Páginas

sábado, 17 de septiembre de 2011

Almas gemelas, Elizabeth Chandler


Los que tenemos corazón de Peter Pan, nos gusta dejarnos llevar, de vez en cuando, por un buen libro juvenil. Como lectora de este género, no le hago ascos a nada. Me gustan los vampiros azucarados de Crepúsculo; la oscuridad y la magia de Harry Potter; encontrarme con libros del pasado como Maria Gripé o pasar a un universo paralelo con Javier Márquez. Son lecturas diferentes que nos hacen soñar y nos devuelve a nuestra niñez o juventud.
El otro día, comiendo en el Vips, se me fueron los ojos detrás de este libro. Me dieron hace tiempo, el primer capítulo en mi librería favorita, y desde entonces lo andaba buscando. Lo malo de unir comida con literatura, es que siempre terminas picando, jeje. Sí, picas en la comida, y en los libros. Se vino a casa conmigo.

Almas gemelas, está escrita por Elizabeth Chandler, pseudónimo de Mary Claire Helldofer, autora de 57 años, doctorada en literatura, que daba clases en la Universidad de Baltimore; ahora vive de la escritura. Este libro, es la unión de una trilogía: El beso de un ángel; El poder del amor y Almas gemelas. Se crearon en 1995, y aparecieron juntos por primera vez en la reedición del 2008, cuando el boom literario de Stephanie Meyer. En 2011, la autora decidió seguir la trilogía con dos libros más: Evercrossed (2011) y Everlasting (2012). No se sabe si habrá más libros de esta serie.

Es un libro juvenil, clasificado dentro de fantasía romántica. Es decir, en el mismo paquete que Crepúsculo y las multitudes novelas que salieron tras esta. Además de fantasía y romanticismo, encontramos mucho misterio.

Aunque hayamos hablado de Crepúsculo, en esta novela, no hay vampiros azucarados, ni hombres lobos potentes por ningún lado, pero sí un elemento paranormal, en este caso, ángeles. Yo tampoco lo denominaría ángeles, o sí, no sé.. supongo que yo  diría espíritus en tránsito, como nos recuerda, una y otra vez, Melinda Gordon en Entre fantasmas.
Estos ángeles, se quedan arraigados a nuestro mundo, porque tienen algo pendiente, es decir, que van subiendo de nivel conforme van cumpliendo sus objetivos.

Las tres partes en las que está dividida la novela, se corresponde con cada uno de los libros de la trilogía, y constan de unas 200 páginas más o menos, cada uno. Los capítulos están desestructurados, es decir, no tienen el mismo número de páginas, y la narración es fácil, típica del público al que va dirigido, donde el dialogo prevalece sobre la narración.

Como otras sagas que conocemos,  la acción se centra en dos lugares: el instituto y la casa de la protagonista. Los personajes son los de siempre, más o menos: chico guay que se enamora de una chica diferente, guapa pero rara. Esta chica tiene dos amigas con quienes van juntas todo el rato. Y aparte de estos dos grupos, encontramos a los chicos malos, donde alguno que otro se salva…

Hay un accidente y empieza el drama. Eso ya desde el principio, así que no he desvelado nada, eh? El caso es que la cosa se va complicando y todo el mundo trata de averiguar la causa de esos accidentes, más de uno, desde diferentes posiciones: están los ángeles, los buenos, y los malos… En fin.. que se enrevesa todo.

Es una novela típicamente adolescente, con sus suspiros de amor, de desamor, de enamoramiento, de pérdida.. ¿¿será por suspiros??  A pesar de ser algo azucarado, la autora le añade una salsa sazonada con accidentes, muertes, traición, drogadicción, suicidios… Vamos, que sabe como atrapar al lector. Porque esta novela, es adictiva 100%. Una vez que la empiezas, no puedes dejar de leer, a pesar que es muy previsible. Y además es entretenida, pasa el tiempo y te absorbe.. Ideal para una buena tarde de lectura.

Además de tener dos novelas como continuación, se habla, de manera no oficial, de una posible película. ¿Tendremos una nueva saga como Crepúsculo? ¿Quién sabe? Dejemos pasar un tiempo y lo descubriremos en el cine. Por lo pronto, os dejo con esta novela de final cerrado. Las nuevas que llegan, no hacen más que rizar el rizo, y no creo que  vaya a leerlas. Me quedé con buen sabor de boca tras la lectura de este libro. Eso sí, me he quedado con ganas de saber más de Lacey. Curiosa y aparentemente, no sale en las nuevas aventuras de Tristan e Ivy.

6 comentarios:

  1. No soy mucho de literatura juvenil pero este libro me llama mucho la atención desde hace tiempo, supongo que será de verlo tanto por la blogosfera

    ResponderEliminar
  2. A mí de vez en cuando me gusta entremeter algo de literatura juvenil, así que me apunto éste para después de Los juegos del hambre. Lo de hacer pelis de las sagas juveniles está de moda. Creo que también va a salir una de Cazadores de sombras (que, por cierto, al final me ha gustado, y pasa lo mismo que con lo que comentas de este libro, la autora está rizando el rizo con una secuela y una precuela). En fin, a ver si encuentro Almas gemelas en la biblioteca.

    ResponderEliminar
  3. Jo Seri, esperar a terminar Juegos del Hambre y empezar esta, va a ser chocante, jajajajja. La otra es dura y poco para juvenil, la verdad. Mientra que esta es tonta, más a Crepúsculo, donde nada más que hay amoríos e imposibilidades de llevar a cabo.. jajajjajajaa. Pero en fin, espero que te guste!!!

    Tatty, es un libro para pasar el rato, no espere mucho tampoco, eh??

    Gracias por pasaros!!!

    ResponderEliminar
  4. Fíjate, que Los juegos del hambre no me llamaba mucho la atención, pero hablan tan bien de él que me han entrado ganas de leerlo cuando termine La casa de Riverton, y buscaré este que dices también, que debe de haberse publicado muy recientemente, porque está en muy poquitas bibliotecas. Seguro que me gusta, que estos libros me entretienen mucho.

    ResponderEliminar
  5. Buena reseña!
    Después de verlo por infinidad de blogs, al final lo apunté en mi lista de pendientes... así que a ver cuándo me hago con él =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  6. Vio, este se lo regalé a mi sobrina de trece años este verano por su santo, Carmen, y le ha gustado mucho, bueno a mi también me entró por los ojos y le eché un vistazo... no me desagradó, asi que le dije que cuando lo terminara me lo dejara... hay que rejuvenecer las lecturas de vez en cuando...jejej...

    ResponderEliminar