Páginas

sábado, 9 de abril de 2011

La décima sinfonía - Joseph Gelinek

Como ya os prometí, vengo a hablaros de La décima sinfonía, novela del género policíaco escrita por Joseph Gelinek.
A pesar de lo que el nombre pueda indicar, el autor de la novela es español, aunque como ya advertí en el otro post, es un pseudónimo. Joseph es musicólogo y pianista reconocido, pero fue la editorial, la que prefirió que no se diera a conocer con su verdadero nombre. Ya lleva escritos tres libros, y aun desconocemos la verdadera identidad del autor. Buen misterio, eh?

La trama está centrada en la época actual, aunque tiene algunos flashbacks que nos hacen viajar no solo en el tiempo, sino también de localización: a otras ciudades o países. Gelinek une sus grandes pasiones, la literatura y la música, por lo que todas sus obras se centran en este mundo. Esta vez, el protagonista musical es Beethoven, en concreto su décima sinfonía… ¿La llegaría a escribir? ¿Qué pasaría si eso hubiera ocurrido y apareciera en nuestro tiempo? Asesinatos, investigación, claves, conciertos, partituras, pinturas, historia, pasiones… Un conjunto de situaciones que hace de este libro algo sorprendente y atrayente.

Es una novela convergente. La introducción es algo caótica al principio, porque nos presenta a muchos personajes, en lugares distintos, en momentos diferentes de la historia que marean un poco al lector, pero que poco a poco, en el desarrollo, se van relacionando unos con otros, hasta converger al final.
Los personajes son interesantes; algunos están muy trabajados, otros son más lineales, pero cada uno de ellos, pone la nota discordante en la historia, nunca mejor dicho.

Hay algo que puede llegar a cansar a un lector que desconozca el mundo musical, y son los datos que da durante toda la trama sobre la Música, los compositores, la orquesta…. Sin embargo eso es lo que más me llama la atención de la novela.
Algunos de los datos están metidos con calzador, por ejemplo: hay un momento, en el que el protagonista habla con un vendedor de perritos calientes. De repente, se pone a hablar y a filosofar sobre la décima sinfonía y sobre Beethoven, quedando un poco raro. No conoce al vendedor de perritos y se pone en modo profesor… No se…
Sin embargo, la gran mayoría de esos datos están narrados de forma magistral, tanto, que no sabes si es verdad o no lo que está contando. He recurrido a enciclopedias, a páginas webs y a libros, para corroborarlos y saber cuáles son verdad y cuáles no. Alucinante. La de cosas que logras recordar y aprender  sobre el tema.

 No solo nos culturiza un poco sobre la Música, sino que nos atenaza con el suspense, logra asquearnos con esas descripciones tan exactas del asesinato, y logra atraparnos con esa trama tan trabajada.
Solo hay una cosa que no termina de cuajar del todo, y es la vida personal del protagonista. Quizás para mí, esa parte es algo más cansina e innecesaria para la trama en sí. Supongo que lo haría para hacer al personaje más cercano, pero queda rara la forma de introducirla dentro de la historia.

Una novela entretenida, interesante, musical y que atrapa. Ideal para ir leyéndola en el salón, en tu sofá, con una música clásica de fondo, que si puede ser sobre el compositor en cuestión, en este caso Beethoven, mejor que mejor. Recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario