Páginas

lunes, 31 de octubre de 2011

El aliento de las tinieblas, Karen Chance


Y sin llegar a salirnos del tema terrorífico y sus iconos literarios, vengo a hablaros de un libro: El aliento de las Tinieblas, de Karen Chance.
No, no pertenece al género de terror sino al fantástico. Dentro de este, lo podemos situar en el subgénero denominado Urban Fantasy. Para aquellos que no sepan en qué se caracteriza este subgénero, voy a resumirlo un poco. El Urban fantasy es un subgénero de la Fantasía que viene definido fundamentalmente por el lugar donde transcurre, es decir, en la ciudad. Aunque suele ser contemporáneo, también hay novelas que transcurren en épocas pasadas o en el futuro, pero predominan los libros donde residen en la actualidad. Suelen estar narradas en primera persona, y tienen muchos componentes paranormales o mitológicos. Suelen ser protagonistas que se encuentran inmersos en un mundo donde conviven los humanos con otros tipos de seres; suelen descubrir que tienen habilidades paranormales, o las desarrollan a lo largo de la trama; y con frecuencia hay romances esporádicos.

Es el primer libro de una serie, que por ahora se compone de 5 libros y una precuela escrita por varios autores: Patricia Briggs, Eillen Wilks, Karen Chance y Sunny.

Sí, El aliento de las Tinieblas es urban fantasy. Está narrado en primera persona por Cassandra Palmer, clarividente, que posee, a parte de esta cualidad, la capacidad de ver fantasmas. A lo largo de la historia, irá descubriendo nuevas habilidades que irán sorprendiendo no solo a ella, sino a los que la acompañan en la aventura.
Predomina la narración sobre el diálogo, y con la edición que yo tengo, la de bolsillo, encuentro que está demasiado condensada. La letra es pequeña, apenas hay márgenes o separaciones, está todo muy apelotonado y hay momentos en los que cuesta ponerse a leer.

Sin embargo la trama atrapa bastante. Cassie, como la llaman durante toda la novela, está acompañada de vampiros, fantasmas, magos, brujas, demonios, y seres mitológicos. En este caso es la Pitia, que será definida convenientemente al final de la novela, así que no voy a desvelar nada.

Personalmente me recuerda mucho a la serie de Anita Blake escrita por L.K. Hamilton; aunque Cassie es más inocente, con menos maldad y menos mala leche que Anita.
Aun así, es una novela con mucha acción, sangre, muertes, odio, magia… Como nos pasa con Anita, hay pocos momentos para respirar tranquilos, porque apenas tiene tiempo para descansar, aunque Cassie, si puede dormir o ducharse, no como la pobre Anita que no puede ni coger 3 segundos libres.
Una de las cosas que más acongojan en la novela, es la falta de confianza. Ni Cassie ni nosotros sabemos en quién confiar porque esto es como el dicho popular de: salgo de Guatemala y me meto en Guatepeor.

Existe tensión sexual en el libro, y hay algunas escenas algo subidas de tono. Eso sí, nada que ver con Sherrilyn Kenyon. Lo digo porque la portada nos sorprende con la siguiente afirmación según Romantic Times
Karen Chance domina a la perfección el arte de mezclar sensualidad, romnance, fuerza e intriga. Lo mejor desde Stephanie Meyer y Sherrylin Kenyon.
¿Perdona? No hija, no. No se parece en nada a ninguna de las dos. No veo sensualidad por ninguna parte, sí comulgo con lo de mucha fuerza e intriga. Pero no se parece a ninguna de las nombradas anteriormente. Si hubiera dicho que se parecía a L.K. Hamilton o Patricia Briggs, se hubiera acercado bastante.

Es una novela interesante, aunque no descubre nada nuevo. Digamos que es como si estuviéramos leyendo sobre la hermana pequeña de Anita Blake, algo más inocentona. Es entretenida, y viene bien para pasar una buena tarde, pero poco más. Tengo la segunda novela de la serie por casa, a ver cuando sigo con Cassie y sus “amigos”….

domingo, 30 de octubre de 2011

Fiestas, charlas, coloquios y presentaciones en Halloween.

Ayer os hablé del curioso origen de Halloween, y hoy vengo a hablaros de las tradiciones que he ido adquiriendo con los años en esta época.

Cuando era pequeña, no comulgaba con ninguna tradición. No iba al cementerio, ni me disfrazaba, ni tampoco teníamos dulces especiales por esta época. Fue la literatura la que me acercó a ella.
Mi pasión por los libros me llevó a un foro literario; en el foro encontré maravillosas personas que llegaron a convertirse en buenos amigos; y gracias a estos empecé a acudir a charlas, coloquios y presentaciones.

Allá por el 2008, en plan abuelo cebolletas contando historias, nos reunimos en casa de una buena amiga para celebrar Halloween. Condición sine qua non, ir disfrazada. Tengo que confesar que esa parte me la salté, pero sí acudí con ilusión y expectativas. No defraudó, fue una noche redonda. La ambientación era espectacular; la compañía impresionante y los momentos vividos inolvidables.
No pudo faltar nuestro momento literario, ¿Cómo iba a ocurrir eso en una reunión de locos por los libros? Encima, teníamos la gran suerte de poseer entre nosotros a un magnifico escritor, Javier Márquez Sánchez que disfrazado para la ocasión y con seis o siete relatos de terror escritos por él bajo el brazo, hizo las delicias de los allí asistente. Oscuridad absoluta, solo rota por unas velas titilantes, y la voz del propio escritor contando espeluznantes historias. ¡Impagable! Ese fue mi primer contacto con Halloween.
El Doctor Muerte contando sus historias.

En 2009, Javier Márquez junto con Maria Jose Barrios, escritora también, organizaron en la Fnac una charla-coloquio sobre los iconos literarios y cinéfilos de Terror, y sus evoluciones. No faltaron los vampiros, con Drácula de Bram Stoker y sus adaptaciones cinematográficas; los hombres lobos; los cientos y cientos de películas de terror adolescente... En fin.. fue una noche terrorífica en buena compañía, donde aprendimos  mil y una anécdotas tanto cinéfila como literaria.

Un año después, 2010, acudí a la presentación de la novela Tenebrae, un libro de relatos cortos de terror o de fantasía oscura, a lo que los mismos autores han denominado género Fosco. La presentación se convirtió en una charla coloquio sobre el terror en la literatura y en el cine, con sus semejanzas y diferencias, con la dificultades que se encuentra el escritor en hacer padecer miedo al lector; qué elementos se usan en ambos casos, cine y libros, para crear ese ambiente opresivo y terrorífico...Fue una charla amena, interesante y muy interactiva.

Y este año no podía ser menos. En la casa del libro, organizado por Biblioforum, tuvo lugar ayer tarde un encuentro literario para hablar sobre el género de terror. Allí se habló de los orígenes de Halloween; el origen del género de terror y quienes fueron los primeros autores que se reconocen dentro de él; se narraron algunos relatos que nos pusieron los pelos como escarpias; se habló de los diferentes miedos; y pasaron por nuestras manos muchos libros que hicieron babear a más de uno. He añadido algún que otro libro a la lista de pendientes..

No se cómo pasan los demás Halloween, yo disfruto con estas reuniones literarias-cinéfilas o fiesteras. Y ojalá el año que viene haya otra donde apuntarme.

sábado, 29 de octubre de 2011

HALLOWEEN


No se puede negar que el tema de Halloween levanta ampollas. Es una fiesta con seguidores y también fieles detractores, así que son muchos los comentarios, discusiones, protestas y gritos de énfasis que escuchamos en estos días.
Pero.. ¿sabemos realmente qué es Halloween y de donde viene?
Sí, es cierto que han sido los americanos los culpables del resurgir de Halloween pero.. ¿quienes lo crearon? Pues sí, los europeos, aunque algunos no se lo crean. ;)

Parece ser, o eso es lo que se comenta por la red, que Halloween tiene raíces Celtas, de la festividad de Samhain (31 de octubre). Con esa fiesta, los celtas celebraban el final del verano y de la temporada de las cosechas, digamos que era como su año nuevo, el inicio de la estación oscura. Y ellos creían que en estos días, la frontera entre los vivos y los muertos se volvía inestable, pudiendo aparecer los malos espíritus. Para evitarlo, se vestían con máscaras y de manera tenebrosa para que no fueran poseídos. Además, se ponía una vela en las ventanas de las casas para ahuyentar a esos malos espíritus.

Con la llegada del Cristianismo y viendo que era muy difícil que se pudiera acabar con esas tradiciones, se pasó el Día de Todos los Santos, del 13 de mayo al 1 de noviembre. Así que el 31 de octubre era la vigilia del día de todos los santos, donde se organizaba la fiesta del día siguiente. En inglés, ese día sería All Hallow's Eve, que con el paso del tiempo, llegó a transformarse en Halloween.

Así que ya lo sabéis, realmente, Halloween es nuestro día de todos los santos, pero evolucionado y paganizado, puesto que ya no tiene nada que ver con la religión.

Una de las tradiciones más antiguas es la calabaza. ¿De donde viene? Sí, una vez más tenemos que decir que de Europa. En realidad de Irlanda y Gran Bretaña, donde meter brasas en vegetales es una tradición muy antigua. Los vegetales usados en estos países eran los nabos y las remolachas, y cuando los irlandeses emigraron a Estados Unidos, se encontraron con un exceso de calabazas, y usaron estas como linternas. No fue hasta 1866 cuando se asoció estos farolillos con Halloween.
A estas linternas vegetales se les llama Jack O'latern y proviene de leyendas inglesas.

Existen muchas versiones de la leyenda, y se haría eterno contarlas todas. Pero vamos a intentar hacer un resumen a groso modo, contando solo la base, y no como se llega a ella.
Se dice, se comenta, se cuenta...que Jack era una mala persona que se dedicaba a mentir y extorsionar a sus convecinos, tal era su reputación que el mismo diablo vino a constatarlo para si así era, llevárselo con él. Jack que le reconoció, logró cazarlo ( y aquí vienen las diferentes versiones, unos dicen que en una moneda, otros que si en un manzano...) y a cambio de su liberación, pidió que nunca se llevara su alma. El diablo a cambio de su libertad, se lo concedió.
Pero claro, todos morimos en algún momento, y años después se encontró cara a cara con San Pedro, a las puertas del cielo. Debido a sus malas acciones, no pudo entrar en el cielo, y tampoco el Diablo le recibió en el Infierno por aquello que le había pedido. Así se encontró Jack vagando eternamente en busca de un lugar para descansar. Como iba a oscuras, pidió ayuda y se le concedió una brasa que nunca dejaría de arder (al que hoy en día se le denomina fuego fatuo). Jack escogió el vegetal que más le gustaba, el nabo, y vaciándolo, puso en él la brasa. Por eso se le llamó Jack of the Latern, convirtiéndose el farolillo vegetal en Jack O'latern.

El caso es que Halloween se ha transformado en la noche más oscura del año, donde se cuentan historias de miedo, donde se disfrazan de las más tenebrosas criaturas, donde se pide truco o trato... Sí, las tradiciones cambian, pero siempre tienen nuestras raíces. :p

domingo, 16 de octubre de 2011

Las Crónicas de Nick, Sherrilyn Kenyon


Hoy vengo a hablaros sobre las Crónicas de Nick, novelas escritas por la prolífica autora, Sherrilyn Kenyon. Muchos son los que conocen a esta autora por la saga de los Cazadores Oscuros o Dark Hunters, bueno, pues las Crónicas de Nick, es un spin off de esta saga.


















Inicialmente, iba a ser una trilogía, pero las últimas noticias que tenemos, directamente de la autora, es que las Crónicas de Nick va a componerse de 14 libros. Ni más ni menos!! Qué barbaridad… Sobre todo porque actualmente solo tenemos dos en el mercado y en inglés:
Infinity e Invincible. Dentro de 148 días, saldrá la nueva  novela: Infamous.

Uno de los primeros problemas que nos encontramos con esta serie, es a la hora de clasificarlo dentro de algún género.
Sherrilyn Kenyon lo clasifica como literatura juvenil adulta, es decir para mayores de 14 años…. Otros lectores lo clasifican como la saga de los Cazadores Oscuros, romántica paranormal, pero disiento totalmente de esta opinión, porque no tienen, de ningún modo, la misma estructura que estos. Los Dark Hunters o Cazadores Oscuros rozan levemente el erotismo. Es verdad que también tiene mucha acción y romanticismo, pero a la hora de describir, Sherrilyn es muy detallista, subiendo la temperatura a límites insospechados.
Estos libros de los que hoy hablamos, no tienen nada de erótico-festivos, y poco o muy poco de romanticismo. Lo único que encontramos son un par de muestras de lo que las hormonas pueden ejercer en los adolescentes, es decir, un par de pensamientos y una demostración casta y pura del amor juvenil de hace un par de generaciones. Sí, es que hoy en día, las nuevas generaciones corren un poco…
Personalmente la clasificaría dentro de lo que ahora llaman Urban fantasy, un subgénero de la fantasía que se caracteriza por el lugar donde está narrado, es decir, una ciudad (con una alta densidad de población). Normalmente, además de esta característica, poseen elementos paranormales, y este caso no va a ser menos: zombies, vampiros, demonios, cambia formas… Un elenco de personajes que hará las delicias del lector.

Sea clasificado donde sea, sigue teniendo las características que hacen de Sherrilyn Kenyon una de las autoras más seguidas en el mundo. Tiene mil aventuras; los personajes son impresionantes; tiene un humor sarcástico e irónico que nos vuelve locas; no todo es lo que aparenta ser… Cada página sorprende, cada párrafo atrapa… Es una autora muy adictiva.
Pero lo más fuerte es que, a pesar de todo el éxito alcanzado, no tuvo unos inicios muy fáciles. Es más, comparte un pasado oscuro como casi todos sus personajes.

La autora:

Sherrilyn nació en Columbus y su vida fui muy, muy difícil. Su padre era sargento de la Armada y no se portó demasiado bien con su familia. Abandonó a su mujer cuando Sherrilyn tenía 8 años, y no volvió hasta que esta estaba en el último año del instituto. Todo ese tiempo tuvo que ayudar a su madre, una empleada de tienda, a cuidar a su hermana mayor con parálisis cerebral.

Sufre de dislexia y de parálisis parcial de la mano derecha. Eso, junto con la pobreza, hizo imposible que fuera todo lo que ella hubiera deseado: ilustradora de comics, periodista o dentro de Filología inglesa, haber entrado en el programa de escritura creativa. Así que se trasladó a Historia, donde se especializó en historia medieval y lo compaginó con las culturas clásicas.
Aunque tuvo muchos problemas para conseguir lo que quería, nunca cesó en su empeño. Escribió para los periódicos escolares, los anuarios, las revistas escolares…. Empezó a escribir en serio antes de casarse, pero la muerte de su  hermano la sumió en una oscura depresión. Se casó, se trasladó al estado de Virginia y se puso de nuevo manos a la obra. Pero otra vez el destino la puso a prueba: su padre murió de cáncer, su madre enfermó de cáncer, su primer embarazo fue sietemesino con lo que permaneció muchas semanas en el hospital, llevándoles a la pobreza suprema, viviendo en un parking de un hostal; la echaron del trabajo, su marido tampoco trabajaba… Vamos… horrible…

Cuando fue levantando cabeza, fue escribiendo, una a una, novelas sobre los Dark Hunters. Pero le echaban para atrás todas ellas diciéndole que no iría a ninguna parte. Nadie confiaba en ella, ni siquiera su agente, que la abandonó meses más tarde. Ella escribió una novela histórica y la mandó a otra agente. A esta le encantó, y sugirió que escribiera con un pseudónimo. Sherrilyn siempre había sido, por su vena Cherokee, supersticiosa, y escribió bajo el nombre de Kinley Macgregor, y sacó al mercado su Lords of Avalon, llegando a salir incluso en comics.

Diez años después de haber sido mandada a editoriales, contrataron la serie de Cazadores oscuros. Ha llegado a 22 países, y durante 3 años, ha sido la que más éxito ha cosechado en Estados Unidos.
Por fin, Kenyon puede respirar tranquila. Vive con su marido, sus tres hijos y una tropa entera de mascotas. Tarda en escribir una novela de 4 a 9 meses, sabe tocar la guitarra, la flauta, el piano, la batería, siempre con la limitación de su mano derecha.. Cocina, juega al futbol americano, sabe boxear… Es una maravilla de mujer, un ejemplo de superación y de saber soñar para alcanzar los objetivos que siempre quiso: ser escritora.

Las Crónicas de Nick:

Como ya hemos dicho, volviendo a Las crónicas de Nick, es un spin off de estos Dark Hunters. El protagonista es Nick Gautier, al que conocimos siendo el escudero de Kyrian en Placeres de la noche.
Según Sherrilyn, es la historia real y verdadera de Nick, su pasado… Aunque ante eso tengo mis serias dudas, porque aun no sé si es la verdadera historia o la que se va creando.. En fin, esos líos del destino, de cambiar el pasado, y tal…. Nos ha pedido la autora que tengamos paciencia porque todas las dudas serán despejadas en los 14 libros, pero es que…. ME VOY A QUEDAR SIN DEDOS!! Mordiéndome las uñas ando ya!!

Volvemos a encontrarnos con personajes que nos enamoraron en la saga anterior, pero siempre en el pasado. Algunos son niños, otros adultos sin evolucionar, aun no han pasado cosas que nos dolieron como lectores con alma que somos….
Además, encontramos nuevos “monstruos” que añadir a la larga lista de personajes paranormales de la autora: daimons, dark hunters, nigromantes, demonios, zombies, cambia formas, cazadores de sueños….

Son historias de tensión, de incertidumbre, de mucha acción… Yo calificaría estas novelas de impresionantes, sorprendentes, alucinantes, imprescindibles… Vamos, que dejan sin aliento… Y sí, dejan sin uñas, porque  hasta llegar a los 14 libros, aun nos quedan…

Sepan ustedes que esta mujer, ha conseguido, no solo llevarlos a las páginas escritas como novelas, sino que también hay mangas sobre los Dark Hunters y sobre Nick, y además van a ser llevados al cine… ¿Qué más podemos pedir las seguidoras de esta autora? Aquí queda esta lectora esperando futuras entregas, tanto de esta serie, como de la saga… ¡Que no tarde mucho sino tendré muñones!!

sábado, 15 de octubre de 2011

It's coming: Ángeles desterrados, Anabel Botella


Hay veces que te llena de orgullo presentar una novela porque conoces a la autora y has ido viendo cuanto ha luchado para que llegara este momento. Este es el caso de Anabel Botella. 
La conocí a través de la red, gracias a un amigo común, y me ha abierto, mil veces, los ojos a novelas, autores y artículos la mar de interesantes. A ella le debo el haber descubierto ciertas novelas que han terminado siendo mis favoritas. Ahora, es ella la que da el gran salto, y aquí estaremos esperando la llegada de su "niño". 

En noviembre saldrá al mercado Angeles desterrados con un precio de 15 euros, pero puede reservarse en la web de la editorial: Nowevolution al precio de 14,25, gastos de envío incluidos. Os dejo con la portada y con los primeros comentarios de la autora. 

Suerte, Anabel!!!


Nota de la autora

Hace más de cuatro años que esta historia de amor empezaba a rondarme por la cabeza. En el aquel momento yo estaba estudiando filosofía oriental, y más concretamente yoga. En una de aquellas clases surgió la idea de que mis protagonistas fueran ángeles, seres celestes que ayudan a los humanos. Me di cuenta entonces de que todas las culturas tienen estos seres protectores que están a nuestro lado. Esa era la historia que yo quería contar, la de seres extraordinarios que viven más allá de los límites del tiempo y del espacio. Seres con sentimientos muy parecidos a los de los humanos, seres con la capacidad de amar, odiar, de equivocarse, de dudar, de no ser perfectos. 
Sin embargo me quedaba una cuestión importante que resolver, ¿dónde viven estos seres? Tenía que encontrar un reino para los ángeles, un lugar que fuera lo más parecido a la idea de paraíso que tengo en mi cabeza. Le di un nombre: Siri-Antiac, aunque necesitaba una ciudad donde vivieran estos personajes. Omm-Baer-d’ang es la capital de este reino de veinte ciudades, un lugar de silencio y de paz inventado, al igual que todo lo que cuento en esta novela.
Si algo tenía claro al empezar a narrar es que quería que parte de los lugares de esta historia fueran sitios con un toque diferente a lo que he leído en otras novelas. También tengo claro que no he inventado nada, pero me divertía imaginando las calles anchas de Omm-Baer-d’ang, la musicalidad que había en cada rincón, la luminosidad de su cielo, las cúpulas doradas que se asemejaban al sol.
Siri-Antiac es un reino tan antiguo que la humanidad no había ni siquiera dado sus primeros signos de inteligencia. Fue creado por Larma y por su hermana Grunontal, aunque con el tiempo Larma la expulsó del reino. Los ángeles, comandados por Yunil y Keilan, lucharon contra los demonios y ganaron la primera de las muchas batallas que se celebraron…
Pero no quiero seguir adelantando acontecimientos. Prefiero que seáis vosotros quienes descubráis el pequeño mundo que existe en mi imaginación, y ahora también en la vuestra. Deseo que disfrutéis de estos Ángeles desterrados. 

lunes, 10 de octubre de 2011

La elegida de la muerte - Virginia Pérez de la Puente


Hay veces que me cuesta algo más, escribir las reseñas de ciertos libros, y esto me ocurre con los géneros que no acostumbro a leer. Uno de estos géneros es la fantasía. Tengo que admitir que el no leer ese género, es más por pereza que por otra cosa. En la fantasía, normalmente, se crean mundos nuevos, imaginarios, y soy de las que le cuesta meterse en él. Eso sí, una vez que entro en ese mundo, no me gusta salir de él, y si es una saga, la suelo leer seguida.

La elegida de la muerte, es una novela escrita por Virginia Pérez de la Puente, se clasifica dentro del género fantástico, y como subgénero, el de fantasía épica. Está narrada de forma detallista sin llegar a ser cansina en ningún momento. Pero como toda novela épica, su fundamento es la descripción: del nuevo mundo, de sus costumbres, las vestimentas, y por supuesto la geografía. Al principio, tenemos un mapa para hacernos más a la idea, aunque nos valemos de los viajes de los protagonistas para saber los diferentes reinos y sus fronteras.

Es una novela que posee casi todas las características de este subgénero:

- La ambientación es parecida a la de la edad media, digamos que tiene mucho de esta época. Lo que más destaca es una estructura social feudal, con sus reinos, sus reyes, los nobles, los soldados y el resto del pueblo: campesinos, herreros, barberos, taberneros, prostitutas…. Su modo de transporte son los caballos; la iluminación en las casas es a través del fuego: candiles, velas y demás…

- A pesar  de ser fantasía épica, pertenece más a la nueva fantasía, puesto que la protagonista, la heroína, es una mujer, a diferencia de otras novelas, donde el protagonismo siempre llega de la mano de un hombre. Pero sigue las pautas que dicta este subgénero, es decir, que la protagonista era una chica normal, con su vida convencional, hasta que algo cambia y trastoca sus planes y su futuro.

- Como no podía ser de otra manera, hay viajes, muchos viajes. Viajes fatigosos, accidentados, erráticos que tienen un solo objetivo: que Issi, la protagonista, se encuentre a sí misma para poder luchar contra el destino que le ha sido adjudicado. Este viaje no lo hace sola, tiene a Keyen, un compañero fiel a su lado. Y esta relación es una de las cosas que más me ha gustado de la novela. Es una relación que parte de un pasado que desconocemos y que a lo largo de la historia iremos descubriendo. Siempre con un tira y afloja, nos hace sonreír en muchos momentos y enternecernos en otros…

-Por último, y algo primordial para ser fantasía épica es la existencia de la magia, aunque aquí no nos encontramos elfos, ni hadas, pero sí poderes superiores que coinciden con dos religiones que siguen, uno a la vida y otro a la muerte.

Los capítulos son heterogéneos, no tienen un número igual de páginas, y va saltando de unos personajes a otros. Es una novela lineal, porque vamos viendo el avance conforme la historia va teniendo lugar. Aunque algunos personajes convergen, hay otros que en ningún momento llegan a cruzarse.
Hay algunos capítulos que tienen a Issi de protagonista, otros que son los distintos reinos con sus respectivos reyes los que llevan la voz cantante, y otros son de personajes secundarios con mucho peso en la trama.

Personalmente he encontrado a los personajes interesantes y atractivos, y la relación entre ellos es lo que le da vida a la novela.
Lo único que me ha chocado, ha sido el vocabulario, quizás porque no estamos acostumbrados, que en esa época tuvieran las mismas palabrotas que en la actualidad, pero ¿quién soy yo para juzgar lo que hay o no hay en un nuevo mundo?  ;)

Es una novela que atrapa, que embebe, que no te deja respirar, y aunque no se vivan grandes batallas ni enfrentamientos (siempre llegamos cuando esta ha terminado), sí somos testigos de una batalla muy especial: el bien y el mal, la vida y la muerte, la necesidad de una y de otra… Me encanta el final, el regalo de la vida, y el regalo de muerte. Una forma espectacular de terminar. Deseando estoy de que vuelva a caer en mis manos otra novela de Virginia.

domingo, 9 de octubre de 2011

Crazy, stupid love.

Hay veces que vas al cine "a tiro hecho", es decir, a ver una película en concreto; otras vas para disfrutar de la compañía; y otras veces vas porque el cuerpo te pide cine y realmente no tienes ni idea qué películas hay en cartelera. Esas últimas veces, son las que corres el peligro de encontrarte con un bodrio, o bien disfrutar de una película a la que en condiciones normales, no hubieras entrado.

 Ayer me ocurrió dos de los puntos anteriores: iba al cine por la compañía y porque el cuerpo nos pedía cine. No sabíamos que película ver y elegimos la comedia. ¿Qué comedia hay en cartelera? Crazy, stupid love. Pues esa. Y señores, fue una elección estupenda.

 Esperábamos que fuera la tonta comedia americana y nos encontramos con una película que deja un gran sabor de boca. Una comedia real, y como real me refiero a esa que nos hace reír a carcajadas en determinados momentos.
Es convergente, es decir, empiezan a salir personajes y no ves la relación entre todos ellos hasta el final. Una comedia de enredo que parece que no puede ocurrir nada peor, hasta que llega la siguiente escena.
 Los personajes están muy conseguidos, tenemos al padre responsable, a la madre con crisis de los 40, al hijo pequeño recién enamorado, a la canguro enamorada de una persona mayor, a un galan que usa a las mujeres como alfombrillas, a una profesora con necesidad de cariño, a una chica que espera algo más del novio.... Todos esos personajes van a ir convergiendo y van a ir enredando la trama hasta límites insospechados.
Hay conversaciones delirantes, otras estereotipadas pero todas ellas terminan creando una película redonda y divertida.

 Hay un momento que me hizo reír a carcajadas porque si alguna vez me pasara a mí, mira que lo dudo, reaccionaría de esa misma manera. La chica suelta algo así como: "Quitate la camisa". Él que se la quita, y ella suelta un... "Venga yaaaaa, ni con photoshop".. Féminas del mundo, imaginaros cómo estaba ese hombre al quitarse la camisa. Las tabletas eran toblerones!!! Dios mio de mi alma!! El caso es que él le dice a ella: "Ahora te toca a tí, quítate el vestido"... Y ella suelta: "Si hombre, después de "eso"", refiriéndose a los abdominales..

Una película totalmente recomendable para ir al cine, no te pesa la inversión hecha para entrar en la sala. No os la perdáis.

miércoles, 5 de octubre de 2011

¡Un caballo! ¡Mi reino por un caballo!


Hay veces que usamos expresiones sin saber cuál es su significado o de donde viene, solo porque la hemos oído en alguna parte y la hemos acomodado a nosotros. Últimamente uso mucho la expresión: mi reino por… Sobre todo los lunes por la mañana, después de  levantarse, ir a trabajar, y en medio de la jornada laboral decir aquello de: mi reino por una cama. O bien, andando por Sevilla, a las tres de la tarde, en pleno agosto, con un sol de justicia, y soltar un: mi reino por un refresco… Sí, últimamente lo uso mucho.

No hay nada como meterse en internet para aprender, y por supuesto para perder el tiempo, porque empiezas buscando la expresión “mi reino por”, y acabas en una página que habla de normandos o espartanos… Los mundos de internet son inescrutables.

Mi reino por  es una expresión que hemos incorporado a nuestro lenguaje popular, gracias a Shakespeare y su obra de teatro: Ricardo III. Esta obra es un drama histórico de cinco actos, tanto en prosa como en versos, que fue escrita, aparentemente, sobre el 1593-1594. Se dice, que cogió la inspiración de sir Thomas More (Tomás Moro) de la obra de este autor de 1513, Historia del Rey Ricardo III, describiendo este al personaje de Ricardo III como asesino vil, deforme, ambicioso y corrupto.

En la escena IV, tiene lugar la batalla de Bosworth, 1485, donde Ricardo III lucha a muerte contra Enrique VII, de la casa de los Tudor, quedándose el vencedor con el reino de Inglaterra. Es en ese acto, cuando Ricardo III, después de haberse quedado sin caballo, grita eso de: ¡Un caballo! ¡Un caballo! ¡¡Mi reino por un caballo!!

Por cierto, esta obra de teatro fue llevada al cine en 1955, y fue Laurence Olivier quien encarnó a Ricardo III.
Da miedito... 
Años después de que Shakespeare escribiera su obra, Willliam J. Bennet, escribió El libro de las virtudes. En él se escogía varios momentos de la historia, y sacaba en claro la moraleja de la situación:

Cuentan que viendo que sus tropas caían ante el enemigo una tras otra, y que sus soldados quedaban sin ánimo alguno para luchar, Ricardo III decidió enfrentarse cara a cara en la batalla. Hizo que su herrero preparara el caballo, con tal mala suerte que no había hierro suficiente para sus herraduras. Apremió tanto el rey al pobre herrero que este, con una barra de hierro que encontró, sacó las cuatro herraduras. El problema fue que con la última herradura, se quedó sin clavos, y solo pudo ponerle tres. Se lo dijo al rey, pero este no le dio importancia y partió para luchar.
En uno de los momentos, viendo como sus soldados caían y viendo que los supervivientes intentaban huir, se lanzó ladera abajo con un grito de guerra. La herradura que estaba mal puesta, salió despedida haciendo caer al caballo y a su jinete, y antes que el rey pudiera darse cuenta, el caballo había salido huyendo del miedo. Fue en ese momento cuando Ricardo III soltó aquella famosa frase: Un caballo, mi reino por un caballo. Pero nadie le escuchó puesto que estaban intentando salvarse de una muerte segura.

Ahí terminó el reinado de Ricardo III, que solo estuvo dos años en el trono, tras haber dejado un reguero de su propia sangre para conseguirlo. Asesinó a su hermano, a sus sobrinos, vamos.. que sí, un regalito…

Termina la fábula, William J. Bennett, con una moraleja:
Por falta de un clavo se perdió una herradura,
por falta de una herradura, se perdió un caballo,
por falta de un caballo, se perdió una batalla,
por falta de una batalla, se perdió un reino,
y todo por falta de un clavo de herradura
.

Es decir: hay que aprender a cuidar las cosas pequeñas, porque aunque parezca que no, termina teniendo gran importancia… y todo por un clavo…

domingo, 2 de octubre de 2011

VI Jornadas de literatura fantástica de Dos Hermanas.


Y llegó el ansiado primer fin de semana de octubre. Otro año más, las jornadas de literatura fantástica han cumplido las expectativas y han deleitado a más de uno con sus mesas -coloquios, con nuevos autores, viejos amigos, nuevos conocidos y todo aquello que rodea a este encuentro.
Estrenábamos nuevo emplazamiento. Bueno, en realidad el lugar era el mismo, pero habían hecho obras, ampliaciones, restauraciones y demás. Vamos, que ha quedado coqueto, coqueto. Eso sí, con sus pros y sus contras. Es verdad que hemos ganado en amplitud, calidad, presencia de nuevas tecnologías como gabina de sonido con cañón proyector último modelo, micrófonos inalámbricos, etc… Pero hemos perdido algo que sí nos daba aquella pequeña sala añorada: familiaridad. Estábamos más cerca, era más cálida y con más facilidad de movimiento. En la nueva, si tienes que ir al baño y estás sentada en el centro, debes mover a toooda la fila para poder salir. Además, al ser nuevo, nuevo, lo de la climatización es una asignatura pendiente. Faltaban los pingüinos por la sala… qué frío!!! Además, era un bunker en toda regla, ni una rayita de cobertura, y de wifi ni hablamos. Así que los que queríamos ir contando in situ el encuentro, nos quedamos con las ganas.


Desde que esto empezó, hace ya la friolera de seis años, ha ido ganando en participación, y no solo hablo de plazas y número de presentes en el acto, sino del interés de estos en hacer preguntas, en participar activamente en las mesas-coloquios. Cada vez somos más, y más participativos, y antes se acaban las plazas! Así que a estar pendientes para las siguientes.

El problema este año es que la crisis ha llegado también a las jornadas. Una de las cosas buenas que tenía este encuentro, era la comida conjunta entre el público, los autores, los organizadores, los libreros…  Y debido a problemas económicos, no ha sido posible este año. Pero para compensar, han bajado el dinero de 10 euros a 5.

Como me saldría una entrada larguísima si tuviera que hablar de cada una de las mesas (por eso vendría bien lo del wifi en la sala, para ir poniéndolo en directo), voy a resaltar dos de las mesas con más éxito.
Este año las Jornadas tenían un eslogan muy particular: Donde los mundos se unen. Y tuvo una fantástica madrina que fue la encargada de dar inicio al encuentro: Laura Gallego. El viernes tuvo lugar la firma de libros de esta autora, y tenemos que darle una gran ovación. Hubo tal cantidad de gente haciendo cola para una firma, que estuvo  cinco horas firmando. Hubo mucha paciencia, tanto por parte de los lectores como de la escritora, además de tensión y miedo por si se quedaba alguno sin firma. Pero sobre todo, resaltaríamos las caritas de felicidad con la que salían de la sala con su libro firmado. Así que agradecemos de corazón a Laura toda la paciencia desplegada y el cariño con la que recibió a sus lectores, siempre con una sonrisa en los labios.

Al día siguiente, el sábado, tuvo lugar la apertura del encuentro a manos de ella misma. Simpática, cercana y amena, fue desgranándonos lo que para ella era la unión de esos mundos, la realidad y la fantasía. Nos habló de ellos poniendo como ejemplo a su libro preferido: La historia interminable, y más de uno que compartimos sus gustos nos vimos trasladados a Fantasía de nuevo, con Bastian, Atreyu y Emperatriz infantil.
Estuvo comentando lo que era para ella la fantasía, cómo, según su opinión, servía para hacer frente a la realidad, para poder evadirnos de nuestras preocupaciones y rutina diaria. Además, para ella, servía como objetivo o sueño que puede llegar a cumplirse. Ella tenía una fantasía de pequeña: ser escritora, y sí se llegó a hacer realidad.
En el turno de preguntas, descubrimos lo bueno o malo que tiene eso de escribir sagas o trilogías, y es que a pesar que se puede desarrollar mejor los mundos imaginarios y a los personajes, se tiene una presión mayor tanto por parte de la editorial como de los lectores seguidores de la saga. Ella por ahora, dice que seguirá escribiendo novelas conclusa… el tiempo dirá si vuelve a las sagas.

Además de la presencia de esa tremenda madrina, hubo otro momento muy esperado, y es la lucha encarnizada entre vampiros y zombies. Delirante, amena, divertida, dinámica…. Una de las mejores mesas en las que he estado. Manel Loureiro, escritor zombie, contra Antonio Martin, que defendía con honor a los vampiros. El público tuvo que tomar partido, dejando una frontera entre unos y otros para no llegar a las manos, y hubo quienes cambiaron de bando gracias a la labia de tremendos comunicadores. Fue maravillosa! De esas mesas que se quedan grabadas en la retina y en el alma. La mejor sin duda.

El domingo tuvo un gran inicio. Alfonso Merelo daba paso a dos buenos comunicadores que nos acercaron al mundo de la adaptación, no solo de la novela al cine, sino de las series a la novela. Con mucha participación, muy entretenida y divertida, tanto, que los minutos pasaron volando, y más de uno deseó que se hubieran hecho dos mesas diferentes para poder aprovecharlo más.

Otro año más, las jornadas han sido un éxito, y sí, una se queda esperando el próximo primer fin de semana de octubre. Que pase pronto.