Páginas

sábado, 10 de septiembre de 2011

La casa de los primates, Sara Gruen


En cuanto terminé Agua para elefantes, salí corriendo a la librería en busca de la segunda novela de Sara Gruen traducida al español, La casa de los primates.
Ya os hablé de esta autora en la reseña de la novela anterior: una joven madre y escritora, comprometida con la vida animal y la relación de estos con los humanos.
Lo que suelo buscar, cuando leo un libro, es que me entretenga, divierta, que me saque de la rutina, que me haga vivir mil aventuras compartiéndolas con personajes que se hagan reales en mi imaginación. Si además de eso, al cerrar el libro, acabo sabiendo algo más de lo que sabía al inicio de la lectura, entonces es el "acabóse".

La casa de los primates, es una novela narrativa contemporánea, con un equilibrio perfecto entre los diálogos y la narración. Está escrita con una sensibilidad especial, y aunque tiene momentos dramáticos y dolorosos, abunda el humor y los momentos caóticos y divertidos.
Tiene una estructura convergente. Al inicio, cada capítulo pertenece a un protagonista en concreto, luego, a partir del 28, se van uniendo los personajes en los capítulos, hasta el final que es donde convergen todos ellos.  No son homogéneos puesto que cada uno de ellos tiene un número de páginas diferentes.
Está narrado en tercera persona omnisciente, es decir que en narrador no solo nos va narrando aquello de lo que es testigo, sino que nos transmite también lo que están sintiendo los personaje, lo que están pensando, su pasado, sus miedos, temores…

Este libro tiene tres protagonistas o grupos claros: John Thigpen con su esposa; Isabel Duncan y su entorno, y los bonobos.
Como ya he comentado anteriormente, me gusta que un libro me enseñe sin parecer una enciclopedia. Y lo primero que tuve que hacer al iniciar el primer capítulo, es buscar qué es un bonobo. Os voy a pedir que tengáis paciencia en este punto, porque me ha encandilado tanto el tema, que estoy elaborando otra entrada solo para hablar de ellos. Sí adelantaré, que un bonobo es un primate, evidentemente, pero mucho más inteligente y humano de lo que podemos llegar a pensar.

Los personajes están muy bien elaborados. Son personajes muy ricos en detalles, bastante realistas, bien descritos y con una vida apasionante. No solo se centra en los protagonistas, los secundarios también están muy cuidados, dando mucho juego en la trama.  Los hay buenos, maravillosos, curiosos, divertidos y malos malísimos.

Como siempre, el tema principal son los animales. No solo se dedica a criticar, defender y luchar por los derechos de estos, sino que nos abre los ojos a la verdad sobre ellos. En este caso se centra en los bonobos, y curiosamente va haciendo un símil entre ellos y nosotros, enfrentando su inteligencia y humanidad con la nuestra. 
Para ello, habla de los centros de investigación, con las polémicas que ello implica, porque no todos los tratan como deben hacerlo; de los zoológicos, aunque en menor medida; pero lo que más sorprende, es la presencia de los reality shows. Sí, suena caótico, pero debéis leerlo para entenderlo, no quiero desvelar nada de la trama para que os coja de nuevos.
Con todo esto nos enseña que ellos son más humanos que nosotros. Que tienen empatía, que se preocupan no solo por los de su especie, sino por nosotros. Demuestra que tienen sentimientos, que son inteligentes: no imitan, sino aprenden… En definitiva, que los animales, somos nosotros.

Además de los animales y la telebasura, encontramos un apartado especial a la familia. Habla de las distintas familias que podemos encontrarnos: de las rotas por alcoholismo, el abandono; los agobiantes, los exigentes, los insoportables…. Tenemos una amplia gama para elegir con cual queremos quedarnos. Todo esto da lugar a situaciones divertidas y algo irreales.

Hay un pequeño apartado donde hace un inciso en la prostitución: tratando el tema como algo normal, viendo lo que hay detrás de ello, conociendo ciertos personajes que dan mucho juego en la historia.

Y por último, habla de lo que es el periodismo, con sus diferentes niveles de publicaciones: los importantes y serios, frente a lo sensacionalista; y la débil barrera que hay entre los dos. Además, habla de la ambición, de la arrogancia de ciertos periodistas, de lo ruin y mezquinos que pueden llegar a ser, la insensibilidad…. En fin.. Esto, se une al tema de la televisión y sus reality shows..

Es una novela diferente a Agua para elefantes. Aunque tiene encanto y llega a atrapar, es como si estuviera menos trabajada. La anterior es más completa, se ve todo lo que la autora ha invertido en ella: tiempo y trabajo para hacerla como es: redonda. Esta novela, aunque está trabajada, te da la sensación de ser menos redonda, como si le faltara algo. Pero eso sí, es preciosa, tierna y muy recomendable. Una historia con mucho trasfondo, tratada con mucha sensibilidad, donde nos abre los ojos a una realidad:
Los animales tienen más humanidad que los propios humanos. 

7 comentarios:

  1. Me parece que esta me la salto, no la veo para mí, al menos en este momento.
    Un saludo y gracias por la magnífica reseña

    ResponderEliminar
  2. Interesante artículo. No voy a buscar nada sobre los bonobos para enteratme de todo en tu siguiente entrada ;)

    ResponderEliminar
  3. Gracias a ti por pasarte, Mientrasleo. Creo que te podría gustar, en serio. Besotes

    En ello ando, Timber, en ello ando....

    ResponderEliminar
  4. Me encantó Agua para elefantes y esta la tengo en mi lista de pendientes desde que salió, aunque no llegue al nivel de la anterior que gire en torno a animales la hace muy atractiva desde mi punto de vista, espero leerla pronto
    un beso!

    ResponderEliminar
  5. Hola Tatty. Esta novela también gira entorno de los animales, y esta más que el anterior, pero lo hace de forma diferente. Pero es igual de tierna y dulce. Te gustará.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Me han dejado hace nada el primer libro de la autora, este también me llama la atención =)
    Lo tendré en cuenta!

    Besotes

    ResponderEliminar
  7. Espero que te guste, Shorby! Ya leeré tus reseñas.
    Besotes

    ResponderEliminar