Páginas

lunes, 11 de abril de 2011

Diabolus in musica

Muchos han sido los datos musicales adquiridos gracias a La décima sinfonía, pero hubo uno que me llamó especialmente la atención, no solo por la información, que ya de por sí es asombrosa, sino por la forma de hacérnosla llegar.
Como no sabía a ciencia cierta si era real o ficticio, empecé a moverme por la red, arriba y abajo, hasta dar con la solución. Y sí, es real, Diabolus in música existe.

Nada más que leer esas palabras, el lector se queda conmocionado, no me digáis que no. ¿El diablo? ¿En la música? Pero….  Así mismito me quedé yo, ojiplática y pensando que a Gelinek se le había ido el norte. Pero como buen musicólogo, llevaba razón.

Diabolus in música es un acorde disonante que en la Edad Media fue prohibido por la Iglesia por perturbar al oyente. Según esta, el oyente se veía atraído por los pensamientos impuros al oír este tritono…Y  claro, no podía ser otro que el Diablo, el causante de aquello. Así que fue prohibida su utilización. Tanto fue así, que aquellos que se recreaban en la entonación de este intervalo, eran torturados, llevándolos incluso a la hoguera.

En el Barroco se empezó a usar, pero no fue hasta el Romanticismo donde tuvo su pleno apogeo. Siempre estaba ligado al sentimiento, al ánimo oscuro, al dolor, a la tensión…
En los géneros donde más se usa en la actualidad es en el jazz, en el blues, y por supuesto en el Heavy Metal. También ha sido usado para las bandas sonoras de las pelis del Oeste….

El autor, Joseph Gélinek, para que el lector supiera de qué estaba hablando, y sabiendo que no todo el mundo sabe leer un pentagrama y las notas, recurre a nuestra cultura cinematográfica. Sí señor, hay una película donde se refleja el Diabolus en música, y que todo el mundo sabe tararear: María, de West Side Story.  ¿Cuál es el tritono? Pues como bien describe el autor, voy a transcribirlo literalmente:

MA-RIIIII-a, I-JUST met a girl named Mariaaaa

¿A que todos sabéis tararearla? Pues bien, según la Iglesia, ese acorde influye en el oyente, provocando pensamientos impuros… ¿Sería por eso por lo que lo usaría Leonard Bernstein en este musical? Tony se enamora perdidamente de María…. Mmmmm.. Si al final van a tener razón y todo….

Otro ejemplo que pone Gelinek, por si el lector no conoce West Side Story, es algo más popular y que todo el mundo conoce. Los Simpson. Ahaaaaaaa!!! Os pillé!! Ya lo habéis tarareado, eh??? Exacto!! Diabolus in música está presente en:

THE SIIIIIIIIIIIIIMP-SONS

Diabólico si es Bart Simpson, así que…. En esto si le daría la razón a la Iglesia, jejejejeje.

Pues de esta forma tan amena nos va acercando a la música este autor. Y aquí os dejo parte de estos datos musicales asombrosos, para que estéis toda la mañana o la tarde, tarareando este intervalo o tritono… Pero cuidad quien os escuche, no vaya a ser que terminéis en la hoguera…. ;)

4 comentarios:

  1. ¡Anda, la leche! Si ya lo dice el refrán: cuando el Diablo se aburre, mata moscas con el rabo. En este caso, se pone a mandarnos pensamientos impuros a través de la música. Creo que a mí no me hace falta para eso escuchar la música de Los Simpsons :p

    ResponderEliminar
  2. Jajajajajajajaja... pero si todos sabemos que eres un trocito de pan... De diablesa nada de nada....
    Besotes

    ResponderEliminar
  3. Hay una novela de Espido Freire que se llama así Diabolus in música pero no sé decirte que tal está. :)

    ResponderEliminar
  4. No había escuchado hablar de ese libro... Voy a echarle un ojo a la sinopsis...

    ResponderEliminar