Páginas

domingo, 30 de enero de 2011

Mas allá de la vida

Siempre que voy a comentar una película, digo lo mismo: no pretendo sentar cátedra; no entiendo de directores, bandas sonoras, escenas… Sólo voy al cine a disfrutar, a entretenerme… Soy una simple espectadora más. Pero como espectadora, tengo mi opinión, y eso es lo que vengo a dar.
Es una película difícil de comentar sin desvelar nada de la trama, aun así, intentaré no poner spoiler para aquellos que no hayan ido a verla todavía.

Me vi atrapada por la película, nada más ver el tráiler, y en cuanto pude, di el salto al cine para verla.
Antes que nada, desmentir un rumor que corre por internet y de boca en boca. Más allá de la vida, no se parece en nada al Sexto sentido. Comparar estas dos películas, me parece algo indignante, porque no tienen nada que ver. Puede que el tema sea el mismo, la muerte, pero está tratada de forma diferente. Y que comparen una película tan bella e intima como esta, con el Sexto sentido, me duele hasta mí, que no soy cinéfila. Y que conste que el Sexto sentido no me disgustó, pero son muy diferentes entre sí.

Como ya he comentado, el tema a tratar es la muerte, pero no ésta como tal, sino la forma de responder ante ella de los personajes. Son tres los protagonistas, y todos ellos tienen algo en común: sí, la muerte. Pero a diferencia de otras películas, no tratan de hacer de esta algo inquietante, ni trata de hacer saltar al espectador de su asiento con las consabidas escenas de sustos; solo trasmite de manera sublime, los sentimientos de los personajes ante ella.

He leído varias críticas antes de ir a verla, y lo que me ha sorprendido es que la califiquen de lenta. A mí en ningún momento me pareció lenta, porque estaba disfrutando con todo aquello que me estaba transmitiendo. Evidentemente, no es una película de acción aunque al inicio, tengamos un despliegue de efectos especiales que deja con la boca abierta y el corazón encogido a más de uno. Debe ser que tenemos las imágenes frescas en la retina, de lo que pasó en realidad.
La gente se deja de llevar por el nerviosismo de qué pasará, espera que ocurra algo impactante, y no disfruta de lo verdadero de la historia: los sentimientos.

Tiene una estructura convergente, es decir: cada personaje está en una ciudad diferente, y va saltando de uno a otro, presentándonoslos, mostrando sus vidas y sus preocupaciones. Poco a poco esas vidas van a ir convergiendo llegando incluso a cambiar, gracias a este encuentro.

No solo nos hace recapacitar sobre el más allá y lo que pasará tras la muerte, sino en las cualidades humanas, en las virtudes y defectos de cada una de ellas. Trata temas que se ven eclipsados por la muerte, como por ejemplo: el alcoholismo y sus efectos; el egoísmo y la ambición de las personas para tener más a costa de otros;  el dolor de la traición; la superación personal; las ganas de vivir….

Es una película que nos hace ver la muerte como lo que en realidad es: algo cotidiano, doloroso, desolador… Nos transmite la falta de respuestas y la necesidad que tenemos de saber, y también lo que rige nuestras vida: la casualidad, el azar… Ir a comprar un regalo, que se caiga algo al suelo, ir a la farmacia… Cualquier cosa puede cambiar radicalmente nuestra vida y la percepción de esta.
Aquellos que como yo, sean de lágrima fácil, no olviden echar en el bolso kleenex, porque lo necesitarán. Suerte que una no se siente sola en esos momentos, puesto que a pesar de intentar no echar las lagrimillas de turno, escucha como a su alrededor, hipan, sorben y lloran igual que tú.

Una película bella, con una fotografía maravillosa, sensible, de gran ternura… Una buena elección para aquellos que disfruten del cine, sin necesidad de efectos especiales, acción y violencia, aunque nos sorprenda con algo de eso.

2 comentarios:

  1. Me gusta como expresas tu entusiasmo por la película. No me apetecía, a priori, ir a verla pero le daré una oportunidad. Besotes.

    ResponderEliminar
  2. Dios, que responsabilidad! Y si no te gusta? Buffs, ahora me dejas temblando hasta que la veas.
    Un besote, Josephb!!

    ResponderEliminar