Páginas

jueves, 23 de junio de 2011

Atracción mortal, Heather Graham

Atracción mortal es la segunda novela de la serie de los hermanos Flynn, escrita por Heather Graham. Ya hablé por aquí de la primera, y tiene mucho en común con esta. 
Cuando se comenta que pertenece a una serie, es porque tiene unas características parecidas: mismos personajes, o una misma localización, mismo tema en común…. En fin... algo que los una. He tenido en las manos, algunas series llamadas así sin serlo, como la última de Kat Martin. En este caso, sí nos encontramos ante una serie, es una especie de continuación.

En Noche mortal conocimos a los hermanos Flynn, aunque se centró en Aidan, el mayor. Como muchas autoras de este género, cogen a una familia determinada y desarrollan la vida de estos y sus historias amorosas por orden cronológico. Por lo tanto, en esta ocasión, nos encontramos con Jeremy Flynn, el que sigue a Aidan en edad, buzo retirado de la policía. Comparte protagonismo con Rowenna, una persona intuitiva, con altos conocimientos de ocultismo y con un sexto sentido algo agudizado. Deben trabajar juntos en la radio, cada uno dando su opinión contraria sobre el tema paranormal. Jeremy no es creyente, mientras que Rowenna intenta dar una opinión más abierta sobre él.

Tras terminar el contrato, vuelven a verse las caras en Salem, un lugar con mucha historia paranormal sobre sus cimientos, y con un caso policial de esos que quitan el aliento. Jeremy tiene que ayudar a su amigo a encontrar a su esposa desaparecida, mientras Rowenna trabaja para la policía por sus especiales sextos sentidos…

Evidentemente, al encontrarnos con el género romántico, en este caso podemos clasificarlo en el subgénero paranormal, hay una relación amorosa en la trama, pero curiosamente, Heather lo coloca en segundo término, dando más importancia al caso y a la resolución de este. Es un libro que merece la pena leerlo de noche, con calma y sin compañía. En mi caso ha sido así, y he estado sugestionada durante toda la historia, mirando por encima del hombro, y sobresaltándome en cada párrafo leído.

Muy buena ambientación. El pueblo es una “cucada” para ambientar una buena novela paranormal, porque le sobra historia. Brujas, demonios, lecturas de manos, bolas de cristal… y todo ello da lugar a una sucesión de crímenes que tienen aterrorizado al pueblo.
Otra de las cosas que repite la autora en este libro, es la parte del cementerio, de Halloween y el día de Acción de gracias, de túneles… Ahí si es algo más reiterativa, sin embargo no se sabe quién es el asesino hasta el final. Es cierto que si lees con atención, puedes descubrir al asesino, tampoco es tan difícil, pero vamos, que mantiene bien la tensión y la intriga.

Una novela paranormal, policíaca y romántica de final feliz. Una novela con la que dejarse llevar, disfrutar a la luz de las velas, y sin pensar mucho en la calidad. Es un libro palomitero, de esos que entretiene por la forma de narrar. Buenos personajes, buena ambientación y un final que quita el hipo. Recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario