Páginas

lunes, 28 de febrero de 2011

La muerte de Lord Edgware – Agatha Christie

En esta novela, volvemos a encontrarnos ante otra aventura de Poirot narrada por su gran amigo Hasting. Este hombre me encanta, narra intentando meterse en la mente de Poirot sin conseguirlo del todo. Se nota el desánimo que le entra cuando no entiende por donde van los pensamientos de su amigo, o por qué hace tal cosa, o por qué van a tal sitio. Eso hace que el lector se sienta más cercano a este personaje, puesto que se encuentra en la misma tesitura.
 Iniciamos la novela con un prólogo sorprendente por varios motivos: primero por los lugares donde tiene lugar la primera presentación de la novela: teatro, restaurante de un hotel, en este caso el hotel Savoy… lugares típicos de aquella época dorada.
Además, me ha sorprendido la manera de iniciar la narración de Hasting, puesto que se contradice, y ya no sabes si agarrarán al asesino, o no lo harán.
Y tercero la frase con la que termina el prólogo, pura invitación al asesinato

A diferencia de otras novelas, Agatha nos presenta a los personajes en apenas dos capítulos y algo, cuando nos tiene acostumbrados a usar más tiempo y más páginas en ello. Siempre me he preguntado cómo creaba a sus personajes. Algunos autores lo hacen usando amigos, familias, conocidos, y si conoces a ese autor, puedes decir a quién está representando ese personaje. En el caso de Agatha, me da miedo pensar que pueda llegar a ser así, puesto que ciertos protagonistas, son para chocarlos contra la pared y quedarse a gusto. La mujer de lord Edgware es un buen ejemplo. Un personaje amoral, egoísta, egocéntrico y mimado hasta extremos insospechados.

Es una novela típicamente Agatha Christie. ¿Y qué quiero decir con esto? Pues… una trama sorprendente, personajes variopintos y numerosos, casi todos ellos sospechosos; coartadas no muy seguras, todos con una causa por la que asesinar, y una trama enrevesada, muy, muy enrevesada. Hay veces que sospechas de una persona, pero como te da vueltas, y más vueltas, desestimas tu opción.
Son novelas cortas, muy entretenidas, que te atrapan desde el principio y que  hacen trabajar a tus células grises, sin conseguir mucho.

Como siempre, tenemos que esperar hasta el final para conocer al asesino, las causas y sus circunstancias, y es Poirot el que nos lo va a explicar con pelos y señales. Entretenida, amena, de las que atrapan…. Recomendable.

domingo, 27 de febrero de 2011

Noches en Karnak - Nieves Hidalgo

Una de las cosas que caracterizan a los lectores de romántica, es la fidelidad. Cuando nos gusta un autor/a, solemos convertirnos en seguidores acérrimos y leemos todo lo que haya en el mercado; y cuando sale algo nuevo, casi volamos a las librerías para hacernos con él. Por lo menos, ese es mi caso. Y así me ha pasado con Nieves Hidalgo. Desde que leí Orgullo Sajón, no he parado de buscar sus obras, leyéndome una tras otra.

A primero de febrero, llegó Noches en Karnak a las librerías, y me hice con ella en cuanto pude. Una maravilla, así calificaría la historia.

He podido diferenciar a dos Nieves Hidalgo: una histórica, algo más seria, y otra que deja volar la imaginación en la fantasía y lo paranormal. Es verdad que nunca llega a desconectar de lo histórico puesto que tanto en “Lo que dure la eternidad”, como en “Noches en Karnak”, hay muchos elementos históricos en la trama. En este caso, Nieves nos sitúa en Egipto, a caballo entre dos épocas: la actual, y en 1296 a.C.

Personalmente, le encuentro similitudes a ambas novelas, y me refiero a Lo que dure la eternidad y Noches en Karnak, aunque puede ser que me equivoque, y sea mi subconsciente que está “escacharrado”.
 En ambas novelas encontramos al menos uno de los protagonistas, español. Aunque ahora que lo pienso, en ningún lugar dice que los padres de Esther sean españoles, pero tanto los nombres, como el final de la historia, me lleva a pensar eso. En fin.. puede que me equivoque.
Y otra cosa que he encontrado en común entre estas dos novelas, es la muerte. En ambas dos, de diferente manera, eso sí, la muerte tiene gran protagonismo.

Además, son novelas románticas encuadradas en el subgénero paranormal, con algo que lo caracteriza, y es el humor. A diferencia de las novelas históricas de esta misma autora, donde se nota la seriedad, sin perder la ternura, el romanticismo, etc… en estas dos, encontramos un gran aporte de humor irónico y sarcástico, que nos hace soltar más de una carcajada, o sonreír mientras leemos. A pesar de esos momentos sarcásticos, puesto que el humor tiene una presencia permanente, también encontramos algunos momentos dramáticos que hacen salir la vena sensible del lector, llegando incluso a soltar un par de lagrimitas.
Sonrisas, carcajadas y ternura, son los sentimientos que predominan durante la lectura.

Tiene otros elementos aparte de lo paranormal e histórico, como son el viaje en el tiempo, suspense romántico, sentimental.. vamos, que es una lectura completita.
Esos viajes en el tiempo, la historia de Karemheb, ensimisma y atrapa desde el principio, tanto que perseguirías a la protagonista con tal que te prestara el anillo un ratito.
Y evidentemente, a la que realmente perseguirías es a la autora, hasta que “desembuchara” donde conseguir a un Karenheb de esos que con tanta maestría describe.

Los personajes están muy conseguidos, incluso aquellos que salen durante breves segundos, dejan una impronta especial en el libro, queriendo saber más de ellos y su final. Un ejemplo de esto, lo encontramos en el siervo de Karemheb. Me quedé con ganas de conocerlo un poco más.

Excavaciones, pirámides, momias, fiestas lujosas, zocos, hoteles, museos… mil lugares donde vivir estas aventuras que encandilan y atrapan desde el principio.
Una novela muy recomendable, como todo lo que escribe esta autora, para evadirte, disfrutar y volar a lugares paradisíacos con personajes maravillosos y reales. Una joya romántica donde las haya. ¿Quien se apunta a este viaje a Egipto?

sábado, 26 de febrero de 2011

Amante consagrado - J.R. Ward

Con los libros de J.R. Ward, me pasa algo curioso. Lo empiezo con reticencias, me deja un poco desalmada con tanta oscuridad y dramatismo, pero me atrapa y no puedo dejar de leer. Al terminar, tengo el corazón encogido, con un hálito de esperanza, y deseando coger el siguiente.

Es un libro romántico paranormal pero bien oscuro. Que nadie empiece a leer esta autora esperando encontrar ternura, dulzura, buen rollo, típico de la novela romántica, porque se va a llevar un buen susto. Evidentemente tiene características que lo hacen romántico, entre ellas, el final feliz típico de este género, pero durante la novela, el dramatismo y la oscuridad es lo que predomina.

Amante consagrado es el VI libro de la serie de La Hermandad de la daga negra, donde los “hermanos” son vampiros que deben salvaguardar su especie de los restrictores.
Cada uno de los libros cuenta la historia de uno de los hermanos, en este caso, nos vemos arrastrados al mundo de Phury.
La lucha entre restrictores y hermanos continúan, y esta vez los malos tienen una nueva arma poderosa. Para saber cual es deberéis leer el libro :p.

En esta guerra, Phury se encuentra perdido entre sus propias pesadillas y adicciones. Se está hundiendo entre las arenas movedizas del dolor, el pasado, la tristeza, el mal de amores y las drogas; y el problema es que no sabe salir de ahí. Cormia será la que le ayude a hacerlo.
Phury comparte protagonismo con los tres estudiantes y futuros guerreros, con su hermano gemelo Z y su cuñada, con Revh….

Es una novela típica de esta escritora, con su sobredosis de oscuridad, dramatismo, muerte, sangre y erotismo. Recordad que esta autora no es suave describiendo  las escenas de cama (o donde sea), precisamente. Es explicita, directa.. vamos, que más que romántica, podría calificarse de erótica.
Crea novelas que atrapan, entretiene y enganchan a seguir leyendo libros de la serie.

domingo, 20 de febrero de 2011

Agatha Christie

Hubo una autora que me introdujo en esto de la novela de misterio y policíaca. Sí, estoy hablando de la reina del suspense: Agatha Christie
Agatha sabe como nadie atenazar al lector, hacerle pensar o mover las células grises como diría su propio personaje, y sorprender con esos finales de fuegos artificiales. Única, ella es totalmente única.

Ella es como el maître de un restaurante. Primero pone la mesa con todos sus avíos, describiéndote hasta el más nimio detalle para que nada pase desapercibido al lector, dejándonos pequeñas ideas a lo largo de los primeros capítulos. Va describiéndonos el entorno, como se originó, donde está situado el lugar, como está comunicado con el resto de la civilización... Supongo que para que nosotros nos hagamos una idea de lo difícil de la huida del asesino.

Luego pone la comida: los primeros platos, los segundos, el postre… Estos son los personajes. Algunos son salados y animan la novela, otros dulces y le aporta ternura; algunos amargos o amargados, y luego los ácidos que son aquellos que ayudan a enrevesar la historia. Claro que los que más molestan son los agrios, esos a los que tirarías al mar o los ahogarías con tus propias manos.
Cuando ya tenemos todos los platos servidos (en el caso de Agatha, tenemos que ahondar mucho en las páginas del libro, puesto que le encanta describir personajes (es una de las cosas que más me asombra de esta autora)), llega el accidente, el problema, el asesinato.

En ocasiones nos introduce un elemento guía, ese que nos va a ir acompañando durante la novela, y que nos va desvelando los secretos y aquello que el lector no ve. Puede ser Poirot, o Miss Marple, o bien uno de los protagonistas de la historia que se decide a ser el narrador.
Aunque recuerdo Los diez negritos como una novela sorprendente. Allí no había platos secundarios, eran todos primeros platos y ninguno llevaba la voz cantante. Me sorprendió gratamente esa novela.


Personalmente siempre me ha gustado más Hercules Poirot que Miss Marple. Poirot es un personaje exasperante, tan raro físicamente como psicológicamente. Aunque eso sí, se le coge cariño. Belga y estrafalario, siempre poniendo sus células grises a trabajar y supercotilla. El dice que es observador, pero en realidad es cotilla, cotilla. Escucha las conversaciones ajenas, se queda mirando fijamente a los demás, hace preguntas indiscretas… en realidad es un personaje anodino.

Pero si cotilla es Poirot, no se le queda a la saga Miss Marple. Ella es una abuelita encantadora, con mucho sentido común, con bastante experiencia (dicen aquello de… más sabe el diablo por viejo que por diablo) y con mucha capacidad de observación.

Es una autora que ha logrado llegarme de tal manera, que miraba por encima del hombro por si el asesino anduviera cerca. Recuerdo haber escondido el libro por la noche en el cajón, para evitar verlo y asustarme en plena madrugada… Son recuerdos intensos que te hacen ver lo grande que era escribiendo, compartiendo el suspense y desgranando los misterios. Sí, Agatha fue y será siempre, la reina del suspense.


domingo, 13 de febrero de 2011

Trilogía Signo del Siete, Nora Roberts


Podemos diferenciar tres escritos diferentes de Nora Roberts: las trilogías o series; los relatos largos, que no novelas, estos son los que las editoriales tienden a unir en un solo libro; y las novelas.

Hoy vamos a hablar de una de las series. Estas son como pequeños aperitivos de esta autora. Tienen todas la misma estructura: tres chicas y tres chicos (pueden llegar también a ser cuatro) en un ambiente especial, y va desarrollando la historia de cada uno de ellos con más o menos maestría. Las personalidades suelen repetirse de una serie a otra. Si lees varias seguidas, eres capaz de reconocer cada uno de los personajes en las distintas series. Con lo que estas son un poco previsibles. Lo que va cambiando es el entorno y al subgénero al que pertenece: ambiente mágico, épico, paranormal… cada uno le da una belleza especial al libro.

La trilogía Signo del Siete es romántico paranormal ligado con terror. No, por favor, abstenerse lectores que adoren el género de terror, y sean anti-románticos, puesto que a pesar de tener algunos momentos donde deseas esconderte bajo la cama, es un libro fundamentalmente sentimental. En las series, Nora Roberts tiende a centrarse en las relaciones de pareja y sus movimientos, aunque en esta serie, también tenga importancia el pueblo, la familia de cada uno de ellos, y los elementos paranormales.

La trilogía está compuesta por Hermanos de Sangre, El bosque de Hollow, y La piedra pagana. Es una serie entretenida, donde los protagonistas tienen que luchar contra una fuente maligna que acude al pueblo cada siete años. Esta vez, parece que ese ser maligno, se va haciendo cada vez más fuerte, teniendo posibilidades de destruir el pueblo, los habitantes y empezar a invadir el mundo. Seis personas deben de evitar ese desenlace, y deben de estudiar cómo destruirlo.

Pero además de luchar contra el demonio o lo que sea esa fuente maligna, el destino y sus jugarretas hacen su aparición. Así que no solo lidian contra el mal, sino que aprovechan esos días que le quedan para amar y ser amados.

Entretenidos, amenos, románticos y terroríficos. Tienen todos los ingredientes para pasar un buen rato. ¿Algún@ romántic@ se atreve?

viernes, 11 de febrero de 2011

Enredados

Aunque tengo más años que Matusalén, intento que siempre me quede en el corazón, una veta de Peter Pan. Me gusta disfrutar con libros juveniles, recordar aquellos que me acompañaron durante mi infancia, y cómo no, ver películas Disney, Pixar o de la Warner. Sí, soy una niña en el fondo, y me gustaría mantenerme así. Disfrutando de esas pequeñas cosas que aun me hacen sonreír. No voy a ver todas las películas al cine, solo aquellas que me llaman la atención por algo, y Enredados me llamó y mucho, cuando vi el tráiler.

De pequeña me contaron pocos cuentos, yo era más de leerlos o imaginármelos por los dibujitos de los comics (cuando aún no sabía leer). Debía ser que era muy pesada, y la época de los por qué, en mi caso, duró demasiado. Eso de leerme un cuento podía convertirse en algo eterno. Erase una vez.. y por qué? Una princesa que vivía.. y por qué??? Sí, se habría convertido en el cuento más largo de la historia.


El caso es que la historia de Rapunzel no la había oído nunca, buen miento, en un libro juvenil, una de las protagonistas hacía mención a ella y su largo pelo, pero nada más. Así que fui al cine con muchas expectativas, ilusión y dispuesta a disfrutar.  ¡Misión cumplida! La película da para eso y mucho más.

Así como Tiana y el sapo me pareció algo lenta y soporífera (la vi en video), esta me ha resultado divertida, amena… de esas películas chispeantes donde no paras de sonreír y reír a carcajadas. Tiene muchos puntos, y como siempre, la mayoría de ellos recae en pequeños animalitos, o no tan pequeños, que acompañan a los personajes. En este caso, los animales no hablan, no como el Rey León, o la Sirenita, o Buscando a Nemo, o…. sería interminable seguir. Pero son igual de protagonistas que Rapunzel y Flynn. A mí me ha enamorado Pascal, el camaleón. No paré de reír desde el inicio. Las caritas que pone son de película, nunca mejor dicho… Max, el caballo, tampoco está mal, pero el que se ganó mi corazón, fue Pascal.



Como siempre, tenemos amor, moraleja, reencuentros, lágrimas…. No sería Disney sin estos componentes. Pero resumiendo, es una película amena y recomendable para disfrutar de una buena tarde, esas en las que la veta de Peter Pan, gana la jugada a la responsabilidad y la rutina. No os la perdáis.


domingo, 6 de febrero de 2011

En sus sueños - Kat Martin

En sus sueños es la segunda novela de la trilogía de Kat Martin, y perdonadme que lo dude, porque… Qué es para vosotros una trilogía? Personalmente, yo denomino trilogía a un conjunto de tres libros que tienen algo en común, normalmente los protagonistas. Pueden que no sean los mismos, pero sí tienen una relación familiar, o bien de amistad, con los del libro anterior. Bueno, pues aquí, el único elemento en común, es el subgénero al que pertenecen, es decir, paranormal.
No son los mismos protagonistas, ni tienen relación con los anteriores, ni siquiera sucede en el mismo lugar… solo encontramos elementos paranormales que lo asemeja con el anterior. Bueno, ni siquiera eso. En el anterior libro, como ya os comenté, encontrábamos una casa con elementos extraños que ponían los pelos de punta. En este caso, es un don de uno de los personajes lo que hace de esta novela paranormal.

Los personajes son interesantes, pero dan muchas vueltas antes de entrar en faena, y como faena me refiero, la trama de la historia, no la relación en sí, que también dan muchas vueltas.

A pesar de eso, es una historia que llega. Atrapa, intenta hacer que la trama vaya a contrarreloj aunque personalmente se me hace algo lenta en varias ocasiones, y el final es sorprendente.

Está bien para leer un dominguito por la tarde. Un libro “palomitero” más, pero con pocos alicientes. Eso sí, la tercera novela de la trilogía, no la leeré. Eso de meter extraterrestres es mucho para mí. :p