supuestos desfalcos en los suministros. Al principio, tanto Tornell como Alemán se miran con recelo. Ven en el otro una prolongación del enemigo.
De pronto, uno de los presos muere. Tornell está convencido de que ha sido un asesinato, pero nadie, excepto Alemán, le cree. Los dos, amigos ya, empiezan a investigar, estrechando lazos, pero el tema se complica cada vez más. La visita de Franco al mausoleo se acerca, y hay gente que empieza a ponerse nerviosa: ¿Es posible que todos estos asesinatos oculten algo que está a punto de pasar y que podría cambiar la historia de España? ¿Podrá la amistad entre dos hombres trascender la ideología?

Tiene una pinta estupenda, a ver cómo nos sorprende esta vez el gran Jerónimo Tristante. Hay ganas, hay ganas!!!
A la venta el 1 de junio del 2011.

miércoles, 4 de mayo de 2011

Morir a los 27, Joseph Gelinek

Morir a los 27 es la tercera novela de Joseph Gelinek, escritor musicólogo español que usa pseudónimo por criterios editoriales. Como ya comenté en entradas anteriores, Joseph reúne dos aficiones, la literatura y la música, creando estas novelas policíacas, con muchos aportes musicales.
En este caso, nos encontramos con la novela más contemporánea de Gelinek, puesto que en libros anteriores, La décima sinfonía y El violín del diablo, nos relataba la vida y obras de Beethoven y Paganini  respectivamente.

En la novela que nos atañe, Joseph se centra en dos hitos musicales: Lennon y su muerte, y el club 27.
Todos conocemos el trágico final de John Lennon, ex componente de los Beatles. Fue asesinado por Mark David Chapman, a las puertas de su casa, mientras estaba en compañía de su esposa Yoko Ono. Cuatro fueron los disparos que acabaron con su vida.
El otro hito al que hace mención la novela y de donde coge el título, es el club 27. Como bien explica el autor, el club 27 es una maldición que pesa sobre músicos de pop y rock internacionales, que al llegar a los 27 años, mueren. Este club es un directorio de nombres de músicos que han sucumbido a esta maldición. Los más conocidos son Kurt Cobain, Brian Jones de los Rolling, Janis Joplin, Jimi Hendrix y Jim Morrison. Todos ellos murieron, por una causa o por otras, a la edad de 27 años.

 











Basándose en estos puntos, Gelinek crea una novela policíaca con un personaje ya conocido por sus lectores: Raúl Perdomo, protagonista a su vez del Violín del diablo.
Perdomo junto con su compañero Villanueva y la periodista Amanda, son los que llevarán la voz cantante en esta historia.

Como todas sus novelas, Morir a los 27 tiene un estilo narrativo desenvuelto, sarcástico y ameno, que junto con unos personajes interesantes, hacen de esta novela algo adictivo.
Además, es convergente, igual que las anteriores, y la presentación, un caos que llevará al lector a preguntarse, donde irá a parar el autor. Tiene varios puntos abiertos con distintos personajes, y poco a poco estos van a converger hasta dar con la solución del dilema. Una solución impresionante, sorprendente, digna de ser anunciado a bombo y platillo.

Los capítulos siguen siendo de una longitud variable, y cada uno de ellos, tiene el título de una canción. Al final del todo, hay una relación de todos los títulos, con sus contrastes y una pequeña introducción de por qué fue escrita y el año que tuvo lugar. Vamos, que puede decirse que es una novela con banda sonora.

Divertida, entretenida e interesante, así podríamos calificar a la tercera novela de Joseph, que logra sorprender una vez más al lector con sus conocimientos musicales, y su forma de hacerlos llegar. No solo disfrutas de la trama sino que al mismo tiempo, aprendes y te informas, puesto que la gran parte de los datos que nos da, son reales. Recomendable.

martes, 3 de mayo de 2011

Muy pronto a la venta: Antes y después de odiarte.

Hace un año compré un libro gracias al comentario de Anabel Botella en su blog. Fue leer la sinopsis, ver la portada, conocer la opinión de ella, y me faltó tiempo para ir a la librería.
Entre sueños llegó a mis manos en Abril del 2010, y desde entonces soy seguidora incondicional de Ángeles Ibirika. No solo me cautivó con su novela, sino también como persona, y eso que aun no la conozco in situ, pero si a través de la red de redes.
Y en Junio saca nueva novela!!!!! Ha empezado la cuenta atrás!! Qué ganas de tenerla en mis manos.



Bajo la lluvia de un Bilbao que se prepara para un nuevo invierno, se encuentra el corazón de un hombre lleno de dolor y resentimiento. Un hombre con una sola razón para vivir: la venganza. Una venganza que planeó durante años tras las rejas de una prisión, cuando la mujer a la que amaba más que a su propia vida le traicionó y acabó con todo su mundo.

Ahora él acabará con el suyo.

Para lograrlo está dispuesto a poner en riesgo su recién conseguida libertad, la nueva vida que se está forjando con esfuerzo y hasta el poco corazón que ella le dejó en pie y al que sólo siente latir cuando la tiene cerca.

Lo que no sospecha es que el arrebato con el que le bulle la sangre cada vez que la ve no lo provoca sólo el odio que asegura sentir por ella, sino otro poderoso sentimiento al que ni el rencor más profundo conseguirá jamás extinguir.


Ángeles cuenta con un booktrailer precioso y muy trabajado:



A la venta el 1 de junio del 2011. Lo dicho... muñones, me quedarán muñones en vez de dedos...

lunes, 2 de mayo de 2011

Spin off televisivo


Todas las series tienen una estructura básica que las hacen reconocibles al espectador. Los guionistas deben, sobre esa estructura o esqueleto, ir añadiéndole elementos que la hagan apetecible, y que no canse a aquellos que disfrutamos de esas series televisivas.

Quien ve House, sabe que se va a encontrar un caso extrañísimo, que van a discutir entre ellos intentando diagnosticar al paciente, van a acudir a las pruebas complementarias más rebuscadas existentes en la medicina, y que, con más o menos éxito, conseguirán diagnosticarlo a última hora.

Pongamos otro ejemplo, Entre fantasmas. Siempre hay algún alma que no ha cruzado al otro lado, que o bien se le presenta a la protagonista, o bien a algún conocido de ella. Intenta hablar con ese espíritu, poner en pie su muerte, habla con la familia, arregla todo, y el espíritu camina hacia la luz.

Evidentemente, siempre hay elementos que añaden a la serie un poco de pique o de azúcar  para que el espectador no se sienta defraudado de tanta repetición, bien sea con los personajes, bien con las historias transitorias, o bien con todas ellas a la vez. Con House juegan con la vida personal del protagonista y los médicos, igual que en Entre fantasmas; añaden personajes controvertidos, dulces, con algún problema... Vamos, que le dan vidilla al asunto.

Lo curioso es cuando olvidan esa estructura, y el espectador se encuentra de bruces con un capítulo al que no está acostumbrado. Que yo recuerde me ha pasado en dos ocasiones: una de las veces viendo Anatomía de Gray, y otra viendo Bones. Luego he descubierto que a eso se le llama spin off. ¿Qué es un spin off? Pues se le denomina así al proyecto nacido como extensión de otro anterior. En el caso de Anatomía de Gray, apareció Sin cita previa.

En el capítulo diecinueve de la sexta temporada, los guionistas de Bones quisieron probar cómo responderían los espectadores a una nueva serie, y nos trastocó la estructura a la que nos tienen acostumbrados. Brennan y Booth pierden protagonismo, apenas sale Angela y Hopkins, mi adorado psicólogo Sweets no asoma el pelo, y los becarios no existen. Los protagonistas son tres personajes a cual más histriónico que serán los responsables de la futura serie: The finder.


No se cuales han sido los resultados obtenidos ante la presentación de esta futura serie, pero puede que en un corto plazo de tiempo, los tengamos al otro lado de la pequeña pantalla .
Personalmente, no ha sido de mi agrado, y me he sentido como si unos intrusos hubieran quitado protagonismo a mis personajes favoritos. Pero en fin... para gusto... los colores. :p

Muy pronto a la venta: Brumas, Nieves Hidalgo

Otra de las novelas que están a punto de salir al mercado, es Brumas, de Nieves Hidalgo. Ya sabéis que, junto con Ángeles Ibirika, son mis dos autoras españolas favoritas dentro del género romántico. Aquí os dejo la sinópsis, y la información que he podido ir recogiendo:


Clifford Ellis, duque de Ormond vive con el estigma de la muerte de su esposa, lo que le ha convertido en un hombre severo que nada quiere saber de la sociedad, y mucho menos de un nuevo matrimonio. Sin embargo su abuela y la Corona se han confabulado contra él y han decidido que debe tener una nueva duquesa para Hallcombe House.

Eleanor es escocesa de pies a cabeza y nunca se ha dejado intimidar, pero cuando conoce a Ormond se siente amenazada… y fascinada.

Cliff decide, al conocerla, que si debe casarse lo hará con ella, con la nieta de Dauly McKenna, el hombre más odiado por su abuela.

Eleanor no tiene otro remedio que aceptar ese matrimonio. Después, el misterio que rodea el castillo, las extrañas muertes que se suceden, el peligro que se cierne sobre ella y un secreto que desea desvelar, la seducirán tanto como la atracción que empieza a sentir por el duque.


Aquí os dejo el enlace para poder leer el prólogo y los primeros capítulos:

http://nieveshidalgo.blogspot.com/2011/04/brumas-primeros-capitulos.html

Qué pintaza tiene!!!! Babeando estoy.

La fecha de salida está prevista para el 17 de Mayo del 2011, o eso es lo que pone en las páginas webs de las librerías que he visitado... Lo dicho.. sin uñas... Ah!! Y si sigo sumando libros en mayo, voy a fundirme la tarjeta!!!!!

domingo, 1 de mayo de 2011

Testigo del silencio, Kathy Reichs

Testigo del silencio es la primera novela escrita por Kathy Reichs, encuadrada dentro del género policíaco, inicio de una serie de once libros por ahora, aunque no están todos traducidos al español.

Kathy Reichs es antropóloga forense, y aunque tiene su plaza de profesora, ahora mismo trabaja de colaboradora en la Oficina del jefe Médico examinador de Carolina del Norte, y para el Laboratorio de Ciencias jurídicas y Medicina legal de Montreal.
En sus ratos libres, se dedica a la literatura, creando novelas basadas en su trabajo.

La protagonista de la serie es Temperance Brennan, una antropóloga forense que comparte muchas características con la autora. Kathy se basa en algunos de sus casos, para dar forma a sus novelas.
Supongo que a más de uno le sonará el nombre de Temperance Brennan, y no, no es casualidad, tiene algo que ver con la serie que todos conocemos: Bones. Dicen que los guionistas se basaron en la propia autora y en sus novelas para crear la serie, pero aviso, y la que avisa no es traidora, no es una adaptación fiel. Es decir, no tiene nada que ver la novela con la serie.

Quien haya visto Bones, sabe que Brennan es una mujer valiente, con un coeficiente intelectual por encima de la media, con amplios conocimientos de su profesión, pero de vida social pobre y con dificultad para relacionarse con el resto del mundo.
En el caso que nos atañe, la novela, Brennan sigue siendo una mujer valiente, pero con una vida social diferente, es más amplia, y con conocimientos sobre cómo actuar en sociedad. Está divorciada, tiene una hija y acaba de llegar a Montreal. No existe Booth, pero sí tenemos a Ryan. Aparte de este último, tenemos su antítesis, el detective Claudel, un personaje que se hace insoportable desde el principio.

Lo que más me ha disgustado de la novela, es su forma de narrar. Según me han comentado, esto mejora en las siguientes novelas, pero en esta, deja mucho que desear. La narración está formada fundamentalmente por estructuras simples, es decir, oraciones simples sin subordinadas. Y esto hace que parezca una narración brusca, cortante, impidiendo bien al lector, hacerse una imagen de lo que está pasando.
Añadiría además, que hay párrafos que dan demasiada información sin venir a cuento, lo que popularmente se llamaría: tener mucha paja. Cansa mucho esa manera de narrar, haciéndose pesado e invitando al lector a leer en diagonal. Lo curioso es que tiene una buena trama, unos personajes interesantes, pero es como si no hubiera sabido cómo desarrollarlo.

A pesar de la diferencia de esta Brennan con la que conocemos más profundamente, y esa forma de narrar tan poco atrayente; al cerrar el libro me ha entrado ganas de saber más sobre la protagonista y su entorno. Así que quizás le dé una segunda oportunidad a ver si es verdad que ha limado un poco lo que es la narración.
Entretenida pero con ciertas carencias narrativas.