Páginas

lunes, 6 de diciembre de 2010

Maldito Karma, David Safier

Me encuentro en un verdadero dilema, no sabría donde encuadrar Maldito Karma; no sé a qué género acoplarlo, puesto que es difícil de encasillar.
Es un libro diferente, que no sigue ningún canon preestablecido, tiene identidad propia y la verdad es que es una identidad brillante.

Lo primero que llega como lector, es la portada, sobre todo en mi caso, como veterinaria que soy, se me fueron los ojitos detrás del libro al ver cuatro animales, dispuestos como pirámide encima de una cama: un perro, un gato, una cobaya y una hormiga.
Ya solo con la portada, sabemos que humor no va a faltar en la historia. Y no, no nos engañan, es un libro divertido, ameno, chispeante.

A simple vista, podríamos calificarlo de “tonto”, de ñoño, sin sustancia, pero en cuanto empiezas a leer, te das cuenta que tiene mucha moraleja entre sus párrafos. Es un libro que te hace pensar y reír a partes iguales, pero no hay que dejar de pensar que tiene mucho de fantástico, así que tenemos que levantar un poco los pies del suelo, y dejarnos llevar.

Quizás los personajes no estén muy conseguidos, pero es que curiosamente, no son importantes en la trama, puesto que no hay tiempo para centrarse en ellos. Vas cambiando de una escena a otra a un ritmo trepidante, y además siempre ocurre algo más enrevesado y sorprendente, que hace que te olvides de ellos.

La historia es el ascenso que debe seguir, una conocidísima presentadora de TV recién fallecida, para llegar a ser algo de nuevo en la vida de su hija. Teniendo en cuenta que el autor se basa en la reencarnación, va pasando de un animal a otro, según el karma conseguido.

Es divertido, ilógico, trepidante y caótico, pero entretiene que da gusto, y se lee de una sentada. Recomendable para pasar un buen rato a carcajadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario