Páginas

domingo, 11 de septiembre de 2011

Los bonobos y el Great ape trust.


Era imposible hacer una reseña de un libro, como es La casa de los primates, sin hablar largo y tendido de los bonobos.
Como ya comenté en la entrada anterior, nada más empezar el libro, tuve que tirar de diccionario. Tengo que admitir que no sabía qué era un bonobo, y hasta ahora, no sabía lo que me perdía.
Evidentemente tenía que ser un primate, sino, a qué venía ese título. Pero aun así, quise descubrir un poco más de este animal.

Todos los primates pertenecen a la superfamilia Hominoidea, y dentro de esta tenemos a los primates menores o familia Hylobatidae, y los mayores, los Hominidae, que son los que más conocemos:
-Genero Pongo: el orangután
-Género Gorilla: el Gorila
-Género Pan: el chimpancés y el bonobo
-Género Homo: el homo sapiens
Sí, el bonobo es nuestro primo lejano, el que más se parece a nosotros  y con el que más ADN compartimos, el 98%.
Así que por ahora, resumiendo lo que tenemos, es un primate, del mismo género que el Chimpancés, con el que compartimos antepasados. Interesante, no??

Solo podemos localizarlos en libertad, en el Congo, y curiosamente se centran en la orilla izquierda del río Congo, separados de sus primos los chimpancés, que viven en la otra orilla. Sí, una cosa que comparten con nosotros, es que no llevan bien eso de la familia. A pesar de tener casi los mismos genes en la sangre, no se parecen mucho entre ellos. No físicamente, que sí que tienen cierto parecido, aunque también diferencias, sino en la forma de ser.
Los bonobos son pacíficos, mientras los chimpancés suelen ser más agresivos. Los dos son omnívoros, pero mientras los primeros son fundamentalmente frugívoros, es decir, se alimentan de frutos; los chimpancés son más carnívoros, pudiendo llegar a matar animales y comérselos.

En cuestión física, los bonobos permanecen erguidos mucho más tiempo sobre sus patas traseras. Tienen una cabeza más pequeña, y una frente más ancha. La cara es negra y poseen gran diferenciación facial, es fácil diferenciar un individuo de otro por su aspecto. Las hembras poseen pechos prominentes aunque no tanto como las mujeres, claro (aunque eso está por ver…) Y en cuestión de inteligencia, le sobrepasa fácilmente a los chimpancé, y si me apuras, incluso al hombre.

Mamá bonobo

Chimpancé












Además, tienen una cultura matriarcal, es la hembra la que lleva la voz cantante a pesar que el macho la supera en tamaño y fuerza. Y otra de las cosas que le diferencia con el chimpancé, es la actividad sexual dentro de su sociedad.

La actividad sexual en los bonobos es de suma importancia. No solo la usan para procrear como casi el resto de animales, sino que como el hombre, lo usa por placer. Aunque ellos han sido más inteligente que nosotros, y lo usan con cualquier motivo: para saludar, para resolver conflictos, para reconciliarse (mira, aquí si nos parecemos a ellos…), para liberar tensiones…
Además, es el único animal que ha descubierto el sexo oral, las masturbaciones mediante la frotación, los besos con lengua… Y no hacen distinciones entre géneros. Se frotan tanto las hembras entre si, hembra-macho, o estos entre ellos…  No, no se aburren.
No tienen relaciones estables. No, nada de pareja fija. Normalmente, cuando la hembra crece y se siente dispuesta, marcha para conocer otras familias, evitando así la consanguinidad. A diferencia de la mujer, las bonobo, tienen un hijo cada 6 años. Alimentan a sus crías hasta que estas cumplen los 5 añitos, y es cuando ya está preparada para concebir de nuevo. Es decir, que tienen sexo y no tienen que estar preocupadas por quedarse embarazadas. Sí, en esto creo que están más evolucionadas que nosotras…

Al investigar sobre estos animales, descubrí de dónde sacó la inspiración Sara Gruen, de Great Ape Trust. ¿Qué es esto? Pues es un centro de investigación científico, situado en Des Moins, Iowa, y está dedicado a entender el origen y el futuro de la cultura, el lenguaje, las herramientas, y la inteligencia; además de preservar los grandes primates en peligro de extinción en sus hábitats naturales.
Para esto poseen una colonia de 7 bonobos y 2 orangutanes; y además, una reserva allá por Ruanda para cuidar Chimpancés.
Evidentemente, investigan los bonobos de manera no invasiva, y han aprendido a comunicarse con ellos.

El personaje principal de la novela, la que tiene un mayor contacto con los bonobos, es Isabel, y estoy totalmente segura, después de haber visto todos los vídeos de Great Ape Trust, que está basada en la doctura Sue Savage-Rumbaugh, que es la que levantó este centro junto con otros compañeros.

Se comunican con ellos en inglés, y sí, lo entienden. Pero como ellos no pueden hablar, para hacerse entender, usan un lexigrama.  Cada palabra está representada por un dibujo, y cuando el bonobo quiere algo, aprieta ese dibujillo, y normalmente se le da. Además, relacionan no solo el símbolo con la palabra, sino con la imagen. Es decir, el cuidador dice tomate, ellos aprietan el símbolo del tomate, y entre tres imágenes, escogen perfectamente el que corresponde. Una maravilla. El lexigrama que tienen en el centro, va ya por 400 símbolos.

Reciben visitas en el centro, siempre que al bonobo le parezca bien, y siempre a través del cristal. Como compartimos muchos genes, nuestras enfermedades pueden sufrirla ellos, y para evitarlo, no hay contacto directo. Hablan, a través del lexigrama, en este caso, en un ordenador. Además juegan. Te persiguen por el cristal, te “asustan” con caretas, te dan besos… Y sí, esto se ve reflejado en la novela, y yo no me lo creía. Hay videos que lo documentan.
Se ha demostrado que un bonobo puede sentir empatía, altruismo, compasión, amabilidad, paciencia y sensibilidad. Muchas virtudes de las que carecen ciertas personas.

Os dejo aquí un vídeo que he recopilado gracias a los que hay en Great Ape trust, con algunas escenas que salen en la novela. Por si alguien duda de la inteligencia de estos primates. Pero por favor, para saber más, no dudéis en pasar por:


6 comentarios:

  1. Me parece muy curioso como no somos la única especie inteligente del planeta! Gracias por este interesante artículo!

    ResponderEliminar
  2. Me encantan estos temas. Si diera de comer, me especializaría en comportamiento animal. Cómo me gusta!

    ResponderEliminar
  3. en donde se encuentra el great ape trust?

    ResponderEliminar
  4. Lo digo en la propia entrada, Anonimo... En Iowa, Estados Unidos.
    Al final del todo tienes la página web de ellos para que puedas ahondar en el tema.

    ResponderEliminar
  5. Pues eso, que yo soy bonoba y me han cambiado de familia como al patito feo... Interesante entrada, voy a difundirla, lo merece.

    ResponderEliminar
  6. Jajajjaa, yo también soy bonoba, jajajajaja. Muchísimas gracias, guapa! Un beso enorme.

    ResponderEliminar