Páginas

viernes, 13 de mayo de 2011

La canción de Annie, Catherine Anderson

Estoy cada vez más convencida, que la elección de una buena portada, y de una buena sinopsis, es algo crucial para la novela y el autor. Hay determinadas ocasiones, que el interior: la trama, la forma de narrar, los personajes… son magníficos, pero lo que hay en el exterior no le hace justicia. Algo así ha pasado con la novela que os traigo hoy para reseñar.

Llegué a ella gracias a Autoras en la sombra, una de las webs más completa que existe. Antes, nada más que se centraban en la novela romántica, poco a poco han ido abriéndose a otros géneros y autores. Los lectores y participantes de esta web, escogen las 10 mejores novelas en el año, y eso llevan haciendo desde 2006. Entre ellas, en la posición 6ª del 2010, estaba La canción de Annie, escrita por Catherine Anderson.

Me había encontrado con esta novela en varias ocasiones, pero la portada me echaba para atrás. ¿Por qué? Pues simplemente porque parecía enteramente una novela Chick-lit, y este es el subgénero que menos me llama la atención de la novela romántica. Una portada con colores pasteles, con una muñeca dibujada, y algún elemento feminista en ella, en este caso las flores. Para poder compararla, os pongo aquí otras portadas de este subgénero.
 











Cuando me la encontré en la lista de las 10 mejores, fui a leerme la sinopsis, y me di cuenta que no tenía nada que ver con el chick-lit, y me pareció un dramón de espanto…. Pero.. estaba de acuerdo con ellas en otras novelas de la lista… ¿Por qué no darle una oportunidad? Dicho y hecho, y.. Cuánto me alegro de habérsela dado!! Me habría perdido una gran historia.
 Alex se queda horrorizado al descubrir que su hermano ha forzado a una muchacha indefensa. Atormentado por la culpa, Alex se casa con ella y pretende criar al hijo que lleva en su vientre. Al poco tiempo de la boda, Alex descubre que Annie, la hija «boba» de un juez local, no sufre ninguna discapacidad mental, sino que padece sordera. Mientras Alex aprende a comunicarse con Annie, despierta una parte inexplorada de la muchacha y le descubre el mundo del amor.
Es cierto que el principio es triste y muy duro, pero luego se transforma en puro sentimiento, ternura y mucha dulzura. Es una novela con moraleja, pero apenas te das cuenta de ello, solo vas absorbiendo las palabras, las historias, los personajes… Y qué personajes!! Bien cuidados y creados.
La canción de Annie se podría clasificar, sin echar cuenta a portada ni sinopsis, en novela romántica histórica, porque está ambientada en una época anterior a la nuestra. Pero como el lector está tan centrado en la trama, en la vida de los personajes… apenas se da cuenta de ese detalle, sino fuera por carruajes, caballos, la inexistencia de las nuevas tecnologías y la presencia del machismo tan típico de entonces. Si fuera contemporánea, se asemejaría más al subgénero sentimental, donde priman los sentimientos por encima de todo.

Esta autora no usa un vocabulario rico ni cuidado, pero narra de manera especial, puesto que al mismo tiempo que lees, vas creando en tu mente una película, te ves viviendo la historia al lado de los personajes, eres uno de ellos y vas emocionándote por momentos.

Como ya he comentado, tiene moraleja, y si lees con cuidado y te impregnas de los sentimientos que la autora intenta transmitir, puedes sacar muchas cosas en claro, dejándote con un maravilloso sabor de boca.


Empezamos viviendo “en nuestras carnes” (puesto que desde el principio atrapa) la maldad, la cobardía y el “borreguismo” del ser humano, definiendo a ese “palabro” como la incapacidad de una persona de tomar sus propias decisiones sin seguir al líder de turno, y desoyendo lo que su ética y moral le dicta.
Tras vivir esos momentos, descubrimos los malos tratos por la codicia y la ambición. Querer aparentar algo para conseguir un objetivo en concreto, llevándose por delante aquello por lo que en realidad debería luchar.

Pero a partir de ahí, empezamos a descubrir lo que puede llegar a conseguirse con bondad, paciencia, amor, cariño, confianza… Somos testigos de la lucha por sí mismos y por los demás; y del esfuerzo por mejorar. Y lo más importante: la comunicación. Cuando dos personas quieren entenderse, no hace falta que hablen el mismo idioma.

No dejéis pasar la oportunidad de emocionaros y vivir esta historia tan tierna y dulce. Es un libro que se merece una reseña mejor, más técnica, más detallada, pero estos días no doy más de mí. Quizás recupere la reseña más adelante, pero no quería dejar pasar la ocasión para recomendárosla.

2 comentarios:

  1. Me han entrado unas ganas HORROROSAS de leerme este libro ¿Por qué me haces esto Vio?¿No te da pena mi lista eterna de libros pendientes

    ResponderEliminar
  2. Hay que mantener esa lista en continuo movimiento, no?? :p
    No te defraudará. Aunque al principio sea duro, luego se transforma en una novela maravillosa. Atrapa, ya verás.
    Besos preciosa, y gracias por pasarte por aquí!!!

    ResponderEliminar