Páginas

domingo, 22 de mayo de 2011

Entre dos aguas, Rosa Ribas

Hoy os traigo una nueva reseña: una novela encuadrada en el género policíaco con una protagonista muy peculiar, Cornelia Weber-Tejedor. Se titula Entre dos aguas y está escrita por Rosa Ribas, una autora catalana, afincada en Alemania desde hace tiempo.
Un amigo, conociendo mis gustos literarios, me aconsejó que le diera una oportunidad, y la verdad es que he quedado gratamente sorprendida.

Esta novela es la primera de la serie de Cornelia Weber-Tejedor, compuesta, por ahora, por tres libros: Entre dos aguas, Con anuncio y En caída libre.
Rosa Ribas tiene una forma de narrar que te va envolviendo en la historia poco a poco, hasta hacerte sentir parte de su equipo de investigación. Tiene mucha facilidad para la descripción, sin hacerla ardua ni trabajosa, además destila un humor sarcástico que te hace sonreír entre líneas, aun a pesar que habla de asesinatos y otras desgracias sociales.

Cornelia, hija de una emigrante gallega y un alemán, es la Comisaria del departamento de homicidios del Polizeiprësidium de Fráncfort y es la que lleva el caso de Marcelino Soto, que ha sido encontrado muerto en el río Meno.
Una de las cosas que más me ha sorprendido de la novela, es la protagonista. Estoy acostumbrada a que en las novelas policíacas, quien lleve la voz cantante, sea el hombre. Es cierto que existen otras protagonistas femeninas, pero siempre son forenses o CSI, pocas llegan a ser policías o detectives. Pero he aquí una comisaria que tiene a su cargo a un grupo de investigación peculiar: un policía de Frontera que pide sea incluido dentro del grupo, y un subcomisario con algún secreto guardado, que desaparece a la primera de cambio.

Es la típica detective antihéroe, es decir, no es perfecta; tiene multitud de problemas personales con los que luchar, pero es buena en su profesión. Hipocondríaca, con un físico difícil de olvidar por su estatura y su nariz torcida, su mitad española, problemas de pareja… Todo eso la hace especial y diferente.

Rosa describe como nadie el sentimiento de los emigrantes españoles en Alemania. Me he preguntado, mientras leía la novela, si de ahí viene el título: Entre dos aguas. Cornelia es mitad española, mitad alemana, aunque nació allí en Alemania. Sin embargo, para los alemanes ella es extranjera, y los españoles la miran con escepticismo porque parece muy alemana. Es como si le faltara su sitio, como si estuviera entre dos aguas. Así también se siente otra de las protagonistas, la mujer de la víctima.
Describe el problema que tienen de comunicación cuando llegan por primera vez al país, como se sienten en el trabajo, en la familia… Es un reflejo muy fidedigno de los sentimientos de los emigrantes en otros países.

También se habla de otros muchos problemas que sufren los emigrantes, como es la búsqueda de trabajo, los obstáculos que se encuentran, los sin papeles, el racismo dentro de los propios emigrantes, los diferentes status sociales….

Una novela amena, dinámica, diferente, con un caso policial que atrapa, y unos personajes singulares que te hacen querer seguir leyendo sobre ellos. Es el primer libro de Rosa Ribas que leo, pero no será el último. Recomendable.

4 comentarios:

  1. Me alegro un montón que te haya gustado la novela!! Lee el segundo que es mucho mejor. El año pasado además Rosa Ribas publicó "La detective miope" que ignoro si el comienzo de otra serie paralela a de la Cornelia.
    Besotes!

    ResponderEliminar
  2. El segundo caerá, claaaro que caerá. Ahora intercalaré otro títulos y luego volveré sobre Rosa Ribas...
    Gracias, Jose.

    ResponderEliminar
  3. La serie de Cornelia es muy buena, pero, en mi opinión, lo mejor de todo es que va mejorando: "Con anuncio" es mejor que "Entre dos aguas" y en "En caída libre" nos encontramos la más sólida de la trilogía. Vamos viendo como la comisaia va adquiriendo más y más perfil. Me encanta.
    Sin embargo no me resisto a recomendar "La detective miope", para mí la mejor. Pero eso es cuestión de gustos, claro.

    ResponderEliminar
  4. Me apunto la recomendación, Celia. Ya os iré contando cuando empiece el segundo.
    Gracias por pasarte por aquí.
    Saludos!

    ResponderEliminar