Páginas

jueves, 1 de septiembre de 2011

Agua para elefantes, Sara Gruen

No hay nada más humano y más ruin que el prejuicio, ya lo decía Jane Austen en uno de sus libros. A pesar de los pesares, tengo que confesar que es uno de mis defectos (sí, soy humana, qué vamos a hacerle) aunque día a día, intento luchar contra él. Si nos dejamos llevar por él: pre juzgar a la gente o sus obras sin conocerlos, dejaremos  pasar la oportunidad de encontrarnos con verdaderas joyas. Y eso es lo que ha estado a punto de ocurrirme, con el libro que os traigo hoy para reseñar: Agua para elefantes de Sara Gruen

No, no tengo nada en contra de la autora, es más, desconocía su existencia; pero sí contra el actor que ha protagonizado la película. Agua para elefantes fue llevada al cine e interpretada por el conocidísimo “vampiro crepusculiano” Robert Pattinson. ¡Qué voy a hacerle, no lo soporto! Así que cuando vi que todas las novelas habían sustituido sus portadas por el cartel de la película, salí corriendo en dirección contraria.
Pero por eso, porque intento luchar contra el prejuicio, porque me gusta dar segundas oportunidades, porque me encanta la sinopsis y porque solo escuchaba alabanzas sobre el libro y la película, le di una oportunidad. Hoy vengo a contaros lo que me pareció tanto uno como la otra.

El libro:

Sara Gruen es una escritora de 38 años, con doble nacionalidad, americana y canadiense, amante nata de los animales. Vive en Estados Unidos con su marido, sus tres hijos, con tres cabras, dos caballos, dos perros y tres gatos. Suerte que su hijastra es veterinaria, si no, se haría pobre…. Ha escrito cuatro libros, y todos ellos tienen a los animales como protagonistas. No, no es que los animales hablen ni nada por el estilo, eso se lo dejamos a George Orwell y su Rebelión en la granja; sino que el tema base, son ellos, los animales: sus derechos y la relación de estos con el hombre. Son dos novelas las que han llegado a España: Agua para elefantes, que en realidad es su tercera novela, y La casa de los primates, su última novela en el mercado.

Agua para elefantes, está encuadrada dentro del género de narrativa contemporánea y estoy más que de acuerdo con esta elección. Muchos piensan que debería estar clasificado como romántica, pero en realidad, no prima el amor entre pareja sino el amor en sí. El amor entre las personas, entre estas y los animales; el concepto de familia biológica y la escogida, esa con la que compartes tu vida. Es un libro completo, con mil temas a resaltar. No, no es romántica aunque tenga una historia maravillosa en su interior.

La historia transcurre en dos planos: la actualidad y en 1931; eso sí, con el mismo protagonista, Jacob. Va saltando de uno a otro, según nos lleve la mente de Jacob, un anciano de noveintitantos años (ni el mismo está seguro de la edad que tiene) que vive en una residencia viendo pasar los días. El recuerdo le lleva a sus años mozos, cuando por un drama familiar tuvo que abandonar su antigua vida y embarcarse en una aventura, el circo. Al mismo tiempo, lucha contra la vejez, sus síntomas y el entorno en el que vive.

Tiene una narrativa exquisita, y no por un laborioso vocabulario (al revés, es muy asequible), sino por su manera de narrar: directa, sencilla, que transporta al lector con una facilidad inmensa, de un lugar a otro. Te ves trasladado de la residencia al circo, del circo al tren, y del tren de nuevo a la residencia sin apenas pestañear y con una gran claridad. Es como si estuvieras viendo una película mientras lees, totalmente cinematográfica. La trama está muy conseguida y muy bien cerrada, y el dramatismo que tiene atenaza al lector no dejándole un momento de paz.

Como ya he hecho referencia al inicio de la reseña,  son muchos los temas que trata la autora en esta novela.
Lo que más resalta es el amor a los animales. Esas diferentes maneras de reaccionar frente a un animal. Hay relaciones maravillosas en el libro: La perrita y el payaso; los caballos y Marlena; la elefanta y Jacob, o Bobo y Jacob. También tiene un peso muy grande,  el maltrato a los animales: cómo hay personas sin sentimientos, para los que un animal es una especie de utensilio más, se usa y cuando se gasta, se acaba con él. El problema es que no solo son así con los animales, sino con las persona también.

Sí, también se habla del trato que tienen las distintas personas entre sí (trato interpersonal); el concepto de familia escogida, del amor que nace de la convivencia. Un ejemplo lo tenemos en el payaso, compañero de vagón del protagonista, y Jacob; O del viejete, Camel con el resto de personajes… Son momentos tiernos, dulces, que llenan el corazón de esperanza. Claro está que siempre hay excepciones, como el caso anterior de los animales, personas sin escrúpulos que hacen lo que piensan interesados solo en sus beneficios. Y como no, una parte de este maltrato a las personas, entra la violencia de género.

Además, habla de la vejez, de las enfermedades, de todo lo que eso acarrea. Del trato que se le dispensa en las residencias, en la sociedad en sí, y como ven ellos mismos ese deterioro, ese pasar de los años.

Algo que llama mucho la atención en esta novela es la vida del circo, con sus diferencias sociales, sus distintos estratos o niveles, su forma de viajar, de vivir, de convivir… Las aventuras y desventuras de cada uno de los personajes de un circo. Es maravilloso verse inmerso en él, siendo partícipe en cada momento de esa vida circense.

Y por supuesto, encontramos una historia de amor. Un amor de esos que dejan huella, los prohibidos, los dramáticos, esos con tintes Shakespearianos. ;)

El libro posee dos finales, según al plano al que pertenezca, uno para el actual, y otro para el pasado. Es un libro verdaderamente redondo, que te deja con un sabor de boca maravilloso, que te hace querer saber más, que no se acabe nunca. Eso sí, hay momentos dolorosos, muy dramáticos y duros. Personalmente no soporto las escenas de los maltratos, siento la misma impotencia que el personaje.
Recomendable 100%

La película:

La verdad es que empecé a verla con miedo. Teniendo en cuenta mi prejuicio inicial, y el sabor de boca tan bueno que me había dejado la novela, no iba con muchas expectativas.
Se diferencia en multitud de cosas, no voy a entrar en ellas puesto que sería una reseña eterna, pero a pesar de eso, les ha salido una buena historia.
Yo recomiendo que se lea la novela aun habiendo visto la película, y si se desconoce la trama, es preferible leer antes que ver.
En esta ocasión, sí tenemos que resaltar aquello de: “La novela siempre es mejor que la película”, porque con esta ocurre. El libro tiene muchos más personajes, las tramas están más conseguidas, hay más aventuras, el final es el mismo aunque se llega de diferente manera, conocemos mejor a los personajes existentes… es… completa. Mientras que a la película, le falta algo… demasiados recortes.
Pero sí, también recomendable.

7 comentarios:

  1. A mi el circo, cuando era pequeña, me producia una tristeza enorme, y no lo he superado, sigue sin gustarme... pero "No hay nada más humano y más ruin que el prejuicio, ya lo decía Jane Austen en uno de sus libros".
    Ahí me has dado... Y en lo de Pattinson también, aunque ahí si que coincidimos, yo tampoco lo soporto.
    Si lo encuentro en bolsillo a lo mejor me decido a darle una oportunidad, después de leer tu crítica es lo menos, y a Pattinson, quien sabe a lo mejor hasta acaba gustandome y todo :) :)

    ResponderEliminar
  2. Oye, conste que lo de los prejuicios lo decía por mí, eh?? Que soy la primera en prejuzgar cuando no debería.

    A mí si me ha gustado el circo, fui en multitud de ocasiones y disfrutaba como una enana. Es cierto, me da cierta tristeza, pero intento no verlo desde esa perspectiva.

    Yo lo compré de bolsillo. Pero, cielo, por mucho que me haya gustado a mí, puede que no coincidamos, así que no hagas un esfuerzo por mi, eh?? Es una historia preciosa, pero sí, tiene de fondo el circo, si no te gusta el circo, pues... en fin... no se...
    Piensatelo, que no quiero sentirme luego culpable!!!!! Jajajjja
    Besos, y gracias por pasarte por aquí, guapa!

    ResponderEliminar
  3. A mí me tiene enganchada, voy por la mitad y estoy deseando coger el libro esta noche. Cuando termine te cuento lo que me ha parecido.

    ResponderEliminar
  4. Qué libro más bonito, yo lo leí hace unos meses porque me atraía mucho que girase en torno a un circo y me encantó, la historia es muy bonita, yo tampoco lo encuadraría como una novela romántica. El personaje de Jacob anciano es fabuloso. La película no la he visto y de momento no me llama demasiado, tampoco me gusta el prota
    un beso!

    ResponderEliminar
  5. Espero tus comentarios, Cristina, ya me dirás...

    Al final, Tatty, estoy constatando que somos muchos lo que no soportamos al prota... Pero en honor a la verdad, lo hace bastante bien en esta película. Parece que es un buen actor, lo que pasa es que le tocó el peor papel en la saga de Crepúsculo..

    ResponderEliminar
  6. Me lo han dejado ya!!
    A ver cuándo acabo un par que tengo pendientes antes que este y me lo leo =)

    La peli me niego... no soporto al lerdo de Pattinson, no me gusta cómo trabaja (no me baso en Crepúsculo, que conste). Es más, me fastidió una barbaridad que saliese en esta peli, ya que Waltz me encanta!! ¬¬ Si caigo, es por él xD

    Besotess

    ResponderEliminar
  7. Jajajaja... leñe!! A alguien le gusta Pattinson? Jajajajaja. Pues ya me contarás, Shorby!! Estaré pendiente de tus comentarios. Pero eso sí, sí caes en la película no te diré aquello de: Has caído!!!!! Seré buena... Jajajajjaja.
    Besotes!!

    ResponderEliminar