Páginas

viernes, 2 de diciembre de 2011

Desencuadernando mitos: Sevilla (Biblioforum)


El 28 de noviembre, lunes para más señas,  tuvo lugar en la Casa del libro, 4ª planta, una nueva reunión literaria de los componentes de Biblioforum, para hablar de los mitos y leyendas. El tema a tratar se titulaba: Desencuadernando mitos: Sevilla, y nunca mejor dicho, porque, aunque suene terrible eso de desencuadernar, echaron abajo algunas leyendas sevillanas. Siempre desde el respeto y el cariño, y por supuesto, muy argumentado.
Moderando estaba Francisco de Paula Pérez de la Parte. A su derecha estaba sentado Juan A. Caro Cals, y a su izquierda Concepción Perea. Todos ellos escritores nóveles sevillanos (en la anterior entrada sobre Biblioforum, tenéis el título de sus novelas).

 Lo primero que me llamó la atención es la manera de llevarlo a cabo: fueron siguiendo  la línea temporal. ¡Y empezaron fuerte! Con el origen, ni más ni menos, que de la propia Sevilla. Varias son las interpretaciones y muchos los estudios realizados. Se mezclan Fenicios y Tartesos; Hércules o Heracles; Argantonio; cartagineses… Un cúmulo de presencias que hacen de Sevilla algo especial.

Tras hablar sobre los orígenes, se pasó a la época visigoda donde se nos contó la historia de Santa Justa y Rufina.
Antes de seguir hablando, tengo que confesar que no conocía ninguna de las leyendas comentadas esa tarde. Antes de que me abucheéis, alegar en mi defensa que no soy sevillana. Bueno sí... bueno no... A ver… Llevo viviendo aquí 26 o 27 años de mi vida, pero nací en Córdoba. Conozco las leyendas cordobesas, el origen de esta bella ciudad, la evolución, la reconquista... En fin... conozco casi todo sobre Córdoba, pero de Sevilla… poco.
Así que me quedé alucinada con la historia de estas dos santas. Conocía la existencia de estas dos hermanas porque están por toda la ciudad: avenidas, estación, cuadros, esculturas… están por todas partes. Y además, he tenido la suerte de poder contemplar el cuadro en Catedral, de Miguel de Esquivel. Una maravilla. Pero desconocía porque se les santificaron; también el problema que hubo para hacerlas santas; y el calvario que pasaron.  En fin... la leyenda en sí. Verdaderamente sorprendente.
Y me ha gustado saber el por qué siempre se las dibuja con la Giralda en medio. Lo de los tres terremotos de Sevilla lo desconocía. Sí, lo sé... seguid abucheándome que me lo merezco.


Tras Santa Justa y Rufina, vino San Isidoro de Sevilla; con la leyenda que viene unida a los huesos de estas dos santas anteriormente citadas. Hay que ver, lo impactante que son algunas leyendas.

En fin… una reunión sorprendente y muy gratificante, ah... y ¡¡corta!! Puesto que nos quedamos con ganas de más. Hemos pedido una segunda vuelta, porque seguro que se han quedado muchas cosas en el tintero. Y aquí, ¡QUEREMOS SABER!

La próxima reunión de Biblioforum, tendrá lugar el 9 de Diciembre, en CICUS (Antigua Escuela de Comercio), para hablar sobre: "Letra Oscura: el miedo en las páginas de un libro". Vamos, sobre el género de terror. ¿Quién se lo va a perder? Si todo va bien, estaré por allí. 

2 comentarios:

  1. A mi la verdad que todo el tema este de las leyendas de las ciudades me ha fascinado desde siempre. Mereció la pena ir. Espero que hagan una segunda parte!!!

    ResponderEliminar
  2. Me alegro que te lo pasaras bien. A ver cuando pueden hacer la segunda parte!

    ResponderEliminar