Páginas

lunes, 31 de enero de 2011

Esencia de rosas, Kat Martin

Hay veces que clasificar en subgéneros una novela perteneciente a la literatura romántica se nos va de las manos, puesto que algunos libros, poseen características de varios subgéneros a la vez, y ahora no sabes si colocarlo en uno, en otro.
Este es el caso de Esencias de rosas de Kat Martin. Lo colocamos en literatura romántica, de eso no hay duda, puesto que a lo largo de la trama, va evolucionando la relación entre los dos protagonistas, y además, es uno de los ejes básicos de la novela. Pero hay dos tipos de componentes que dificulta la clasificación por subgéneros. Tenemos elementos paranormales, en este caso fantasmas o espíritus; y suspense romántico: la investigación que conlleva esas apariciones.

Esencia de rosas es parte de una trilogía donde lo paranormal se lleva la palma.
En una de las casas de los trabajadores de una granja, tienen lugar apariciones y sonidos extraños que hacen a su inclina actual, una mujer embarazada, dudar de su cordura. Pide ayuda a una asistente social, Elisabeth, quien no descansará hasta ayudarla a esclarecer lo ocurrido. No está sola ante tremendo reto, Zach no pone en duda que algo altera a Maria, la inclina, y tampoco cesa en su empeño, hasta dar con la solución. Pero quizás la solución no guste a todo el mundo, incomode a gente importante y no todo sea un camino de rosas.

Una novela paranormal con mucho suspense, que logra inquietar al lector ante ciertas escenas, y no deja indiferente a nadie. Un juego peligroso donde el amor se une a los celos, envidias, asesinatos, accidentes y juicios, llevando al lector de la mano, por una trama que engancha y atrapa.

Una lectura “palomitera” que hace desconectar  y vivir momentos de puro terror. Pelos como escarpias, respiración retenida, y lágrimas de miedo; características que hacen de este libro algo recomendable para una tarde dominical.

No hay comentarios:

Publicar un comentario