Páginas

miércoles, 14 de septiembre de 2011

Presentación de "Contigo aprendí", Silvia Grijalba


Los libros llegan a nosotros de muchas maneras, sobre todo si eres lector habitual. Puede que ya conozcas al autor y sigas de cerca sus creaciones; puede que pasees a menudo por las librerías y algo te llame la atención: portada, sinópsis…; también puede llegar vía boca-oído, vamos, radio patio de toda la vida, eso que elegantemente llaman recomendación; un regalo… y si estás metido en el mundillo literario, en las presentaciones o jornadas literarias.

De todas esas opciones, Contigo aprendí, de Silvia Grijalba, ha llegado a mí tomando la última opción:
Ayer martes, 13 de septiembre, tuvo lugar la presentación de esta novela, a cargo de María Dueñas, autora de Tiempo entre costuras, el boom literario del momento. Fue en la Cámara de comercio de Sevilla, en una sala pequeñita, muy cuca, y con una distribución algo extraña, todo hay que decirlo. Creo que subestimaron el alcance de estas dos escritoras, porque se quedó pequeño.
Lo primero que podemos resaltar, es la elegancia. Sí, no solo la sala estaba acondicionada para asombrar; los que allí acudieron, también iban acorde con el momento: Trajes de chaqueta, vestidos dotados de gran gusto… se notaba que nos adentrábamos en una presentación muy especial.

Hay presentaciones que resultan frías y algo mecánicas. El encargado de presentar la novela tiene ciertas preguntas escritas en un papel, y va dándoles salida mientras el autor, intenta contestarlas de la mejor manera posible.
Pero hay presentaciones donde se nota la conexión y se convierte en algo ameno y muy interesante. Este es el caso de María Dueñas y Silvia Grijalbo. Ellas se conocían de oídas, pero nunca habían llegado a coincidir hasta este día. A pesar de eso, se notaba feeling entre las dos. Simpatía, respeto mutuo y cercanía. Eso lo que resalto de estas dos autoras. Me resultaron las dos muy cercanas, y en el caso de Silvia, que le tocaba contestar las preguntas, muy sincera y directa.
Eso hizo, que a pesar que iba con la tarjeta a cero, temblando en mis bolsillos, terminara comprando el libro.

Silvia es escritora, periodista y ha llegado a escribir letras de canciones. Es madrileña, nacida en 1967. Antes de dedicarse por completo a la literatura, trabajaba en El Mundo, en la sección de cultura, sobre todo, lo relacionado con música. Aun sigue colaborando con el periódico.  Ha sido ganadora del premio Fernando Lara 2011. Silvia tiene otras dos novelas en su haber: Alivio rápido, y Atrapada en el limbo.

Otra cosa que me llegó de la autora, es su sensibilidad. Nos hizo partícipe del momento en el que recogió el premio. Nos contó lo emocionada que estaba, lo que le costó hablar en esa situación, porque lo único que podía pensar, era en su padre. Él no pudo compartir ese momento, aunque ella piensa que estaba a su manera. Su padre también hacía sus pinitos en la literatura, y siempre quiso escribir la vida de su madre. Ella fue la que recogió el testigo, e hizo real el sueño de su padre. Es un homenaje a su abuela, pero también a su padre.
Contigo aprendí es una novela muy especial para la autora. Es la vida de su abuela. No, no es una biografía, porque no es eso lo que ella pretendía. Hay momentos ficticios, inventados... Y Silvia nos dijo, que aquellos que leyeran la novela, creerían que la parte real es la de ficción, y la de ficción la real. Pero su abuela fue una persona deslumbrante y muy avanzada para la época que le tocó vivir. Y consiguió conocer la época glamurosa de Nueva York y de Cuba. Quiso hacer de los personajes algo equilibrado, que nadie se llevara la etiqueta de malo malísimo, ni el otro el de bueno. Dejó que en este triangulo amoroso, todos tuvieran su granito de arena, y su bondad y maldad…

Ha tratado de escribir una novela decimonónica, de esas que escribieron sus autoras favoritas: las hermanas Bronte, Jane Austen… pero más ágil y fácil de leer. Y parece ser, que gracias a su vena periodística lo ha conseguido. Casi todo el mundo, resalta lo rápido que se leyó el libro.
Yo no puedo hablar de él, aun no lo he leído, pero ya está aquí, alojado en mi estantería, esperando el turno de ser leído; y rubricado por la misma autora.

Tras la estupenda presentación, hubo un coctel de agradecimiento a todos los presentes. Nosotros, como no veníamos preparados para el glamour del momento, decidimos hacer mutis por el foro. La presentación fue todo un descubrimiento, a ver que me parece el libro… Ya os contaré.

2 comentarios:

  1. Qué suerte poder ir a alguna presentación, en mi ciudad apenas hay ninguna. Esta es mi lectura actual y de momento me está gustando mucho
    un beso

    ResponderEliminar
  2. Aquí en Sevilla hay pocas, la verdad, pero a las que hay, intentamos ir.
    Seguiré tus comentarios de cerca. Ya me dirás que tal el libro, guapa.
    Besos miles y gracias por pasarte por aquí!!!!

    ResponderEliminar