Páginas

lunes, 10 de octubre de 2011

La elegida de la muerte - Virginia Pérez de la Puente


Hay veces que me cuesta algo más, escribir las reseñas de ciertos libros, y esto me ocurre con los géneros que no acostumbro a leer. Uno de estos géneros es la fantasía. Tengo que admitir que el no leer ese género, es más por pereza que por otra cosa. En la fantasía, normalmente, se crean mundos nuevos, imaginarios, y soy de las que le cuesta meterse en él. Eso sí, una vez que entro en ese mundo, no me gusta salir de él, y si es una saga, la suelo leer seguida.

La elegida de la muerte, es una novela escrita por Virginia Pérez de la Puente, se clasifica dentro del género fantástico, y como subgénero, el de fantasía épica. Está narrada de forma detallista sin llegar a ser cansina en ningún momento. Pero como toda novela épica, su fundamento es la descripción: del nuevo mundo, de sus costumbres, las vestimentas, y por supuesto la geografía. Al principio, tenemos un mapa para hacernos más a la idea, aunque nos valemos de los viajes de los protagonistas para saber los diferentes reinos y sus fronteras.

Es una novela que posee casi todas las características de este subgénero:

- La ambientación es parecida a la de la edad media, digamos que tiene mucho de esta época. Lo que más destaca es una estructura social feudal, con sus reinos, sus reyes, los nobles, los soldados y el resto del pueblo: campesinos, herreros, barberos, taberneros, prostitutas…. Su modo de transporte son los caballos; la iluminación en las casas es a través del fuego: candiles, velas y demás…

- A pesar  de ser fantasía épica, pertenece más a la nueva fantasía, puesto que la protagonista, la heroína, es una mujer, a diferencia de otras novelas, donde el protagonismo siempre llega de la mano de un hombre. Pero sigue las pautas que dicta este subgénero, es decir, que la protagonista era una chica normal, con su vida convencional, hasta que algo cambia y trastoca sus planes y su futuro.

- Como no podía ser de otra manera, hay viajes, muchos viajes. Viajes fatigosos, accidentados, erráticos que tienen un solo objetivo: que Issi, la protagonista, se encuentre a sí misma para poder luchar contra el destino que le ha sido adjudicado. Este viaje no lo hace sola, tiene a Keyen, un compañero fiel a su lado. Y esta relación es una de las cosas que más me ha gustado de la novela. Es una relación que parte de un pasado que desconocemos y que a lo largo de la historia iremos descubriendo. Siempre con un tira y afloja, nos hace sonreír en muchos momentos y enternecernos en otros…

-Por último, y algo primordial para ser fantasía épica es la existencia de la magia, aunque aquí no nos encontramos elfos, ni hadas, pero sí poderes superiores que coinciden con dos religiones que siguen, uno a la vida y otro a la muerte.

Los capítulos son heterogéneos, no tienen un número igual de páginas, y va saltando de unos personajes a otros. Es una novela lineal, porque vamos viendo el avance conforme la historia va teniendo lugar. Aunque algunos personajes convergen, hay otros que en ningún momento llegan a cruzarse.
Hay algunos capítulos que tienen a Issi de protagonista, otros que son los distintos reinos con sus respectivos reyes los que llevan la voz cantante, y otros son de personajes secundarios con mucho peso en la trama.

Personalmente he encontrado a los personajes interesantes y atractivos, y la relación entre ellos es lo que le da vida a la novela.
Lo único que me ha chocado, ha sido el vocabulario, quizás porque no estamos acostumbrados, que en esa época tuvieran las mismas palabrotas que en la actualidad, pero ¿quién soy yo para juzgar lo que hay o no hay en un nuevo mundo?  ;)

Es una novela que atrapa, que embebe, que no te deja respirar, y aunque no se vivan grandes batallas ni enfrentamientos (siempre llegamos cuando esta ha terminado), sí somos testigos de una batalla muy especial: el bien y el mal, la vida y la muerte, la necesidad de una y de otra… Me encanta el final, el regalo de la vida, y el regalo de muerte. Una forma espectacular de terminar. Deseando estoy de que vuelva a caer en mis manos otra novela de Virginia.

6 comentarios:

  1. No soy muy aficionada a la fantasía pero los libros que me decido a leer suelen ser de fantasía épica porque sí me suelen acabar gustando, no sé porque sigo siendo reacia a leer este género. No conocía este título así que lo tendré en cuenta porque tiene buena pinta
    un beso!

    ResponderEliminar
  2. Pues te pasa igual que a mi, Tatty, tambien me cuesta elegir un libro de fantasia, pero cuando lo empiezo, me encantan....

    ResponderEliminar
  3. Es un libro para disfrutar, de fácil lectura y muy buen ritmo. Y sobre todo muy bien escrito. A mi me ha gustado mucho. Seguiré pendiente de esta escritora.

    ResponderEliminar
  4. Yo hacía años que no leía fantasía épica, y este fue el libro que hizo que volviera a creer que se podía hacer fantasía de calidad y sin caer en tópicos.

    ResponderEliminar
  5. No los conocía, ni la novela ni a la autora =)
    Tiene muy buena pinta, a mí me gusta bastante el género... aunque suelo intercalar todos, para no saturarme =)

    Anoto!

    Besotess

    ResponderEliminar
  6. Pues ya nos contarás, Shorby!

    Sí, es fácil volver a caer en la fantasía épica después de un libro así, Ángel.

    Bienvenida, Ángeles.

    ResponderEliminar