Páginas

lunes, 30 de mayo de 2011

Cadena de maldiciones

Hay dos cosa que se tiene que tener claro con Internet:
La primera donde parar. Empiezas buscando algo que te interesa, y cuando vienes a darte cuenta, han pasado dos horas, y apenas tienes información de lo que querías, pero sí te han salido cuatro temas más, igual de interesantes, que buscar… Este es mi caso. Yo estaba leyendo Morir a los 27, me interesó la muerte de Lennon y su asesino, que me llevó a la maldición del libro, y que me ha traído al tema de hoy.
Segundo, puede haber mucha información sobre lo que andas buscando, pero… ¿Quién te dice que es verídico? Es difícil de constatar esa veracidad, sobre todo si los temas son antiguos.

El tema que os traigo hoy, es de esos, de los difíciles de constatar, pero sí intrigantes e interesantes. Así que no me lo tengáis en cuenta, puesto que todo aquello que he encontrado por Internet, NO ha sido constatado.

Estoy pensando si la maldición es como la energía, si no se destruye pero sí se transforma… ¿Por qué digo esto? Pues ya veréis, ya.

Recordáis que os conté el otro día, que al Guardián entre el centeno, se le consideraba libro maldito, por ser lectura de cabecera de ciertos asesinos. Uno de ellos, tal como os conté, era Mark David Chapman. Este hombre, asesinó a sangre fría y por la espalda, al internacionalmente conocido, ex componente de los Beatles, John Lennon. Fue asesinado a las puertas de su edificio, el llamado Dakota, localizado en la esquina de la calle 72 con Central Park. Se le denominó Dakota porque cuando fue construido, allá por el 1880-1884, el lugar estaba situado en las afueras de Manhattan, un lugar poco habitado e inhóspito; tan lejano como el territorio Dakota.

Bueno pues, he aquí la primera sorpresa, es un edificio maldito y además, encantado. Desde que empezó a construirse, han sido vistos varios espectros/fantasmas por sus apartamentos. El primero que apareció parece ser un joven o niño, y fueron los trabajadores de la construcción los primeros en verlo. Además de este joven, también ha sido vista, una mujer vestida de época.
Fantasmas, ruidos, malos olores….

Desde su construcción, ha sido habitado por multitud de famosos. Haciendo un mal resumen, tenemos a Lauren Bacall, Judy Garlan, John Lennon hasta su muerte, ahora sigue viviendo ahí su esposa, Yoko Ono…. Incluso existen personajes de ficción que viven en este famoso edificio; entre ellos nos encontramos al agente Pendergast, de la serie de Preston y Child.

Pero también otros que han removido la leyenda negra que corre por los pasillos de este edificio. Se dice que entre estas paredes, también vivió Aleister Crowley, en el siglo XX, especialista en la magia negra. Se dice que utilizaba su casa para esos menesteres.
Boris Karloff, actor de cine de terror, también fue inclino de este edificio y parece ser que era muy dado a hacer espiritismo. Como guinda al pastel, puede ser que también morara en estos apartamentos Gerald Brosseau Gadner, el sumo sacerdote de la brujería wicca inglesa, que se dedicó a realizar sus rituales mágicos en la zona.

Se dice que Roman Polanski, se inspiró en este brujo para darle vida a la película “La semilla del diablo” (Rosemary´s baby), basado en una novela de igual título, escrita por Ira Levin. Esta película fue rodada en el exterior del edificio Dakota, usando otros interiores, puesto que estaba prohibido rodar dentro. La maldición del edificio pasó también a la película, convirtiéndola en maldita a su vez.
Así que tenemos, por orden cronológico, un edificio maldito, una película maldita, un asesinato que corrobora la maldición de este edificio (el de Lennon), y un libro maldito que pudo llevar al asesinato…. Uff! Ya me perdí.

Pero hablemos de la maldición de esta película de terror. La semilla del diablo (1968), está dirigida por Roman Polanski y protagonizada por Mia Farrow. No solo pensaban que estaba maldita por el edificio donde había sido rodado, sino por las consecuencias que tuvo después. Supongo que todos vosotros habéis visto la película, y no sé si os dejaría la mitad de acongojada que a mí, pero por si acaso, os dejo la sinopsis sacada de FilmAffinity:

Los Woodhouse son un matrimonio neoyorkino que se muda a un edificio situado frente a Central Park. Según un amigo de la pareja, sobre la casa pesa una maldición. Una vez instalados, se hacen amigos de Minnie y Roman Castevet, unos vecinos que los colman de atenciones. Ante la perspectiva de un buen futuro, los Woodhouse deciden tener un hijo, y Rosemary se queda embarazada, aunque lo único que recuerda es haber hecho el amor con una extraña criatura que le ha dejado el cuerpo lleno de marcas. Con el paso del tiempo, Rosemary comienza a sospechar que algo extraño ocurre con su embarazo.

Parece ser que durante la grabación, Mia tuvo un ataque de nervios que fue achacado a la tensión de la película, aunque tiempo después, se descubrió que Frank Sinatra, había roto con ella durante el rodaje. Así que esto no pudo ser debido a la maldición, pero sí lo que meses después aconteció. La embarazada esposa de Polanski, que tuvo una breve aparición en la película como amiga de la protagonista, fue asesinada a manos de la secta “La familia” de Charles Manson, a ella, y a todos los invitados que tenían en ese momento en su casa. Además, cuentan que tanto el productor, como el compositor de la música, sufrieron problemas de salud. Bueno, en el caso del compositor, murió de un accidente, despeñándose por un barranco…

No hay comentarios:

Publicar un comentario