Páginas

domingo, 13 de febrero de 2011

Trilogía Signo del Siete, Nora Roberts


Podemos diferenciar tres escritos diferentes de Nora Roberts: las trilogías o series; los relatos largos, que no novelas, estos son los que las editoriales tienden a unir en un solo libro; y las novelas.

Hoy vamos a hablar de una de las series. Estas son como pequeños aperitivos de esta autora. Tienen todas la misma estructura: tres chicas y tres chicos (pueden llegar también a ser cuatro) en un ambiente especial, y va desarrollando la historia de cada uno de ellos con más o menos maestría. Las personalidades suelen repetirse de una serie a otra. Si lees varias seguidas, eres capaz de reconocer cada uno de los personajes en las distintas series. Con lo que estas son un poco previsibles. Lo que va cambiando es el entorno y al subgénero al que pertenece: ambiente mágico, épico, paranormal… cada uno le da una belleza especial al libro.

La trilogía Signo del Siete es romántico paranormal ligado con terror. No, por favor, abstenerse lectores que adoren el género de terror, y sean anti-románticos, puesto que a pesar de tener algunos momentos donde deseas esconderte bajo la cama, es un libro fundamentalmente sentimental. En las series, Nora Roberts tiende a centrarse en las relaciones de pareja y sus movimientos, aunque en esta serie, también tenga importancia el pueblo, la familia de cada uno de ellos, y los elementos paranormales.

La trilogía está compuesta por Hermanos de Sangre, El bosque de Hollow, y La piedra pagana. Es una serie entretenida, donde los protagonistas tienen que luchar contra una fuente maligna que acude al pueblo cada siete años. Esta vez, parece que ese ser maligno, se va haciendo cada vez más fuerte, teniendo posibilidades de destruir el pueblo, los habitantes y empezar a invadir el mundo. Seis personas deben de evitar ese desenlace, y deben de estudiar cómo destruirlo.

Pero además de luchar contra el demonio o lo que sea esa fuente maligna, el destino y sus jugarretas hacen su aparición. Así que no solo lidian contra el mal, sino que aprovechan esos días que le quedan para amar y ser amados.

Entretenidos, amenos, románticos y terroríficos. Tienen todos los ingredientes para pasar un buen rato. ¿Algún@ romántic@ se atreve?

No hay comentarios:

Publicar un comentario