Páginas

sábado, 5 de noviembre de 2011

El verano de los juguetes muertos, de Toni Hill


Para que no digáis que no me preocupo por vosotros, hoy vengo con un antídoto perfecto a esas novelas policíacas suecas que tanto nos han asediado durante este tiempo.
Todo seguidor de la novela policíaca, donde también me incluyo, se ha leído los libros de Millenium; los de Camilla Lackberg; Asa Larsson; Mari Jungstedt…. y ha disfrutado con todas sus historias. Pero siempre nos hemos quedado con una sensación: frío. Siempre está nevando, con viento, con bajas temperaturas… El investigador helado intentando descubrir al asesino…
Pues bien, aquí traigo una novela mediterránea, bien caldeada, donde el calor, la pasión y la ira, nos hace olvidar a esos fríos investigadores con esos fríos lugares del crimen.

Me refiero a El verano de los juguetes muertos, de Toni Hill. Una novela negra escrita en un ambiente colosal: la Barcelona actual.
Sí, aunque no lo parezca, Toni Hill es español, catalán para más señas, aunque en sus venas corra sangre inglesa puesto que uno de sus tatarabuelos era inglés, un soldado que decidió afincarse en Cataluña. Traductor, tiene como referentes a escritores anglosajones; y ya ha vendido, los derechos de la novela, a 11 países.

La novela consta de dos tramas dentro del mismo libro que tienen como punto de unión al personaje principal: el inspector Héctor Salgado. Una de las tramas es él el que es investigado, y en otra de ellas, es él el que investiga.
Es convergente, es en el final donde tenemos las explicaciones que hace de la historia algo redondo y completo; aunque debo decir que no tiene un final acorde al gusto del lector. Digamos que deja una puerta abierta a una continuación. Eso sí, el caso o los casos en los que se ve implicado el inspector, están adecuadamente terminados, y de manera excepcional. No averiguarías el final, es sorprendente e impactante.
Todo se desarrolla en 5 días, de miércoles a domingo, dándole mucho dinamismo a la novela. Cada día está compuesto de un número desigual de capítulos, y estos a su vez se componen de un  número desigual de páginas. No es una estructura cuadriculada sino que se deja llevar por la historia. Hay capítulos que necesitan un mayor número de páginas para explicarle al lector la trama, y  otros que necesitan tan solo dos o tres, para impactar y hacer que siga leyendo con avidez. 
En cada capítulo se desarrollan las dos tramas en conjunto. Va saltando de personaje en personaje, aunque está bien separado uno de otro, no hay lío ninguno.

Está narrado en tercera persona omnisciente, es decir, que nos va contando todo lo que sienten los personajes, y todo lo que van pensando. Salvo el capítulo final. Este está escrito en primera persona, y eso da el puntillazo final al lector. Es ese punto final que te deja con ganas de más, que te hace esperar esa segunda entrega con ganas.

Los personajes son muy reales, creíbles e interesantes, y además te los va desarrollando, su vida y personalidad, durante toda la novela, y no lo hace jamás de manera forzada. Son todos ellos tan sugerentes, que no molesta que vayan saltando de uno a otro, puesto que quieres saber de todos ellos.

A parte de tener unos casos policiales muy  atrayentes, toca temas sociales muy duros. La familia la toca desde diversos puntos: la separada; la que están juntos pero no tienen nada en común y se ignoran; los que sufren abusos y violencia; los extremadamente religiosos con miles de secretos a sus espaldas….
Además, también encontramos abusos a menores; drogadicción; los adolescentes e internet; el bulling; la prostitución y la trata de blancas…
Y como telón de fondo, tenemos el tema religioso, tanto católico como vudú.

Un batiburrillo de temas que hacen que enganche, atrape y encandile a partes iguales. A la credibilidad y realismo de los personajes, podemos añadir una pizca de tensión sexual que salpimenta la historia, haciendo que el lector, termine por meterse en ella de cabeza. Muy recomendable!

6 comentarios:

  1. La verdad es que ha habido un boom tremendo con la novela negra sueca este año!
    Le tenía echado el ojo, tiene que ser interesante =)

    Besotess

    ResponderEliminar
  2. Pues ya sabes, Shorby, para desintoxicarte, va a venir de lujo, y además las supera con creces!! Ya verás.
    Estaré pendiente de tus comentarios.
    Besotes

    ResponderEliminar
  3. Tengo muchísimas ganas de leer este libro desde el pasado verano, me parece muy interesante y las reseñas que he visto lo ponen bastante bien, además me gustan mucho las novelas que combinan dos historias, a ver si pronto puedo ponerme con él
    un beso!

    ResponderEliminar
  4. En cuanto lo leas, estaré por aquí para leerte y compartir impresiones.
    Besotes, y mil gracias por pasaros!!

    ResponderEliminar
  5. Pues a mi me costó un rato engancharme a ella. todo el comienzo que si llega que si va a ver el apartamento.. se me hizo pesado. De mitad para delante volado, eso también es cierto.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Sí, es un libro que va despegando con el paso de las páginas,y luego vuela que da gusto. :p Sin embargo en ningún momento se me hizo pesado...
    Besotes!

    ResponderEliminar