Páginas

domingo, 30 de octubre de 2011

Fiestas, charlas, coloquios y presentaciones en Halloween.

Ayer os hablé del curioso origen de Halloween, y hoy vengo a hablaros de las tradiciones que he ido adquiriendo con los años en esta época.

Cuando era pequeña, no comulgaba con ninguna tradición. No iba al cementerio, ni me disfrazaba, ni tampoco teníamos dulces especiales por esta época. Fue la literatura la que me acercó a ella.
Mi pasión por los libros me llevó a un foro literario; en el foro encontré maravillosas personas que llegaron a convertirse en buenos amigos; y gracias a estos empecé a acudir a charlas, coloquios y presentaciones.

Allá por el 2008, en plan abuelo cebolletas contando historias, nos reunimos en casa de una buena amiga para celebrar Halloween. Condición sine qua non, ir disfrazada. Tengo que confesar que esa parte me la salté, pero sí acudí con ilusión y expectativas. No defraudó, fue una noche redonda. La ambientación era espectacular; la compañía impresionante y los momentos vividos inolvidables.
No pudo faltar nuestro momento literario, ¿Cómo iba a ocurrir eso en una reunión de locos por los libros? Encima, teníamos la gran suerte de poseer entre nosotros a un magnifico escritor, Javier Márquez Sánchez que disfrazado para la ocasión y con seis o siete relatos de terror escritos por él bajo el brazo, hizo las delicias de los allí asistente. Oscuridad absoluta, solo rota por unas velas titilantes, y la voz del propio escritor contando espeluznantes historias. ¡Impagable! Ese fue mi primer contacto con Halloween.
El Doctor Muerte contando sus historias.

En 2009, Javier Márquez junto con Maria Jose Barrios, escritora también, organizaron en la Fnac una charla-coloquio sobre los iconos literarios y cinéfilos de Terror, y sus evoluciones. No faltaron los vampiros, con Drácula de Bram Stoker y sus adaptaciones cinematográficas; los hombres lobos; los cientos y cientos de películas de terror adolescente... En fin.. fue una noche terrorífica en buena compañía, donde aprendimos  mil y una anécdotas tanto cinéfila como literaria.

Un año después, 2010, acudí a la presentación de la novela Tenebrae, un libro de relatos cortos de terror o de fantasía oscura, a lo que los mismos autores han denominado género Fosco. La presentación se convirtió en una charla coloquio sobre el terror en la literatura y en el cine, con sus semejanzas y diferencias, con la dificultades que se encuentra el escritor en hacer padecer miedo al lector; qué elementos se usan en ambos casos, cine y libros, para crear ese ambiente opresivo y terrorífico...Fue una charla amena, interesante y muy interactiva.

Y este año no podía ser menos. En la casa del libro, organizado por Biblioforum, tuvo lugar ayer tarde un encuentro literario para hablar sobre el género de terror. Allí se habló de los orígenes de Halloween; el origen del género de terror y quienes fueron los primeros autores que se reconocen dentro de él; se narraron algunos relatos que nos pusieron los pelos como escarpias; se habló de los diferentes miedos; y pasaron por nuestras manos muchos libros que hicieron babear a más de uno. He añadido algún que otro libro a la lista de pendientes..

No se cómo pasan los demás Halloween, yo disfruto con estas reuniones literarias-cinéfilas o fiesteras. Y ojalá el año que viene haya otra donde apuntarme.

2 comentarios:

  1. Me encanta Halloween, y contar historietas, ya vi que es una afición en la que coincidimos!
    Magnífica entrada, un beso

    ResponderEliminar