Páginas

jueves, 21 de abril de 2011

El misterio de la guía de ferrocarriles, Agatha Christie

El misterio de la Guía de ferrocarriles, es una novela diferente de Agatha Christie. Digo diferente porque hay un cambio en su estructura. Cuando aparece el tándem Poirot-Hastings, es este último el que narra detalladamente el desarrollo del caso con su introducción, nudo y desenlace. Lo narra en primera persona y siempre evidenciando su incapacidad para seguir los pensamientos de su arrogante amigo.

En este caso, no solo encontramos la narración de Hastings, sino también unos pequeños capítulos, de una o dos páginas cada uno, narrados en tercera persona, introduciendo un nuevo elemento: Alexandre Bonaparte Cust.
Ya desde el principio pensé que podía ser el asesino. No en vano, muchos autores del género policíaco, introducen en la trama el punto de vista del asesino. Vemos lo que hace, lo que piensa… nos hacen partícipes de esa manera, de la vida del asesino. Y eso fue lo que pensé de Alexandre Bonaparte (no es un spoiler porque esto que comento ocurre en la página nº 16). No os diré si acerté o no, pero sí os digo que con Agatha Christie nada es sencillo.

En esta historia nos encontramos con un asesino en serie, que usa como elemento identificador, una guía de ferrocarriles ABC. Después de leer la novela, creo haber captado que lo de ABC es la editorial de dicha guía, pero no me ha quedado del todo claro.

Poirot aparece como un detective retirado, un poco envejecido, al que tratan de hacer parecer acabado, llevándolo incluso al ridículo. Pero Poirot, es y será siempre Poirot, y a pesar de la edad, las células grises siguen funcionando como el primer día.

Como en toda novela de A. Christie, existen muchos personajes,  aunque curiosamente no son descritos de golpe en las primeras páginas, sino poco a poco. Así que por una vez, vamos asimilando bien los nombres de todos ellos.
Cuando empecé a leer a esta autora de pequeña, me sorprendía el hecho de encontrar en las primeras páginas, una relación de todos los personajes que aparecen en la novela, con sus descripciones. Tras leer varios seguidos, me di cuenta que era necesario para refrescar la memoria, por su manía de presentarlos casi todos de golpe.

Otra de las características de esta escritora es el desenlace. Agatha reúne a todos los sospechosos en un mismo lugar, y Poirot toma el control, con la teatralidad que le caracteriza, relatándonos detalladamente el cómo, cuándo y el por qué del asesinato. Desvelando por último, el nombre del asesino.
Curiosamente me recordaba a una serie de la que era asidua cuando pequeña: “Se ha escrito un crimen”. Está claro que los guionistas sacaron mucho de Agatha Christie para llevarlo a la pequeña pantalla. Teatralidad ante todo.

Poirot sigue siendo ese hombrecillo pequeño, arrogante y egocéntrico que saca de quicio hasta a su propio amigo Hastings. Aun así, siempre terminamos asombrados ante la solución de los casos, quedándonos rendidos a los pies de este detective belga sin igual.
Otro caso interesante de Agatha Christie. Recomendable aunque distinto a lo que nos tiene acostumbrados.

4 comentarios:

  1. Me encanta los libros de Agatha Christie, este no lo he leído aún pero seguro que lo haré pronto. Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Pues ya me contarás, Tatty, si te gusta o no. Es diferente, pero intrigante como siempre.
    Saludos y gracias por pasarte por aquí!!!

    ResponderEliminar
  3. Lo leí hace mucho tiempo, y apenas me acuerdo. Tendré que hacer una relectura :)

    ResponderEliminar
  4. Uffs, releer!!! Hace tanto que no me da tiempo a releer. Debería hacer otra lista...Otra más: una lista de libros pendientes por comprar, otra de pendientes por leer, pendientes de releer, otra de leídos (soy muy despistada).. Mi vida es una lista!!!!!!
    Quién pudiera releer.......
    Besos Carmen!!!

    ResponderEliminar