Páginas

martes, 29 de noviembre de 2011

Emboscada, Nora Roberts


Una de las cosas que más me sorprende de Nora Roberts (aparte de lo prolífica que es), es su capacidad de crear una historia, en cualquier entorno o de cualquier tema. Si hace poco nos sorprendía en plenas montañas de Dakota, en un refugio de animales; hoy nos sitúa en una isla en la costa de Seattle y nos habla de adiestramiento de perros.

Sí, esta novela lo tiene todo para que fuera uno de mis favoritos: Nora Roberts como escritora; suspense romántico, y perros. Y sí, me ha encantado; Nora Roberts nunca defrauda.

Es una novela de suspense romántico, con unos personajes fuertes, que llenan las páginas del libro, y que atrapan desde el primer momento, y que por una vez, se diferencia de otros muchos personajes de esta autora.
Fiona no es la típica protagonista débil necesitada de ayuda. En esta ocasión, Nora ha quería hacer un personaje femenino valiente, casi temeraria, que después de haber vivido un calvario años anteriores, se ha repuesto de tal manera que ha rehecho su vida pudiendo llevar todo para adelante. El caso es… ¿y si la historia se repite? ¿Podrá volver a pasar el mismo calvario sin ayuda?
El personaje masculino no es encantador y maravilloso, sino un tipo gruñón, cascarrabias aunque con gran corazón. Se va dejando conquistar por su cachorro, y la adiestradora de este.
Confieso que en algún momento estuve tentada a matarlo yo con mis propias manos… ¡¡¡valientes frases le suelta a la protagonista!!!

La novela consta de 525 páginas, y nos adentra en el mundo canino, su adiestramiento y  la búsqueda de personas. Somos testigos en varias ocasiones, del proceso de búsqueda: la manera de coordinarse, como responden a los estímulos los perros, los sentimientos de aquellos que esperan, que buscan, que coordinan… La verdad es que es apasionante, sobre todo si perteneces al gremio, como es mi caso.
Mi madre se lo leyó días después, y aunque también le ha gustado, dice que ciertas partes le resultaron pesadas. Supongo que en mi caso, debido a mi profesión: veterinaria, me encandiló desde el principio.

Como suele ocurrir en las novelas conclusas de esta autora, la parte romántica de la historia, está bien introducida en la trama. No prevalece sobre el suspense, que es el elemento fuerte del libro.
Quizás, lo que yo haya echado de menos, es un final más… más… no sé explicarlo. Un final más tenebroso, con más suspense, más tensión. No es que no lo haya, que sí, sí lo hay, pero… yo necesitaba más, quizás. Demasiada espera para tan poco.

Eso sí, en algunas ocasiones, preveía lo que iba a ocurrir. Muchos años siguiendo a esta autora de cerca. Aunque no por eso lo hacía menos atrayente o impactante.
Nora Roberts nunca defrauda. Esta historia es otro de sus ejemplos: intrigas, suspense, tensión, algo de amor y sexo… y sobre todo: perros.
Recomendable si os gustan las novelas románticas de suspense.


3 comentarios:

  1. La verdad es que no es el tipo de novela que suelo leer, ni la temática que me suele llamar la atención normalmente =)
    Lo dejo pasar (mis estanterías agradecen este acto en silencio jejej)

    Besotes

    ResponderEliminar
  2. Hace bastante que no leo nada de esta autora y este libro aunque no lo conocía lo tengo que buscar, me ha llamado la atención el tema del adistramiento canino, me encantan los perros y seguro que la historia me gustará
    un beso!

    ResponderEliminar
  3. Jajajajja, me parece bien, Shorby! Si las estanterías hablasen... a mi me gritarían, jajajaja.

    Tatty, es nuevo nuevisimo!! ;) Ha salido el 18 de noviembre, o algo así. Vamos, lo compré el mismo día que salió. Esta autora es una de mis favoritas... Nunca me defrauda.
    Ya me contarás

    Besotes a las dos!

    ResponderEliminar