Páginas

martes, 26 de octubre de 2010

Paul Simon, el maestro artesano - Javier Márquez

Las biografías han sido una de las cosas que siempre me han echado para atrás. Algunas de ellas llegaron a mis manos y todas me parecían iguales: una sucesión de datos sin interés para el lector, dispuestos como si fuera el listín telefónico de las páginas amarillas.
Sin embargo hubo una que me sacó del error y que me cautivó: Rat Pack, viviendo a su manera. Javier Márquez me demostró que una biografía podía ser igual que una novela, es decir, podía engancharnos, hacernos vibrar y disfrutar. Viví cada uno de esos momentos que describe Javier, como si hubiera estado en esa época y me quitó el miedo a emprender la lectura de una biografía.

Hoy he querido conocer un poco más a Paul Simon. Sí, juego con ventaja, es del mismo autor; pero así no me sentiré defraudada y no volveré a cogerle miedo a las biografías. :p
Hay una cosa que me sorprende de este escritor, y es la manera de narrarnos los hechos. Se nota que se documenta bastante antes de escribir, puesto que cuando lo hace, es como si estuviera hablando de alguien muy conocido: un familiar, un amigo, un vecino… Y eso consigue trasmitírselo al lector, con lo que este se siente más cercano al personaje, más metido en la historia.

Sé que tiene otra biografía del dúo Simon & Garfunkel, pero esta que he leído, es solo y exclusivamente de Paul. Evidentemente no se puede hablar de Paul sin hacerlo de Garfunkel, pero digamos que se centra más en él. ¿Será que al autor le gusta más Paul que Arthur? Sería una buena pregunta que hacerle, pero creo que la respuesta sería afirmativa.

Otra cosa que tiene Javier, es que saca a relucir TODO del personaje, lo bueno y lo malo. No lo endiosa, no habla de él como mito, sino como persona; con sus virtudes, sí, pero también sus defectos. Nos relata los éxitos cosechados, pero también los golpes negativos que sufrió en su vida personal y artística. Sus coqueteos con la droga, su depresiva forma de ser, y cómo influía todo ello en su música.
Lo que más me asombra de Paul, es que a pesar de todos los reveses que se llevó en su vida, nunca se dio por vencido, siguió creando, buscando, investigando para conseguir su objetivo. No se dejó llevar por los fracasos matrimoniales, ni por la relación difícil y alternante con su compañero Arthur, si no que siguió buscando formas de conocer nuevos sonidos, instrumentos, voces…

Logró ser reconocido internacionalmente por su trabajo, consiguió una vida personal estable y rehízo las paces con su buen amigo, Arthur Garfunkel. Os dejo la frase que pronunció Paul Simon en 2001 dirigiéndose a Garfunkel: Lamento el final de nuestra amistad y espero que un día, antes de que muramos, podamos hacer las paces. Esa reconciliación tuvo lugar en 2003, cuando Simon & Garfunkel recibieron el premio Grammy honorífico a toda su carrera.

Aunque personalmente sigo prefiriendo Rat Pack, esta biografía ha conseguido acercarme a un cantautor casi desconocido para mí, y Javier Márquez ha seguido demostrándome, que se puede disfrutar con este tipo de libros.

2 comentarios:

  1. Jo, muchas gracias Violeta. Una crítica increible de este libro, chiquito pero que preparé con cariño y esmero para la revista Efe Eme. Me alegro de que no te aburrieras demasiado. Un besote

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti por darnos la oportunidad de conocer a estos artistas.
    Besos

    ResponderEliminar