Páginas

jueves, 25 de noviembre de 2010

El violín del Diablo, Joseph Gelinek

El violín del Diablo es una novela policíaca escrita por Joseph Gelinek, pseudónimo de un escritor español, gran conocedor y amante del mundillo de la música clásica. Muchos son los rumores que corren sobre su verdadera identidad, pero el autor sigue sin desvelarla.

Llegó a mí por casualidad; una amiga, lectora ocasional, me lo prestó. No paraba de alabarlo y decir lo bueno que era, y tengo que confesar que lo cogí con escepticismo.
Antes de nada me fijé en la portada, algo sosa la verdad. Hoy en día, son muy típicas las portadas de colores llamativos, de contrastes entre negros y rojos, azules eléctricos, verdes, rosas…. Pero no, esta es una portada clásica, donde el fondo es blanco y como figura, tiene un diablo tocando el violín en negro.

Conforme iba avanzando en las páginas, e iba haciéndome con la historia, los personajes, el entorno… iba encontrando similitudes con Preston y Child, autores de las que soy gran seguidora. Evidentemente la forma de narrar es diferente, pero el fondo, ese regusto que nos queda cuando vamos terminando los capítulos, es el mismo.
La trama policial se ve envuelta por una fina capa paranormal que aumenta la tensión del lector hasta límites insospechados: coincidencias sospechosas, instrumentos malditos, muertes repentinas, y un viaje al pasado, típico también de los dos autores mencionados, para hacernos ver la relación con el presente.
Mientras Preston y Child, tienen predilección por los museos y sus exposiciones, Gelinek se centra en la música clásica y su entorno: conciertos, partituras, notas, orquesta…. Quizás sea una de las pegas que puedo encontrarle a la novela. La parte musical puede resultar un tanto densa, aunque en mi caso no fue así porque es un mundo que me apasiona.

Aunque tenemos un protagonista, que es el investigador, los personajes secundarios no se quedan atrás. Todos tienen personalidades atractivas, que  hacen que te enganches a la trama y no quieras dejar de leer.

No solo tiene suspense, muertes e investigación, sino que tiene una gran carga emotiva, una pizquita de tensión sexual que salpimenta la historia, y un final que deja la puerta abierta a la continuación de una serie con el mismo protagonista.

Es una novela que sorprende y atrapa al lector. Entretenida, amena y dinámica; recomendable para pasar una tarde de miedo, o por lo menos, si no de miedo, sí bastante tensión.

viernes, 19 de noviembre de 2010

Amaneceres cautivos - Nieves Hidalgo

Hoy os acerco otra de las reseñas que tenía guardadas. Espero que os guste, y podáis conocer a esta autora, que ha llegado a convencerme de volver de nuevo al subgénero histórico dentro de la romántica.
Marina Alonso y de la Vega no solo ha perdido a su esposo y su padre, sino todos sus bienes al ser declarada demente. Con la presencia de Inés, su criada y amiga, vive en Ojeda Blanca, la única de sus pertenencias que le queda. Pero no está todo perdido, junto con Elena, una buena amiga, moverá cielo y tierra para dar con el culpable de la muerte de su esposo, y cubriéndole la espalda, estará Carlos Arteche.

Definitivamente, me declaro seguidora acérrima de esta autora. Amaneceres cautivos, es una gran novela histórica con sus dosis justas y bien introducidas de romanticismo.

Nieves nos sitúa en Toledo, 1521. España se encuentra reinada por Carlos I de España, un rey siempre ausente de nuestro territorio. Las decisiones del rey y su regente, hicieron que el pueblo se levantara en armas y luchara por sus derechos. En medio de toda esta algarabía política, sitúa a Marina, una mujer fuerte, valiente, independiente, con el corazón roto por la muerte de sus seres queridos.
Carlos Arteche será el encargado de sanar ese corazón y volverlo a hacer latir de nuevo.

Son personajes con fuerza, orgullo y valentía. Nada de secundarios insulsos y simples, sino que cada uno está cargado de historia, virtudes y capacidades.

Es una novela donde encontramos un gran trabajo de documentación, pero está introducida de manera suave, amena e instructiva, no aburre en ningún momento.

Tiene mucha más acción que romanticismo y los momentos de cama están narrados con ternura, dulzura, de manera que no sobresalen ni escandalizan.

Una de las cosas que más me gustan, es que está ambientado en España, en nuestra historia, y me siento más identificada.

Las reglas de la sociedad de aquel entonces, eran duras e injustas con las mujeres, y Nieves les dota a sus protagonistas femeninas de una rebeldía e independencia atípica. Son mujeres avanzadas para su época, puesto que les planta cara a las normas impuestas para ellas. Se disfrazan de hombre a pesar de que podría llevarles a la horca (recuerdo que andamos en la época de la Inquisición), y el luto no es algo que ellas acaten con facilidad.
No podía faltar la presencia de la Iglesia: sacerdotes, obispos, frailes, la santa inquisición…. Esta iglesia, junto con las batallas, asaltos y matanzas, es lo que le da un tiente oscuro a la novela.

Muy recomendable. Un libro que nos hace viajar en el tiempo a una España más oscura, con otros hábitos de vida.

Nueva adquisición

Hoy 19 salía al mercado Colinas negras de Nora Roberts, pero como buena lectora, sabemos los trucos, y en el Corte Inglés, lo traen un día antes.
Así que ahí estaba yo, un 18 de noviembre, paseándome entre los estantes y mesas de novedades del Corte Inglés. Tras unos minutos rebuscando, vi que no estaba a la vista, y empecé a preocuparme... ¿Me habrán fallado en esta ocasión?

Me acerqué a una señorita, y con cara de corderito degollado, le pregunté por el libro nuevo de Nora Roberts, que se llama... No me dio tiempo terminar el título. Ah!!! Sí, lo tenemos en el almacén, en un palé recién llegado, te esperas unos segundos y te lo cojo??? Los que usted quiera, señora!!!!!! Yo espero lo que haga falta!!!

Y aquí lo tengo, mi librito nuevo.... Esto es un sin parar... Se me acumula el trabajo!!!!

domingo, 14 de noviembre de 2010

Un americano en Paris

Ayer tocó sesión de cine clásico de nuevo, y como habéis sido muchos, los que me recomendasteis esta película, pues... esa fue la que vi. Quizás el que me dio el último empujón, fue un amigo que me comentó que era una película muy especial para él, por un motivo en concreto. Me emocionó, y quise conocer la película. Y tengo que confesar que me ha encantado.

Hubo un problema, conseguirla. Está difícil el "alquilarla" por la red, y la única que conseguí, tenía un pequeño retardo en el sonido. Me recordó un poco a Cantando bajo la lluvia: No, No, No... Sí, sí, sí, jajajajaja, pero menos acusado. De todas maneras disfruté mucho con ella. Es una historia de amor maravillosa, que todos querríamos vivir alguna vez en nuestra vida. Bonita, muy bonita, así que gracias a todos los que me la recomendasteis.

Aquí recopilo algunas conversaciones que por una cosa o por otra, me llegaron al alma.

- Oiga, guapa, por que no es una buena chica y pasa de largo? Usted no va a comprar nada, lo único que hace es quitarme el sol.
-Yo solo quería discutir su obra.
- yo no quiero discutir con usted mi obra. No me interesa nada su opinión sobre ella. Si dice algo agradable, no me haría más feliz, y si no lo dice me molestará. Gracias. Buenos días.

-Deseo seguir escuchándolo. No me gusta hablar de mí.
-Tendrá que perder esa costumbre
- ¿Por qué?
-Porque cuando se tiene su encuadernación, gusta saber que contiene el libro.

-Bueno rubia, esta es la despedida. No digamos hasta la vista, sino adiós para siempre.

viernes, 12 de noviembre de 2010

La dinastía Ravenscar - Barbara Taylor Bradford

Hoy vengo a hablaros de La dinastía Ravenscar, escrito por Barbara Taylor Bradford, novela perteneciente a una trilogía. Esta está compuesta por este libro, Los herederos de Ravenscar, y Being Elizabeth que aun no ha sido traducida al español.
Es mi primer contacto con esta autora, no tengo constancia de haberle leído nada antes de ella, y estoy en un mar de dudas. No se si me llega a gustar o no, sentimiento raro en mi caso, os lo puedo asegurar.

Me he encontrado con ciertos elementos que no me han calado del todo.
El primero, la sinopsis. Como ya he dicho en ocasiones, si me regalan el libro, si conozco al autor, o me lo recomiendan, no leo la sinopsis. Evidentemente, si algo me llama la atención de esta, y quiero comprarla, la leo para terminar de convencerme.
En este caso, leer la sinopsis es leer el libro. Es decir, lo descubre TODO, se deja poco en el tintero.
Pensé en un primer momento, que era culpa de la sinopsis, demasiado completa, poco resumida, pero luego descubrí, que el problema era de la novela, digamos que la trama es un poco…. reducida.

Después, los protagonistas: al principio prometen bastante, pero luego.. no sé.. no llegan a cuajar del todo.
Es curioso, se supone que son varios los protagonistas, aunque está claro que es Edward el que lleva la voz cantante junto con su primo Neville. Pues bien, yo resaltaría otros protagonistas antes que esos. ¿Cuáles? Pues la empresa internacional por la que luchan los personajes y la ambición. Ellos son los que sobresalen.

Aparte de lo dicho anteriormente, hay otro que me desorienta un poco, y es el tiempo, es decir, los días/semanas/años transcurridos.
A diferencia de otras novelas, y salvo en ocasiones muy puntuales, la autora no te va avisando del tiempo transcurrido antes de empezar el capítulo, sino que lo hace de forma integrada en el texto. Me explico: hay algunos autores que cuando comienzan el capítulo, te van indicando el lugar donde transcurre y la fecha. En este caso, ella solo pone el lugar; el tiempo, lo integra en la narración. Algo así como: “hacía un mes que no sabía nada de…” “hace dos años que tuvieron tal problema…”
No sé, me ha dado la impresión de ir leyendo a saltos, encontrando difícil el engánchame a la historia.

En definitiva, me ha parecido  un libro lento, con una trama simple y algo sosa. Aunque es fácil de leer y los personajes son interesantes. Estoy rumiando si conseguir la segunda parte o no… Quizás deje pasar el tiempo….

martes, 9 de noviembre de 2010

Entre sueños - Ángeles Ibirika

Fue allá por mayo, leyendo el blog de Anabel Botella, fui a dar de bruces con un post  la mar de sugerente. Nos hablaba de un nuevo libro, Entre sueños, escrito por Ángeles Ibirika, y tres cosas hicieron que me levantara de la mesa, y saliera en pos de una librería buscando el libro: la opinión de Anabel (solemos tener gustos parecidos), la sinopsis del libro, y la madrina que tenía la novela, Nieves Hidalgo.

Lo compré ese día, y no tardé mucho en empezarlo y bebérmelo. Hice una reseña para compartirlo con el blog McGregoradas, pero tras el cierre de este, me quedé sin lugar para colgarlo. Ha pasado cierto tiempo de aquello, y puesto que tengo un nuevo rinconcito para compartir reseñas, os vengo a hablar de este libro.

Leo demasiado, y cuando todo va bien por casa, por el trabajo y la salud, suelo hacerlo demasiado rápido, con lo que novelas sin mucha sustancia, quedan relegadas en mi memoria, sin recordar apenas algún triste dato. Pero si algo de la novela llega a sorprenderme, me impacta de alguna manera, no se me borra, ya echaran agua hirviendo.

Este es el caso de Entre sueños. A pesar de los meses pasados, aun me queda ese sentimiento que me dejó tras leer la novela: un gusto dulce, emotivo y tierno.

Me pareció una historia preciosa, llena de ternura; un ejemplo de superación personal con un entorno idílico. Mientras iba leyendo, iba enamorándome del entorno donde transcurre la novela. Ángeles es capaz de dibujarte con palabras, cada árbol, pradera, hoja o tormenta, pero sin resultar pesada ni cortar la trama de los personajes.
Conozco esos lugares que nos describe Ángeles, y este verano he vuelto por allí, a reencontrarme con tantas maravillas de paisajes, y no pude evitar acordarme de Jon, de Beatriz y su historia.

No solo tiene una sensibilidad especial al narrar el entorno, sino también con los personajes, les ha dotado de vida. Son especiales puesto que parecen reales, cercanos, únicos…  Desde el principio te hacen vibrar, puesto que los sentimientos pugnan por salir de las páginas. Vemos el dolor de Beatriz, el desagrado de Jon, el miedo que sufren los dos en dos ámbitos distintos…

Es una lectura suave, me explico: no es enrevesada, no tiene una trama liosa, ni hay angustias (más que la emocional), ni tensión, ni nada que crispe al lector.; solo encontramos ternura, dulzura, romanticismo y pasión  La única tensión que tenemos es la sexual entre nuestros dos personajes, una tensión que no nos deja respirar y que más de una vez nos incita a querer entrar en la historia, darle un par de collejas a los dos, o robarle Jon a Beatriz.

Ángeles nos adentra en un mundo rural donde las personas trabajan mano a mano con los animales, mostrándonos el trabajo tan duro que tenían o tienen, el horario extremo al que se ven sometidos, los problemas a los que se enfrentan… pero también los pequeños placeres diarios que obtienen.

Se disfruta no solo de la historia, sino también del paisaje, los pueblos, las tradiciones rurales, las explicaciones de Jon sobre cómo manejar una granja…

Entre sueños es una pequeña joya literaria que te traslada a un lugar mágico y te hace partícipe de una historia de amor maravillosa. Quién pudiera ser la protagonista de una historia como esta, con un Jon como ese. (suspiro).

lunes, 8 de noviembre de 2010

SPM


Hace tiempo dediqué una entrada a tamaña tortura a la que nos vemos sometidas las mujeres.  Hoy la vuelvo a reflotar añadiendo algún que otro parrafillo. Antes que nada, para aquellos que no tuvieron la… suerte?.. de nacer mujer, definiros eso que nosotras llamamos SPM, osease, Síndrome premenstrual: es el nombre que se le da a un grupo de síntomas que comienzan entre 7 y 14 días antes de que baje la menstruación.
Ojo al dato, señores, ojo al dato!!!  De 7 a 14 días. Yo no sé vosotros, pero yo me he quedado muertita al leerlo. Y yo me quejo!! O_O

El caso es que en estos fantásticos días, y los que siguen, es decir, los de la menstruación; me entran ganas de coger la máquina del tiempo, quitarle la manzana a Eva y metérsela por… en fin… que me sofoco… A lo que ibámos…
Sí, esa sería la primera víctima de mi ataque, pero la segunda: los encargados de los anuncios de la tele. Sí, sí, eso de: a que huelen las nubes? Que bien nos lo pasamos revolcandonos por el prado; que mona estoy con el "cinturón ancho" y mira que sonrisas más lustrosas tengo..... ME LOS CARGO!!!

Cómo se nota que ese tipo de anuncios están hecho por hombres: esos que dicen que usamos el síndrome premenstrual para ejercer de victimas y conseguir nuestros caprichos. TAMBIEN ME LOS CARGO!!
Ellos no se sienten hinchados como globos, con retención de liquidos, con dolores fuerte de pecho y ovarios. Esos dolores de ovarios que es como si te retorcieran las tripas una a una y te desgarraran por dentro. Esos que hacen que te quedes inmovilizada como una alcayata con miedo a moverte por si se acentuan.

Tampoco son hombres los que por culpa del SPM, se vuelven Ferreros Rochés por los granos de la cara.
Te levantas, te miras al espejo, y aparte de verte las ojeras porque no has dormido bien, descubres que eres la hermana secreta de Rudolf, el arce de Papa noel, con un grano en la nariz. Y que por mucho maquillaje que te eches, aquello no disimula. Te enfurruñas o haces un par de pucheros al espejo, y al levantar la vista de la nariz, descubres que el grano se ha desdoblado poblando tu frente. Ahí es cuando directamente te pones a llorar.

Ah, eso! Llorar!! El SPM te recuerda a cada minuto lo fea que eres, lo mala persona que eres y lo poco que te quiere la gente. Sí, es como un pequeño demonio situado en tu hombro, que se dedica a decirte cosas horribles por las que acabas por los suelos. Sí, el famoso síndrome se caracteriza por tristeza, depresión, decaimiento, falta de autoestima, vamos, sensibilidad a flor de piel.
Puedes llorar porque Chanquete ha muerto, porque Espinete no terminó con Don Pimpon, porque la vecina se ha olvidado de saludarte, o bien porque tu amiga no te ha mandado un sms. Un comentario tonto es el fin del mundo, y recuerdas con todo detalle, aquello que tu subconciente trata de esconder.
Cotilleando por internet me encuentro con esta cita:

Como dice el viejo proverbio “todo depende del color del cristal con que se mira”, en estos días sólo existe uno: el negro.

Lo mejor, que los científicos no encuentran la causa exacta. Sí, hombre, las hormonas!!! Ahhh, las hormonas, y ... que hacen ellas que todo lo altera?? Y ahora se lían a hablar de que si las endorfinas, que si .... NADA, NO SABEN NADA!!! ME LOS CARGO TAMBIEN!!! A LA HOGUERA!!!

Y cuando empiezas a reirte a carjadas por no volverte más agresiva de lo normal (es que también aumenta la mala leche), es cuando lees el tratamiento:

- Practicar ejercicio físico, a ser posible al aire libre, genera endorfinas, sustancias con un marcado efecto euforizante que ayuda a liberar tensiones, agresividad, irritabilidad y levanta el ánimo. Claaaaro, me estoy muriendo de dolor, estoy agarrotada, y me voy a poner a hacer jogging...

- Dormir más, ya que durante este periodo se suele estar más cansada. ¿Puede usted llamar a mi jefe y decirselo? Es que no se lo cree cuando yo se lo comento.

- Cambios en la dieta, es necesario tomar más carbohidratos: pastas, pan, arroz, cereales integrales, que además de facilitar la digestión, contienen triptófano un aminoácido que ayuda al organismo a producir serotonina. Si se siente la necesidad de comer algo dulce, se puede tomar pasas, ciruelas o un poco de chocolate que es rico en triptófano que relaja, reduce la ansiedad y mejora el humor. También se debe incluir frutas frescas sobre todo el plátano y frutos secos como nueces y almendras. Vamos, que si estamos hinchadas por la retención de liquidos, se aumente por sobrepeso.. Eso sí, el chocolate es mano de santo!!!

- Tomar un vaso de leche caliente ayuda a calmar las molestias cuando no son muy fuertes, ya que el calor favorece la circulación sanguínea y descongestiona la zona pélvica. O_O, todo eso hace un vaso de leche??
HOMBRES DEL MUNDO, OS DOY UN CONSEJO!!! Cuando estemos con el SPM, aumentad vuestra dosis de paciencia, de cariño, de mimitos, y tened siempre a mano CHOCOLATE, para calmar las hormonas a tiempo. ;)

domingo, 7 de noviembre de 2010

La playa de los ahogados - Domingo Villar

La playa de los ahogados ha sido un regalo de cumpleaños de una buena amiga. Ella misma me lo enseñó mientras cotilleábamos en una librería, y la sinopsis me gustó. Así que cuando al abrir el paquetito, lo vi, me llenó de alegría.

Domingo Villar ha creado a un inspector de policía muy creíble, no llega a ser un anti-héroe como el protagonista de los libros de Henning Mankell, ni un prepotente como Sherlock Holmes que todo lo sabe, sino que es una persona normal, insistente y con una buena materia gris como diría el conocido Hercules Poirot.
Leo Caldas es un inspector gallego, cuya vida está dedicada exclusivamente al trabajo, cosa que no comparten ni sus compañeros, ni su familia, pero eso hace que llegue al final de los casos en los que se ve envuelto.

En una playa gallega, es encontrado un cadáver que a simple vista parece haberse suicidado, pero la forense descubre un hallazgo que lo hace imposible. Aquí comienza el lento caminar de Leo Caldas y su compañero Rafael Estevez, un singular ayudante que me recuerda a un Sancho Panza algo más bruto, pero con más luces e igual corazón.

Al principio se me hizo un poco lento, tengo que confesarlo, no estaba acostumbrada a esa forma de narrar. Domingo no es el autor que te engancha con tensión, agobios ni amargura; sino que lo hace introduciéndote en la historia, en el entorno, haciéndote participe de la vida de cada uno de los personajes de la historia. Una vez te ves inmersa en la trama, no puedes dejar de leer.

No solo vas desentrañando el caso policial conforme vas leyendo, sino que además descubres esa maravillosa tierra, Galicia. Nos deleita con la forma de vivir, la forma de ser de su gente, la gastronomía.... poco a poco vamos cayendo enamorados de esa patria.

El caso policial es complejo, enrevesado, con muchas dudas, muchos sospechosos, pero sin nada claro. Tiene su pequeño puntito paranormal, puesto que estamos en Galicia, y esto es como las meigas, que haberlas, haylas. :p Recordad algo, allí no se toca madera cuando se habla de "aparecidos", sino hierro, y debes escupir en el suelo, jeje.. pero en el suelo, evitad hacerlo en los zapatos del ayudante, que os ganaréis un coscorrón. :p

Es un libro interesante con una estructura peculiar, puesto que los capítulos no están numerados como tal, sino que en cada comienzo, hay una palabra con sus acepciones según la RAE. Y esa palabra es elegida según el tema a tratar en el capítulo.

Recomendable.

jueves, 4 de noviembre de 2010

Matando al bache literario, a base de carcajadas.

Llevo un par de semanas que no logro concentrarme en la lectura, y no hay nada que me de más coraje. Intentas leer, y ves como los capítulos se suceden lentamente, muy lentamente. No es problema de la novela, al revés, tiene muy buena pinta, es solo que... en fin... tengo un bache literario. Leo, pero lo hago demasiado lento y sin ganas.

Por las noches me es imposible concentrarme en nada, no se si por la mosca Tse-tse esa, que parece que me ha picado, las preocupaciones laborales, o qué; pero no hay quien tenga el momento de paz tan ansiado por un lector: terminar la cena, tirarte en el sofá con tu libro y tu mantita, y disfrutar.  

Así que he encontrado la cura momentánea para luchar contra la distracción neuronal: las películas. Eso sí logra absorberme, sacarme de la rutina, reír, porque evidentemente estoy buscando comedias. Como no me apetece nada contemporáneo, estoy rebuscando en las películas clásicas. Así el otro día tocó Hatari, ayer o antes de ayer, El hombre tranquilo, y hoy ha tocado la Fiera de mi niña
A carcajadas!! Así he terminado.

Es una sucesión de momentos tiernos, divertidos y singulares, y eso sí, Cary Grant está para comérselo. No, no de rico (que también) sino de gracioso, dulce y extremadamente paciente. Prometo que si me hacen a mí algo parecido, terminaría en un psiquiátrico como mínimo, o bien en la cárcel, pero por haber matado a la chica. Dios!!! Que lianta!!!! Jajajajajaja. Qué risas me he echado.

Pelotas de golf, coches, perro, leopardo, cárcel, piedras, abogados, dinero, boda, tía.... A carcajadas!!
Una película maravillosa para reír y disfrutar.