Páginas

domingo, 7 de agosto de 2011

Un hotel en Hollywood, Danielle Steel

Hacía tiempo que no la emprendía con un libro de esta autora. Danielle fue quién me inició en la novela romántica; ella, y las ofertillas estas de final de verano que hay en los kioscos de 2 libros por 6 euros o por 5 euros, o… en fin.. esas. Llegué a comprar el periódico, vi las novelas, las compré y fue mi perdición. Empecé buscando novelas de esta autora, estas me llevaron a Victoria Holt, y luego conocí a mi talismán, Nora Roberts. Resultado: una ávida lectora que se “bebe” lo que sea, pero que disfruta locamente con la novela romántica y con la policíaca. Sí soy una asesina romántica en ciernes. Juasjuasjuasjuasjuas (risa diabólica ON)

¿Cómo llegó este libro a mis manos? Pues igual que el primero de Danielle Steel, gracias al kiosco. Estaba de viaje, había terminado la novela que tenía entre manos, y me quedaba dos horas de tren. Entre en el kiosquito, miré la estantería, y el libro se tiró en mis manos literalmente; vamos, que se cayeron varios encima y este llegué a agarrarlo. Así que me dije ¿Por qué no?.

Danielle se caracteriza por ser una prolífica escritora de novelas románticas sentimentales. Sí, también este libro se encuadraría en este subgénero romántico. Podría estar también con la romántica contemporánea, pero si algo caracteriza a esta autora, es la descripción de los sentimientos.
La importancia radica en los personajes y lo que estos sienten, cómo lo sienten y como lo transmiten. El lector se ve envuelto en dramas, lágrimas y amor.

En este caso, debo decir que es una de las más flojitas de la autora. Es un libro repetitivo, simple y sin más aliciente que saber cómo termina la protagonista.
Durante los ¾ de la novela, es una repetición constante, una y otra vez el mismo párrafo o la misma preocupación. No hay más, y la verdad es que me ha llegado a cansar.
Los personajes tampoco han ayudado. La protagonista es demasiado perfecta, sin ningún defecto, todo virtud y se hace cansina y lenta. Los secundarios tampoco tienen mucha atracción, salvo los tres últimos que aparecen en la trama, la familia de Philiph, pero que solo salen en las 6 o 7 paginillas finales.

Sí, Danielle sigue transmitiendo bien los sentimientos, sigue describiendo bien y llegando al lector. Pero esta novela no es una de las mejores de la autora. Me ha dejado fría y con sensación de necesitar algo más.

2 comentarios:

  1. De esta mujer sólo he leído "El fantasma" y me encantó, es uno de mis favoritos.

    Besotess

    ResponderEliminar
  2. Sí, ese libro está genial. Yo también lo recuerdo con cariño....
    A ver el próximo que cojas de esta autora si te gusta, Shorby!!

    ResponderEliminar