Páginas

lunes, 28 de febrero de 2011

La muerte de Lord Edgware – Agatha Christie

En esta novela, volvemos a encontrarnos ante otra aventura de Poirot narrada por su gran amigo Hasting. Este hombre me encanta, narra intentando meterse en la mente de Poirot sin conseguirlo del todo. Se nota el desánimo que le entra cuando no entiende por donde van los pensamientos de su amigo, o por qué hace tal cosa, o por qué van a tal sitio. Eso hace que el lector se sienta más cercano a este personaje, puesto que se encuentra en la misma tesitura.
 Iniciamos la novela con un prólogo sorprendente por varios motivos: primero por los lugares donde tiene lugar la primera presentación de la novela: teatro, restaurante de un hotel, en este caso el hotel Savoy… lugares típicos de aquella época dorada.
Además, me ha sorprendido la manera de iniciar la narración de Hasting, puesto que se contradice, y ya no sabes si agarrarán al asesino, o no lo harán.
Y tercero la frase con la que termina el prólogo, pura invitación al asesinato

A diferencia de otras novelas, Agatha nos presenta a los personajes en apenas dos capítulos y algo, cuando nos tiene acostumbrados a usar más tiempo y más páginas en ello. Siempre me he preguntado cómo creaba a sus personajes. Algunos autores lo hacen usando amigos, familias, conocidos, y si conoces a ese autor, puedes decir a quién está representando ese personaje. En el caso de Agatha, me da miedo pensar que pueda llegar a ser así, puesto que ciertos protagonistas, son para chocarlos contra la pared y quedarse a gusto. La mujer de lord Edgware es un buen ejemplo. Un personaje amoral, egoísta, egocéntrico y mimado hasta extremos insospechados.

Es una novela típicamente Agatha Christie. ¿Y qué quiero decir con esto? Pues… una trama sorprendente, personajes variopintos y numerosos, casi todos ellos sospechosos; coartadas no muy seguras, todos con una causa por la que asesinar, y una trama enrevesada, muy, muy enrevesada. Hay veces que sospechas de una persona, pero como te da vueltas, y más vueltas, desestimas tu opción.
Son novelas cortas, muy entretenidas, que te atrapan desde el principio y que  hacen trabajar a tus células grises, sin conseguir mucho.

Como siempre, tenemos que esperar hasta el final para conocer al asesino, las causas y sus circunstancias, y es Poirot el que nos lo va a explicar con pelos y señales. Entretenida, amena, de las que atrapan…. Recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario